De la “complacencia” al “pánico” en pocas semanas ¿Qué esperar si compras ahora?

En apenas dos meses el ciclo de las emociones en el S&P 500 ha pasado de la “complacencia” al “pánico”, siendo la transición más rápida desde que tenemos datos para su cálculo (30 años). La combinación de un VIX por encima del 60% y un PER ajustado por ciclo de beneficios (CAPE en 23x vs las 31x de enero) hace que nuestro índice “el ciclo de las emociones” esté actualmente 2 desviaciones típicas (d.t.) por debajo de su media histórica. Es la ocasión número 65, en los últimos 30 años, en los que observamos al índice en zona de depresión / pánico, es decir, con lecturas iguales o inferiores a -1 d.t.

 

 

Analizamos qué hace el S&P 500 en los 3 años siguientes a lecturas extremas como la actual. Y lo comparamos con el comportamiento cuando el ciclo de las emociones está en el otro extremo (Manía). Ahí va la representación gráfica y el detalle:

  • La rentabilidad media anual del S&P 500 en los 3 años siguientes a una lectura de pánico es del +11% (frente al -2% de rentabilidad media anual en los 3 años siguientes a “manía”).
  • Tan solo en 5 ocasiones (de las 65) la rentabilidad media anual fue negativa, y en el peor de los casos fue del -2,3% (cuando está en “manía”, en un 50% de las ocasiones la rentabilidad media anual 3 años después es negativa, y en el peor de los casos fue del -16%)

En el gráfico se puede apreciar como una distribución (verde) está claramente desplazada hacia la cola de la derecha (rentabilidad positiva) y sin apenas datos en la cola negativa (la de la izquierda). Mientras que la otra distribución (roja) acumula bastantes observaciones en la cola negativa (izquierda).

 

 

Pero ¿será esta vez diferente? Sí y no.

 

Sí, porque…

  • Todas las crisis son diferentes.
  • Los shocks son diferentes, y también las medidas a adoptar.
  • También la capacidad para la estabilización, y posterior recuperación, es siempre diferente.

 

No, porque…

  • Pánicos, manías y cracks siempre han existido y existirán.
  • Ignorar ciclos y extrapolar tendencias, como hemos explicado en otras ocasiones, es un peligro. Ni las cosas irán bien ad infinitum, ni las depresiones y crisis son eternas.

 

Todo el ingenio y creatividad en política monetaria que nos sacó de la Gran Crisis Financiera de 2008 (decenas de programas ad hoc, expansiones cuantitativas), incluido cambios en normas contables, tendremos que aplicarlo a la política fiscal y social para gestionar esta Gran Crisis Sanitaria.

Y estoy convencido que hacia ese camino nos dirigiremos en las próximas semanas. ¿Por qué? Simplemente porque instintos tan básicos como la supervivencia o la adaptación, y otros más complejos como la capacidad de abstracción, los tenemos muy desarrollados (como conjunto de especie) los seres humanos. Iremos viendo qué pasa y qué se anuncia a nivel global en los próximos días/semanas.

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar