Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Impuestos
Calendario fiscal, modelos de impuestos y modelos fiscales

Cómo afecta la Reforma Fiscal al Impuesto de Sociedades

Desde el 1 de enero de 2015 se encuentra en vigor la Reforma Fiscal que modifica dos de los principales impuestos de España: Impuesto sobre la Renta de las Personas Física (IRPF) y el Impuesto de Sociedades (IS).  

En esta ocasión vamos a centrarnos en como afectará la Reforma Fiscal al Impuesto de Sociedades ya que se espera que permita a las PYMEs reducir el Impuesto de Sociedades al 20%

Impuesto de Sociedades: reforma fiscal

Reforma fiscal: cómo afecta al Impuesto de Sociedades

La principal reforma que se lleva a cabo respecto al Impuesto de Sociedades es sobre el tipo de gravamen de la base imponible que se rebaja del 30% al 25%, una rebaja del tipo de gravamen del 5%, que se realizaar en dos años: el tipo del Impuesto de Sociedades será el 28% en 2015 y el 25% en 2016. De esta manera se igualará el tipo de gravamen de las grandes empresas y el de las Pymes. 

 

Este tipo de gravamen podrá ser menos, del 20,25%, para aquellas PYMEs que apliquen a su situación financiera de las dos nuevas reservas contables que incorpora la Reforma Fiscal:

  • Reserva de capitalizaciónla empresa podrá reservar hasta el 10% de los beneficios que quedarán exento de tributación en el Impuesto de Sociedades, sin necesidad de que estos beneficios se reinviertan en activos de la propia empresa. Esta nueva reserva la podrán aplicar todas las empresas independientemente del tamaño que tengan y permite reducir el 10% de la base imponible por el incremento de los fondos propios. Se justifica esta nueva medida tra la eliminación de la deducción por reinversión de beneficios en el IS eliminada con la reforma fiscal.
     
  • Reserva de nivelación: únicamente las PYMEs podrán aplicar la reserva de nivelación, siempre que los beneficios no repartidos se reinviertan en recursos propios de la empresa, se podrán reservar los beneficios con el objetivo de compensar pérdidas los próximos años. Esta reserva permitirá la deducción de la base imponible en un 10% adicional y, de no generarse pérdidas durante el periodo, la reserva pasaría a formar parte de la base imponible sujeta a tributación.
     
La aplicación de ambas reservas por una empresa, permite que el tipo de gravamen del Impuesto de Sociedades baje hasta el 20,25%. En cambio, si sólo se aplica la reserva de nivelación, y con un límite de hasta un millón de euros, las PYMEs alcanzarían un tipo del 22,5%.

 

Otra de las reformas que se lleva a cabo en el Impuesto de Sociedades es relativa a autónomos y emprendedores. Los emprendedores (empresas de nueva creación) tributarán en el IS al tipo reducido del 15%, este tipo reducido se aplicará sobre los primeros 300.000 euros de base imponible y durante los 2 primeros años con beneficios, si se supera este importe tributarán al 20%. Por otro lado, con la reforma fiscal se espera que los autónomos tributen al 15% en el IRPF.

 

Reforma Fiscal: cómo afectará a las PYMEs

Entre las principales medidas de la reforma fiscal encontramos:

 

Impuesto de Sociedades:  

El IS bajará primero al 28% y luego al 25% para todas las empresas. 
Régimen especial para entidades reducidas:  Las PYMEs seguirán acogiéndose al régimen especial de entidades reducidas, con un 25% y con la reforma fiscal se igualarán a las grandes empresas. 
Tipo nominal para emprendedores: 

Se mantendrá el tipo nominal en el 15% durante los 2 primeros años para los emprendedores con beneficios.

Autónomos:  La reforma fiscal se acelerará y se aplicará el tipo del 15% para todos los autónomos. 

Reserva de capitalización:

Se permite crear un fondo para reducir en un 10% la base imponible, sin necesidad de reinvertirlo en activos de la empresa. 

Reserva de nivelación:  Se permite crear una reserva con recursos propios reinvirtiendo en beneficios y ahorrar un 10% de la base imponible. 

 

Deducciones del Impuesto de Sociedades con la Reforma Fiscal:

La Reforma fiscal también tiene partes negativas para las PYMEs ya que se eliminan las siguientes deducciones del Impuesto de Sociedades:

  • Deducción por reinversión de beneficios extraordinarios
  • Deducción por préstamos participativos
  • Deducción por acciones sin voto o rescatables
  • Deducción por gastos para adaptar a los empleados a las nuevas tecnologías
  • Deducción por acciones medioambientales 
 
Otras deducciones del Impuesto de Sociedades sólo serán modificadas, como por ejemplo: la libertad de amortización especial para bienes de escaso valor que con la Reforma Fiscal se extiende de las empresas de tamaño reducido al total de las empresas.
 
La única deducción que seguirá disponible en el Impuesto de Sociedades es la deducción por I+D+i.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar