17

Si una empresa puede elegir la estructura de sueldos del país, libremente estoy seguro, (o casi), que todas y cada una de ellas diría exactamente lo mismo; lo deseable es que los sueldos que se pagan sean los menores posibles, mientras los sueldos de los clientes finales de los productos o servicios realicen sean los más altos posibles.

Supongo que será un aspecto fácil de entender. ¿no?.  Pues la buena noticia es que con la reforma de la negociación colectiva, un buen número de empresas puede acercarse de alguna forma a este ideal. ¿Cómo?. Pues dado que las empresas con problemas pueden descolgarse de los convenios, resulta que en un determinado sector aquellas empresas que sean peores empresas tendrán premio.

Por descontado todo lo anterior, asumiendo como punto de partida que aquí va a ser todo el mundo sincero y que las empresas no se van a inventar situaciones delicadas para forzar a bajar los sueldos a sus plantillas.

Lo curioso del caso es que las peores empresas, (las más ineficientes, las peor gestionadas), y las que tengan un mayor morro, van a ser las premiadas con la posibilidad de pagar menos a los trabajadores. Pongamos los casos que nos den la gana y acordémonos de Viajes Marsan, (claro ejemplo de gestión desastrosa); ¿es normal que viajes Marsan pudiese pagar menos a los empleados que las agencias de viaje que lo estén haciendo bien?. Pues esto es lo que se ha aprobado con las clausulas de descuelgue.

Si a esto le añadimos que resulta que aún por encima pueden despedir más barato; tenemos una curiosa conclusión; ¡en materia laboral, sale más a cuenta gestionar mal que gestionar bien!.

Pero es que podemos seguir profundizando un poco en ciertas paradojas a cuenta de este punto; y para ello, gustaría reconocer el argumento usado de la necesidad de bajar los costes laborales a estas empresas (precisamente por ineficientes). Nos cansamos de oír que los trabajadores deben rebajar lo que pretenden cobrar para ayudar a sacar la empresa de la situación, (aunque en el caso de Marsan el problema es que ya no cobraban nada); pero ¿Qué ocurre con los bancos en estos casos?. ¿Qué ocurre con los proveedores?. Está claro que si el trabajador tiene que reducir sus sueldos o renunciar a la indemnización por despido, o a una parte de esta, por el mismo razonamiento nos encontramos con que las entidades financieras deberían apoyar y rebajar los tipos de interés, y los proveedores deberían darle facilidades, ¿no?.

Curiosamente nadie ha planteado jamás la necesidad de intervenir para tratar de bajar los costes financieros de estas empresas con problemas. De hecho se asume como normal, (y lo es), que estas empresas hayan de pagar una prima de riesgo. Si una empresa entra en problemas o en pérdidas, tendrá que pagar unos intereses muy superiores. En este caso si que hablaremos clarísimamente de aquello de la asignación de los recursos, de riesgos morales y de todas estas cosas que se olvidan cuando hablamos de los trabajadores. ¿Cómo va a ser posible que se incentive el hecho de ser ineficiente?.  En esto, está claro, si un país, una empresa o una persona tiene problemas, nadie plantea reducir los costes de los créditos y se criticará con especial dureza a quien se le ocurra tamaña salvajada. ¡por los mismos que hoy defienden que bajen los sueldos en las empresas con problemas!. ¿Acaso las entidades financieras no tendrían que hacer el esfuerzo que se pide a los empleados?.

Pero es que un poco más surrealista es que la subida de los costes derivados de los problemas viene derivada de un concepto que se llama “Prima de Riesgo”. La prima de riesgo es un tipo mayor que cobran las entidades financieras (o incluso los problemas), a empresas en dificultades, que provocan que las dificultades sean mayores, por lo que curiosamente el primer efecto es que ¡los trabajadores tengan que bajar el sueldo!. Curioso, ¿no?. Por que resulta que aquí tenemos a unas entidades asumiendo riesgos y justificando por ello unos beneficios y unos precios superiores; y luego resulta que se interviene (defendiendo la no intervención) para que los efectos se los coman los trabajadores.

Pero ya que estamos en el concepto de prima de riesgo, resulta que a nadie le extraña que las empresas paguen su prima, o incluso los estados; y todo el mundo entiende que los acreedores dicten las normas al deudor, (aunque se le obligue al suicidio). En aras al libre mercado resulta que todo el mundo entenderá esto y nadie intervendrá para por ejemplo conseguir que se paguen menos tipos de interés. De hecho se buscará la forma posible de contentar a “los mercados”, dándoles las reformas que piden, en la creencia absoluta de que esto servirá para bajar dicha prima de riesgo, (certeza absoluta que por otra parte todo el mundo ignora de donde sale, porque no se comprueba en la práctica).

Pero curiosamente cuando las entidades financieras son las que piden dinero, (por ejemplo ofertan depósitos), la circunstancia varía, y en este caso nos encontramos con la necesidad de intervenir ferozmente para reducir estos extratipos, (aquí no es la prima de riesgo por dejarle dinero al banco, sino que se llaman directamente intereses por encima de lo normal, y quiero que piensen la perversidad del lenguaje).

En todo caso extraña que aquí las entidades financieras no se verán obligadas a hacer ningún tipo de reforma, ni absolutamente nada. Se saca una norma de penalizar los extratipos, se elimina la competencia y punto. Alguien me dirá, que en todo caso las entidades financieras se ven obligadas a cambiar determinadas cosas; pero curiosamente serán reformas impuestas por ¡otros inversores!; o lo que es muy curioso; una caja que tenga un gran volumen de depósitos, podrá pasar de los depositantes y de los dueños, (todos nosotros), pero se verá obligada a tomar en consideración lo que “los mercados digan”.

Pues alguien puede llegar a pensar que las reglas no son las mismas para unos casos y otros, y que realmente estamos ante ciertas perversiones, en el caso de que estemos hablando de trabajadores, ciudadanos o propietarios colectivos de algo común.

No deja de llamar la atención de que analistas, expertos, defensores del libre mercado, organismos económicos, bancos centrales y gobiernos, se hayan puesto de acuerdo en intervenir, (con mayor o menor éxito), para que trabajadores y consumidores, se coman una serie de intervenciones salvajes en contra de sus intereses, que serían calificadas como una locura si se llamasen BANCOS. 

  1. en respuesta a Txuska
    #17
    02/07/11 16:22

    Gracias, viendo la sinopsis estoy de acuerdo, demasiado mercado mata al mercado.
    Los impuestos no son estrictamente para mantener el sistema sino para redistribuir la riqueza y para que el estado pueda invertir y hacer cosas por algunos particulares que de otro modo no podrían hacer, sin embargo últimamente vemos que esto no es así, que la riqueza cada día está más concentrada y que la función del estado de redistribuir tampoco se cumple.

    El precio no lo es todo, y no debería serlo, el problema es que todo esto tiene grandes inercias y cuando los iluminados de turno se dan cuenta ya le han jodido la vida a montón de gente.

  2. en respuesta a Fercanarias
    #16
    30/06/11 15:10

    Te recomiendo El regreso de la gran depresion por Jean-Louis Gombeaud/Maurice Decaillot va muy en la linea tuya y acierta un monton de cosas que estan pasando si te apuras hasta lo de grecia no el pais pero si la manera en que han llegado .
    Lo que mas miedo da es que haciendo un analisis historico,aciertan muchisimo y lo publicaron en el final del siglo pasado

  3. #15
    27/06/11 17:24

    Ingeniería de la ineficiencia en 3...2...1...

    Las cifras negativas de negocio hay muchas maneras de lograrlas ...

  4. en respuesta a Txuska
    #14
    25/06/11 13:09

    Bien pero todo eso es en un entorno de desigualdades, es como poner al Real Madrid (o al Barça para que no se enfade nadie) a jugar la NBA, simplemente no es lo mismo, luego no son comparables los resultados.

    Es decir se produce y se vende en entorno socioeconómicos que nada tienen que ver, la gente compra y se alegra del low cost y de comprar barato sin caer en la cuenta de que cuanto más barato compran, más pobres son y van a ser.

    Que sólo quede uno va contra la libre competencia que promulgan, es decir con SU sistema se consiguen los resultados a los que se oponen. El precio no debería ser un elemento de competencia o no al 100%, calidad, servicio e innovación, están infravaloradas, por no decir ya responsabilidad social, o medio ambiente. (Traer una manzana de Chile a España es antinatural)

  5. en respuesta a Fercanarias
    #13
    25/06/11 11:45

    La manzana es mas barata y no hay que darle mas vueltas ,es la presion de la competencia pero el problema es donde nos llevara esto .
    Te informo tambien que miles de litros de sidra asturiana esta hecha con manzana de la bretaña francesa ,esto es una guerra economica brutal y solo pude quedar uno

  6. en respuesta a Txuska
    #12
    25/06/11 09:57

    Estoy de acuerdo, se ha entrado en una espiral, desde hace muchos años ya, donde alguna gente se aprovecha del sistema y otros lo sufren. No creo que se trate ya de mejor o peor gestión, sino de más o menos recursos para poner tu sede fiscal en un paraíso fiscal, poner tu sede laboral en paraíso de mano de obra y seguir vendiendo a los que aún tienen algo de poder adquisitivo hasta que dejen de tenerlo, sin que se den cuenta. Como es un sistema con una enorme inercia, los que aún tienen el poder adquisitivo no se dan cuenta que a medida que todo se destruye en su entorno su poder irá a menos, aunque parezca lo contrario porque compran más cosas. Es decir a medida que Amancio, e Inditex y Zara suben la lista Forbes, España baja en todo y nuestras posibilidades de quiebra aumentan, simplemente porque son empresas y modos de gestión que no aportan nada al país ni a sus habitantes, aunque todos la vean con buenos ojos, y con esto no estoy criticando a Amancio que es el nº1 de los listos, el ha sabido ver y ha sabido aprovechar el sistema.

    Hay muchos sin sentidos, como que en Asturias se más barato comprar una manzana de Chile que cultivarla allí. Desde el momento en el que eso sucede el sistema se dirige a la quiebra, el asunto es que como no es inminente entonces admite todo tipo de justificaciones, que si economías de escala, que si patatín y patatán, pero es irracional y es sólo viable momentaneamente aprovechando unos costes de transporte artificialmente bajos y una mano de obra explotada. Pero mientras en Asturias por ahorrar unos céntimos compren esa manzana chilena, están contribuyendo a su autodestrucción.

  7. en respuesta a Ayaxtelamon
    #11
    24/06/11 22:07

    La lucha de clases -la contraposición de los intereses opuestos entre opresores y oprimidos, poderosos y desposeidos- como bien escribian en el manifiesto comunista Marx y Engels, es bastante anterior al mismo capitalismo, e inherente a una sociedad basada, necesitada de las desigualdades y la escasez para susistir.

    En esta fase en la que estamos, pues es la misma guerra, dado que nunca se declaró ninguna tregua, los poderosos han avanzado posiciones con botas de siete leguas gracias al abandono, sobre todo ideológico, de los desposeidos.

    Baste recordar lo del "fin de la historia" de Fukuyama. Sin pretender defender la monstruosa degeneración de los "ideales" socialistas del Este Europeo, está claro que desde su desmorone, los partidos y sindicatos "obreros" se quedaron sin referentes identitarios. Incluso los que contra el stalinismo vivian mejor.

    Para el frente ideológico del capitalismo financiero apareció un bonito horizonte, entre los neoliberales de conveniencia, no olvidemos que si serían neoliberales sinceros, serían poco más o menos unos lunáticos anarcocapitalistas al estio Von Mises para que vamos a respetar los acuerdos que cimentaron el llamado estado del bienestar. Nunca estuvieron de acuerdo con él porque ponía límites a su avaricia sin control.

    El acuerdo era, con sus variantes formales, a un lado y a otro del atlantico, trabajadores, si os olvidais de vuestras veleidades revolucionarias y colaborais con vuestro silencio, en la explotación de los recursos del tercer mundo, nosotros permitiremos que mejoren vuestras condiciones de vida y capacidad de consumo. Por otro lado, no hay alternativa. Mirad el "socialismo real", escasez, represión, una vida gris y oscura, sin electrónica de consumo ...

    Pero por lógica "económica", para que pagar por lo que es gratis. Con unos sindicatos convertidos en una suerte de "políticos profesionales" que consideran un valor la paz social incluso con una destrucción generalizada de empleo y poder adquisitivo, asesorados y comulgando por las mismas escuelas de economistas que han convertido la "ciencia" economica en una mera fabrica de coartadas de la financiarización.

    La Democracia Real va a tener que llegar tambien al movimiento obrero también como desde su origen mismo, con la horizontalidad como bandera y principio, como condición para empezar tan siquiera a resistir la ofensiva de los ciegos y destrucutivos intereses del 1% de la población.

  8. #10
    24/06/11 13:12

    Sublime, de verdad, una vez más me enseñas a mirar de forma diferente...... ¡Gracias¡

  9. en respuesta a Yo mismo
    #9
    24/06/11 11:55

    yo te haria una puntualizacion porque donde yo trabajaba antes de la crisis era en el transporte y es un mercado sumamente competitivo con unos costes fijos muy grandes y dando igual la razon si una reduce precios por un porte x las demas por que no son capaces de hacerlo o aunque sean, no pueden igualar la ventaja que supone una bajada de precios via salario de forma rapida sin otra bajada de salarios por su parte .
    Me da que si una empresa baja salarios para buscar una mejora competitiva las demas empresas bien o mal gestionadas al final no podran escapar o muy didicilmente de la presion competitiva via salarios al menos en la mayoria de sectores .
    La rueda de unos clientes empobrecidos y cada vez con menores sueldos quien la va a parar este tipo de presion competitiva que se retroalimenta no es una solucion siempre habra alguno mucho mas barato en costes salariales pero si no hay clientes quien va a comprar aunque se reduzcan los precios .
    En Europa el transporte se ha ido a Polonia,Lituania y Rumania en otros sectores a China y la atencion al cliente de Movistar a Sudamerica.
    Sin algo mas que mejora de la competividad via bajada de salarios a este pais le quedan dos telediarios para estar igual que Grecia

  10. #8
    24/06/11 11:08

    Cada vez tengo más claro que hay una guerra de clases no declarada. Marx ha sido revivido por el neoliberalismo imperante. Lo malo es que mientras un bando ha sacado su artillería el otro aún no ha caído en la cuenta de que le han declarado la guerra. Y en esas estamos. A ver cuando los trabajadores nos damos cuenta de que el poder económico nos ha declarado la guerra y empezamos a reaccionar. Quizás para ello necesitamos otros sindicatos porque éstos llevan siguiendo el juego a nuestros agresores durante demasiados años, seguramente porque también están del otro lado.

  11. en respuesta a Macroymicroblogger
    #7
    24/06/11 10:33

    Por supuesto que el problema es bastante más complejo que un simple "olvido", (que no corte) en el flujo circular de la renta....

    El problema ha llegado hasta el punto de que se ha destrozado ese flujo, y es tan grave que YA ni lo obvio se sabe...

    El problema es que no acabamos de entender es que las indemnizaciones de despido y las negociaciones centralizadas, surgieron (entre otras muchas medidas), PARA equilibrar el mercado laboral, requisito imprescindible para que las empresas MEJOREN.

    ¿Por que van a mejorar?... ¡NECESIDAD!, si se las rescata, si se les deja pagar menos a hacienda, a sus trabajadores, se les protege los mercados, se les deja no competir o crear monopolios,...¿Para que demonios van a mejorar gestión?

  12. #6
    24/06/11 10:17

    Estoy bastante de acuerdo con tu planteamiento pero el problema es más complejo que un simple corte en el flujo circular de la renta. En el fondo, lo que pretenden algunos es tapar las vergüenzas de nuestro modelo económico, que ya va bastante justito. La economía española es como un gran centro comercial -o, si quieres, como un gran call center-. Nuestras empresas no dan para más.

    Para crear empleo de calidad -motivador, estable y con remuneraciones altas en proporción al coste de la vida- hacen falta empresarios nuevos. A mí no me parece mal hablar de despido libre y de negociación descentralizada pero en este momento no estamos preparados para este tipo de propuestas. Nuestras empresas deben subir unos cuantos escalones en cuanto a gestión y no estamos precisamente cerca de conseguirlo.

    Un saludo

  13. en respuesta a Maroci
    #5
    24/06/11 10:01

    Maroci.

    si estamos hablando de una huelga general indefinida.... mejor corregimos el número y ponemos 19...

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/483773-europa-entra-saco-rescatar-siempre-ii

    Así que me acuerde... en un post de mayo de 2010.... (o sea que ya va con cierto "retraso")

  14. en respuesta a Maroci
    #4
    24/06/11 09:49

    Todo suma y cómo decía Aristóteles "El todo es mayor que la suma de sus partes." A a mi otras acciones que me gustan mucho son las del grupo flo6x8 -el cuerpo contra el capital- : éste su video más popular http://youtu.be/72jYiDLKa1k y aquí en el Banco de España contra las agencias de rating: http://youtu.be/uYHpfzXaEWU

    Saludos

  15. en respuesta a Comstar
    #3
    24/06/11 00:56

    Hola, Comstar

    Con idenpendencia de las simpatías y las razones que cada cual tenga para apoyar o no al 15M te ruego le hagas llegar al periódico La República, de ahí, de Costa Rica, el siguiente suelto que aparece hoy en El País digital en el que se dice que 18, repito: DIECIOCHO, indignadaos han sido los que tratan de promover la huelga general del próximo 15 de octubre, así como otras acciones de prtestas contra los bancos también de cierto calado

    "Huelga general el 15 de octubre

    Los acampados habían acordado ayer reunirse a las doce de la mañana en el paseo del Prado para debatir en grupos de trabajo la reforma de la negociación colectiva y la convocatoria de huelga. El cansancio de los que no durmieron durante la noche, las obligaciones cotidianas y la sentada en plaza de Castilla casi han impedido la reunión, pero las pocas personas (18) que sí han acudido han comenzado a debatir alrededor de la una.

    Los indignados se plantean si deberían pedir a un sindicato nacional no mayoritario (ni UGT ni CC OO) que convoque la protesta dejando claro que quien organiza es el 15-M, para que legalmente resulte más eficaz o si, por el contrario, estaría más en línea con el movimiento que los trabajadores presenten individualmente su solicitud. La idea, defienden, es transmitir un mensaje a políticos y empresarios: “Si nosotros paramos, se para todo”. Barajan además huelgas de consumo o protestas contra los bancos con actos simbólicos como que grupos de 5.000 personas retiren un céntimo.

    Para concretar las mejores fórmulas, han creado un grupo de trabajo que “analizará pormenorizadamente los aspectos legales y prácticos de una convocatoria de huelga”. En línea con el espíritu horizontal y asambleario del 15-M, el grupo comunicará sus conclusiones a los barrios y al resto de ciudades a través de Internet, para que estos los devuelvan con sus cpmentarios y “después del sube y baja”, se pula una propuesta y se someta a votación en asamblea general. La primera reunión para ponerse en marcha la han fijado para el miércoles 29 de junio a las siete de la tarde en el parque del Casino de la Reina, en el barrio madrileño de Lavapiés."

    Cordiales saludos y buenas noches aquí

  16. #2
    23/06/11 23:34

    Indignados no paran
    http://www.larepublica.net/app/cms/www/index.php?pk_articulo=47749
    Pero aunque pareciera que los indignados comienzan a ver frutos, siguen surgiendo nuevas razones para su enojo. (...) Lo que más les indigna es que esta norma establece que las empresas puedan adaptar las condiciones de trabajo y los salarios en casos de “necesidad” de la compañía, a pesar de que haya un convenio en vigor.

  17. #1
    23/06/11 22:56

    Si nos vamos por el relativismo absoluto de la palabra podemos decir que aunque sean unos marrulleros, no hay conspiración contra los trabajadores españoles. ¿Será una simple "decisión económica"?

    Conspiración implicaría que tienen control o al menos gran influencia en las decisiones que se gestan en el mercado laboral, por medios directos o indirectos.

    Conspiración o no conspiracion, he ahí la cuestión.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar