QE-3, Atractivo inversor de Japón y rebote del mercado

1

El presente año 2011 coincide con el históricamente positivo tercer año presidencial americano. Positivo en términos de rentabilidad bursátil, durante el último siglo ha sido un año alcista prácticamente sin excepciones, gracias a la determinación y esfuerzos de Washington -la clase política- por levantar el ánimo del electorado invirtiendo a todo tren con el fin de mejorar la situación, la imagen y conseguir votos.

Económicamente, este año ha comenzado bien pero globalmente va perdiendo fuelle. Las restricciones en política monetaria de los países amenazados por la inflación, junto con la desaceleración económica experimentada en países desarrollados y el impacto del terremoto de Japón muestran un panorama económico global más sombrío y amenazante.

El principal inconveniente inflacionista, que han venido descontando los mercados durante meses, pasa ahora a segunda línea de atención siendo superado por las preocupaciones relativas al deterioro del crecimiento, a la incógnita de que USA instaure un nuevo plan de estímulo y a la gestión europea de los problemas de deuda.

No por ello la inflación deja de tener importancia (India padece un 9.5%, UK un 4.5%, China 5.4% ... ) aunque la moderación de los precios de las materias primas atisba menor presión inflacionista pero, lo que es peor tal como indicaba antes, una menor perspectiva  de crecimiento.  Mientras los BRICS luchan por contener la inflación, los PIIGS buscan dinero debajo de las piedras.

En USA el potencial impacto de la política monetaria expansiva sobre la inflación permanece bajo control, de momento, y en buena medida gracias a la ponderación del decaído sector vivienda que contrarresta las fuertes subidas de energía y alimentos.

El promedio de inflación USA desde 1960 es ligeramente superior al 4% y bajo esta perspectiva se puede afirmar que la inflación está en niveles históricamente bajos y controlados. Sin embargo, los precios a la producción están repuntando y las sorpresas inflacionistas se presentan sin necesidad de previo aviso, el gráfico siguiente es uno potencial. Otro una eventual recuperación inmobiliaria.

El terremoto de Japón ha obligado a una liquidación de inventarios como consecuencia de la baja producción, nula en muchos casos, que ha enviado al PIB japonés al abismo y ha afectado también a otras regiones. Sin embargo, la necesaria reposición de inventarios fortalecerá la producción, el empleo y el crecimiento económico en próximos meses y presumiblemente no sólo en Japón.

Japón es un buen candidato a proporcionar resultados positivos en bolsa y para formar parte de cualquier “watch list”. Japón está inmerso en un mega proyecto de reconstrucción, también de inventarios, con interesantes incentivos a la inversión y un mercado de acciones cotizando en mínimos, en el mismo nivel que hace 27 años, en 1984.

La próxima reunión de la FED se celebra la semana que viene, 21 y 22 de junio, no se esperan novedades en materia de tipos, ni anuncio de nuevos programas QE pero será interesante por anunciar su previsión macroeconómica actualizada.

La situación económica es ahora  más sostenible que al final del QE-1. En el último trimestre el consumo está mejorado respecto el de hace un año, el empleo también aunque sigue débil y la inversión, +12,0% en el último trimestre frente al +2,0% al final del QE-1.  

A pesar de lo cual la inestabilidad aumenta, la desaceleración va intensificándose mientras las autoridades buscan equilibrios para cumplir con la determinación del tercer año presidencial de incentivar el crecimiento, dentro de un supuesto plan de austeridad, y además elevar el techo de deuda. Difícil tarea. Un nuevo programa QE-3 sobrevuela la mente de cualquiera, la clave es el momento más que la posibilidad o no de instaurarlo.

MERCADOS.

 

Durante el mes de junio el mercado ha sufrido ventas y caída de precios en la última hora de negociación de cada sesión de contratación. La operativa intradiaria del mercado diferencia al tipo de inversor según franja horaria de actuación. Durante la primera hora invierten las manos débiles, a continuación es un pulso mixto en el que las instituciones o manos fuertes van tomando parte activa y aumentando el control para finalizar en la última hora comandando la operativa.

Por este motivo se considera que la intención de fondo del mercado es la que presenta durante la última hora de cotización. Después de tantos finales de sesión negativos, el miércoles y jueves la pauta de comportamiento ha variado y el mercado se ha resistido a caer recuperando posiciones en la última hora de contratación.

Por otro lado, esta semana el comportamiento del mercado ha sido decepcionante según el teórico sesgo alcista asociado al vencimiento y probablemente en atención a la fuerte recuperación del Dólar y las oportunas correlaciones con los índices.

SP 500. Diario, semilog.

La sobreventa permanece intacta en gráficos diarios, no así en semanales, el sentimiento muy negativo y la posibilidad de rebote es elevada. Después de haber dejado atrás la media móvil de 50 sesiones (roja), ahora se ha topado con la crucial de 200 (verde) que debería ofrecer resistencia a inminentes caídas.

No obstante, será interesante seguir de cerca la evolución de los índices en el esperado rebote para evaluar la posibilidad de regresar a la baja antes de encontrar un suelo más fiable, quizá un suelo asociado un evento homólogo al de Jackson Hole del pasado agosto, QE-3.

¿Signos alcistas de sentimiento?

Atentamente,

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta.

CEFA

 

  1. #1
    18/06/11 10:18

    ¿Alguna sugerencia para participar en la posible alza del mercado japonés?
    El peligro es que el yen caiga y se lleve todos los posibles beneficios.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar