Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

Gráfico semanal R4

Aunque nuestro valor de la semana pasada, Walmart, no haya contribuido demasiado a las subidas, a pesar de sus magníficos resultados del segundo trimestre, el S&P americano ha vuelto a marcar no solo uno sino dos récords históricos de todos los tiempos la semana pasada.

De hecho, el viernes el S&P cerró en 3.397 puntos, muy cerca ya de superar por primera vez en su historia los 3.400 puntos, algo que seguramente logrará en las próximas sesiones.

El gráfico de las cinco últimas sesiones del S&P muestra muy bien algo que viene siendo la regla en los últimos meses, desde abril. Ante la más mínima corrección el dinero aparece inmediatamente, y el S&P vuelve a subir. Ese comportamiento el S&P da la razón al eslogan preferido de legión de nuevos inversores que han acudido a la plataforma Robinhood para hacer operaciones rápidas intradía, a saber, “stocks only can go up”, las acciones solo pueden subir.


La nueva regla es practicada hasta extremos increíbles por esos nuevos inversores y por los exóticos personajes que, a modo de “influencers”, les sirven de guía y que se auto proclaman los nuevos “gurús” de la inversión, en
contraposición abierta con inversores legendarios como Warren Buffet, al que incluso ridiculizan en sus webs.

La semana pasada el S&P sufrió un amago de corrección el miércoles tras la publicación de las actas de la última reunión de la Fed, que traslucían la preocupación de la Fed por la elevada incertidumbre económica, sin reflejar, a juicio de los inversores, un grado de compromiso suficiente, es decir, total y absoluto, con la adopción de nuevas medidas monetarias en el caso de complicarse las cosas.

Tras publicarse las actas el S&P giró a la baja y, de hecho, el miércoles acabó bajando un 0,4%. El mal tono continuó en la primera parte de la sesión del jueves, pero al final el sentimiento cambió al alza y el S&P acabó subiendo un 0,3%, siendo así que ese mismo día el Eurostoxx bajó un 1,3%. En la sesión
del viernes de nuevo el S&P subió un 0,3% mientras el Eurostoxx caía un 0,4%.

Es verdad que los resultados trimestrales de las grandes cadenas minoristas como Walmart o Home Depot ayudaron, pero no es menos cierto que las peticiones semanales de subsidio de desempleo que se publicaron el jueves se elevaron a más de un millón cien mil, muy por encima de las estimaciones, y mostrando un dibujo preocupante para los próximos meses. Las fuertes subidas de Apple, que por primera vez ha superado los dos trillones de dólares de valor en Bolsa, y el buen tono general de las tecnológicas sirvieron para contrarrestar cualquier mala noticia.

Como curiosidad hay que decir que el gráfico del S&P de las últimas cinco sesiones es muy parecido al gráfico del año completo. En el año vemos un caída muy fuerte y rápida en marzo, como la del miércoles 19 pasado, y luego una recuperación sostenida, como las del jueves y viernes pasados, que lleva al S&P a los máximos previos.

Nada puede parar al S&P, impulsado al alimón por la Fed y por los “Robinhood traders”. Esta semana veremos si la Fed sigue mostrando su pleno y total apoyo en la reunión virtual de Jackson Hole, pero todo indica que así lo hará.

 

sp500

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar