11

 

Uno de los últimos temas de moda está en la emisión de bonos directos de la Generalitat de Cataluña a particulares. Más allá de las valoraciones sobre la conveniencia o no de invertir en dichos bonos en particular, la buena, (o mala) noticia es la apertura de un melón que hasta ahora se ha usado muy esporádicamente y siempre con carácter minoritario.

En todo caso es curioso comprobar la existencia de una doble vara de medir entre la emisión de obligaciones de una administración pública y cualquier otra emisión de obligaciones. En primer lugar, es difícil encontrar una emisión de obligaciones de cualquier empresa o entidad financiera que suscite ningún tipo de críticas, (salvo alguna excepción como la de los famosos pagarés de Nueva Rumasa). En el caso de la Generalitat los comentarios y las noticias que aparecen en los periódicos llevan un sesgo muy claro de crítica, en el sentido de que el mero hecho de tomar esta decisión implica que la administración está en situación cercana a la quiebra.

Puede ser que la generalitat esté en quiebra o no, pero la realidad es que asumir la relación de bonos de una administración y problemas financieros, significaría automáticamente asumir que todas las entidades que han emitido bonos u obligaciones están automáticamente en una situación de quiebra. ¿Por qué cuando una entidad financiera emite bonos, no pensamos automáticamente en la quiebra?. Es curioso que nos encontramos con que el hecho de que la Generalitat esté buscando financiación tiene una lectura muy distinta al hecho de que cualquier empresa que se nos ocurre esté buscando financiación, cuando es exactamente lo mismo.

En la línea de este argumento, nos encontramos con otro que es aquel que nos dice que la administración se endeuda para pagar nóminas. Lo cual en principio nos lleva a pensar que la emisión no es aconsejable. Pero, ¿se nos ocurre pensar para que emiten obligaciones las empresas?. Es cierto, que siempre se oye aquello de “apoyar o fortalecer la expansión de la entidad”, lo cual no deja de ser poco más que nada, sobre todo en los últimos tiempos donde las empresas lo que han intentado es desinvertir, desinvertir y desinvertir. Curiosamente, mantenemos la coletilla siempre.

En todo caso, es un poco extraño oír explicaciones de que las obligaciones se van a usar para las nóminas, cuando en realidad nadie lo puede saber, desde un análisis simple y puro, tanto visto desde el punto de vista empresarial, como del punto de vista presupuestario de una administración. Lo explico; el proceso normal es que tanto una empresa como un gobierno, necesite acometer una serie de inversiones y gastos; Por otra parte tendrá unos ingresos y unas ventas. Uniendo todo esto, lo que conseguimos es determinar la financiación que se necesita, que no es otra cosa que buscar los fondos, para llevar a cabo lo que quiera que hagamos. Esto va para todos, (o por lo menos para todos debería ir).

El caso es que ambas cosas no van unidas, sino que si lo que hay es un plan necesitamos una serie de fondos para cubrir unas  necesidades globales. El hecho de identificar una de las partidas de gasto con la necesidad es un poco demagógico. Es como decir que las obligaciones emitidas por BBVA y por Santander se usan para patrocinar la liga BBVA y a Ferrari, respectivamente, o más aproximado; ¡para pagar sueldos!. ¿A que sería una tontería?. ¿Por qué esto se convierte en un análisis sesudo en el campo de la administración?.

La realidad es que tanto las administraciones como las entidades financieras, como las empresas, se endeudan cuando los pagos vayan a ser mayores que los cobros más el saldo. Esto es de cajón, porque no creo que nadie emita obligaciones por deporte. Por supuesto identificar los pagos que “sobran” lleva una carga intelectual y demagógica muy fuerte.

Por supuesto, otro de los puntos en los que se basan es en el tipo de interés a pagar por las obligaciones. La generalitat ofrece el 4,75 %, lo cual es  un tipo muy alto, pero no deja de ser el tipo al que están llegando las imposiciones a plazo fijo. Por supuesto, constan muchísimos análisis en los que se nos recuerda que el hecho de que los tipos sean altos, significa que el mercado no las quiere, o bien que existe un amplio riesgo de impago. Lo cual en síntesis es algo cierto. En estos casos, se da por supuesto que el mercado es el mecanismo más eficiente para valorar estos instrumentos; nada que objetar salvo que los mismos medios ponen en duda los mercados en otros casos; Por ejemplo, el economista nos dice que “Cataluña coloca a los particulares lo que el mercado no quiere”, a la vez que el mismo día se queja de que Santander tenga que asumir un sobrecoste por el hecho de tener la dirección postal en España. El caso es que Santander ha colocado 1.000 millones de deuda senior, (en este caso no hay quiebras ni salarios por medio), y ha pagado de más por tener el domicilio en España, lo cual significa que el mercado no está funcionando bien porque ha tenido que pagar un 4% por este importe, hasta el punto de que puede afectar a sus márgenes.

La pregunta es simple: ¿Por qué distintas lecturas para un mismo hecho?. ¿El mercado valora bien o valora mal?. Si el mercado valora bien las circunstancias, debemos entender que el mercado valora como justo que Santander pague más que sus competidores y en consecuencia asumir que tiene más problemas que el resto. Si valora mal, podemos entender que lo mismo puede ocurrir con las administraciones, ¿no?.

En todo caso, lo que nadie nos cuenta es que si las administraciones comienzan a emitir directamente su deuda, encontraríamos un efecto curioso, que es el incremento de competencia por la captación de los ahorros de los ciudadanos. O dicho de otra forma, pensemos en tres casos distintos.

El primero es aquel en el que los estados emiten deuda de tal forma que de alguna u otra forma, se limita el acceso a las subastas y por tanto a esta deuda a la banca e inversores institucionales. En este caso, resulta que la banca, lejos de tener un competidor, tiene el control del estado, (por financiarlo), y lejos de tener un producto que compite con los suyos para captar el ahorro, tiene a su disposición un producto más.

El segundo es el caso contrario, en el que los estados desarrollasen una estructura capaz de llegar a la captación del ahorro de los ciudadanos directamente; esto es, sin intervención directa de la banca. El poder de la banca a la hora de financiar al estado se reduce, a la vez que se incrementa la competencia por la obtención de fondos, de tal forma que es de suponer que esto provocaría incrementos de la rentabilidad (tanto desde la banca, como desde la deuda pública), para los ciudadanos, a la vez que se reducen intermediarios y por tanto beneficios y costes de intermediación.

El tercer escenario, es el que se ha escogido en esta ocasión y supone una emisión directa, pero comercializada a través de la banca. Este tercer escenario, no deja de ser una alternativa a medio camino en el que la administración adquiere un cierto protagonismo en la emisión de la deuda, pero que sigue confiando en las entidades para la comercialización y distribución de los títulos.

Desde luego el riesgo del tercer escenario para la banca no es demasiado elevado, (aunque reduce poder), salvo que se entienda como un paso intermedio para desde la situación actual llegar a una situación en la que la administración pública colocase sus fondos directamente a los ciudadanos.

Es por esta razón por la que resulta que las discusiones han ido sobre la solvencia de la generalitat, de forma que se ataca de forma iracunda a una administración que emite deuda por libre, (mientras empresas y gobiernos emiten deudas y obligaciones mucho mayores en paralelo), y nadie se ha planteado una pregunta: ¿Por qué no siguen todas las administraciones el mismo ejemplo?. En el fondo, son dos discusiones independientes; una es la cantidad de deuda que pueden emitir y otra es el cómo; independientemente de la cantidad de deuda, siempre tendrá que ser de la forma más barata y menos perniciosa para el estado.

  1. #11
    28/12/10 21:39

    Hay una diferencia importante entre el endeudamiento de una empresa y el de una administración pública... El concepto de riesgo inherente a un negocio lo asume una empresa por la espectativa de un beneficio... Ahora, la función de una Administración pública no es generar beneficios entendidos como plusvalías y no como "prestación de servicios o beneficios sociales", por lo cual, en mi opinión, el hecho de que una Administración pública se endeude para administrar es en esencia una perversión económica que extiende sus efectos perniciosos por toda la economía... es algo así como si el arbitro de un partido de futbol tambien jugara la pelota y hasta marcara goles!

    Imaginaos que yo, como administrador de mi familia o mi comunidad de propietarios emitira bonos comprometiendo los ingresos comunes por el tiempo y valor que estimara oportuno y tubuera el poder necasario para que los comercios del barrio los colocaran entre los vecinos del barrio... ¿os podéis imaginar como acabaría esta historia?

    Un saludo

  2. #10
    23/12/10 14:11

    Entre esos tipos y yo hay algo personal

    http://www.youtube.com/watch?v=6MvAmDa8Kuo&feature=related
    Una cancion que lo dice todo.

    Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantiene a la población en vilo.

    Ezra Loomis Pound (1885-1972) Crítico y poeta estadounidense.

  3. #9
    23/12/10 00:20

    Pues no estaria mal una web "institucional" tipo , activobank o ing , o el que sea , donde transferir tus fondos y abrir un depósito.El que invierte recupera parte de lo que le sablearan a impuestos y además no tienen que acudir a mercados extranjeros.Lo malo seria el diferencial , porque alguna comunidad llegaria a 2 cifras.

    Saludos.

  4. #8
    22/12/10 20:10

    Esto no se soluciona con mas emisiones, con mas dinero, se soluciona enfoncando hacia la raiz del problema.

    ¿se va despertando?

    El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, utilizó el debate de esta mañana en el Congreso sobre la UE para anticipar que España necesitará --cinco años --para corregir los desequilibrios estructurales.

    El jefe del Ejecutivo utilizó su réplica en el debate que se ha celebrado en el Congreso para apuntar a--- la falta de productividad ----de los españoles como el verdadero talón de Aquiles en el que hay que buscar los grandes problemas de la economía española.

    Rodríguez Zapatero ha explicado que "todo el mundo coincide en que el gran reto es la productividad". Y para ello ha argumentado que "la evolución de la productividad desde 1997 hasta 2006 ha crecido en España 0,6% anual frente al 1,7% de la UE y 2% de EE.UU.".

    "La falta de productividad es un problema de país", ha proseguido Rodríguez Zapatero en su extensa respuesta a los diferentes grupos parlamentarios.
    "Es una tarea colectiva", ha proseguido el presidente para concluir que "hay un poderoso hilo conductor, Europa y el euro".

    http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2695185/12/10/Zapatero-asegura-que-el-castigo-del-mercado-a-Espana-no-responde-a-fundamentos.html

    Bien pues como es una tarea colectiva, que comiencen por ellos a dar ejemplo…

    ¿se van despertando?

    . ….3 años perdidos, para llegar a dicha conclusión !!!!

    -¿ que asesores economicos le hace la investigacion de mercados al presidente ?
    -¿que asesores le hacen el plan de pais?

    …dudo de que tenga un plan encargado para estos 5 años que nos …indica.
    …este personaje estaba en las nubes con su plan de civilizaciones y vendiendo humo sobre miles de propuestas sobre la sociedad del conocimiento, sin aportar partidas para ello….(excepto la compra de ordenadores para escuelas)
    .-.-.-.-
    Un plan de pais en 1997, hubiese evitado tanta descoordinacion, tantos falsos mensajes,tantos cambios de rumbo, tanto esperar el aterrizaje suave, y ademas los medios de comunicación hubiesen informado mejor.
    .-.-.-.-
    ver articulo:
    Lo esencial era tener un plan y España no lo ha tenido. J.Donges
    --------------

    "Las cosas malas ocurren debido a lo que hicimos en los buenos momentos. Las cosas buenas ocurren debido a lo que hicimos en los malos momentos" R.C.Goizueta

  5. #7
    22/12/10 15:56

    Para mi el mayor problema de los gobiernos es financierizarse tanto que se olvidan de que el motor de la economía es la producción en la economía real. Entonces en lugar de ser los gobiernos entes promotores de prosperidad y distribuidores de abundancia, se dedican a repartir la escasez.

  6. #6
    22/12/10 10:17

    http://www.borsabcn.es/icons/bolsabcn/deute/deute.html

    Están cotizando por si a alguien le interesa sobre la par, así que aún se pueden comprar al mismo precio (creo que el cupon corrido se ha de pagar pero no estoy seguro).....

  7. en respuesta a Picopaco
    -
    #5
    22/12/10 08:04

    Siempre es más fácil engañar a la masa que a unos pocos entendidos.
    Si quieres vender una empresa y sacar máximo rendimiento sácala a Bolsa ( una OPV ). No busques empresarios entendidos del sector que no te llegarán a pagar lo que el mercado ( la masa ) estaría dispuesta a apostar... la demagogia con la masa es mejor vendedor que la razón.

    Feliz Navidad

  8. #4
    22/12/10 04:20

    Y eso de que toda la deuda es igual, que no depende de la partida a que se destina, es la razón de la quiebra de innumerables empresas. Entiendo lo que quieres decir de "dinero es dinero", pero a la hora de analizar una inversión en deuda es fundamental saber qué partidas originan esa emisión (vamos, hacer un análisis básico del equilibrio financiero de la empresa):

    - Si una empresa cuyos gastos e ingresos corrientes están equilibrados emite 10 millones para montar una fábrica y operarla durante los primeros 5 años, sé que salvo que haya cambios importantes, o que el proyecto de la nueva fábrica sea un fallo total, la empresa no tendrá problemas serios en ese tiempo.

    - Si una empresa no tiene los gastos y los ingresos corrientes equilibrados, y emite 10 millones para pagar los salarios de sus trabajadores durante 3 meses, sé que si no hace nada al respecto (reformas serias), dentro de 3 meses volverá a necesitar dinero para las nóminas. Si es sólo un tema de estacionalidad, y en 2 meses lo recupera todo, no es problema, pero si es algo estructural, comprar esa deuda puede ser un suicidio.

    Lo que subyace bajo el comentario de que "es para pagar salarios" es ese análisis del equilibrio financiero de la Generalitat. Luego se puede discutir si tiene una base seria o no, pero si echas un vistazo a las cuentas, verás que en este caso no es un brindis al sol. Y es más, normalmente yo añadiría que cuando se hace un comentario así tiene una carga no política, sino económica, muy fuerte, ya que un organismo público tiene muchas dificultades para reducir las partidas de salarios (no puede hacer despidos improcedentes, que es a lo que recurren empresas privadas con problemas parecidos), lo que viene a decir algo así como "y tiene difícil arreglo".

    En cualquier caso, es normal que se exija más a los organismos públicos. A mí me da igual que quiebre una empresa, pero no me da igual que quiebren mi estado, mi autonomía o mi ayuntamiento. Y lo mismo con que me "engañen" al colocarme deuda.

  9. #3
    22/12/10 03:38

    Puede que se pueda emitir deuda de la forma que a cada uno le plazca, pero aparte del comentario de Beltzo(que toca un punto importantísimo), en este caso confluyen dos aspectos importantes:

    - La Generalitat llevaba tiempo intenta colocar deuda de otra forma y no lo conseguía.
    - Es más fácil hacer una campaña publicitaria con fondos públicos y colocar deuda "arriesgada" a sufridos ciudadanos con escasa formación financiera, que tratar de colar eso mismo al personal especializado que trabaja para los inversores institucionales. Ese uso del poder de comunicación de los medios públicos para colocar lo que otros no quieren es cuanto menos cuestionable.

  10. #2
    22/12/10 02:46

    Soy un estudiante de economía de primero y solo quería decirte que soy un lector asiduo de tu blog, muchas gracias por hacerme aprender más sobre este apasionante mundo.

  11. #1
    22/12/10 02:05

    El problema no esta en que los bonos catalanes ofrecieran el 4.75% que considero que no tendría que generar dudas sobre la solvencia de la generalitat, el auténtico problema es que en realidad es como si los hubiesen emitido al 7.75% porque a los colocadores hubo que pagarles una comisión de nada menos que el 3% y aún con estas jugosas comisiones ni bbva ni Santander quisieron dar garantías a la emisión, ahí sí que se puede decir objetivamente que fue una emisión de una entidad en graves dificultades, tampoco conviene olvidar que recientemente una entidad bancaria extranjera estimó que si los bonos españoles llegaban al 7 % España necesitaría rescate, la generalitat ya hubiese llegado y superado esa cifra mágica, y, oh cielos, su emisión era a un año ¿Cuánto hubiese tenido que pagar en una emisión a 10 años?

    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar