¿Pagar con tarjeta de crédito o en efectivo?

¿Pagar con tarjeta de crédito o en efectivo?

A la hora de realizar una compra o tras disfrutar de una buena cena, podemos pagar con tarjeta de crédito o en efectivo y conviene saber que medio de pago es el más adecuado dependiendo de cada situación. El uso de la tarjeta de crédito se ha convertido en algo cotidiano, pero hay que conocer las ventajas y riesgos que comllevan.

¿Pagar con tarjeta de crédito o en efectivo?

Lo lógico es pensar que pagar en efectivo es mejor porque así evitas la tentación de utilizar en exceso la tarjeta de crédito y endeudarte por encima de tus posibilidades. Hay que elegir entre las tarjetas de crédito o en efectivo, dependiendo de que manera te sea más fácil llevar un control sobre el dinero que gastas y el que te queda disponible para llegar a fin de mes.

¿Qué ventajas tienen las tarjetas de crédito?

En general las tarjetas de crédito tienen más beneficios que riesgos, pero a continuación voy a comentar las principales ventajas de la tarjeta de crédito y las razones que llevan a pensar que es mejor pagar con tarjeta de crédito que en efectivo:

 
  • La tarjeta de crédito se caracteriza por la facilidad de uso, es decir, la comodidad y tranquilidad de que está aceptada en cualquier establecimiento.
  • Gracias a pagar con la tarjeta de crédito, puedes llevar un control exhaustivo de tus gastos y acceder de manera inmediata a consultar los extractos de la misma a través de Internet.
  • La tarjeta de crédito da la posibilidad de elegir si queremos pagar la compra de manera inmediata o aplazar el pago al mes siguiente.
  • Evita tener que llevar mucho dinero en el bolsillo y ante cualquier robo o pérdida se puede cancelar con sólo una llamada.
  • La mayoría de las tarjetas de crédito tienen diferentes tipos de seguros que cubren a sus clientes, por lo que es más seguro tener una tarjeta de crédito en el bolsillo que dinero en efectivo.
  • Algunas tarjetas ofrecen la posibilidad de obtener un 2% o 3% de descuento por repostar gasolina o realizar tus compras pagando con la tarjeta.
  • Para comprar cualquier producto en Internet o realizar una reserva de hotel o vuelo, es necesario pagar con una tarjeta de crédito.

¿Qué inconvenientes presentan las tarjetas de crédito?

No todo van a ser beneficios y virtudes, las tarjetas de crédito también tienen inconvenientes, y vamos a destacar los más importantes:

  • La tarjeta de crédito nos otorga la capacidad de decidir cuánto nos queremos endeudar, y un uso indebido de la misma, puede provocar que gastemos más dinero del que tenemos y tengamos que hacer frente a elevados tipos de interés, comisiones etc.. El tipo de interés general de una tarjeta de crédito oscila entre el 18% y el 25%.
  • Para los pequeños gastos diarios como una barra de pan, coger el autobús o comprar el periódico, es complicado poder pagar con la tarjeta de crédito y en determinados establecimientos te exigen un mínimo de 10€ o 20€ para poder pagar con tarjeta.
  • El no tener el dinero en efectivo y disponer de un crédito precondido por la entidad financiera a través de la tarjeta de crédito, puede provocar que ahorremos menos dinero del que queramos por el simple hecho de pensar que aún puedes gastar más.

Pagar con tarjeta de crédito tiene más ventajas que inconvenientes y podemos obtener mayores beneficios que pagando en efectivo.

 

¿Qué experiencia tenéis con las tarjetas de crédito?¿Tarjeta de crédito o Efectivo?

 

  1. #10
    15/04/14 12:24

    Yo lo reviso cada día desde el móvil (ha sustituído al periódico en el momento de la llamada de la naturaleza, o en los ratos muertos cocinando); así veo rápidamente sorpresas como cuando me cargaron un recibo de 8.000 euros por error en mi cuenta; suerte que todavía no había abierto el depósito en ING y no me quedé descubierto...

  2. en respuesta a davidkeko
    -
    #9
    14/04/14 16:29

    Sí, ciertamente hay que llevar un control y una o dos veces a la semana revisar vía web el saldo. La verdad es que no hay que gastar más o menos, es decir: "para esta cena fuera máximo 25 eur... ó me compro una TV hasta 500 eur".

  3. en respuesta a kastroboy
    -
    #8
    14/04/14 12:28

    Inconvenientes:
    -El bolsillo te sigue pesando lo mismo (aunque me gustaría tenerlo bien repleto jeje)
    -Tienes menos dinero en la cuenta; si no la miras cada día no te das cuenta de como va desapareciendo. Ese problema no lo tienes en metálico (cada vez que pagas ves lo que llevas en el moneredo).

  4. #7
    11/04/14 21:19

    Si es de débito y no hay recargo gastarás lo mismo que en metálico. Ventajas:

    1- No te has de preocupar de sacar monedas y billetes, buscar 0.67 cénts para un pago de 7.67 por ejemplo. Una firmita y punto. Igual de rápido (el tiempo que tarda en hacerse la transacción se compensa con el que estás buscando dinero.
    2- No te has de preocupar que el billete que te dan sea falso.
    3- No te has de preocupar de que te estafen con el cambio.
    4- Más higiénico. No tocas billetes.

  5. #6
    11/04/14 10:08

    Comentar que la de crédito (que por lo que veo no me cobran interés?) la uso 2 veces al semestre por contrato hipotecario; en realidad uso la de débito, así sé en cada momento lo que gasto y no me llevo sorpresas de cargos extra del mes anterior.

  6. #5
    11/04/14 00:36

    Buenas noches a todos los foreros.
    Este es mi primer comentario en RANKIA.
    Hace tiempo vengo leyendo,... diferentes artículos muy interesantes, y comentarios muy atinados.

    Comencemos:
    Qué nos debemos preguntar primero:
    Por qué nace el CRÉDITO,... y bajo qué situación financiera fue establecido?
    Qué le faltaba a la economía de aquellos días,... para expandirse qué obligó a los Mercados endeudarse hacia el futuro?
    Por qué debemos sacrificar el ahorro,... y pensar que DEBER es mejor que POSEER?
    No es acaso,... lo mismo que hacen los Mercados Financieros,... actualmente?
    Si las reglas del juego económico cambiaran,... en las próximas 24 horas sabríamos que tan comprometidos estamos financieramente,... y que tan poderosos pueden ser nuestros ACREEDORES,... recuperando liquidez para sus balances.
    Vale la pena entonces,... endeudarse pagando una cena o financiando unas vacaciones apuradas y mal programadas?
    Pues,... "A dónde fueron a parar aquellos ahorros,... que una vez supimos atesorar"...?
    Aprende a imitar lo que hace un "judío",... y personalmente oficia de ser tu propio Banco Central.
    La calamidad financiera estallará de mil maneras,... en este tiempo,... porque fue concebida para que así sucediece,... y forma parte de nuestro aprendizaje y libre albedrío.

    Un saludo a todos.
    Contribuído: IVANCEO

  7. en respuesta a David197428
    -
    #4
    10/04/14 18:15

    Hay que ser consciente del dinero que dispone cada uno, tanto si es una tarjeta de crédito como si es en efectivo, debemos priorizar cosas a la hora de pagar.

    Estoy de acuerdo en que las tarjetas de pago aplazado o revolving son muy peligrosas, porque si no se usan con sentido común, te pueden llevar a la ruina.

    Un saludo.

  8. en respuesta a davidkeko
    -
    #3
    10/04/14 18:04

    Depende de como se organice cada persona, pero en principio si tienes el dinero en el banco y todos tus pagos los realizas a través de la tarjeta de crédito, puedes llevar un control minucioso de en qué has gastado el dinero y acceder cada día a los extractos de la tarjeta y la cuenta asociada a la misma.

    Y si te invade el miedo a un posible "corralito" (parece que ya hemos pasado lo peor), siempre puedes abrir una cuenta fuera de España?.

    Un saludo.

  9. en respuesta a davidkeko
    -
    #2
    10/04/14 17:48

    Cuidado con las tarjetas de credito para pagos aplazados, ya que te puedes pegar un buen susto.

  10. #1
    10/04/14 13:22

    Yo siempre he pensado que mejor sacar del bolsillo y guardar lo del banco para hipoteca, facturas y, desde hace poco, invertir. Pero si surge el miedo al corralito el pensamiento es al revés.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar