26

 

Una de las confusiones más interesadas en los últimos años es aquella que habla del déficit y la deuda. Es cierto que guardan cierta relación, pero desde luego hay mucho que analizar, y por supuesto muchas cosas que no se olvidan.

El déficit y deuda son variables conectadas pero completamente distintas desde el momento en que una es una variable de tipo flujo y la otra es una variable stock.

El déficit necesita para determinarse un espacio temporal, porque es la diferencia entre los gastos y los ingresos en un período determinado, (lo más usual es el año), de tal forma que el déficit es el exceso de gastos sobre los ingresos en este período.

Por supuesto, esto influye sobre la situación del agente del que hablemos, de tal forma que si un año en particular alguien incurre en déficit, ese año o bien su deuda se incrementará o bien sus ahorros se reducirán.

En el caso particular de un gobierno, el déficit son los gastos menos los ingresos de un año en particular, mientras la deuda es el volumen total de deuda que tiene este estado, la cual no deja de ser la suma de todos los déficits menos los superávits que haya tenido en la historia.

Pues entendiendo esto, es fácil extraer conclusiones sobre la conveniencia de determinadas medidas. En todo caso, es muy sencillo ver que vender algo rentable para eliminar el déficit, (por ejemplo privatizar la lotería), no es otra cosa que vender un activo que nos genera rendimientos todos los años para reducir las pérdidas de un solo año. Es así de sencillo, arreglamos el déficit de este año, a costa de incrementar el déficit de los años posteriores por el importe de los ingresos que esta actividad deja de generar para los siguientes años.

Es así de sencillo; si en nuestra economía familiar, vendemos las joyas para pasar un año malo, el año siguiente no podríamos venderlas; si lo que hacemos es vender una fuente de ingresos, lo que ocurre es que el año siguiente no podemos venderlo y además el año siguiente tendremos un déficit incrementado por la caída de ingresos.

Por descontado tendremos que analizar cada caso en particular, porque desde luego hay que analizar el precio conseguido por la venta y por otra parte los ingresos a los que renunciaríamos en el futuro. Claro que este punto es un juego suma cero entre comprador y vendedor. Para que el negocio sea rentable, ha de ser interesante para el comprador y en consecuencia, la ecuación difícilmente será rentable para el vendedor, sobre todo en el caso de que sea una administración pública vendiendo por necesidad en un entorno de dificultades financieras también para los inversores.

En el sentido de que la empresa privada gane dinero, (y en caso contrario, no estaríamos planteando la operación, por lo que no tendría sentido no asumir esto), la realidad es que los déficits conjuntos se incrementarán de forma que la deuda se acabará incrementando.

El caso de activos como la organización nacional de la lotería, no estaríamos ante casos estratégicos, y por tanto deberíamos tener en cuenta que el caso de que se plantee la venta o la concesión de la gestión de determinados activos que el estado debe asumir, el resultado es incluso peor. En este caso, el estado puede reducir el déficit en la medida en que perciba una cantidad este año; sin embargo esto va a ocasionar un gasto muy superior (o ingreso inferior) en los años siguientes, de forma que ante un posible descenso de un déficit en un año, significará mayores gastos en el futuro, por lo que estamos ante la misma situación. Este es el típico caso de las concesiones que lleven algún tipo de pago en la sombra, como las de los planes de colaboración público-privada, que por un lado, es cierto que no alteran, (ni incrementan, ni reducen), el déficit de este año, pero que van a suponer unas condiciones salvajes para los siguientes años, con los efectos que esto provoca en la deuda.

Pero aún tenemos otro caso que es el privatizar determinados servicios, siendo el más típico el del agua. En este caso, lo que se consigue es que el órgano que vende el servicio de agua, (o que cede, que es peor), puede conseguir una determinada cantidad en el ejercicio de referencia. Y a partir de ese momento que sea la empresa privada la que se encarga de prestar el servicio, cobrando de los clientes y pagando todos los costes.

Está claro que esta situación genera unos beneficios para la administración pública, sobre todo en el caso de servicios que antes eran deficitarios. Sin embargo, en este caso debemos acordarnos de ampliar la mira de cálculos, ya que al final los estados no son más que un instrumento creado y financiado por los ciudadanos. En este caso tenemos que tener en cuenta que para analizar las diferencias entre la situación inicial y la final, tenemos que atenernos a las diferencias entre lo que pagamos los ciudadanos en una situación y en la otra. Es cierto que en el caso de un servicio público que sea deficitario, los ciudadanos pagamos una parte del servicio vía precios y otra vía impuestos. A partir de ese momento, el precio que pagaremos será únicamente precio y por supuesto será mayor; Por supuesto para analizar el impacto en los ciudadanos, (y por tanto en la economía), debe tener en cuenta ambos efectos. De esta forma, si el precio en la situación de un bien privatizado es mayor que la suma entre precio pagados más la parte correspondiente a las perdidas, los ciudadanos perdemos y tenemos una bajada de renta disponible en la economía.

Dicho de otra forma, si el volumen de negocio en un servicio privatizado es superior al volumen de costes del servicio público estaremos pagando más, y por tanto estaremos detrayendo recursos para lo que será un monopolio.

  1. en respuesta a PNeoliberales
    #27
    09/12/10 20:00

    entiendo lo de la confesión acerca de la palabra "mercados"

    ahora mismo la tiranía no es de los mercados, sino de los "mercados", en el sentido de que un mercado funciona cuando es libre, informado, competitivo y todas estas cosas...

    y realmente de eso hay muy, pero que muy poco, y hoy cuando hablamos de los mercados es de lo que piensan una serie de "participantes" en los mercados.

    y mercados es todo, no una parte.

  2. en respuesta a PNeoliberales
    #26
    09/12/10 17:30

    Ya estoy preparando un post al respecto.
    El crédito malo se convierte en pérdidas para el accionista de la misma forma en que los fraudes de Ponzi se convierten en pérdidas para el que invierte. Hemos visto cómo la banca funciona como un fraude de Ponzi, porque en ambos los libros dicen que hay más dinero del que realmente hay en bóveda.

  3. en respuesta a PNeoliberales
    #25
    09/12/10 17:24

    He pensado en responder aquí, pero creo que mejor haré un post, porque precisamente este tema trae a colación el hecho de que puede haber subjetividad contable en el cálculo de las pérdidas, de modo que los bancos pueden mostrarse peor para presionar por rescates. Es lo que llamarían "maquillar la contabilidad".

    Cabe añadir, que al ver el asunto de la nacionalización estás olvidando el financiamiento de los programas sociales que viene implícito con la nacionalización. Por más que se roben dinero, no se podrán robar todas las ganancias del banco, por lo cual se tiene ganancia que evita que te suban los impuestos.

    Y si se roban dinero, el problema no es la nacionalización, sino la ausencia de contraloría en el gobierno. Esa ausencia hace que se igualmente fácil robarse dinero de otras instituciones.

  4. en respuesta a Yo mismo
    #24
    08/12/10 17:56

    - El objeto de las preguntas es hacer ver que la pérdida de un crédito malo es del accionista, no "del aire".

    - No estoy justificando para nada a la banca en su proceso de fabricación de basura colateralizada. Ya bastante la he criticado en mi blog, incluyendo a las agencias de rating, a los bancos de inversión, incluyendo a la falta de regulación, a la pésima forma de retribuir a los directivos de estas entidades, etc, etc, etc.

    - Que me acuerde nunca hemos discutido sobre la basura colateralizada (de otros temas sí que me acuerdo, pero de ese no)

    - El único trabajo que he tenido en un banco fue contestando llamadas telefónicas en su servicio de atención al cliente, hace ya unos cuántos años. Habemos bichos raros que nos sabemos ese asiento sin haber trabajado nunca en la contabilidad de un banco (ni ser contable).

    - Me declaro ignorante e incapaz tanto en economía como en finanzas (igual de incapaz en ambos, indistintamente).

    - Sí, vivimos la tiranía de los mercados. Pero creo que tenemos conceptos diferentes de lo que es el mercado.

  5. en respuesta a PNeoliberales
    #23
    08/12/10 17:04

    Pues las dos segundas estoy seguro que sí, pero dudo mucho que Botín sepa contestar a la primera....

    en fin. es un poco curiosa la pregunta, ya que esto es una pregunta para contables....

    En todo caso, una preguntita....

    sabes las fases de ejecución presupuestaria de la administración?. Lo digo porque si no sabes que es autorización, disposición y demás... ¿significa que no puedes saber lo que hace mal el gobierno?. Aunque quizás, los procedimientos y la contabilidad sean el "como" en lugar del "que".

    REspecto a lo de la única manera de hacer dinero sea mediante "activos tóxicos", has hecho una buena precisión y estableciendo el limite... por tanto podrás decir que es lo que ha pasado a finales de los 90 para que de repente la banca se haya puesto a fabricar y financiar activos tóxicos por sistema...

    es una buena pregunta, que por cierto, ya tuvimos la discusión un día....

    pero vamos.... que si sabes lo del asiento contable... es que eres banquero, por lo que no sabrás de economía....(fijate que no has distinguido entre sistema financiero y económico en tu examen), y si sabes de economía, no podrás hablar del sistema financiero.

    en fin... por cierto.... ¿tiranía total de los mercados?.... ¿esto no es malo?. Porque algo de esto tenemos. ¿no?

  6. en respuesta a Comstar
    #22
    08/12/10 15:48

    - Bueno, ya que ve que conoces bien el sistema financiero y económico, probablemente me podrás responder las siguientes dudas:

    1) Cuál es el asiento contable que un banco debe hacer cuando alguien no le devuelve un crédito.
    2) Cuál es el impacto que esto tiene sobre el Tier 1
    3) Que efecto tiene esto sobre la cantidad de préstamos que un banco puede otorgar.

    - Si piensas que la única manera que tiene un banco de hacer dinero es haciendo "activos tóxicos", explícame de qué vivieron desde el renacimiento hasta el año 2000.

    - Estoy de acuerdo en el "único problema" de una banca estatal, pero te quedas corto. No sólo a los "amigotes" se les prestaría, directamente los préstamos serían para comprar votos y sería una via de dominación sobre el pueblo. Un gobierno enquistado en el poder antes de dar cualquier préstamo pediría el "carnet del partido", y sería una forma más de lograr una tiranía total de un gobierno central.

  7. en respuesta a PNeoliberales
    #21
    08/12/10 15:01

    El banco inventa dinero no respaldado en valor agregado (con el sistema de reserva fraccional), lo presta y lo cobra. La impresión de dinero debería ser un rol estatal, porque al ser privado, permite la existencia de bandazos especulativos que van contra la estabilidad de una economía.

    Normalmente las empresas obtienen utilidades a partir de la creación de valor agregado. Como los bancos no producen valor, la única manera de lograrlo es mediante la creación de activos tóxicos o quitándole dinero a la gente de la manera más plana y llana.

    Para ampliar mejor lo que son activos tóxicos véase mi post donde explico lo que son y po qué no se crean activos tóxicos con banca nacionalizada.
    https://www.rankia.com/blog/comstar/607732-que-son-activos-toxicos-rescate-bancos

    Una cosa es que el gobierno tenga acciones en un banco privado (es banca privada rescatada por el estado) y otra es que la banca sea una agencia de gobierno. Si de verdad fuera como la banca pública, los bancos no tendrían activos tóxicos y no ocuparían rescate, sino que lo que habría sería un déficit público.

    El único problema de la banca nacionalizada sería la ausencia de contraloría, otorgando préstamos a amigotes políticos, en cuyo caso cualquier otro ente estatal sería objeto de desfalcos. Sin embargo con la banca privada el mismo fraude de préstamo a amigotes es posible (bajo el argumento de lobby), pero la diferencia es que luego se hacen rescatar, y los banqueros privados se quedan con bonificaciones y el poder, mientras que con banca realmente estatal no.

    Si se teme por la banca estatal, es porque el gobierno no tiene mecanismos para su propia auditoría financiera, en cuyo caso el dinero de los impuestos se los deben estar robando en cada institucion existente.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar