Diferencia entre TIN y TAE, ¿en cuál me fijo?

3

¿TIN o TAE? ¡Esa es la cuestión! Muchas veces, a la hora de elegir un producto y compararlo con otro no sabemos en qué debemos fijarnos, ¿en el TIN o en la TAE? Si tienes dudas, a continuación intentaremos resolverlas todas.

TIN y TAE en qué me tengo que fijar

 

 

¿Qué es la TIN y la TAE? ¿En qué se diferencian?

¿Qué es el TIN? El TIN de un préstamo es el tipo de interés nominal que fija el banco por el dinero prestado. Este porcentaje indicará lo que va a recibir el banco por prestarte ese dinero en el caso de una hipoteca o un préstamo personal en concepto de intereses deudores, sin embargo en los depósitos o cuentas de ahorro indica el porcentaje que el cliente recibirá en forma de intereses por el capital depositado en la entidad. 

Como hemos comentado, el TIN únicamente es el tipo de interés que se pagará a la entidad (o que nos pagarán a nosotros en caso de otro tipo de productos), pero no tiene en cuenta los costes que puede tener asociados una operación, así como tampoco comisiones. Por lo tanto, el TIN no es un buen indicaros para comparar distintos productos. 

¿Qué es la TAE? La TAE, es la tasa anual equivalente, incluye, además del tipo de interés nominal también costes y comisiones, así como que tiene en cuenta el plazo de la operación, lo que nos permitirá comparar productos de la misma naturaleza, es decir préstamos con préstamos o depósitos con depósitos. 

¿En qué me he de fijar en cada producto? 

Por regla general, en cualquier producto financiero, bien sea un préstamo, hipoteca, depósito o cuenta de ahorro aparecerá tanto el TIN como la TAE.

Realmente el TIN simplemente es informativo, ya que como hemos comentado, no incluye comisiones y no servirá para comparar distintos productos. Sin embargo, la TAE si que nos servirá para realizar cualquier comparación y calcular el coste efectivo que tendríamos, por ejemplo, en un préstamo. De hecho, el Banco de España obliga a las entidades a publicar la TAE de cualquier tipo de producto que aplique un tipo de interés. Por tanto, podríamos decir que la TAE es el indicador que indica el coste o la rentabilidad real de un producto.

El propio Banco de España tiene un simulador que permite calcular la TAE incorporando varios conceptos (importe, comisiones, periodicidad del pago/abono de intereses, periodos a tipo fijo y tipo variable...).

Diferencias en la TAE en función del tipo de productos

Podemos encontrar la TAE en muchos productos bancarios pero no en todos ellos significarán lo mismo. La diferencia es sencilla. 

¿Qué significa la TAE en un préstamo? En el caso de una hipoteca o un préstamo, la TAE incluye el tipo de interés junto a los gastos y comisiones que pagaremos para que el banco nos preste el dinero durante un tiempo determinado. El pasado junio de 2019 llegó la nueva Ley Hipotecaria y posteriormente, la interpretación del cálculo de la TAE realizada por el Banco de España, que supone tener que modificar la forma de calcular la TAE de las hipotecas. Así, el impacto de estos cambios se traducirá de la siguiente forma en las hipotecas a tipo variable:

La TAE se deberá calcular a partir del supuesto de que el tipo de interés aplicable durante el plazo a tipo variable no pueda ser inferior al tipo fijo pactado para el periodo inicial. Por tanto, en el momento actual, en el que el tipo fijo inicial suele ser superior al resultado de sumar el Euribor al diferencial en la totalidad de hipotecas del mercado, deja de tenerse en cuenta el tipo variable para el cálculo de la TAE.

¿Qué significa la TAE en un depósito o cuenta de ahorro? La TAE en los depósitos o cuentas de ahorro, tendrá en cuenta además del tipo de interés, el momento en que se producirá la liquidación de los intereses y la duración del producto. Normalmente en estos productos la TIN y la TAE coinciden o son muy similares. En algunos casos, existen productos que aplican simultáneamente diferentes TIN para tramos de saldos distintos. Por ejemplo, en la Cuenta Evolución de Banco Mediolanum que ofrece un 2% TIN para la parte que exceda de 5.000€, con un máximo a remunerar de 10.000€; el 1% TIN para saldos entre 1.000€ y 5.000€. Así, la TAE que tendría un cliente en el caso de permanecer durante 12 meses y 10.000€ de saldo medio sería del del 1,41%.

 

  1. en respuesta a Anhell
    #3
    08/04/19 11:49

    Buenas Anhell! La TAE no solo tiene en cuenta los gastos asociados, sino también las vinculaciones.

    En lo que respecta a la Hipoteca Openbank, ésta incluye el gasto del seguro de incendios obligatorio con cualquier hipoteca. Pese a que no tengan que contratarlo con Openbank si no quieres, es obligatorio reflejarlo en la TAE, para que el usuario se haga un idea del coste total.

    Con respecto a la Hipoteca Coinc, no tiene vinculaciones pero sí que tiene un gasto, la tasación. También incluye en el cálculo el mismo seguro de incendios previamente mencionado.

    Saludos!

  2. #2
    01/04/19 21:04

    empezaré disculpándome por lo absurdo, seguramente, de mi siguiente pregunta, pero... a pesar de que "creo/creía" que los conceptos los tengo claros aplicándolos a depósitos y cuentas remuneradas.... ahora que estoy iniciándome en el mundo hipotecario, me hace ver que quizá no lo tenía tan claro como creía, en fin... os pongo el ejemplo que me ha sembrado la duda;

    comparando las hipotecas fijas de OpenBank y Coinc , supuestamente sin gastos asociados, ¿porqué existe esa diferencia entre el TIN y el TAE?, ¿no deberían ser el mismo?.

    Gracias por vuestras respuestas. Saludos.

  3. #1
    15/03/19 16:26

    Gracias Lorena por el artículo y la sencillez con lo que lo explicas.

    Un tiempo atrás explicamos en un hilo las diferencias y usos de TIN y TAE relacionado al uso de cuentas y depósitos, que quizás a algunos detallistas les resulte de interés. Por eso lo cuelgo aquí:
    https://www.rankia.com/foros/depositos/temas/133219-pago-intereses-deposito#respuesta_133232

    Un saludo a todos,
    Valentin

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar