Greenspan y la crisis de las hipotecas subprime

Esta semana, no recuerdo exactamente que día, me acababa de levantar y como casi todos los días,  puse la radio para escuchar las noticias. Bastante taciturno todavía, no le presté demasiada atención a lo que el locutor decía a través de las ondas, hasta que dijo algo que hizo que me espabilara como si de repente me hubiera tomado medio litro de café :

"El ex presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos declara (en no se qué medio de comunicación) que con el déficit actual que hay en Estados Unidos se puede producir una crisis en los bonos".

Me espabilé de inmediato fruto de la indignación que me produjo que este sujeto viniera ahora dando lecciones de economía y prudencia económica, máxime si es él el máximo responsable de todo lo que está pasando en la economía mundial. Sí, este señor es el responsable de la burbuja financiera, de las hipotecas subprime y de los derivados de crédito que nos han llevado a la situación actual.

Alan Greenspan estuvo al frente de la FED en el período comprendido entre 1987 y 2006, durante el " reinado " de los presidentes Ronald Reagan (impulsor de la desastrosa y excluyente sanidad privada), George H. Bush, Bill Clinton y George W. Bush.

Desde siempre, se manifestó en contra de la supervisión y regulación de los mercados financieros ( lo que denominó "mercado libre  ) así como de las políticas de control de precios, es decir, su pretensión había sido siempre dejar a los mercados a su libre albedrío. Ya en 1968 siendo asesor del entonces Presidente Richard Nixon (si, el del Watergate) se distanció del mismo a causa de los intentos de Nixon por implantar una severa política de control de precios.

Durante su mandato al frente de la FED, su máxima directriz fue esta de "dejar que hagan lo que les de la gana" y también impulsar una política fiscal ultra expansiva, es decir, inyectar liquidez a los mercados con la pretensión de que el dinero fluyera a borbotones desde la FED a los bancos y de los bancos al ciudadano de a pie y que con ello la economía se expandiera. El primer revés con el que se enfrentó fue al principio de la década con la "crisis de las punto com", consecuencia evidente del "dejar hacer" y de la inexistente regulación financiera.

Cuando las bolsas se recuperaron del batacazo que supuso esta burbuja y sin solucionar los problemas que la ocasionaron (no le interesaba ni a él ni a sus amigos), puso en marcha la creación de otra burbuja inventando nada mas y nada menos que un revolucionario producto, los derivados de crédito. La fórmula no era demasiado complicada a priori "si usted tiene una casa, tiene un valor, sáquele provecho a ese valor refinanciando su casa y gane dinero", de manera que, mediante campañas publicitarias agresivas incitó a todo el mundo a refinanciar su casa sin ninguna necesidad, solo la de consumir sin razón, es decir, esta iniciativa permitía a la gente de a pie refinanciar su casa y con el dinero obtenido, consumir salvajemente, ¿Les suena de algo?. Pues bien, después de lanzar este producto, la gente que contaba con solvencia económica contrastada, obtenía estas hipotecas fácilmente (ningún problema por que eran solventes) , pero había mucha otra que o bien no era lo suficientemente solvente o bien tenía " cierta dificultad " en demostrar sus ingresos.Para que estos ciudadanos no se quedaran sin su trozo de pastel, el señor Greenspan fue un paso más allá y creó las hipotecas subprime, hipotecas dirigidas a este tipo de gente.

Para cubrirse de los más que posibles impagos, los bancos aseguraron a través de sus propias aseguradoras (más beneficios para el bancos) o de otras, estos créditos; que pasaron a denominarse CD´S. Los bancos con estos paquetes de deuda asegurada se dedicaron a la venta entre ellos de estos productos, es decir, que los bancos se vendían unos a otros los CD´s obteniendo una plusvalía por la misma, compensando así la " dudosa solvencia ". Con el tiempo y con el notable incremento de la venta de estos instrumentos financieros,poco a poco se fueron complicando un poco más, en un principio los analistas de los bancos calificaban esta deuda de una manera simple y entendible (AAA, AA, A+, BB, B- ....) pero poco a poco, y fruto de la avaricia, las calificaciones se fueron complicando un poco más debido sobre todo a que los clientes cada vez eran más insolventes, de manera que las calificaciones cada vez se complicaban más, hasta llegar a ser ecuaciones logarítmicas, exponenciales, que ni ellos entendían, y con todo esto continuaron especulando. Fruto de esto, aparecieron otros productos de difícil comprensión por parte del que los contrataban, los productos estructurados, cuyo funcionamiento era similar al de los depósitos y al de los fondos de inversión. Estos productos "a grosso modo " estaban referenciados a la evolución de ciertas variables, es decir, el que los contrataba obtenía rentabilidad en base a que se cumplieran unas premisas o condiciones a las que estaban sujetas, que por otro lado, era muy difícil que se cumplieran, eran algo así como "si de aquí a x tiempo llueve x veces te daremos tal rentabilidad, pero si en vez de llover, nieva x veces, te daremos x-1, cobrándote por todo ello una comisión de suscripción y una comisión de gestión de 2x y por supuesto, sin hacernos cargo de las pérdidas". Todos estos productos de ingeniería financiera, se empezaron a vender a bancos europeos y de todo el mundo, así como los CD´s, es decir, que el modelo se exportó.También estos mismos bancos  europeos invirtieron  fondos propios  en estos mercados, con el objetivo de obtener píngües beneficios a corto plazo. Fue tal el volumen de estas operaciones que en el momento en que los impagos crecieron notablemente, las aseguradoras no pudieron hacerse cargo de los seguros de impago y amenazaron con declararse en quiebra. Evidentemente, esto afectó a todo el mundo, provocando el estallido de la crisis subprime. En el caso de España, con una elevadísima exposición al sector de la construcción, se tradujo en que los bancos, como consecuencia de sus malas inversiones en el mercado americano, se enfrentaban a una situación de pérdidas mas que elevadas y como primera solución optaron por cortar las líneas de financiación a la gente de a pie y sobre todo a la pequeña y mediana empresa, con las consecuencias que tuvo para el mercado laboral. El resto de la historia, ya la conocemos todos.

Por eso me indigné al escuchar las declaraciones del individuo en cuestión, que ahora se pone el traje de " profeta " vaticinando una futura crisis que esta por venir. ¡¡ Menudo angelito el señor Greenspan !!

Si lo tuviera delante le diría : " Señor Burbujas, calladito está usted más guapo "

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar