Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Nuevos conceptos en la terminología fondista

La industria de los Fondos de Inversión avanza con tal rapidez que es fácil quedarse desfasado con sólo coger unos días de vacaciones. Por esta razón, y con el objetivo de facilitar un mejor entendimiento de las novedades que se producen, les presentamos un pequeño diccionario que pretende servir de guía para entender los nuevos conceptos que se van imponiendo en el mundo de los Fondos para los cuales parece estar imponiendo una jerga propia.

Garantizado mixto
Pertenecen a esta categoría aquellos productos que ofrecen un cupón fijo al que se añade un porcentaje de revalorización ligado a índices o valores. Ha sido una fórmula muy utilizada durante el tercer trimestre de 2003 pero en los últimos meses no se han producido lanzamientos de este tipo de Fondos, costosos para las entidades que los comercializan. Algunos productos de esta categoría ofrecen el cupón fijo mediante el reembolso obligatorio de participaciones, es decir, que para recibir el porcentaje fijo asegurado, deben retirar forzosamente parte del capital suscrito.
Ejemplo de Garantizado mixto: Foncaixa Garantizado Mixto Eurovalores 115

Gestión dinámica o activa
Método de gestión por el cual se persigue la rentabilidad en términos absolutos. Los gestores pueden tomar posiciones sin limitación alguna en activos, mercados y divisas -incluidos los productos derivados- discrecionalmente y sin seguir ningún índice de referencia. En los Fondos de gestión dinámica se establecen habitualmente objetivos de rentabilidad y riesgo anuales. Su expansión en España se produjo a mediados del año pasado, tratando de dar respuesta a los inversores más expertos y exigentes, deseosos de obtener resultados positivos a pesar de la mala coyuntura de los mercados. Actualmente hay más de un centenar de productos en el mercado español que sigue los criterios de gestión dinámica, con un patrimonio que supera con creces los mil millones de euros, es decir, casi un cuatro por ciento del patrimonio total del sector. Algunas entidades han lanzado productos de gestión dinámica con carta de garantía, como AC Protección Activa 95, de Ahorro Corporación, y Fondo Supergestión, de SCH.

Dentro de la gestión dinámica pueden diferenciarse cuatro estilos distintos: gestión alternativa, multigestión alternativa, selección de activos y hedge funds.

La gestión alternativa intenta aprovechar las ineficiencias de los mercados neutralizando la exposición al riesgo y combinando posiciones alcistas y bajistas con el fin de obtener los objetivos de rentabilidad y riesgo fijados.

La multigestión alternativa sigue el mismo criterio, pero materializa sus inversiones en otros Fondos de Inversión; para seleccionar dichos Fondos, utiliza criterios de gestión alternativa.

Los Fondos de selección de activos siguen un modelo de gestión rápida. Se cambia de inversión con agilidad hacia aquellos activos que parecen estar en tendencia alcista, vendiendo aquellos que bajan o corren el riesgo de hacerlo. Su principal objetivo es evitar permanecer en mercados bajistas.

Por último se encuentran los hedge funds o Fondos especulativos, cuya comercialización en España está restringida a determinados inversores institucionales y con grandes limitaciones por tratarse de productos de altísmimo riesgo. Suelen invertir a través de derivados y siguen políticas de inversión muy agresivas en las que todo está permitido.

Opción "ballena"
SCH ha utilizado estas opciones en sus Fondos Super 100, Super 100-2 y Super 120. Consiste en calcular el valor final garantizado dividiendo la diferencia entre el valor inicial y el final por el final y no por el inicial.

Ejemplo de diferencia entre el cálculo realizado por el sistema tradicional y el que se obtiene con las opciones ballena

Prima de enganche
Bonificación que se ofrece al partícipe en el momento de la suscripción para hacer más atractiva la entrada en el Fondo. Esta aportación suele correr a cargo de la entidad comercializadora y no de la sociedad gestora. BBVA puso de moda esta modalidad en su conocido Fondo BBVA Extra 5 Garantizado.

Productos combinados
La prensa ha bautizado con ese nombre a las ofertas promocionales que han diseñado algunas entidades en las que se liga la suscripción de un Fondo, normalmente garantizado, al mantenimiento de un capital (que suele ser de la misma cuantía que se exige para el Fondo) en un depósito remunerado a un tipo ligeramente superior al de mercado, y durante un periodo determinado, que suele coincidir con el final de la garantía. Con ellos, las entidades persiguen subirse al carro de los Fondos y mantener a la vez cautivo al partícipe en productos de pasivo tradicional.

Patagón y Banco Pastor han sido los últimos en ampliar la oferta de este tipo de instrumentos, con el lanzamiento del Depósito Duplex y el Pastor Ahorro Combinado VII. Activobank es otra de las entidades asiduas a esta modalidad de ahorro-inversión.

Prórrogas de garantía
En algunos productos se establece que si al finalizar el periodo asegurado determinados índices o valores han subido o bajado más de un porcentaje fijado de antemano, se produce una prórroga automática de la garantía, habitualmente de un año, periodo para el cual se fijan unas nuevas condiciones. Las prórrogas de garantía se han utilizado con frecuencia en los garantizados variables.
Ejemplo de prórrogas de garantía y primas de enganche: Fondo BBVA Extra 5 Garantizado

Techo de rentabilidad
Algunos productos garantizados limitan la ganancia máxima del valor o cesta de valores o índices sobre los cuales ofrecen un porcentaje de participación a los inversores. Es el denominado techo o tope de rendimiento.
Ejemplo de 'techo' de rentabilidad: Fondo Urquijo Garantizado Acciones Internacionales

TER
Las siglas corresponden a Total Expense Ratio, concepto que se define como el porcentaje de gastos totales anuales del Fondo sobre el patrimonio. En los gastos totales se incluyen no sólo las comisiones de gestión y depósito, sino también los cargos que soporta el Fondo por intermediación de las operaciones de compra y venta de valores, o los de auditoría. La nueva Ley de Instituciones de Inversión Colectiva, pendiente del desarrollo del Reglamento, y que entrará en vigor previsiblemente el próximo 5 de febrero, recoge la obligación de publicar en TER de cada Fondo en el folleto y en los informes trimestrales que se envían a los partícipes.

Según un estudio elaborado por la firma británica de estudios sobre Fondos Fitzrovia International, en el mercado español el 85% del TER corresponde a comisiones y sólo el 15%, a otros pagos.

Ver Ter y comisiones de las principales gestoras

VaR
Corresponde al término anglosajón Value At Risk (valor de riesgo). Se trata de un método de control de riesgo muy utilizado en los departamento de administración de las gestoras y que con el desarrollo de los Fondos alternativos se ha convertido en un modelo de gestión. El VaR corresponde a la pérdida máxima que se puede asumir durante un periodo determinado en condiciones de mercado y con un determinado nivel de probabilidad al que se denomina intervalo de confianza (recoge las inversiones con mayores probabilidades de ofrecer resultados positivos).

Ejemplos: El VaR de AC Protección activa limita la pérdida diaria de su valor liquidativo al 0,28%, nivel que ha quedado fijado en el 0,37% en el caso de AC Gestión Dinámica. El Fondo Supergestión que ha lanzado recientemente SCH también sigue este modelo de gestión, para el que se ha establecido un VaR máximo 8 a un año y 0 a cuatro años, lo que supone limitar al 8% la pérdida máxima a un año y al 0% a cuatro años, con un intervalo de confianza del 95%, es decir, que se descarta el 5% de los valores que podrían seleccionarse que presenten peores perspectivas.

Ventanas de liquidez
SCH ha sido el pionero en diseñar productos garantizados con periodos anuales o semestrales en cuales los partícipes pueden realizar reembolsos parciales o totales sin tener que abonar comisiones de reembolso. A estos periodos libres de comisión por salida se les denominan en el argot fondista ventanas de liquidez.

Ejemplo de opción ballena y de ventanas de liquidez: Fondo Super 120

Artículo publicado en Ahorro.com

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar