Día de resaca post-comunicado de la Reserva Federal de Estados Unidos en el que se anunció  la nueva inyección de liquidez en el sistema financiero. El plan Bernanke intenta provocar un aumento del nivel de precios en la renta variable bajo la creencia de que si ésta aumenta de precio provocará confianza en la economía y de rebote el incremento del consumo (la base del sistema). Todo esto se ha traducido en un rebote considerable y generalizado en todas las bolsas del mundo exceptuando el Ibex 35 que ha cerrado con una subida bastante modesta del 0,32% en los 10.602,80 puntos, SANTANDER y BBVA han impedido, una vez mas, que el índice subiera con más claridad. El Ibex 35 sigue enclaustrado dentro del canal alzista iniciado en septiembre y por debajo de la recta directriz bajista iniciada el 25 de octubre, tal y como se puede apreciar en el gráfico adjunto :
 

 

Está desarrollando una pauta correctiva dentro del canal alcista, es decir, se encuentra en una situación de lateralidad alcista. Existen dos niveles que hay que vigilar mañana y son, como indico en el gráfico, los 10.840 y los 10.550 puntos. Los 10.840 puntos representan la ruptura de la recta directriz bajista, o lo que es lo mismo, un cierre por encima de este nivel habilitaría al índice para subir al próximo nivel significativo que está entorno a los 11.100 puntos. Los 10.550 puntos representan la ruptura de la línea inferior del canal alcista y un cierre por debajo de este nivel de precios nos indicaría que la fase correctiva iniciada en octubre sigue en vigor.

Todo dependerá de como se comporten mañana los índices americanos, especialmente el S&P 500. Tanto el S&P 500, como el NASDAQ 100, NASDAQ COMPOSITE y DOW JONES INDUSTRIAL están muy sobrecomprados y no han experimentado corrección alguna desde agosto. 

Decía al principio que el objetivo del plan Bernanke era provocar un aumento del nivel de precios en la renta variable americana, reacción que sin duda se producirá, ya que los Bancos Centrales son los únicos que pueden batir al mercado, eso sí, es condición necesaria, que antes de que se produzca una reacción contundente, los índices salgan de la sobrecompra en la que están inmersos desde hace semanas, esto es, que se produzca una corrección. Para que esto se produzca tiene que haber un detonante, y ese detonante podría ser la publicación mañana del informe mensual de empleo. El consenso de mercado espera una tasa de paro del 9,6% y que se creen 60.000 puestos de trabajo. Lo normal sería que si no se llegara a estas cifras esperadas, el mercado reaccionara negativamente y bajara con fuerza, pero en este punto hay que decir que el informe del mes anterior fue peor de lo esperado y los índices ni se inmutaron. Tendremos que estar muy atentos al S&P 500 y al nivel de precios 1.170 y 1.220 soporte y resistencia fundamentales para saber que harán los precios en el más estricto corto plazo.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar