Un error de inversión, balance del año y ¡Feliz 2021!

Ya está, ya se acabó por fin el 2020, un año que ha traído muchas sorpresas. Sorpresas que nadie esperaba y que han supuesto un vuelco en la vida de muchas personas. Sobre todo, de los casi dos millones de personas que han fallecido a causa del Covid-19, y la de sus familias. Ahora toca hacer balance. Toca reflexionar y mirar hacia delante. 

Y por eso en este post tengo pensado hablar de dos cosas: primera, de lo que en mi opinión son los hechos más relevantes de este año 2020, y la otra, uno de los fallos de inversión que he tenido este año.

Mi error de inversión


Vamos a empezar por el segundo y vamos a ir directos al grano. La teoría nos dice que hay que ser avariciosos cuando todo el mundo es temeroso, y temeroso cuando todo el mundo es avaricioso, ¿verdad? Soy el primero que me repito esto cuando todo va bien, pero ¿lo he conseguido? 

En algunos momentos sí y en otros no, hoy os voy a hablar de un error de esos tontos, que al de un tiempo duelen, pero de los que se aprende (o no).

Norbord Inc.:

Una empresa de la que ya compartí mi tesis y que podéis encontrar aquí. Fabricante de tableros de madera para construcción y remodelación de vivienda y otros usos. El resumen de la tesis era que la madera OSB cuenta con ventajas de precio con respecto a productos sustitutivos y que, el mercado la oferta de vivienda en EE.UU. (su principal mercado) se encontraba por debajo de las necesidades reales que iba a haber, es decir, la oferta de vivienda estaba comprimida (en torno a los 1,2 millones de casas frente a la tendencia histórica de 1,5-1,6 millones) y la demanda seguía aumentando. 
Compré en mayo-junio de 2019 a un precio medio de unos $21/acción y la llegué a verla a 32$/acción antes de que se desplomase en marzo del 2020 y perdiese casi el 70% de su valor. ¿Qué hice? Repasar la tesis. ¿Compré más? No. ¿Porqué? Basicamente por que me acojoné y pensé, que me estoy perdiendo, que está viendo el mercado que yo no. Así que me quedé quieto y vendí poco después (en julio) cuando la vi a un precio de unos 23$, pensando en recuperar la inversión y olvidarme de la acción. Imaginaba que al ser una compañía de capitalización media sufriría a largo plazo más que la media y que, dada la crisis que se avecinaba la demanda de viviendas se estancaría. ¿Qué sucedió reamente? Justo lo contrario. ¿Qué ha pasado con la cotización desde entonces? Pues lo podéis ver en la siguiente imagen.
Evolución de Norbord Inc los últimos 3 años
Evolución de Norbord Inc los últimos 3 años

 
Ha duplicado desde mi precio de venta. No hay más palabras señoría. 

Además de lo comentado, hay otros motivos que me llevaron a vender (aparte del miedo fruto de haber visto la acción a un -70%), como por ejemplo que el accionista principal de Norbord es BAM, de la cual podéis encontrar la tesis principal aquí, compañía de la cual también soy accionista y, por tanto, me parecía que en términos de diversificación no era la opción más inteligente. Además, no tenía una valoración muy desarrollada, simplemente la veía barata con respecto a algunas métricas, lo que tampoco ayudó.

Aun así, la siguiente conclusión que he sacado creo que es clave y nadie me puede decir que no es cierta: la teoría siempre es más fácil que la práctica, incluso cuando tienes razón y tienes convicción. 


Balance 2020

 
Y ahora sí que sí, ¿Qué ha pasado este 2020? ¿Qué ha sido para mí lo más relevante a nivel de mercados? 

  • Coronavirus 

Una pandemia global que a principios de 2020 nadie esperaba, y que a partir de ahora nadie olvidará. Una pandemia que deja ya 82 millones de casos confirmados y casi dos millones de fallecidos a nivel mundial. Una pandemia que ha logrado incorporar a nuestro vocabulario cotidiano palabras como confinamiento, toque de queda, cierres perimetrales…
A mi entender, esta situación podría no haber terminado y aunque el mercado ya tiene más que descontado que la Nueva Normalidad está aquí gracias a las vacunas, no está de más estar preparado para nuevas olas o una normalidad que aunque se parezca a la anterior, no vuelva a ser la misma en un periodo más prolongado que el esperado inicialmente. 
 

  • Brexit 

Tras medio siglo de relación bilateral entre el Reino Unido y la Unión Europea, se separan definitivamente en 2021. Finalmente se despeja una de las incertidumbres que ha pesado en los mercados en los últimos años, por que al mercado se puede decir que no le importa (lógicamente no es así) el resultado del acuerdo, si no la incertidumbre resultante de la falta de éste. 


  • Consolidación de la Fusión Bancaria

Este año hemos visto portadas como una fusión entre grandes bancos españoles como son Caixabank y Bankia, que finalmente dará como resultado el primer banco de España por nivel de activos, superando al Santander. Por otro lado, Unicaja y Liberbank también se fusionan, dando lugar al quinto banco por activos y al banco español con mejor ratio de capital (12,4% CET1). Todas estas fusiones y las que están por llegar, sumadas a otras noticias como el cierre de oficinas y despidos en el sector han sido, son y serán algo a lo que tengamos que acostumbrarnos en los próximos años mientras el sector se reestructura y se deja paso a las llamadas fintech

 
  • Transición energética

Ya hablé aquí de la transición energética aquí y como va a cambiar el panorama inversor las próximas décadas ante la más que previsible entrada de fondos (públicos y privados). La tendencia es clara y cobra una importancia enorme por ejemplo en el sector automovilístico que, salvo contadas excepciones ha pasado a ser odiado por muchos. Las inversiones que tendrán que acometer en los próximos años para "transicionar" a este modelo es una de las cuestiones que preocupa al inversor. 

Por poner un ejemplo más concreto, BMW apuesta por las pilas eléctricas de hidrógeno para algunos de sus modelos futuros. Éstas generan energía a través de la combustión de hidrógeno y oxígeno, la cual produce una combustión fría que produce sólo vapor de agua, convirtiéndola en una de las alternativas más sostenibles. Esta tecnología, aunque prometedora, es muy “joven” y requerirá de grandes esfuerzos económicos, es decir, inversión para poder aplicarlo en sus nuevos modelos. 


  • Digitalización 

La pandemia ha obligado a la sociedad a adaptarse a esta nueva situación. El teletrabajo se ha implantado y ha venido para quedarse en aquellos sectores que puedan adoptarlo. 

Creo que esta situación ha sido el desencadenante de algo que ya se venía dando en los mercados y que implicará inversiones millonarias en las próximas décadas en sistemas avanzados de digitalización e información, inteligencia artificial y big data, por poner algunos ejemplos. Podéis encontrar mi tesis sobre Microsoft en el ebook que Salva Marqués sacó como celebración por llegar a los 1000 suscriptores, y una revisión de la tesis aquí y aquí.

Una imagen dicen que vale más que mil palabras, asi que ahí va.
Evolución bursátil de las grandes tecnológicas
Evolución bursátil de las grandes tecnológicas


 
  • Muerte al Retail (Ironía)

Aunque pueda sonar contradictorio, no creo que esto sea el apocalipsis del retail físico y del trabajo en la oficina. De hecho, soy bastante bullish con ambas. 

Los centros comerciales tipo A se están recuperando más rápido y están teniendo más afluencia que las clases menos premium y la demanda por más espacio de oficina también se está produciendo para poder cumplir con la distancia social. Apostarlo todo a lo digital (o a lo físico) es una locura ya que creo que el verdadero modelo a largo plazo vendrá con un modelo integrado y dual, en el que lo físico y lo virtual sean “uno sólo”, por eso soy accionista de Inditex, tesis resumida que podéis encontrar aquí.

 
  • Bancos centrales 

La pandemia también ha hecho que los Bancos Centrales de todo el mundo se lancen a emitir moneda y comprar deuda de manera indiscriminada para paliar las consecuencias de la inactividad de los meses de marzo-abril y la crisis que estamos sufriendo. Un ejemplo, la siguiente imagen:
Evolución de la M1 - USA
Evolución de la M1 - USA


Esto tiene varias consecuencias como la distorsión de precios, que expresado en términos corrientes significa (por ejemplo) que aquellas inversiones consideradas más “seguras” se vuelven aún menos rentables, obligando a los inversores a ir a las de mayor riesgo. El problema es que una vez se produce ese trasvase de dinero a inversiones de más riesgo y, por lo tanto, de mayor rentabilidad, la acumulación de capital produce una bajada de rentabilidad. 

Esto provocará a mi entender un flujo de dinero a las llamadas inversiones alternativas, que beneficiarán a compañías como Brookfield, de la que ya he compartido tesis con anterioridad o Investor AB, que cuenta con fondos de Venture Capital y de infraestructuras.


  • Bitcoin 

Y como no, mi gran descubrimiento del año, del que todavía sé más bien poco pero que estoy tratando de estudiar y comprender. Lo que sí que es un hecho es que las políticas inflacionarias de los Bancos Centrales han aupado la valoración del Bitcoin y por eso hoy lo comento brevemente. 

Como economista y defensor no dogmático de muchas de las enseñanzas de la Escuela Austriaca de economía, creo que Bitcoin es un salto cualitativo en la historia del dinero que, como explicaba Menger, no es necesariamente una invención del Estado si no que que puede surgir espontáneamente del mercado, como creo que es el caso. Creo que cumple con una de las funciones básicas del dinero como lo es la reserva de valor y que, en un futuro, cuando su valor consiga estabilizarse podrá utilizarse como medio de pago. Además, es su tecnología la que creo que lo hace verdaderamente interesante y es ahí donde quiero profundizar más. 

Creo que 2021 puede ser un buen año para escribir un artículo entero dedicado al Bitcoin. 


Conclusión


Como no podía ser de otra manera, agradecer a Rankia esta maravillosa plataforma a través de la cual personas como yo aprendemos todos los días. 

¡Agradecer a las personas que se han suscrito a mi Blog y a las que me leen de refilón! y desearos a todos un feliz 2021. 

Como objetivo del 2021: escribir de manera más recurrente. Si yo como inversor pido recurrencia de ingresos imagino que los lectores también querrán recurrencia de artículos. Como sé que si lo dejo por escrito me “obligaré” a ello, me comprometo a escribir al menos 20 post a lo largo del 2021, lo que significa escribir un post cada 2-3 semanas. Espero que no se quede en una promesa vacía como ir al Gym todos los días. 

¡Feliz Año 2021!

 Disclaimer: La información aquí contenida se expone a título meramente informativo y no constituye una recomendación de inversión, ni invitación, oferta, solicitud u obligación por mi parte para llevar a cabo operación o transacción alguna. Es una forma de llevar al día mi cartera, y poder contrastar opiniones y debatir con otros inversores acerca de dichas posiciones. 


¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar