Rankia España Rankia Alemania Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polonia Rankia Portugal Rankia USA
Acceder
La TIN o la TAE: ¿en cuál nos fijamos?

La TIN o la TAE: ¿en cuál nos fijamos?

Si estás pensando en solicitar un préstamo, hipoteca, en abrir una cuenta corriente o hacer un depósito es posible que tengamos dudas. A la hora de contratar estos productos es importante fijarse en dos conceptos: el TIN, el tipo de interés nominal, y la TAE, la tasa anual equivalente.  Ambos términos están establecidos por el Banco de España y su labor consiste en reflejar las condiciones del pago de los intereses.

En este artículo, explicamos sus principales características y cómo cada uno de ellos calcula el pago de los intereses de forma diferente. Además, veremos qué es el TIN en una hipoteca qué es el TAE en una hipoteca. 

¿Qué es el TIN?

El TIN (tipo de interés nominal) es el interés que la entidad financiera cobra en concepto de aplazamiento de los pagos. Se trata de un porcentaje fijo que el banco recibe como pago por el dinero que ha prestado al cliente. Lo habitual es calcularlo de forma mensual, aunque también se podría hacer de forma diaria, semanal, trimestral o incluso anual. Lo importante en este caso es fijarse en el período temporal, para hacer después los cálculos que interesen. Por ejemplo, un 6% nominal anual equivaldrá a un 0,5% nominal mensual (es decir, 6% dividido entre 12 meses).

Para que entiendas mejor el concepto, veamos 2 ejemplos: 

Imaginemos que vamos a solicitar una hipoteca

  • En el caso de realizar la contratación de la hipoteca con interés a tipo fijo, el TIN será el diferencial que fije el banco en cuestión. Es decir, que el Tipo de Interés Nominal que pagaremos por la financiación, estará establecido por la entidad. Por ejemplo; si este tiene un TIN del 2%, a la cantidad que se page mensualmente por el préstamo, se le deberá sumar este porcentaje. 
  • Mientras que si se contrata una hipoteca con interés a tipo variable, obtendremos el TIN sumando el euríbor al diferencial aplicado por el banco. Por ejemplo; con el euríbor actual (0,341%)  más el diferencial estipulado por el banco (2%), nos daría el resultado del TIN, que sería el porcentaje a pagar por la cuota mensual de nuestra hipoteca. 

No obstante, el TIN no tiene en cuenta ninguno de los gastos que van asociados a la operación, ni tampoco descuenta la inflación (por oposición al tipo de interés real, donde sí que se resta). Se trata simplemente, como su nombre indica, del Tipo de Interés nominal, de aquel que se pacta con la entidad bancaria para realizar la operación.

¿Qué es la TAE?

Por su parte, la TAE  corresponde a la Tasa Anual Equivalente. Pero,  ¿Qué significa anual equivalente? se traduce en el porcentaje que indica, de forma anual, el coste o el rendimiento efectivo que tiene un producto financiero. Su cálculo se realiza siguiendo una fórmula matemática normalizada, que tiene en cuenta el TIN de la operación, pero también otros factores, tales como la frecuencia de los pagos, las comisiones bancarias por cancelación o amortización y también los demás gastos que genera la operación. Es, por lo tanto, “anual” y “equivalente” y, por ello, más completa y, en general, más útil que el TIN para que el consumidor pueda tomar una decisión final.

En el caso de querer calcular la TAE de una hipoteca

Como hemos comentado con anterioridad, la TAE tiene en el Tipo de Interés Nominal (TIN) de la operación, además de  la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, semestrales, anuales, etc.), las comisiones bancarias y los gastos de la transacción. La fórmula para este cálculo es; TAE = (1 + r/f)f-1. ( "R" hace referencia al tipo de interés nominal y "F" a la frecuencia de los pagos).

 Mediante este enlace, puedes acceder al BdE y calcular este indicador de manera automática. 

Lo que permite la TAE es homogeneizar cualquier producto financiero a un periodo de un año, para de esta manera poder compararlo con otro producto similar, sea de la misma entidad financiera o de otras entidades. Aporta, por lo tanto, una visión más clara y real de cuánto puede proporcionar una inversión o de cuánto puede costar un crédito.

De acuerdo con la normativa del Banco de España, las entidades deben informar siempre sobre la TAE en todos sus contratos, documentos de liquidación y ofertas vinculantes a sus clientes, así como en las campañas publicitarias que realiza de sus productos financieros.

¿Qué préstamo se adapta mejor a ti?

Si están pensando en reformar tu hogar, darle un cambio de look a tu negocio, o bien, debes hacer frente a cualquier gasto inesperado este mes,  en Rankia te ayudamos a buscar (y encontrar) el préstamo que mejor se adapte a tus necesidades. Lo hacemos a través de un estudio completamente gratuito y sin ningún compromiso.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!
Simula tu préstamo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar