Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

 

Es muy importante entender lo que está sucediendo en torno a Grecia, para entender lo que está sucediendo en todo el mundo, ya que en síntesis estamos exactamente en la misma situación, aunque están en una situación más avanzada.

La semana pasada nos hemos encontrado varias noticias, e incluso alguna ausencia, que deberemos tener muy en cuenta para entender la situación global y las actuaciones de cada uno. La ausencia está clara y ha sido una constante desde hace bastante tiempo. La situación social y de las calles de Grecia está siendo ignorada o minimizada por la prensa en general de una forma que no puede ser casualidad.

Cuando en las movilizaciones de octubre de 2011, el caos se adueñó de Roma, nos encontramos con una situación curiosa en la que se acusaba de la situación a grupos organizados de jóvenes anti sistema que acudían a Grecia regularmente para aprender técnicas de guerrilla urbana. Está claro que eso puede ser una buena explicación de lo que acaeció en Italia, pero sin embargo deja una sensación curiosa; ¿desde cuándo Grecia es un campo de entrenamiento en guerrilla urbana?. Es cuando menos llamativo que estemos todos los días con la situación explosiva en determinados países, a la vez que se haya dado una cobertura masiva a los países de la primavera árabe y en cambio resulta que tenemos una situación oculta en un país de la eurozona, sin que sepamos absolutamente nada.

El domingo 12 de febrero de 2012, sí que se han reconocido incidentes, y ha salido algo en los períodicos, pero entendamos que han existido incendios, saqueos y un buen número de heridos. No hay demasiada información sobre qué es lo que ha ocurrido y esta es la gran ausencia de los medios, ya que es mucho más sencillo obtener información sobre la evolución en la situación de Siria, (claramente más grave, pero más lejana).

Pero en todo caso las mejores lecciones las tenemos en las sucesivas noticias al respecto del Banco Central Europeo y lo que hizo, (y lo que pretende hacer) ante  el problema de deuda. Esta semana ha comenzado con las noticias de que el Banco Central Europeo descartaba asumir pérdidas con los bonos griegos. Sin embargo las fuentes  informadas de Reuters, afirmaban el 16 de febrero, que el Banco Central Europeo iba a intercambiar los bonos por los nuevos bonos, de tal forma que lejos de tener pérdidas, obtendría beneficios que repartiría entre los países de la eurozona para meterlos en el plan de rescate. El 17 de febrero, otra vez Reuters, nos contaba que el Banco Central Europeo abría la puerta a tener pérdidas. Ante un problema que lleva tanto tiempo vivo, es difícil entender el hecho de que en una semana existan noticias de que el Banco Central Europeo se plantee tres opciones que van cubriendo todas y cada una de las opciones, y a la vez que nadie se cuestione la actuación de una entidad a la que por otra parte se le acumulan las decisiones desastrosas (sin que absolutamente nadie critique absolutamente nada). Está claro que no se puede entender una salida a la situación económica, sin un entorno en el que no tenemos ningún tipo de control sobre la política monetaria y mucho menos en un entorno en el que está parece que está diseñada por lo que interesa a Reuters que se ha convertido claramente en un instrumento de política monetaria.

Para entender este proceso tenemos que recordar que en mayo de 2010 el banco central europeo comenzó a comprar los bonos de determinados países, entre ellos Grecia. En teoría esto iba a permitir que los países volviesen a los mercados y que se solucionasen los problemas de deuda, pero sin embargo, la medida era lo que parecía. El banco central compraba determinados activos dañados a las entidades financieras, lo que unido a las noticias de los fondos, las declaraciones a Reuters y toda clase de trucos, permitía proporcionar unos beneficios a las que vendían. En definitiva, estábamos salvando a las entidades financieras, a cambio de traspasar los problemas al banco central europeo.

En todo este tiempo, se ha tratado de esto. Los tenedores de deuda han ganado las rentabilidades durante mucho tiempo y cuando la situación estalla, traspasan las pérdidas. Gran parte de todo este vodevil y de todas las intervenciones se explican por tanto con la necesidad de ganar tiempo para liberar los balances de las entidades.

En todo caso, con las discusiones acerca de si el banco central europeo va a tener pérdidas o va a tener beneficio debemos tener en cuenta el precio de los bonos. Es decir, el banco central europeo ha comprado con descuento, (en torno al 25% se dice en la prensa), la deuda griega. Este dato es importante porque resulta que el banco central europeo hubiese comprado a unos precios superiores a los de mercado. En todo caso, debemos entender lo que manifestaba en el post en el que hablaba de este proceso de canje y como explicaba que en realidad lo que se nos está vendiendo como un sacrificio en realidad es un gran beneficio.

Pero siguiendo con estas lecciones, nos encontramos con la noticia de que al final Grecia acepta que se controlen sus cuentas, (está claro que esto ya no es una democracia, ni se le parece), hasta el punto de que el dinero del rescate se colocará en una cuenta especial para pagar el principal e intereses de la deuda pública. En este caso, se comprueba perfectamente quien es el que rescata a quien y como. Todos los países de Europa, (y en definitiva los ciudadanos), se endeudan en un fondo para entregar unos fondos supuestamente a Grecia, que a su vez tendrán que pagar también intereses por un dinero bloqueado para que cuando tengan que pagar su otra deuda, (por la que también pagan intereses), ese dinero sea usado.

Desde luego es difícil no relacionar esta medida con la carta del Banco Central Europeo en Agosto a España e Italia, que en España supuso el reformazo y en Italia la caída de Berlusconi.

En definitiva, Grecia no obtiene más que una carga, mientras los acreedores disponen de una garantía más de que van a poder cobrar sus títulos, lo cual a su vez eleva los precios de los títulos ahora mismo.

Y al final resulta que se vende un poco de keynesianismo a cuenta de las energías renovables con el programa Helios, impulsado también desde Alemania. En una situación como la que se encuentra Grecia, se acuerda que los griegos inviertan 2.000 millones en energías renovables, de tal forma que es fácil entender que las empresas Alemanas van a ser las beneficiarias de las inversiones, y las eléctricas de los costes que se generarán a cuenta de esta situación, lo que supone que, como bien sabemos en España, los consumidores han de pagar unas facturas desmesuradas por unos beneficios que se van a ir para fuera.

¿Adivina alguien quien va a pagar todas estas facturas?. ¿Se explica porque Grecia está en esta situación?.

 

 

  1. #3
    Eguzkialde

    Os acordáis de pequeño , cuando sonaban las palmas o un pitido,siempre era igual:

    en un pis-pas y antes de tiempo el recreo se habia acabado.

    Es justo lo que le está pasando a Grecia.Bueno y ahora que hemos crecido , además han tenido una gestión politica interna nefasta.

    Y todos sabemos lo que pasaba después del recreo y si los deberes no estaban acabados.

    Te quedabas castigado toda la semana.......y con muchos deberes......

    Estoy muy interesado cuando no preocupado por Grecia , pués era mi compañero de clase y la profe "angie"la tiene tomada con la última fila y si se te ocurre ponerte emfermo tenías que verte con la tutora "cristine" la cual te recetaba aceite de higado de bacalao.

    No sé ,cómo vamos a salir de ésta.

  2. #2
    Margara

    El poder de los bancos es ilimitado, todo esta en sus manos.La banca gana el pueblo pierde. La banca compra politicos periodistas y sistema judicial La banca nunca pierde,


Sitios que sigo
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar