¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog de Rankia
Novedades y eventos de la comunidad de Rankia.

Eurobank: Mi historia

Mi historia no es muy distinta a la de otras tantas familias, más concretamente 70.000, de las afectadas por el caso Eurobank. Para muchas personas no somos más que un número, para el Fondo de Garantía de Depósitos quizá el 147 de los x que van a garantizar, pero detrás de estos números nos encontramos diferentes historias o mejor llamarlos dramas familiares.

Mi familia se hizo cliente de Eurobank a finales del año 2002. A mis padres se les terminaba una imposición a plazo fijo que tenían en Caixa Sabadell y decidimos mirar otras entidades para lograr mantener el valor de sus ahorros. Estos ahorros son los destinados a complementar su jubilación.

Mi padre era muy reacio a los bancos por Internet y decidimos poner el dinero en una entidad con sucursales físicas en Barcelona y que nos diera rentabilidad.

En “La Vanguardia” por aquel entonces anunciaban el producto “Extra Depósito” de “Eurobank” que daba una buena rentabilidad para 3 meses. Me informé telefónicamente en el Banco de España al que pregunté por Eurobank y me dijeron que era seguro, tanto o más seguro que Ing Direct, entidad por la cual también pregunté ya que allí tenía depositados mis ahorros.

Basándonos en esta información, de la que yo desgraciadamente me fié, nos pareció buena idea ir a ver que ofrecían en “Eurobank” para plazos más largos. Me atendió un asesor personal de cuyo nombre no quiero acordarme, pero me acuerdo, al que le expliqué que quería un producto a 3 años sin nada de renta variable, ni nada que supusiera riesgo y que diera intereses anuales si podía ser. Finalmente cuando fui a firmar los papeles con mis padres elegimos el “Deposito Premium a 3 años”.

Al cabo de una semana de haber contratado el depósito, mi asesor me llamó para ofrecerme otro producto con mayor rentabilidad. Le indiqué que no teníamos más dinero para invertir, pero él me dijo que se podía cambiar la inversión si nos interesaba más este otro producto. Me aseguró que era mejor y me pidió que lo mirara.

Como trabajo en Barcelona y las oficinas estaban abiertas por la tarde me pasé y me leí la nueva propuesta de depósito. No me gustó, tenía 2 inconvenientes:

- No daba opción a cancelarlo, lo cual no nos interesaba para nada ya que queríamos poder disponer del dinero si lo necesitábamos y
- Aparte iba asociado a acciones de Excell Life, acciones que verbalmente mi asesor  me aseguró que la entidad recompraría cuando yo quisiera venderlas.

Todo esto lo averigüe yo por mi propia iniciativa al tener la paciencia de leerme el contrato ya que el asesor sólo me hablo de su rentabilidad. Afortunadamente le dije que no nos interesaba. Gracias a esta decisión no tenemos un producto de las Mutuas.

El banco tenía como norma general, por lo que he podido deducir hablando con otros afectados, ofrecer después de captado el cliente algún producto de las empresas de Pascual Arxé sin protección del Fondo de Garantía de Depósitos (las Mutuas o Excell Life).

El proceso de liquidación y la suspensión de pagos

Pasaron 9 meses sin incidencias ya que el dinero estaba a largo plazo y no generaba intereses hasta el vencimiento. Casi no recibíamos extractos de Eurobank pero era normal.

Llegó este verano y cuando estaba acabando mis vacaciones en Madrid fui al Reina Sofia a visitar las obras que estaban allí y por casualidad me regalaron la Vanguardia. Era el sábado 26 de Julio, me acuerdo perfectamente, vi en la página de Economía con asomo y mucho miedo que "Eurobank" había decidido cerrar e iniciar una liquidación ordenada. Ni que decir que en todo el viaje de vuelta a Barcelona, el domingo, no pude dormir ni descansar pensando en que los ahorros para la jubilación de mis padres los teníamos allí.

Al día siguiente, Lunes, me pasé por las oficinas de la Rambla. De liquidación ordenada aquello no tenía nada. La gente se amontonaba delante de la puerta y pedía explicaciones. En la puerta había una nota informativa del Banco de España anunciando la alta liquidez de la entidad, pero nadie que no fuera del banco para informar.

Logré hablar con mi asesor personal que me aseguró que no había ningún motivo para preocuparse, que como íbamos a preocuparnos si él tenía su trabajo y todos sus ahorros en Eurobank y no estaba intranquilo. Ahora me pregunto: ¿tendría sus ahorros o ya los había reembolsado? ¿quién pacta la paz social con una empresa que dispone de todos sus ahorros? Afirmaba también que el banco iba viento en popa y que sólo se liquidaba por decisión del presidente, no por razones económicas.

Estos argumentos parecían convincentes pero la realidad era que el banco cerraba y a mi ya me podía contar misa. No había visto en mi existencia ningún banco que cerrara y se lo dije. No supo que contestarme y aprovechó para hablar con otro cliente que también le pedía explicaciones.
Ante mi insistencia en cancelar el depósito, me aseguró que esto no era posible porque por orden del Banco de España los depósitos no los podían cancelar y me volvió a decir que estuviera tranquila que el dinero estaba seguro.

Al cabo de poco tiempo buscando por Internet descubrí el foro de Rankia y gracias a éste logré estar informada en todo momento de lo que acontecía y de lo que los afectados íbamos descubriendo sobre las relaciones nada tranquilizadoras entre las empresas de Pascual Arxé.

El día 16 de agosto supe que el banco había presentado suspensión de pagos y allí se acabaron las pocas esperanzas que tenía de no perder el dinero de mis padres.

El porqué de mi indignación

El producto que contraté es de Eurobank, un banco supervisado por el Banco de España, y está cubierto en una parte por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta 20.000, pero no totalmente ya que 10.000 euros adicionales no están cubiertos.

Ahora tengo los ahorros de mis padres perdidos en una parte o atrapados hasta finales del año 2005, sin posibilidad de rescate y sin intereses.

Nunca creí que esto pudiera pasar en un país europeo, creía que estos tejemanejes y engaños sólo se podían dar en repúblicas bananeras con un alto grado de corrupción. También esperaba que cuando los políticos y responsables se pronunciaban pidiendo tranquilidad tuvieran un ápice de razón.

El señor Homs afirmó la solvencia de Eurobank para responder a sus pagos y mis padres votantes de CiU y catalanes de toda la vida lo creyeron y me dijeron que no me alarmase.

Por desgracia la realidad me ha mostrado la verdad. En España no te puedes fiar de las afirmaciones del Banco de España, ni de su control sobre las entidades de crédito, ni tampoco de la labor supervisora de la Generalitat.

Los afectados: los grandes olvidados

Cuando se habla del cierre del banco se habla en términos monetarios y asépticos, se nombran los plazos de pago, se barajan cifras y porcentajes de clientes pero detrás del cierre hay miles de personas afectadas en mayor o menor medida, verdaderos dramas humanos que merecen atención, respeto y ayuda.

Mi caso es muy light comparado con otros que he visto. Gente que ha supuestamente perdido totalmente sus ahorros al contratar el producto “Inversión Creciente” que ahora, ¡voilà!, ¡sorpresa!, resulta que es de una mutua de la que no les informaron y no está dentro del Fondo de Garantía de Depósitos. Gente, por tanto, que viven en un estado de intranquilidad permanente ansiando recuperar su dinero.

Y gente que, simplemente, con lo que le cubre el fondo no tiene ni para empezar. Por ejemplo, hay parejas que tenían el dinero para el piso en el banco, habían pagado las arras y ahora se encuentran que han perdido el piso, las arras y el dinero que tenían depositado. No pueden pagar la entrada o simplemente tienen que pagar una cuota de hipoteca al mes mucho más elevada de lo que habían previsto y por tanto no llegan a fin de mes.

Pero conozco casos aún más graves:  un afectado que tenía el dinero guardado para que le realizaran una operación para curarle un tumor cerebral. Este señor lo último que tiene es tiempo y si no se le ayuda perderá la vida por culpa de la ineficacia y lentitud del sistema financiero.

Supongo que hay algunos casos más entre tantos afectados asuntos de vida o muerte que no tienen espera. También hay mucha gente mayor, gente ahorradora de toda la vida que se han fiado de los asesores del banco y a los que les han vendido acciones, productos de mutuas y lo que han querido sin ningún control por parte de nadie. Gente que ahora se siente perdida y desesperada y que tiene que medicarse para llevar una vida mínimamente normal. En definitiva hay gente que ha quedado muy mal no sólo económica sino también psicológicamente y esto no tiene nombre, es indignante.

El asunto del cierre de un banco es una cosa muy grave afecta a la vida de miles de personas y en este caso aparte de cambiarla, hay gente a la que que además ya le han hundido la vida.

Mi opinión sobre la trama y posibles soluciones

Una cosa es que te roben por la calle otra es que haya una apropiación indebida de tus ahorros en un banco. Me parece un asunto muy grave que ha de tener consecuencias políticas y sobretodo una solución para las miles de familias afectadas.

Cuando digo apropiación indebida lo digo porque todo hace indicar que se trata de una estafa, ya que todas las empresas están interrelacionadas accionarialmente entre sí y desembocan en una empresa fantasma en Luxemburgo (paraíso fiscal europeo), propiedad también del señor Pascual Arxé. Ojalá me equivoqué y esto no sea así pero todo hace pensar lo peor.

Si esto no se soluciona el sistema financiero español creo que quedará tocado irremediablemente, sobretodo la confianza en la labor del Banco de España, institución que ha tenido un comportamiento nefasto durante toda la crisis.

“Eurobank” se supone que estaba controlado, la pregunta de los afectados es: ¿Qué hizo el Banco de España realmente para evitar la catástrofe después de tantas inspecciones? La respuesta evidente es nada, absolutamente nada. ¿Esperar a que la entidad tuviera más clientes para arruinar a más gente? Supongo que no era esa su intención, pero es lo que se ha logrado.

“Eurobank” ha pasado en menos de 2 años de 6.000 a cerca de 70.000 clientes, actuando la OCU como prescriptora principal de los productos de la entidad. Y ahora “Eurobank” presenta suspensión de pagos. Esta catástrofe se podía y se debía haber evitado.

Ya que no se ha podido evitar es necesaria una ampliación en la cuantía del Fondo de Garantía de Depósito que nos equipare al resto de países europeos y una mayor facilidad y rapidez en el pago a los afectados sobretodo en el caso de los depósitos a largo plazo.

La Generalitat por otra parte también tiene que asegurar los pagos a los afectados de las Mutuas y cerciorarse de que esta lamentable situación nunca más se vuelva a repetir.

Sólo de esta forma podremos volver a recuperar la confianza en el sistema bancario español.
Acerca del señor Pascual Arxé y sus inmediatos colaboradores creo que deberían ser juzgados por presuntos cargos de estafa, apropiación indebida, engaño, falsedad documental y complicidad en el delito. Sé que esto es difícil, pero la gravedad del presunto delito cometido lo debería hacer viable.

En cualquier caso, ésta no es la prioridad de los afectados. La prioridad de todos los afectados, como no, es recuperar sus ahorros hasta el último euro y salir de esta pesadilla que empezó el día que confiaron en el sistema bancario español y las recomendaciones de la OCU y pusieron sus ahorros en Eurobank.

El futuro de los afectados

El futuro de los afectados depende en gran parte de ellos mismos. La única forma de recuperar los ahorros es luchar por ellos y ser constantes en la lucha. No se puede delegar todo en asociaciones que aunque muy útiles no pueden realizar la labor de presión social y recordatorio que todos los perjudicados podemos y debemos realizar. Por tanto la movilización de los afectados es imprescindible. Y en esto todos hemos de estar muy mentalizados. Si nosotros no nos movemos y reclamamos nuestro dinero nadie lo hará.

Una buena organización de las comisiones y plataformas de afectados de cada ciudad es imprescindible así como la unidad y el trabajo de todos y cada uno de los afectados y de amigos y familiares no directos. Es también realmente vital no dividirse en pequeños grupos de afectados a la hora de reclamar, ya que el número de afectados es, quizás, nuestra mayor fuerza.

Creo que cada vez hay más afectados que se van dando cuenta de que han perdido sus ahorros y que esto no es una situación transitoria. Pero una cosa es perder los ahorros, otra muy diferente es resignarse a ello y a esto yo y la gran mayoría de afectados no estamos dispuestos. Este dinero lo hemos ganado honradamente, a base de muchas horas de trabajo y esfuerzo como para resignarnos a que nos lo arrebaten. En este dinero hay muchas ilusiones y planes que no queremos ni podemos perder y si tenemos que estar meses o años detrás de él, lo haremos, pero lo recuperaremos.

Os invito a todos a exponer vuestra historia a continuación, sólo tenéis que “Añadir un comentario” a este artículo.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar