Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
En empieza el próximo webinar ¿Cómo encontrar mi estrategia?.
Blog La fiscalidad explicada con sencillez
Información sobre fiscalidad ofrecida por un asesor fiscal profesional

Los coches y el IVA de los autonomos (y de otros).

Hace unos meses me llego una consulta de un autónomo -derivada de este blog- a mi correo electrónico acerca de la deducibilidad en el IVA y en el IRPF por la adquisición de un vehiculo nuevo -ya tenía un vehículo-.
 
Esta suele ser la pregunta más habitual en las cenas de matrimonios, bodas, comuniones cuando me preguntan a que me dedico y digo que a la asesoria fiscal -la de abogado suele sobre divorcios o penal de lo que no tengo ni idea-, y bueno de los amigotes -esos ya se aprovechan tanto que hasta les hago la declaración de la renta...-.

Mi respuesta suele empezar por un depende, y continuar con lo que sigue:

El tema de los vehículos y la deducción del coste de adquisición y de uso, en el IVA e IRPF es un tema a la vez que sencillo muy complejo.

Me explico: es muy sencillo porque en principio tú compras un coche, lo usas para trabajar y te puedes deducir el IVA y el IRPF del mismo. Sin embargo llega la AEAT (Administración Tributaria) y hace el tema muy complejo: prueba de afectación (como pruebas la afectación de un coche 100%), porcentaje de deducción, si llevas a la familia, si lo dejas aparcado los fines de semana y no lo usas etc.

El tema es mucho más complejo con dos coches. Y si eso sumamos que cada Inspector/funcionario es un mundo -hay quién admite todo, quien no admite nada, quien aplica la regla del 50% a IRPF, etc-.

Además ahora la AEAT conoce cuando te compras un coche en tiempo real -los concesionarios rellenan el Impuesto sobre la Matriculación de forma telemática. Y se facilita ese dato para las comprobaciones de IVA, así que jugársela con mucha precaución. Y si es un Audi/BMW o similar con mucho más cuidado por que son estas marcas las que a los Inspectores les encanta regularizar -como los Cayenne y demás-.

El régimen de afectación -es decir decidir entre afectarlo al 50% a más, o a menos- dependerá de cada caso, pero siempre deberemos acreditarlo mediante múltiples pruebas. Por ejemplo si nuestro trabajo es ser representantes de comercio y debemos viajar todos los días la afectación será total, salvo que lo usemos también personalmente, ahí el criterio de afectación debe ser racional (tiempo, kilómetros, etc), sino porque tenemos otro coche -o nuestro cónyuge- podremos defender la afectación al 100 por 100 -aunque con salvedades, y con pruebas en la mano-.

Aquí cada caso es un mundo -de ahí que ponga un disclaimer abajo- ya que las reglas muy genéricas tienen ese problema. Por ejemplo no es habitual que se computen dentro del régimen de afectación el tiempo destinado a los viajes entre casa y el trabajo, etc.

Hay una cuestión previa que puede simplificar el asunto.
 
¿Tienes el coche anterior afecto a tu actividad profesional? ¿Te has deducido el IVA? ¿Cuanto hace que lo tienes?
 
La pregunta no es ociosa, si no lo tienes afectado, y no te has deducido el IVA ni la amortización en IRPF por él coche -la gasolina y demás da un poco igual a estos efectos- el tema es más sencillo, ya que teóricamente solo vas a tener un coche afectado -el nuevo- y si puedes acreditar que lo usas para la actividad te puede deducir el IVA y el coste del mismo en IRPF. ¿En que porcentaje?.
 
El 50% en IVA es presunción y depende de quien te toque, el 50% en IRPF se suele asumir -generalmente por comodidad-, pero si puedes acreditar un 75%-90% o incluso un 100% (p.e pruebas que usas el otro coche para desplazarte los fines de semana, pero aquí ojo con la gasolina y gastos generados el fin de semana que no van a colar) pues adelante, pero ahí depende más de la documentación que tengas (facturas a 3º de fuera de tu ciudad, domicilio) y de tu aversión al riesgo.

Si el anterior coche lo has afectado y te has deducido el IVA, el tema es más delicado:

1) Si te has deducido el IVA pero lo compraste hace más de 5 años, aunque el coche es un bien de inversión a efectos de IVA, estamos como en el punto anterior, es decir presunción 50% como algo razonable y si te crees capaz de probar uso 90% o 100% adelante.

2) Si te has deducido el IVA pero hace menos de 5 años cuidado. Si te deduces un nuevo coche sin desafectar -y devolver el IVA- del viejo, tendrás que probar que usas los dos, lo que lógicamente es muy difícil, por lo que te pueden pasar dos cosas diferente o incluso las dos a la vez:

1) Que no te dejen deducirte el IVA del coche nuevo.

2) Que tengas que devolver parte del IVA deducido del coche viejo (es lo que se conoce como regularización de deducciones de bienes de inversión, es decir si tenías un bien afecto al IVA y lo dejas de afectar o lo desafectas en parte tienes que devolver una parte de ese IVA correspondiente al % que deja de estar afecto).

Probar la afectación de dos coches roza lo imposible ya que tanto al Inspector como después al Juez le va a sonar raro que alguien sea capaz de tener 100% dos coches afectos. No lo haría, es meterse en la boca del lobo y que además de devolver el IVA de más te sancionarán, fíjate en un caso que tuve en el que Hacienda me pedía el IVA de dos coches de un presidente de empresa; el inspector nos regularizo uno, alegando que no se podía tener dos coches, por mucho que uno fuera para Madrid y otro para desplazamientos, que cuando se usaba uno no se usaba el otro así que o 50% los dos o uno totalmente, y además nos puso una sanción del 100% (es decir volver a pagar); al final se gano pero por una cuestión formal del procedimiento.

Si te pasa esto lo que se hace por "el libro" es desafectar el coche anterior, imputando un IVA a pagar -mediante autorepercusión-, y deducirte el IVA del coche actual -el IVA a devolver de este se compensa con el IVA a pagar del coche anterior-. Esto lo más complejo es ponerlo correctamente en el 390 de final de ejercicio (deben ir ambos en casillas de bienes de inversión) y en los libros registros de IVA.

Conclusión: Si el anterior no estaba afecto al IVA (arrastra al IRPF a estos efectos de afectación) o si fue afecto hace más de 5 años (lineales no ejercicios), el nuevo dedúcetelo pero con precaución según el porcentaje que quieras deducirte y te creas capaz de acreditar.

Si el anterior está afecto desde hace menos de 5 años, mucho cuidado, ya que los dos te lo desaconsejo, y lo que deberías es desafectar uno (devolviendo el IVA que te corresponda, eso si compensándolo con el IVA soportado del nuevo) y afectar el otro en el porcentaje que seas capaz.
En el IRPF las reglas son similares -al margen de las diferentes, y diferencias, técnicas-, sin embargo no existe la presunción del 50 por 100, por lo que si hemos acudido en el IVA a esa regla Hacienda podría no convalidarla para el IRPF, sin embargo si el criterio se acredita para uno de aplicarse para el otro.

Que hago yo: tenía un coche afectado desde hace menos de 5 años, era un deportivo y descapotable, así que en su día tuve comprobación y no coló la afectación al 75% aunque si al 70%... hace unos meses lo cambie por un coche familiar, y me deduje el IVA de este al 70%, pero eso sí devolví el IVA correspondiente del coche (si el otro era 20.000 euros (sin IVA), lo dividí entre 5 años, eran 4.000 euros por año, y sólo me quedaba uno, es decir 4.000 por 16%, 640 euros de IVA a pagar por el coche, que compense con el IVA soportado por el coche nuevo).
Me comprobaron hace poco (estoy domiciliado en una Administración pequeña así que me toca verlos mucho), y salvo la pega de que tengo un trabajo laboral por el que gano más que por actividad económica al margen, lo que hice les pareció correcto, y bueno incluso me pregunto el inspector porque me compre un coche familiar sino tengo hijos...

Nota: La información anterior no constituye asesoramiento. El autor de este blog no se hace responsable de la veracidad de las informaciones ofrecidas, de los daños (físicos, económicos o morales) o pérdidas derivadas de la utilización de dichas informaciones. Asimismo, el autor tampoco se hace responsable de las opiniones manifestadas en este blog, ni de las de uno mismo.
  1. #1

    Anonimo

    Muy bueno el post, gracias por las aclaraciones.
    Mi caso es que tengo un coche de diez años, no afectado, pues me he hecho autónomo hace poco, y he comprado otro, según lo que pones ¿podría afectar ambos al 50%?, el viejo lo uso para viajes cerca, y el nuevo para viajes largos.
    Saludos y gracias de nuevo.
    Jose

  2. #2

    Anonimo

    Y si alquilas un coche a una empresa de rent a car?
    Yo creo que es mejor que comprar.

  3. #3

    Anonimo

    Quería agradecer la publicación de este artículo por su interés y preguntar la fiscalidad de un caso distinto. Si el coche lo compra una empresa por leasing, que grado de deducción de IVA y Sociedades podría obtener?

    Muchas gracias

    un saludo

  4. #4

    Fiscalidad

    Hola gracias por pasaros;

    A todos os voy a contestar pero es una opinión que no tiene valor de asesoramiento, desconozco vuestros casos concretos y solo os doy una opinión generica, que en todo caso deberíais chequear con vuestro asesor fiscal que es el que conoce vuestras circunstancias especificas y que es para lo que lo pagaís, y si no lo teneís os recomendaría que tuvieraís uno por lo menos para dudillas como esta.

    Anonimo 1) no veo la afectación de los dos vehiculos. En primer lugar si afectas el viejo ¿qué ganas? no soportas IVA y el vehículo está totalmente amortizado -por uso personal si, pero amortizado-, fiscalmente no tiene sentido. Afectar el nuevo al 50% sólo vale en el IVA, y em el IRPF deberas acreditar su afectación, si para el empleo usas los dos vehículos, la afectación no puede ser al 100% salvo que tengas un 3º coche para tu vida particular. Y si solo afectas el nuevo, ¿viajas por trabajo? o ¿sólo lo usas de trabajo a casa? ¿todos los días? ¿los usas a efectos de representación? en otras palabras no veo la afectación que dices de los dos vehículos, veo algo más la del 50% del nuevo en el IVA, y seguramente -dependera del caso concreto- sea defendible el 50% en IRPF, incluso hasta un poco más. Repito dependerá de tus circunstancias.

    2)Sublime; Si alquilas un coche se aplica la regla del IVA (95.2 LIVA) -esa del 50%-, por lo que dependera de que puedas acreditar que el uso es exclusivo para el trabajo, lo que no será dificil p.e. si alquilas el coche a las 9 de la mañana y lo devuelves a las 9 de la noche, o lo alquilas de lunes a viernes. En todo caso dependera del caso concreto, aunque es más sencillo que sea plenamente deducible el IVA y el gasto (tanto en IRPF como en IS).

    3) AEME: Al igual que en el renting en el leasing para el IVA se aplica la presunción de afectación del 50%, que deberas acreditar que se afecta en mayor grado. Por lo general dependera del uso del vehículo, si es p.e. vehículo para los comerciales la deducción es plena -por ley, ya que señala la Ley de IVA que en vehículos de comerciales, como en otros (transporte, autoescuelas) la presunción es del 100%-, si es para ejecutivos la prueba será más dificil para subir al 100%, pero si p.e. el de seguridad de la empresa firma recibis de los vehículos el fin de semana nos podremos acercar más al 100%.

    En el IS el gasto es plenamente deducible -aunque algún Inspector diga que no-, otra cosa es que si se lo llevan para su casa, la empresa deba computar ese porcentaje como retribución en especie en el IRPF del trabajador y por tanto realizar el correspondiente ingreso a cuenta (v.e. consulta V0688-07 o
    V0552-09).

  5. #5

    Anonimo

    Hola, soy el del anónimo 1, muchas gracias por la respuesta, tiene toda la lógica lo que dices. Utilizo el coche para viajar y visitar clientes (futuros y actuales), por lo que creo que podré afectar el nuevo al menos en el 50% del iva y el irpf. Lo que pasa es que en viajes cortos suelo usar el viejo por comodidad, aunque me gaste más.
    ¿Los gastos de combustible los puedo meter al 50%?, ¿solo del coche nuevo (es diesel y el viejo gasolina)...?
    En cualquier caso, muchas gracias por el post y la respuesta, me han servido mucho.

  6. #6

    Fiscalidad

    Anonimo 1;

    Gracias por pasarte y por la atención.

    Por prudencia por lo general el gasto y el IVA del combustible, o de gastos vinculados al vehículo tendrán el mismo porcentaje de deducción que el vehículo.

    Así si el vehículo antiguo lo afectas al 50%, pero no te deduces nada porque no puedes, si podrás deducirte el 50% del combustible. Lo mismo con el vehículo nuevo.

    Ten cuidado con darte deducción al 100% porque es dificil defenderlo, sobre todo si afectas los dos coches. Sin ver claro tu caso -por no conocerlo- yo sólo afectaría el nuevo al 50% y me deduciría lo mismo en combustible, etc.

    Y como digo lo mejor para estas dudillas es tener un asesor fiscal de mano y contarle vuestro caso ya que os dará algo vinculante -y si se equivoca le podreís exigir responsabilidad-, esto sólo es orientativo, lo que puede ser útil en determinados casos.

  7. #7

    Milano R.

    Creo q la consulta va aqui...¿?. Compre coche 08/2010, deduje 50% IVA. Si lo vendo ahora (poco más de 2 años)¿lo tengo q vender "con IVA" o puede ir "por ITP" si lo compra un particular? ¿qué IVA declaro como emitido si lo vendo antes de 01/09 el 50% del 18% o cómo va? GRACIAS!

  8. #8

    the_esfinge

    Hola,

    Acabo de leer su artículo, y aunque es de hace tiempo, me ha sido de gran ayuda para entender cómo funciona.
    En mi caso, 1 año después de hacerme autónomo me compré el coche (turismo), que fundamentalmente he usado en mi actividad empresarial(la de servicios de publicidad). El caso es que no afecté el coche, pero me he venido deduciendo algunos gastos de combustible, reparaciones y amortizaciones. Leyendo esto, ¿me recomienda afectarlo inmediatamente a la actividad, aunque sea al 50% o sigo como estoy?
    Muchas gracias.

Autor del blog

  • Fiscalidad

    Al
    Soy abogado, experto en temas fiscales

Envía tu consulta

Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar