Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Las reglas de la economía han cambiado
Un debate abierto sobre la economía actual

Os dieron a elegir entre deshonor y guerra

El 7 de septiembre de 1940 comienza lo que Winston Churchill denominaría: “La Batalla de Inglaterra”; fueron toda una serie de bombardeos masivos del III Reich sobre Gran Bretaña que finalizaron en mayo de 1941, cuando Hitler decidió destinar los recursos que tenía hacía el frente Oriental.

El patriotismo, los mensajes continuos a la población y el hecho de que, por  primera vez,  se transmitiese por radio a tiempo real el drama de lo que estaba ocurriendo permitió que Inglaterra aguantase el tiempo suficiente, que se incrementase la simpatía en Estados Unidos y que Alemania sufriese su primer gran revés en la segunda guerra mundial. Alemania infligió un daño terrible con unos costes limitados y en realidad no fue derrotada en dicha batalla; pero si fue la gran derrotada. El primer ministro Winston Churchill pasó de ser un irresponsable que atesoraba numerosos errores que habían causado todo  tipo de penurias (el desastre de Galipoli en la primera guerra mundial, la desastrosa gestión en el ministerio de finanzas previa a la gran depresión…) a ser recordado como aquella persona a la que  todos hemos de citar.

Y como es obligado citarlo, voy a retroceder hasta el momento en que, desde la oposición, lanza  una premonitoria frase al entonces primer ministro británico (Chamberlain). En 1938 los acontecimientos se precipitaban en Europa. El avance Nazi y la segunda guerra mundial parecían ya inevitables. Chamberlain,  consciente de todo ello, viaja a Munich y consigue un acuerdo mediante el que Hitler renuncia a cualquier pretensión territorial de Europa a cambio de que Checoslovaquia concediese autonomía a la región de los Sudetes. “Os dieron a elegir entre el deshonor y la guerra... elegisteis el deshonor y tendréis la guerra” .

Churchill tenía razón, y finalmente Hitler invade los Sudetes. Conseguido este objetivo, apunta hacia  Polonia. Francia e Inglaterra no pueden seguir soportando más el avance de Alemania y advierten que si Alemania invade Polonia entrarán en guerra.

En este post me gustaría que se hiciese una reflexión; Churchill estaba convencido de que la guerra con Alemania era inevitable; ¿Qué debió haber dicho ante el acuerdo de Munich? Inglaterra no estaba preparada para la guerra con Alemania; en realidad, nadie lo estaba. La mejor (y probablemente única alternativa) era ganar tiempo y preparar a la población y al país para la guerra. La mejor opción era hacer precisamente lo que hizo Chamberlain; arrancar un acuerdo, ganar tiempo, generar un futuro escenario en el que Alemania no respetase los acuerdos y aguantar lo suficiente.

La famosa cita de Winston Churchill era cierta; pero además era simplona (no atendía ni a la realidad de la  situación, ni a la virtud de intentar salir de ella) y lo que es peor; empeoraba la situación de Inglaterra ante un escenario que estaba claro que preveía. Inglaterra necesitaba tiempo y unión ante lo que se le venía encima.  

Inglaterra aguantó los Blitz; Pero el tiempo ganado y la realidad del incumplimiento del acuerdo por parte de Alemania fueron la clave para que Inglaterra resistiera el tiempo suficiente para que el III Reich no se adueñase de Europa. Nunca he creído que Winston Churchill fuese un gran estadista; sólo creo que hubiese sido un gran tuitero (es mi opinión).

Tenemos que tener en  cuenta la moraleja de lo anterior para entender  hoy el tema de Grecia y, más concretamente, las explicaciones que se están ofreciendo acerca de la actuación de Syriza. Estos días los acontecimientos se están precipitando. Como en todo culebrón en los últimos episodios se van cerrando los temas abiertos y se van aclarando las cosas; pero por alguna razón parece que no se entienden aún las cosas debidamente. Por esto me gustaría hacer un enésimo repaso de la situación.

Es muy importante que entendamos la situación porque nos afecta directamente; dejemos de un lado la ideología y las simpatías o  antipatías que tengamos con Grecia, Syriza, Alemania o el resto de personajes del culebrón. Entendamos las conclusiones para el futuro (el griego, el europeo y el español) y no dejemos que los dogmas nos cieguen.

En las últimas horas hemos asistido a gritos desesperados desde Grecia. Saben que están al límite y existe pavor entre los políticos (de todas las ramas) por lo que se avecina. Por un lado, el líder de Anel (escisión de Nueva Democracia al no aceptar los rescates y ahora socio de Syriza en Grecia) expone en el parlamento la necesidad de votar “Sí” al acuerdo que rechazaban y que rechazó la sociedad; nos da una razón contundente que está siendo completamente ignorada: “No me asusta la salida del euro, sino una posible guerra civil”.  No veo cómo se puede explicar mejor.

Por otra parte, Varoufakis publica un artículo en The Guardian de lectura obligada. A título de aclaración recomiendo la lectura íntegra del artículo y no los resúmenes en castellano que estamos encontrando. En muchos análisis se está entendiendo como que esta persona vuelve al ataque. Por otro lado, con frecuencia escuchamos las alusiones al carisma de este personaje. En mi opinión ambas opiniones son las distintas caras de una realidad distinta; Donde vemos carisma estamos viendo las declaraciones crudas de una persona que dice lo que piensa; el hecho de que esto sea considerado carisma, nos obliga a pensar en los tiempos en los que estamos. Dice lo que piensa por desesperación; ni brillantez, ni carisma ni leches por el estilo; la desesperación de una persona que ve el camino y trata desesperadamente de cambiarlo.

En el artículo expone la yugular; dice las razones por las que Grecia no puede salir del euro. No tiene billetes y supondría un esfuerzo imposible dotarse de este instrumento inmediatamente. Es crudo pero, según el artículo, no puede imprimir moneda hasta que se anuncie la salida y no podría sobrevivir en ese período. Sin embargo, es posible que se traten de minimizar los daños y que ya hayan tomado ciertas medidas para prepararse; Hace un par de días la secretaría de comunicación de Grecia comunicó que podrían existir problemas con el abastecimiento de papel para la prensa. Este aviso se puede entender como la consecuencia lógica del corralito o puede tener un significado obvio en el contexto que nos encontramos.

La propuesta griega del viernes es una capitulación en toda regla. Van siendo  horas de que entendamos que la palabra “rescate” no es la palabra exacta para referirnos a una situación en la que un país acepta unas medidas que le llevan a la ruina con el sólo objetivo de  seguir respirando un poco más y que provocarán que esté en una peor situación en el futuro para afrontar un volumen de deuda mayor en el futuro. Debemos aprender ya que “capitular” y “aceptar un rescate” son términos incompatibles; por descontado, todos entendemos (o deberíamos entender) que hemos tenido en las épocas recientes muchas capitulaciones y ningún rescate. Es de capital importancia porque nunca hemos estado hablando ni de Grecia, ni de Italia, ni de Portugal, ni de España, ni de la banca alemana, francesa o incluso de Wall Street. O se capitula o se rescata. Hasta ahora esto ha sido una sucesión de capitulaciones y esto ha destrozado Europa.

Varoufakis expresa con claridad que en el mismo momento que asume la cartera de finanzas, Jeroen Dijsselbloem le ofreció: “o aceptas todo, sin reestructuración de la deuda o cerramos los bancos”; afirma también que el camino estaba escrito: “o capitulación o bien controles de capital, feriado bancario con corralito mediante los cajeros automáticos y Grexit”. Finalmente, expone que ni tan siquiera la idea de la capitulación era viable; el Grexit estaba decidido de antemano.

Si alguien tiene la intención de acusar a este post de intentar apoyar a Syriza, le pediría que por favor leyese algunos post que he colocado. En realidad, son varias recopilaciones a post muy antiguos (de hecho, anteriores a la existencia de Syriza) en los que explicaba porque íbamos a llegar a la situación actual. Y lo pido en base a un motivo que ya he expuesto: desesperado intento por hacer algo que revierta lo siguiente:

Creo que Varoufakis está en lo cierto cuando dice que Alemania no quiso negociar en  ningún momento y que todo esto fue la escenificación de la salida del euro. Creo también que  sinceramente tanto el referéndum, la capitulación de ayer, la reunión del domingo después del referéndum entre los partidos griegos y la dimisión de Varoufakis respondieron a un único objetivo: evitar la guerra civil. Creo que es cierto porque confirma lo que escribía el 5 de febrero de 2015, cuando Syriza aún no había tomado ninguna decisión:

“Y después de los primeros días (y unos cuantos titulares) tendremos unos cuantos efectos más que dependerán de la evolución de los acontecimientos y de aspectos sociológicos. En este punto me duele mucho pensar que lo más probable es que tengamos una Ucrania II.

Y, siendo muy grave lo que les espera a los griegos, debemos tener en cuenta que nosotros vamos detrás; y el precedente y los efectos de una bomba en medio de un derrumbe van a tener consecuencias devastadoras.

Seguro que alguien me dirá que al final Syriza cederá y el economista griego caerá del guindo. Lo triste es que aunque quisiesen, aunque cediesen y aunque aceptasen todo, no serviría de nada ya que el plan es que Grecia salga con ruido del euro. El plan es reconocer la situación en Grecia, construir un culpable y servirse de esto para evitar que otros países sigan caminos que no les interesan; así de simple.

Otros dirán que se va a buscar una salida ordenada de Grecia porque nos interesa a todos. Suponiendo que nuestros dirigentes pudiesen lograr tal hazaña, ¿de verdad interesa que la salida sea ordenada? Entendamos que en realidad lo que interesa en algunos momentos es generar caos, que puede ser rentable si tenemos en cuenta que de  lo que se trata es de evitar movimientos en otros puntos. Si se trata de “ejemplarizar” no existe el mínimo incentivo para reducir los daños. Más bien sería al contrario. Además, no tengo dudas sobre la capacidad de generar caos.

Se hace quebrar un país quebrado y asumimos que no vamos a cobrar lo que no ibamos a cobrar para que los españoles (entre otros) asumamos que si votamos otra cosa que no sea PP y PSOE nos tendremos que enfrentar a un escenario determinado. Lo que se olvida es que (y también duele mucho) a este escenario nos vamos a tener que enfrentar tarde o temprano, a menos que se cambie radicalmente de rumbo.”

Afirma también que la negativa a la reestructuración de la deuda se debe al poder que otorga esta. Esto es precisamente lo que explicaba en un post de febrero. La deuda no es más que el arma para imponer los ajustes. Así se entiende mucho mejor el concepto capitulación.

Grecia ha capitulado, pero hoy es sencillo comprobar que no se pedía la capitulación de Grecia. Se busca la destrucción de Grecia para intentar apuntalar lo que queda de la Unión Europea. De lo que se trata ahora es de rescatar a Europa, cambiando las circunstancias que nos han traído  hasta aquí o seguir el camino. No se trata de Grecia, sigo manteniendo el “game over” que manifestaba el otro día y por las mismas razones.

Y respecto a Syriza, tengo que reconocer que no tengo claro si buscaban ganar tiempo en las negociaciones, prepararse o intentar evitar el desenlace final. Creo que hay miedo y han intentado  capitular unas cuantas veces; incluso con el referéndum. Pero, por otro lado, también puedo creer que en ningún  momento Syriza intentó evitar el Grexit; quizás sólo esté intentando evitar males mayores en forma de guerras civiles en la creencia (y creo que acertada) de que Grecia será destrozada desde una posición dramática. ¿Chamberlain ganó tiempo o no se atrevió a afrontar la guerra?

No creo que Syriza haya elegido el deshonor y que haya conseguido la guerra; creo que no tenía ninguna elección y en ese contexto me cuesta mucho atribuirle errores. Simplemente están en una situación insostenible y totalmente nueva en la historia. No tiene moneda, y tiene un Banco Central que los está bloqueando. Es la primera vez en la  historia que un Banco Central destruye un sistema financiero completo, en un entorno en el que todos los bancos centrales del mundo están tomando todo tipo de decisiones (la gran mayoría cuestionables) para salvar los propios.

Es absolutamente penoso asistir a esto, sin poder hacer nada. 

  1. #1

    Alejperez

    En el tema de Chamberlain, Inglaterra por sí sola no estaba preparada, pero sí lo estaba Francia, con el mayor ejército de Europa en el momento y, obviamente, con Francia, Inglaterra, Polonia, etc.., combinadas, en el 38, Alemania no habría podido hacer casi nada, pero es política función.

    Pero poner paralelismo a esto es complicado, quizás sería si en el momento de establecimiento del euro se hubiera sido más estricto, y en vez de empezar tantos países a la vez, quizás hubiera sido mejor empezar tal y como empezó la propia CEE, con el Benelux, Francia, Alemania y, quizás ni siquiera, Italia.

    Saludos

  2. #2

    Yo mismo

    en respuesta a Alejperez
    Ver mensaje de Alejperez

    Bueno. Francia no estaba demasiado preparada.... Luego se comprobó.

    Pd. El euro fue para atar mediante tipo de cambio lugares en los que se podían hacer negocios.....

  3. #3

    Cambioyev

    Puede que Yanis Varufakis como buen descendiente de la mitología griega comparta con Casandra el don de adivinar el futuro y la maldición de no ser suficientemente creíble para los demás. Yanis pudo ver cómo el Caballo de Troya de la deuda impagable destruiría Grecia y ahora la frustración de no poder hacer nada por evitarlo es grande.

    Pero creo que hay algo más, y esto más significa que el poder financiero que se sustenta sobre la arquitectura de la Eurozona, con cada último apretón fatal sobre la desgracia del pueblo griego, están emitiendo "su más bello canto del cisne".

    Por eso pienso que los acreedores financieros finalmente deberán acceder a reestructurar la deuda, porque la destrucción financiera y económica de Grecia no servirá del esperado ejemplo para otros países, sino que acarreará la destrucción del euro y de los poderes financieros a los que sostiene.

    La duda es si el orgullo y la soberbia se lo permitirán.

  4. #4

    Yo mismo

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    El problema es que tu análisis es correcto en el medio plazo. Es decir; a medio plazo destruir a Grecia supondrá la destrucción del euro y del sistema financiero que lo sostiene.

    Sin embargo, no estamos en el medio plazo. El problema lo tienen en el corto plazo. El sistema financiero inmediatamente se sostiene de la existencia de oportunidades y negocios en la periferia como fuente de rentabilidad. Estamos en un entorno de rentabilidades ínfimas y esto genera la necesidad.

    Es decir; en el corto plazo Alemania y los países centrales se están jugando el tipo. No es que Alemania esté siendo especialmente sádica por gusto, (de hecho, fijate que creo que en ningún momento de la historia lo ha sido). El problema es que en el plazo inmediato la dicotomía es O el centro de la zona euro o la perifería.

    Por eso es necesario un cambio urgente y rápido en Europa. Lo grave es que ese cambio supone un coste brutal que tendremos que asumir y unos problemas en el sector financiero global acojonantes. Este es el grave problema desde siempre.

  5. #5

    Yo mismo

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    Y por cierto, no hace falta ser Casandra. La realidad es que es muy fácil verlo.

    La oferta de Grecia supone bajada de pensiones, subida de IVA.. etc.. o sea que empeorar toda la situación según puede explicar cualquier economista, a cambio de deber más dinero (nuevos préstamos con sus intereses..). ¿crees que existe alguna posibilidad de que salga bien? no hace falta ser Casandra.

    Ya si hablamos de lo que se ha filtrado desde Alemania, la cosa se clarifica: echarlos del euro (se supone que temporalmente) porque mejorarían; coger 50.000 millones en activos, imponerles las reformas (que harán empeorar) y darles ayuda humanitaria. Pues no hace falta ser vidente para saber como acabará

  6. #7

    Cambioyev

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Como bien dices, hay dos líneas de actuación: una a corto plazo y otra a medio-largo plazo.

    A corto plazo, Grecia necesita liquidez suficiente para salir al paso día a día y el Eurogrupo presiona para que el gobierno griego adopte todos los recortes necesarios que permita a los acreedores cobrar el 100% de la deuda. En este sentido la negociación se asemeja a una partida de poker en la que cada una de las partes va estirando el desafío con faroles y poses de chico duro de la clase, hasta que uno de los dos decida plantarse y se llegue a un acuerdo. Y en ese juego estamos y aquí es donde creo que hay que situar las filtraciones del ministerio de finanzas alemán.

    Para el medio-largo plazo, la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE debe analizar a dónde quieren llevar el euro y a la Unión Europea, si es posible seguir perpetuando en el tiempo la primacía de los intereses del poder financiero sobre los derechos de los ciudadanos sin que estalle en 19 pedazos y si hay que ir tomando medidas para alcanzar verdaderamente la Europa de los Ciudadanos que se encuentra en el ADN de la idea que nos vendieron para entrar en la UE.

    ¿Por qué el euro?

    La deuda es la munición de los poderes financieros para apropiarse, vía gobiernos, de los recursos de los países y actualmente la Eurozona es la herramienta que pone a su alcance los medios para conseguirlo. La pretensión de que este modelo de UE se puede extender en el tiempo, supone una afrenta al sentido común más elemental. Así no hay viabilidad para una Europa unida y volveremos a ser 19 países con diferentes monedas, porque sí, tal y como explicabas en un post anterior, el euro puede ser reversible.

    ¿El euro es irreversible?

    Y pienso que una quita de la deuda griega junto a unas condiciones que permitan a Grecia crecer de forma razonable es un escenario más favorable para los mercados financieros que afrontar negociaciones con 19 monedas diferentes.

    Por eso creo que el análisis a medio-largo plazo de la sostenibilidad y viabilidad de la Eurozona prevalecerá en el acuerdo que se llegue después de esta larguísima partida de póker.

  7. #8

    Yo mismo

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    lo esperaba, de verdad que sí.

    pero creo que no ha ocurrido.

  8. #9

    Yo mismo

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    no. por el corto plazo me refiero a la banca.

    si no logran los activos de los países periféricos para obtener rentabilidad la banca central está muerta en el corto plazo

    Por lo tanto acaban de sacrificar a Grecia, porque hay mucha gente en Europa cuestionandose ya muchos contratos y gestión de activos...

    y hacerlo haciendo sufrir.

    Hoy el eurogrupo está intentando salvar a la banca del centro de europa.

  9. #10

    Sauron

    La zona euro tiene un fuerte incentivo a echar a Grecia y "mandarles a la Edad Media".

    Pero también Grecia tiene un fuerte incentivo a irse, impagar e intentar empezar de nuevo. La idea de mantener un Estado tan ineficiente, como Varoufakis ha reconocido multitud de veces, financiado externamente es una ilusión.

    Guste o no, el problema de demanda de Grecia se evidencia desde un problema de oferta cuando se acaban las posibilidades de deficit y deuda, cuando se va agotando la posibilidad de "comprar" crecimiento y demanda con el dinero del futuro.

    Y esa reestructuración económica...o la hacen o se la hacen. Que se la hagan es poco compatible con soberanía, dignidad, etc, por lo que matan dos pájaros de un tiro con una fuerte quita/restructuración de deuda que les permita empezar de nuevo y que ese empezar de nuevo incluya una resturturación económica, administrativa, impositiva, etc.

    Varoufakis recuerda que en la situación de insolvencia que tiene Grecia, un banquero decente recomendaría restructurar la deuda y la economía como se hace con organziaciones privadas. Y tiene razón.

    Pero olvida que también se "limpia" y quita derechos y poder a accionistas, otros acreedores, etc. La analogía llevaría a una fuerte quita de derechos y poder a ciudadanos, polítios, etc a un nivel incluso mayor al que se ha hecho.

    Y este es el otro fuerte incentivo que Syriza tiene a emprender el Grexit: para que me lo hagan, lo hago yo.

    Si ambas partes tienen un fuerte incentivo a la salida...pues es difícil que ocurra otra cosa.

    en este contexto, y sin estar convencido, tiendo a pensar que el reciente acuerdo (políticamente inaceptable y con trazas de humillación) supone ganar tiempo para una salida más ordenada.

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar