Gestión de dificultades y expectativas. Mimando los brotes

Este contenido tiene más de 12 años
Aunque efectivamente si se puede hablar de la aparición constatada de determinados brotes es probable que cuando nos dispongamos a disfrutarlos se hayan disipado.

Paradójica y compleja la gestión de acontecimientos por parte de la FED, de sus deseos y de la expectativa del mercado. Su misión en los últimos meses ha consistido en comprar TODO, imprimir a toda máquina, adquirir Treasuries al Tesoro, activos tóxicos a los bancos y deuda tóxica también de agencias. Así, han dotado de liquidez al sistema y pretendido sostener el precio de la deuda soberana. Además, procuran eliminar el riesgo y expectativas deflacionistas, generando inflación (y perspectivas) que a su vez permita reducir el impacto de las desproporcionadas deudas americanas. Están matando a varios pájaros de un tiro; ¿será así de fácil?.

Son unos volúmenes enormes, la elasticidad de las preocupaciones limitada y el dinero, tanto privado como extranjero, dispuesto a comprar deuda escasea. Transferir títulos y dinero entre el Tesoro y la FED puede ser efectivo para adecuar las percepciones del mercado a unas pretendidas e inducidas expectativas anti-deflacionistas. No obstante, los precios de la deuda no se han conseguido mantener y ha sido peor, se han desplomado, presionando al alza los tipos. El balance de la FED se ha duplicado desde septiembre y ya supera los $2.1 billones (trillion).
En la medida que la FED continúe con su política expansiva y de compra masiva de TODO, seguirá enviando una señal inflacionista al mercado, y hasta aquí la FED de acuerdo. Pero entonces, el mercado presumiblemente tenderá a vender BONOS para protegerse del riesgo de la esperada inflación, provocando pérdidas en el balance de la FED, por lo que se puede ver obligada a imprimir más dinero, retroalimentando las intenciones vendedoras del mercado y además provocando el encarecimiento de la carga de deuda soberana. Difícil círculo vicioso.
En el curso de tan complicado proceso, la FED lanza mensajes de calma y dice estar alerta controlando sus acciones expansivas por las consecuencias que sabe se derivan de un exceso verdadero de liquidez en el sistema. ¡Cautela!, el track record o historial de los bancos centrales en sus intentos de drenar liquidez del sistema antes de crear problemas deja mucho que desear, ¿acertarán esta vez?.

Análisis de brotes

La economía USA no podrá alcanzar su tasa potencial de crecimiento en años venideros. La tasa de crecimiento USA no superará el 2% durante el próximo lustro, según los expertos, nivel insuficiente para la creación mantenida de empleo. La administración americana necesita absorber del mercado cerca de $2 billones y el consumo sufre astenia, no sólo primaveral, dos factores que van a obstaculizar crecimientos de PIB sostenidos en el futuro.
Repaso a los datos recientes inductores del optimismo o brotes.

BROTE 1: El consumo tiene la responsabilidad de ser factor vital que engendre la eventual recuperación económica ya que aporta más de dos tercios al crecimiento del PIB americano. Todavía no ha habido brote. Existen importantes barreras al crecimiento del consumo, como la restricción general del crédito, el elevado endeudamiento. De hecho, durante el mes de abril los ingresos personales aumentaron un 0.5% y sin embargo el gasto del consumidor cayó un 0.1%. El dato incomodo es el comportamiento de las ventas al por menor, que cayó en ese mismo mes un 10% respecto del año anterior. Este dato no ha sido cotizado por el mercado.

BROTE 2: Las ventas de viviendas están subiendo ligeramente y el mercado ha celebrado estos días alegremente los datos positivos publicados. PERO las ventas suben tan despacio que no consiguen absorber el exceso de oferta por lo que el inventario de viviendas sin vender ha ascendido cerca del 9%. Éste dato negativo no lo cotiza el mercado, aún.

BROTE 3: El crédito al consumo es la sabia que facilita incrementos de consumo. No ha habido brote: los últimos datos de crédito al consumo han sido malos, dos veces más negativos que lo esperado y naturalmente han decepcionado tanto como los descafeinados datos de desempleo presentados el pasado viernes. Además, se están efectuando fuertes subidas de los tipos de interés aplicados a las tarjetas de crédito.

BROTE 4: La tasa de paro alcanza el 9.4% (0.5 por encima del peor escenario previsto por el stress-test y subiendo) gracias a que se han excluido miles de desempleados de las listas. El consenso continúa descontando inminentes aumentos del paro que van a conducir la tasa oficial a niveles superiores al 10%.

En definitiva, es pronto para descontar una recuperación sostenible y aunque la brutal fase de destrucción económica ha quedado atrás, todavía falta un tortuoso y complicado camino por recorrer antes de poder afirmar que ha pasado lo peor. Los brotes necesitan más fertilizante y cuidados intensivos. Será muy interesante observar la evolución del desempleo en el segundo semestre dado que la reconstrucción de inventario esperada puede conseguirse con aumentos de productividad y no de empleo, eufemismos!

A continuación adjunto un interesante compendio de gráficos de evolución de relevantes variables económicas comparadas, recogidas de la web de Reserva Federal de S. Louis. Se observa que esta crisis no es comparable a otras, es más dura sin duda.


Campaña heurística y regulación

Por el momento y aprovechando que Washington y Wall Street se han embarcado en una obligada pero decepcionante política de optimismo figurado, los grandes bancos han emitido papel como locos y en las pasadas semanas han conseguido captar cerca de $80.000 millones. ¿Por qué no han esperado a la maduración de los brotes para vender esas acciones a mejor precio?, ¿Por qué han vendido acciones los propios insiders? . ¿Por qué deshacen autocartera?. Veremos pero a día de hoy resulta que los grandes gestores tampoco quieren ponderar el sector bancario en sus carteras de inversión.

Un comentario que fluye por internet referido al maquillaje de los balances de los bancos, resume en una concisa y escueta frase la actual situación contable de las instituciones bancarias, “nothing is right on the left and nothing is left on the right”. Nada correcto en el activo y nada alojado en el pasivo. Reconozco que la traducción es mejorable pero el juego de palabras en inglés está muy en sintonía con la realidad.

El FASB (Financial Accounting Standards Board) está planteando para furia de los banqueros, suprimir los Qualified Special Purpose Entities (QSPE), o papeleras de grandes bancos donde tienen aparcadas sus vergüenzas. Los QSPE esconden activos malos, perdidas y malas inversiones en la sombra. Si estos productos son forzados a desaparecer será necesario aumentar provisiones significativamente. Las máximas autoridades en regulación de mercados de derivados están manteniendo reuniones de trabajo para la creación de un mercado oficial organizado que suplante al extendido OTC y obligue a una transparencia operativa, hoy inexistente, para mayor furia de los bancos, por cierto.

Mercados

Los movimientos desarrollados por el mercado en el último mes son destacables por la debilidad técnica más que por la robustez del mercado. Desde el máximo conseguido el 7 de mayo tras un rally cercano al 40% hasta hoy, el mercado ha avanzado un minúsculo 3% y sin embargo el ruido ha sido mayúsculo.

ETF SP500. Diario

El índice se acerca sigilosamente al vértice de la figura técnica, con resistencias adicionales que sortear para poder continuar con el movimiento alcista. Además de la propia directriz superior de la figura, se enfrenta a la directriz de tendencia bajista y media móvil de largo plazo. Sería necesario un cambio drástico en la estructura de participación, una presentación de resultados del segundo trimestre explosiva, el resurgimiento súbito de los bonos, el regreso la batuta del maestro Greenspan para comandar una ruptura alcista que no se convirtiera en un mero “short squezze” de corto plazo, que sí es posible se produzca.

Lo que suceda en los confines del círculo rojo aportará más ruido y muchas opiniones de expertos afirmando que se han roto niveles a un lado u otro y que la tendencia está en marcha. Conviene dejar un poco de margen al mercado y no obligarnos a sacar conclusiones prematuras con cada mínimo desplazamiento, en vista de la manipulación reinante.
La zona de los 800 puntos sigue presentándose como el objetivo más probable para las próximas semanas.

Sugerencias en [email protected]

Atentamente,

Antonio Iruzubieta.
CEFA. Certified European Financial Analyst.
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar