Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Invertir en Japón suscita muchas preguntas. Quizá se deba a que se trata de un mercado bajista desde hace décadas por lo que este gran centro financiero situado en el extremo oriente se encuentra olvidado por los inversores y traders.

cómo invertir en Japón

Según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) en cuanto a los países con mayor PIB de 2019 a 2024, Japón se sitúa como la tercera potencia económica mundial. El país del sol naciente, además de proporcionar una mayor diversificación geográfica a las carteras de inversión, puede ser una fuente de oportunidades para aquellos que decidan a adentrarse en sus mercados financieros. 

A continuación, ofrecemos una serie de claves, vehículos y activos interesantes para invertir en Japón.

¿Cómo invertir en Japón?

Índices y ETFs

Los ETFs (Fondos de Inversión Cotizados) son carteras de inversión cuyas participaciones cotizan en un mercado financiero, tal y como si fuesen acciones de empresas. La característica principal de estos fondos es que son de gestión pasiva, es decir, suelen replicar un índice y no intentan batir al mercado (fondos indexados).

Así pues, el objetivo es invertir en el mercado de Japón (en general), la filosofía que subyace en los fondos indexados es fluir con el mercado, no intentar batirlo.

Además de los ETFs, para invertir en índices existen fondos de inversión tradicionales indexados e instrumentos derivados (los derivados financieros los trataremos posteriormente, puesto que estos productos se encuentran más enfocados a la inversión a corto plazo).

El Nikkei 225 es el principal índice bursátil de Japón (Bolsa de Tokio), compuesto por las 225 mayores empresas del país. Este índice se encuentra muy por debajo de sus máximos marcado allá por el año 1989 (en pleno estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera en este país).

Gráfico evolución Nikkei 225

Evolución histórica del Nikkei 225

Fuente: ProRealTime

Es posible que, viendo el gráfico de cotizaciones del índice Nikkei 225, muchos inversores desconfíen a la hora de invertir en Japón con vistas al largo plazo. ¿Qué sentido tendría replicar este índice y, como consecuencia, el mercado de Japón?

Lo cierto es que, si se observa su evolución, podemos encontrar un patrón de giro (doble suelo) en el año 2012, tras la crisis financiera global. 

La explicación viene de la mano del plan “Abenomics”, llevado a cabo por el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, a finales de 2012. Las políticas económicas implementadas giran en torno a tres sentidos (denominadas “las tres flechas”):

  • Expansión monetaria.

  • Estímulos fiscales.

  • Reformas estructurales.

Tras este punto de inflexión, el mercado japonés se encuentra en una clara tendencia alcista, con un potente rebote alza tras la primera oleada de contagios de la Covid - 19.

Un ejemplo claro es el iShares Nikkei 225 | EXX7, un ETF que replica el mencionado índice nipón a través de la inversión en valores físicos. Su rentabilidad anualizada en los últimos tres años alcanza el 8,49%.

Existen otros índices para invertir en Japón. Los ETFs no tienen por qué replicar exclusivamente al Nikkei 225. Algunos de estos fondos cotizados interesantes para invertir en Japón podrían ser:

  • Lyxor Japan (Topix) (DR) ETF | JPN:  se trata de un fondo indexado al Topix Gross Total Return, el cual es representativo de todas las empresas cotizadas en la Bolsa de Tokio. Su rentabilidad anualizada en los últimos tres años se sitúa en el 3,18%.

  • WisdomTree Japan SmallCap Dividend Fund | DFJ: replica la evolución del WisdomTree Japan SmallCap Index, compuesto por las empresas de pequeña capitalización que pagan dividendos. A pesar de que su rentabilidad anualizada en el úlitmo trieno tan sólo es del 0,08%, combina el potencial de revalorización característico de las empresas de pequeño tamaño con los sólidos fundamentales de las compañías capaces de repartir un buen dividendo.

Invertir en acciones de Japón

Siguiendo el argumento del párrafo anterior, existen dos métodos tradicionales para invertir en valores de renta variable japonesa (tres, si tenemos en consideración los instrumentos derivados):

  • Inversiones directas en Japón mediante la compra de acciones de empresas.

  • Inversiones indirectas en Japón a través de fondos de inversión de renta variable.

Sin embargo, ante las últimas décadas de mercado bajista, muchos inversores se preguntan si invertir en Japón puede ser una buena opción a largo plazo.

A decir verdad, todavía no es una certeza el que los planes económicos llevados a cabo puedan dar un giro al mercado de manera sostenible, aunque la evolución está siendo positiva. No obstante, existen razones para pensar que invertir en acciones de Japón puede ser una alternativa a tener presente:

  • Ofrecen diversificación geográfica a la cartera de inversión.

  • Tienen potencial de revalorización.

  • Los estímulos fiscales del plan económico juegan a favor.

  • El país cuenta con estabilidad política.

  • Las empresas internacionales y de gran capitalización están elevando los salarios; sinónimo de un aumento del consumo privado y síntoma de salud económica.

  • La reestructuración en los consejos de administración ha conseguido aumentar las tasas de distribución de dividendos y programas de recompra de acciones.

  • Las empresas japonesas tienen buenas valoraciones y muchas de ellas son auténticas instituciones en determinados sectores (sobre todo en tecnología y automoción).

A modo de ejemplo, estas serían algunas de las acciones de empresas de Japón interesantes para invertir:

  • Toyota Motor.

  • Kyowa Hakko Kirin.

  • Inpex Corp.

  • Nissan Motor.

  • Kyocera Corp.

  • Kawasaki Heavy Indu.

  • Canon.

  • Sony.

  • Honda.

  • Nomura Holdings.

  • Nintendo.

  • TDK.

  • Tokyo Gas

  • Mitsubishi.

  • Suzuki Motor Corp.

Evolución acciones Nintendo

Evolución de las acciones de Nintendo en los últimos 5 años

Fuente: Google Finance

Invertir en fondos de inversión de Japón

Se tiene la opción de invertir en fondos de inversión corrientes (sus participaciones no cotizan en un mercado de valores) cuya cartera esté integrada con valores japoneses, tanto de renta fija como de renta variable (o mixtos).

En este sentido, los fondos de inversión pueden ser, además, de gestión pasiva. Es decir, pueden replicar a un índice (repetimos: pueden ser índices de renta fija o renta variable) o crear una cartera con fines de batir al mercado.

Las ventajas de la inversión a través de fondos son:

  • Los fondos de inversión proporcionan acceso directo a una cartera diversificada de valores

  • Liquidez y transparencia absoluta.

  • Gestión llevada a cabo por un profesional.

  • Beneficios fiscales (sobre todo en cuanto al traspaso de capital entre fondos). 

Suponen una alternativa a las inversiones directas en Japón (es decir, en acciones u otros títulos de renta fija). Veamos los dos mecanismos disponibles para invertir en acciones y bonos de Japón.

  • Fondos de inversión de renta variable

En cuanto a fondos de inversión de renta variable de japón, existen buenas ofertas en el mercado. Según INVERCO (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), esta categoría está ofreciendo una tasa de rentabilidad media anual ponderada del 3,06% (datos a 31 de agosto de 2020). 

Las oportunidades en Japón no sólo se encuentran en los grandes valores. Las empresas de pequeña capitalización bursátil (Small Caps) tienen un fuerte potencial de revalorización y, en este caso, puesto que su riesgo también es mayor, quizá sea una buena idea contar con la garantía de diversificación que nos ofrece la inversión en fondos.

En cualquier caso, es posible conseguir rentabilidades superiores a la media de esta categoría de fondos. Mostramos, como ejemplo, uno de los fondos de inversión en renta variable japonesa.

JP Morgan Japan Equity Fund (hedged)

La divisa de Japón, el yen japonés (JPY), es considerada como un activo refugio y, ante la caída de los mercados financieros, suele moverse al alza. Además, la economía japonesa ha sido netamente exportadora. Por ello, existe una fuerte correlación inversa entre el yen y el mercado bursátil japonés.

Así pues, a la hora de invertir en Japón, muchos inversores suelen cubrir el riesgo divisa (a través de operaciones en el mercado Forex, opciones financieras u otros instrumentos derivados).

De ahí que hayamos seleccionado este fondo: El JP Morgan Japan Equity Fund (hedged) es un fondo con cobertura de divisa (de ahí la palabra hedged en su denominación); con una rentabilidad anualizada en el último trienio del 11,00%.

JP morgan Japón

Crecimiento del JP Morgan Japan Equity Fund (hedged)

Fuente: Morningstar

Su política de inversión es tan simple como proporcionar rendimientos a largo plazo mediante la inversión en acciones de empresas de Japón. El 100% de su cartera se encuentra concentrada en esta zona geográfica. Trata de identificar compañías de alta calidad con un crecimiento sostenible.

En cuanto a su distribución sectorial, queda del siguiente modo:

  • Tecnología: 23,38%.

  • Industria: 21,23%.

  • Salud: 14,54%.

  • Servicios de comunicación: 12,65%.

  • Consumo cíclico: 10,35%.

Como se puede comprobar, sectores con buenas perspectivas de futuro como la tecnología, los cuidados de la salud y los servicios de comunicación tienen un peso significativo.

También nos podemos encontrar con otros fondos populares como Schroders Japanese Equity, Pictet Japan Index...

  • Fondos de inversión de renta fija

Japón se encuentra en una época de bajos tipos de interés (mejor dicho, ultra bajos; en cotas negativas). Dentro de su política monetaria expansiva, desde 2016, el Banco de Japón mantiene los tipos oficiales a corto plazo en una tasa del -0,10%. Este hecho, al igual que ocurre actualmente en Europa, contribuye a que los valores de renta fija ofrezcan una pobre rentabilidad (el Bono del Estado de Japón a diez años ofrece un 0,01%).

Al igual que la inversión en acciones, el inversor puede comprar los títulos de renta fija individualmente u optar los fondos de inversión de renta fija de Japón. 

Sin embargo, la compra de bonos individuales se torna más dificultosa para el inversor medio (no es tan versátil como la renta variable). Así pues, son los fondos de inversión el vehículo que mejores soluciones ofrece para acometer este tipo de inversiones.

Si se invierte en renta fija de japón a través de un fondo, es posible conseguir toda una cartera de estos activos que supera el rendimiento del bono a diez años; con un menor desembolso de capital.

Vanguard Japan Goverment Bond Index Fund (ISIN: IE0032915443)

Un ejemplo es el fondo de gestión pasiva Vanguard Japan Goverment Bond Index Fund. Perteneciente a la categoría de renta fija de japón y con una política inversora basada en proporcionar rendimientos, replicando la rentabilidad del índice Bloomberg Barclays Japan Government Float Adjusted Bond, alcanza una rentabilidad anualizada en los últimos tres años del 3,23%.

El índice que replica este fondo de inversión está compuesto valores del tesoro japonés y otros relacionados (bonos de agencias relacionadas con el gobierno) con grado de inversión y con una duración superior a un año; denominados en yenes.

Podemos comprobar cómo el Bloomberg Barclays Japan Government Float Adjusted Bond mantienen una evolución alcista en los últimos 5 años.

 

Bloomberg índice bonos jap´pn

Fuente: Bloomberg

¿Cómo invertir en Japón a corto plazo?

Otra alternativa para invertir en Japón es a través de derivados financieros:

  • Futuros financieros.

  • Opciones financieras.

  • CFDs (Contratos Por Diferencias).

La característica de estos productos es que, como su nombre indica, dependen de la cotización de un activo subyacente (como las acciones, bonos, índices, divisas, ETFs, etc.). 

Son útiles para las inversiones a corto plazo, debido a que utilizan el llamado apalancamiento financiero y brindan la posibilidad de multiplicar las ganancias (aunque el riesgo también aumenta considerablemente).

Además, gracias a estos productos, es posible invertir en Japón tanto al alza como a la baja. Es decir, conseguir rentabilidades positivas cuando el activo subyacente sobre el cual se elabora el producto derivado sufre una caída de precio. De hecho, una de sus funciones es ofrecer cobertura a las inversiones.


 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar