Tipos a la baja y especulacion furiosa

Este contenido tiene casi 13 años
Semana muy positiva desde el punto de vista de la evolución del coste del dinero, con el Banco Central Europeo rebajando los tipos 0.75 puntos hasta dejar el tipo oficial en el 2.5%, el Banco de Inglaterra rebajando un punto hasta el 2% y el de Suecia nada menos que 1.75 puntos, para situar la tasa en el 2% también.

La amenaza de la actual desinflación derivando en una situación de deflación está presente aunque los expertos descartan esta segunda opción, más bien descuentan leve posibilidad de deflación pero puntual y no duradera.. El crecimiento de las economías se está deteriorando a un ritmo vertiginoso. Ambos factores combinados facilitan enormemente la labor de los banqueros centrales en materia de tipos. Todavía tienen margen para seguir rebajando tipos y en 2.009 se espera que el BCE fije el tipo oficial en el 2%, o por debajo incluso.

Será muy interesante observar la respuesta del Euribor en las próximas fechas porque el mercado interbancario sigue inmerso en el miedo y manifestando falta de confianza, escasa actividad y operaciones centradas prácticamente en el día a día. Operaciones a más de una semana apenas se cruzan. Además, los indicadores de riesgo están por las nubes y empeorando, además el indicador de riesgo crediticio Itraxx Crossover está superando esta semana por primera vez en la historia el nivel de los 1.000 puntos.


EURIBOR. Semanal. 1.999-2.008



La Reserva Federal tiene señalada para la próxima semana su habitual reunión del Comité de Mercados Abiertos de diciembre, que tradicionalmente se salda en un día y en esta ocasión emplearán dos. El mercado está expectante para ver confirmada su apuesta más extendida, rebaja de medio punto, aunque muchos descuentan la posibilidad de mayor agresividad y un recorte de 0.75 puntos.

Son medidas contundentes, para una situación de crisis desbordada, a pesar de lo cual el mercado no termina de despertar. Además, los diversos planes de rescate puestos en marcha no han conseguido de momento gran cosa,en términos de recuperación, aunque sí han sido eficaces en evitar la implosión del sistema,.

El suma y sigue de pérdidas y amortizaciones del sector financiero alcanza ya un volumen cercano a los $750.000 millones. Recordemos que las estimaciones apuntan a un total de pérdidas de $1.4 billones aproximadamente, por tanto, es comprensible que el miedo interbancario no se disipe, que los bancos estén haciendo acopio de fondos para afrontar lo que esperan por venir y que, en definitiva, las ingentes inyecciones de apoyo al sector no se reflejen en dinero circulando por la calle.

El mercado está a la espera de que el gobierno americano asome de nuevo con un nuevo plan de salvamento en forma de rebaja fiscal. De repente, en las últimas sesiones ha soplado por el mercado cierto consenso proveniente de grandes e influyentes gestores de fondos, en la idea de que si finalmente el gobierno americano presenta un plan de estímulo fiscal ambicioso, se van a lanzar a comprar renta variable... más bien renta fija privada. Es decir, manifiestan en abierto su detonante esperado y necesario para aumentar el riesgo en sus respectivas carteras de inversión. Interesante considerarlo también.

Esta semana se han publicado datos económicos realmente negativos (actividad manufacturera, de servicios, pedidos a fábrica, paro, etc...) como es costumbre, sin embargo también cabe destacar los positivos, aunque escasos. Por un lado, la productividad ha mostrado un incremento del 1.3% frente a un estimado del 0.9%. Las peticiones de nuevas hipotecas han ascendido y los tipos hipotecarios están cayendo, al mismo tiempo que lo hace el precio del carburante. Además existen indicios de que el comercio por internet se está comportando razonablemente bien recientemente.

A pesar de que las bolsas continúan mostrando desconfianza, se está moderando la volatilidad. Contrarrestando la escasez de oportunidades de dinero fácil en los mercados de renta variable, existe un nuevo entorno de elevada especulación en un activo de primera importancia. El T-Bond americano ha subido en precio un 19.8% en sólo un mes!.

Es un movimiento inusual que hay que analizar con detenimiento, por el escaso fundamento distinto al vuelo a la calidad y el dinero rápido. Se trata de un movimiento especulativo y sin rigor fundamental, la situación deficitaria severa en que se encuentran las finanzas públicas americanas y las ingentes necesidades de liquidez a futuro no son precisamente motivos para explicar este comportamiento. Veremos su evolución.

Entretanto, los índices (SP500) están desarrollando una formación técnica con repercusiones de medio plazo típicamente alcistas -cuña descendente- y refrendadas por datos de sentimiento, participación y osciladores, todos ellos mostrando elevada probabilidad de rebote alcista. El gráfico siguiente muestra esta interesante formación gráfica que esperamos actúe debidamente.


SP500 intradía, 60 minutos


Sin perjuicio de lo explicado anteriormente, conviene saber que los límites de la formación del gráfico anterior, representados con los trazos verde y rojo, son los que informarán acerca de la dirección del siguiente movimiento relevante del mercado.

Atentamente,

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta.
CEFA. Certified European Financial Analyst.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar