7
Este contenido tiene casi 10 años

 

En junio de 2011, se conocían unas conclusiones de Fitch sobre un posible impago de Grecia. Lo que comunicaba la entidad estaba meridianamente claro:

““Fitch reitera que vería como un canje de deuda con problemas de pago (Distressed Debt Exchange, DDE) cualquier mecanismo que reduzca materialmente las seguridades de los acreedores (o poseedores de bonos helenos), y “si el canje es, o aparenta ser, necesario para evitar la insolvencia o falta de liquidez””

En definitiva, incluso cuando lo que se planteaba en el momento era una opción de prolongar la deuda las agencias de calificación decían que esto era un impago inminente; quizás ahora el tema ha cambiado ya que realmente tenemos un acuerdo por el que se acuerda una quita del 50%, que además existen dudas de si será suficiente.

Ahora tendremos que pensar en lo que van a hacer las agencias de calificación, pero lo más probable es que al final traguen también aceptando pulpo como animal de compañía. A fin y a cuentas si todo el mundo se ha empeñado en que es importante el hecho de que esta reestructuración haya sido voluntaria. En definitiva, todo lo que se dijo con total rotundidad era pura mentira.

Como mentira es todo el tinglado de los CDS, En su día había explicado el funcionamiento de estos productos, y teóricamente son seguros, pero un seguro sirve para cubrir un riesgo. En el caso de los CDS, parece que todo está diseñado para que los que en teoría aseguran nunca tengan que pagar, (ya que no podrán). En definitiva los seguros de impago, no son seguros, sino que son instrumentos que se han usado para especular contra la deuda pública, y desde luego para rescatar a distintas entidades, (en 2008 cuando cayó el sistema financiero, se usaron los rescates a AIG para a su vez rescatar a unas cuantas entidades pagándoles un importe superior al que le correspondería).

Por otra parte, resulta que hasta no hace mucho todo el mundo nos contaba que cualquier reestructuración de la deuda pública sería un desastre total y absoluto. Curiosamente, todo el mundo parece haber recibido la quita a Grecia con una alegría totalmente descontrolada, lejos por tanto de ser un desastre mayúsculo. O fue otra mentira en su día hablar de las quiebras o es una mentira pensar que se ha solucionado algo ayer. O incluso queda otra opción mayor; ¡son dos mentiras!.

Todo el mundo sabía que tarde o temprano se iba a llegar a esta situación, (a nadie le puede sorprender), pero de alguna forma se ha estado mareando la perdiz durante bastante tiempo en discusiones tontas, cuando al final resulta que todo el mundo sabía que se iba a salvar el sector financiero. Ayer se ha acordado lo que todo el mundo prometía hasta hace muy poco que no iba a ocurrir, y lo peor es que todo el mundo lo sabía. En definitiva, estaban mintiendo. ¿Por qué?. Pues para ganar tiempo. El tiempo fue importante para conseguir la gran sorpresa que tenemos, resulta que ahora mismo la banca no está expuesta a la deuda griega. Es curioso, porque parece que ¡nadie tiene deuda griega!. Resulta que la banca alemana y francesa no tienen que recapitalizarse y todos los bancos han subido de forma espectacular. Parece curioso que esto coincida con el día en que el sector pierde tanto dinero; pero quizás debamos entender que a lo largo de este tiempo, “alguien” se ha quedado con la deuda griega. En este caso, tenemos básicamente aquellos fondos que la han comprado con un descuento brutal, (que van a hacer un gran negocio, a pesar de que los cambios por los bonos fuesen mejores) y por supuesto como invitado estrella de la historia el Banco Central Europeo. Todas estas discusiones mientras los bancos centrales compraban deudas, les han venido muy bien a la banca para soltar lastre.

Las mentiras y el tiempo se han usado de forma tan grotesca que en mayo de 2010, se acordó la constitución de un fondo de 750.000 millones de euros. Luego de usar el comodín del impacto de esta cifra, resultó que el fondo era de 440.000 millones de euros, pero que a su vez, en realidad era muy inferior, ya que la mayor parte de los 440.000 millones de euros, tampoco existían, sino que eran en realidad lo que garantizaban los países de la unión europea.  Los 250.000 millones del FMI misteriosamente desaparecieron de la escena hace tiempo y jamás se volvió a mencionar el tema.

En julio se amplió el fondo, pero resulta que nadie puso tampoco ni un euro, ya que realmente lo que hicieron los países es incrementar la garantía sobre la deuda del fondo, (España pasó de 50.000 millones a 90.000 millones de garantía). Ahora se habla de apalancar un fondo olvidando que esto ya es el pasado.

El viernes pasado todas las noticias hablaban de que la Unión Europea, pedía más ajustes a España y Portugal. Es la primera vez que España se planta y negocia duramente, (recordemos que en verano se cambió la constitución de forma dramática sin titubear). Por tanto al final resulta que esta vez nos hemos librado. Por descontado, todos tenemos claro que la diferencia con Italia no es otra que el hecho de que estemos a las puertas de las elecciones.

En el mismo sentido se hablaba la semana pasada de que se aplicase un descuento de dos dígitos en la banca española para los ratios de las entidades financieras, que al final se quedó en un dos por ciento, lo que significa que el impacto es mucho menor. Pero ¿un descuento del 2% en la deuda pública?. Por supuesto, otra negociación en la que se han contado unas cuantas mentiras mientras se negocia una cifra que no tiene más realidad que una negociación pura y dura.

En fin, mentiras y más mentiras, para llegar a una situación que recuerda mucho a otra; hubo un momento en el que se acordó que el Banco Central Europeo comprase deuda pública de países en problemas, que se liberaron los primeros 5.500 millones a Grecia y se hiciese un fondo para garantizar los problemas de deuda.

Si nos damos cuenta, estamos haciendo exactamente lo mismo, pero con una subida de las cantidades que tampoco es demasiado importante, y dado que la situación es más dramática que en aquellos momentos, la realidad es que no va a funcionar.

Y mentira por supuesto, es aquella de que todo esto es para que el crédito se reactive, porque todo el mundo sabe que esto no es más que una mentira que no va a funcionar. No deja de ser otra cosa que el dichoso “comodín de la reactivación del crédito”.

  1. #8
    02/11/11 12:20

    Pero , sobre esta gran mentira .....mirar a Yorgos , se está remangando , se está remangando....
    Grecia está planteando un pulso a angie y sarko......
    Valiente el tipo éste.

    No tengo claro si la valentía tiene más de nobleza o de un simple caradura en este caso.

    ¿Y si el pueblo griego estuviera pidiendo auxilio?
    ¿Estamos en disposición de negar el pan el agua y los medicamentos?

    ¿Con mentiras y apuestas estamos construyendo Europa , el euro....?

    Patético panorama.

  2. en respuesta a Neosolon
    -
    #7
    30/10/11 02:08

    Hace casi 2 años escribí también un comentario relacionado con este tema:

    "cambio
    19 de Enero de 2010 (00:06)

    Desde hace un tiempo a esta parte, yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla.

    Bueno, vale… Imaginemos otros mundos.

    Pensemos en los acontecimientos pasados, Hagamos memoria. Veamos a los dirigentes nuestros y de otros lugares, veamos a los dirigentes del pasado. ¿Qué han hecho, cómo se han comportado, qué dijeron a la sociedad? ¿Cómo fue la sociedad durante las épocas anteriores, cómo es ahora?

    Primero fueron políticas de poder, a través de ejércitos y religiones, de movimientos de masas. Reyes, nobleza, aristocracia frente al populacho, de campesinos, mercaderes y oficios varios, frente al pueblo que lucha por sobrevivir.

    Le siguieron las políticas de poder, mediante economías mas elaboradas, banqueros (como los Fugger), asociaciones mercantiles, grandes compañías. El pueblo seguía siendo mas o menos el mismo.

    El creciente intercambio mercantil abrió las puertas a la necesidad de una nueva clase social que ya no sólo luchara por sobrevivir, sino que además dispusiera de un excedente con el que poder adquirir los nuevos productos.

    Después llegó la Revolución Industrial, fábricas, obreros, pobreza, miseria, pero también una clase media con excedentes y algo más culta.

    La población mundial crece de forma exponencial. Se producen nuevos productos alimentados por los avances tecnológicos. Y se producen cambios en los hogares. Llega el frigorífico, el coche, la lavadora, la televisión. Entramos en la sociedad de consumo. Un excelente negocio se abre al aumentar el poder adquisitivo de las familias.

    La sociedad se hace más culta, consciente de sus deberes, pero también cada vez más consciente de sus derechos y se hace más reivindicativa.

    La sociedad ha cambiado, está más informada, y para paliar ese “contratiempo” se necesitan y se crean medios mas elaborados para conseguir manipularla… Pero el poder, sus objetivos, siguen siendo los mismos, solo han cambiado la forma de ejercer el poder, pero siguen siendo los mismos.

    Ahora el pensamiento político cree que en el conflicto radica el progreso de la sociedad y cree que el poder no existe para dar cumplimiento a los principios de justicia, igualdad, libertad y fraternidad, sino que… existe para ejercerlo.

    Y en este contexto es como debemos valorar las medidas económicas que se deciden y por qué se deciden, sus motivaciones. Solamente hay dos formas de que se cambien esta forma de hacer política económica: encontrando otra política con la que el poder consiga más beneficios (independientemente de que la sociedad gane o no), o llegar a un punto en el que no les quede más remedio cambiarla si siguen queriendo permanecer en el poder.

    Hemos llegado hasta aquí.
    Ahora queda lo más difícil: Imaginad otros mundos, pensad a dónde queremos llegar y cómo lograrlo. Cuando lo veamos podremos conseguirlo. Por ahora este saludable blog es como un soplo de aire fresco. No es mucho, pero es algo,… que ya es bastante.

    Hasta que ese mundo llegue, tendremos lo mismo que pudo leer en una carta Francesco Guicciardini en mayo de 1521:

    "desde hace un tiempo a esta parte, yo no digo nunca lo que creo, ni creo nunca lo que digo, y si se me escapa alguna verdad de vez en cuando, la escondo entre tantas mentiras, que es difícil reconocerla”…

    Nicolás Maquiavelo"

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/428504-que-hacemos#comentario_428525

  3. en respuesta a Neosolon
    -
    #6
    30/10/11 02:00

    En la historia de la humanidad la mentira ha estado siempre presente en toda clase de dirigentes de un pueblo, justificándola en la propia naturaleza humana (para los gobernantes) simple, perversa y mentirosa.

    Al principio los jefes tribales, reyes y emperadores controlaban a su pueblo asociando su gobierno al poder divino (mediante la culpa por el pecado)... ahora muchos gobiernos controlan a su pueblo asociando su poder a la democracia (mediante la responsabilidad ciudadana).

    A este pueblo simple que siempre se deja engañar, al que no se puede esperar que cumpla sin coacción con sus deberes, que es volátil y no guarda por mucho tiempo fidelidad a las creencias instauradas por el poder...

    ...a este pueblo un gobierno debe mentirle (manual de mesita de noche del “buen” político).

    La mentira es necesaria para el control de la información y de la libertad individual de cada persona... para conseguir una sociedad sumisa y obediente.

    En muchas ocasiones y con el paso del tiempo la mentira no cala solamente en el pueblo, sino que también termina por creérsela el gobernante, considerando que es su deber y consiguiendo así tener la conciencia tranquila.

    Eso sí, la mentira es un derecho de uso exclusivamente de los que ostentan el poder... sin que cualquier otra persona pueda utilizarla, ya que podría ser objeto de sanción y sometimiento a la justicia.

    En ocasiones, la mentira no es suficiente para mantener el control. Un gobierno sabe que a veces la sociedad se resiste, no se mantiene dentro del camino trazado por el poder y deja de creer en sus convincentes mensajes... entonces ese gobierno debe estar preparado para hacerle creer de una forma más contundente.

    Este conflicto permanente entre la necesidad del poder de mentir y el deseo del pueblo de saber la verdad tuvo un claro ganador e hizo que la sociedad diera por perdida la batalla, adoptando una microinteligencia social que le permitiera sobrevivir, salir adelante y disfrutar de un ficticio y engañoso grado de libertad.

    Entonces...

    ¿No hay nada que hacer? ¿Todo está perdido? ¿Es inútil seguir intentándolo?

    Hay una esperanza.

    El poder ha mejorado y perfeccionado la ejecución de los mecanismos de control mental y de coacción de los pueblos, ya que cada vez le es menos necesaria la utilización de la fuerza para mantener la sumisión de los ciudadanos… pero la forma de gobernar se ha quedado arcaica, no ha evolucionado, no ha dado un salto de calidad positiva en el mismo orden que la sociedad.

    En cambio, la sociedad ha evolucionado mucho cualitativamente desde los primeros asentamientos colectivos… y, en este sentido, está mejor capacitada para intentar conseguir los cambios necesarios en la forma de gobernar y lograr una sociedad mejor.

  4. #5
    29/10/11 17:56

    Has comentado algo sobre la constitución y no estaría nada mal recordar que la Constitución de 1978, que ha sido azulado desde la desleltad constitucional de poderes neofeudales de las comunidades autónomas, pero tambien desde la responsabilidad gobernante en otras ocasiones con el agravio de la permivisividad a partir de 2004 de los nuevos estatutos de la autonomía, una degradación de nuestra joven democracia que...ha sido invadida por el partidismo político en un intervencionismo sin fin... que aún no sé en donde desemboca problamente como dices en una escondida mentira.
    Saludos

  5. en respuesta a Cambioyev
    -
    #4
    29/10/11 12:44

    Dice un viejo adagio tolteca, que para que una mentira parezca verdad, basta con repetirla muchas veces...mientras que la verdad auténtica luce como el sol por si misma.

    Cuando es de día es de día y cuando es de noche es de noche...no hace falta insistir. Por otro lado, como tú bien dices, el dinero es un medio y no un bien, pero a base de tanto repetírnoslo hemos acabado considerando el dinero como el bien más preciado...y naturalmente rescatamos Bancos, que son el reflejo del dinero y dejamos caer a las personas...que ahora parecen ser sólo medios en el entramado capitalista.

    Rescatamos Países y Bancos, y mandamos a la gente al paro...menuda ecuación.

    Y claro seguirán las mentiras, las argucias y las estratagemas...y nos seguirán vendiendo la moto, como decía el título de un libro de Noam Chomnsky...

    Desgraciadamente, a mì en particular, me queda esa sensación de que todo lo que nos cuentan es mentiras disfrazadas, mentiras edulcoradas, mentiras mentiras...y nos las van a repetir hasta que nos las creamos.

    Gracias Tomás por tu gran labor...

  6. #3
    28/10/11 17:42

    El sistema financiero actual es un juego. Es un gran casino mundial con cartas marcadas y ruletas trucadas, un juego de mentiras y de apariencias.

    Algunos lo saben, juegan y ganan siempre. No hace falta decir quiénes son...

    Otros no lo saben con certeza, prefieren pensar que el sistema financiero se rige por reglas honestas... pero, quieran o no, se ven obligados a jugar y a perder. Son el pueblo...

    Los que ganan, dicen que el dinero es escaso, que la sociedad tiene que aportar el dinero que falta... porque es responsable de los excesos cometidos durante la fiesta... y porque no queda otra posibilidad para evitar que la economía se hunda...

    El dinero NO es un bien escaso... Entre unas cosas porque no es un bien, sino un medio... y entre otras porque es un invento derivado del progreso de la humanidad.

    Dicen que sin dinero no hay trabajo...

    Yo creo que más bien es que... sin trabajo no hay dinero.

    Lo que cuenta para que haya trabajo y producción, inversión y consumo, formación y mejora, investigación y progreso... no es más que cerca de 7.000.000.0000 de pares de manos en todo el mundo dispuestas a ello.

    Esta (todas estas personas con potencial para producir y crear valor) es la gran base de la economía, de todo lo que existe y puede existir.

    El sistema financiero debe ser un medio para asignar los recursos humanos y productivos de forma más eficiente y para ayudar a determinar el valor de cada recurso en la economía.

    Pero... ésto no es lo que tenemos ahora.

    En la actualidad el sistema financiero es la excusa perfecta para justificar una nueva redistribución del dinero (entendido como derecho a disfrutar de bienes y servicios) desde el pueblo hacia una élite embriagada de poder y opulencia...

    Una élite que, gracias a las burbujas y a la deuda generada artificialmente sobre la sociedad, se ha auto adjudicado el derecho, a través del desvío de grande sumas de dinero, a disfrutar de los mejores trabajos (sueldos estratosféricos, poder para mandar sobre muchos trabajadores, comidas de empresa en restaurante de lujo, torneos de golf para cerrar negocios...), de los mejores bienes (casas, coches, barcos, aviones, tecnología...) y de los mejores viajes de lujo e increíbles experiencias...

    ...todo ello producido y servido por toda una sociedad a la que se le pide sacrificios, se le reduce el sueldo o se le envía al paro y se obliga a que pague la fiesta.

  7. #2
    28/10/11 17:09

    Estimado Tomas:

    Muy buen titulo que representa la realidad social.

    Los ciudadanos cada vez estan más indignados, no solo por la falta de etica, fijate lo que ha sucedido con el exalcalde de León.

    Al final todo es Hipocresia en estado puro. Y esto ya no se sostiene porque los ciudadanos cada dia son más conscientes de las mentiras de los represntantes que no represnetan a los ciudadanos sino a las multinacionales.

    Sobre lo que sucede quiera dejarte con una entrevista a Pascual Serrano.
    http://www.pascualserrano.net/noticias/los-gobiernos-no-son-capaces-de-definir-su-propia-politica-porque-actuan-al-servicio-de-los-mercados

    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar