En primer lugar disculpar el retraso en escribir. Están siendo unas semanas muy duras de trabajo, con muchos viajes, por España y por el extranjero.

En segundo lugar, el tiempo que he tenido en el despacho de mi empresa ha sido bastante complejo ya que de golpe se han abierto viejos y nuevos frentes que me han quitado muchísimo tiempo para poder escribir algo en este blog. Además me ha vuelto a tocar impartir clase, no solo en la Universidad sino también en Master y Cursos diversos.

En tercer lugar, uno de los temas que más quebraderos de cabeza me han causado y, creo que me va a seguir causando, es un atropello de nuestra querida Administración, la local.

Os resumo, tras los múltiples incidentes penales de los últimos años, los Ayuntamientos de la zona de Marbella-Málaga, han realizado una revisión catastral bastante agresiva -por no decir otra cosa más gruesa-, poniendo los bienes a un valor catastral (vc) muy elevado.
El valor catastral es por Ley siempre inferior al valor de mercado y por norma reglamentaria, tiene como límite la mitad de ese valor de mercado, lo que generalmente cumple sin problemas. Sin embargo si se toma como punto de partida un valor de mercado inflado -años 2005, 2006 y 2007-, y se junta con intereses recaudatorios de Ayuntamientos y de CCAA, evidentemente el vc se dispará, ya que el valor metro cuadrado es elevado. Si además posees edificios de oficinas, hoteles o/y Centros comerciales con muchos metros cuadrados tu vc alcanza cifras disparatadas, e incluso superiores al propio valor de mercado.

El Grupo de empresas en el que trabajo tiene múltiples activos en la zona, no explotados directamente pero si arrendados. Sin embargo el IBI suele ser una carga que se asume por el dueño como sujeto pasivo repercutiendo al arrendador -hotelero, dueño de oficinas, dueño de tiendas, etc-. Somos pues nosotros los que controlamos el vc, y al que se nos notifica.
Así que una vez conocido el nuevo valor catastral, realizado por el Catastro y recurrido ante los Tribunales Económico Administrativos -de la Administración Central-, cada Ayuntamiento gira un IBI con Base en ese nuevo valor catastral, que evidentemente -no tendría lógica recurrir el vc y no su efecto- se recurre. Dicho IBI no se repercute por que es disparatado. En todo caso se solicita la suspensión de la ejecutividad de la liquidación -recordar que recurrir no implica no pagar la deuda tributaría, o se paga o se suspende-. Pues lo que ha pasado es que el ente dedicado a la gestión recaudatoria -el Patronato de Recaudación de la Diputación de Málaga- se ha saltado el procedimiento y ha decidido directamente -y si notificar procedimiento de apremio alguno- embargar los bienes inmuebles. ¡Imaginaros el susto!

Mi empresa no es la única que están en esa situación, y parece que afecta no solo a los bienes de mi Grupo sino a cadenas hoteleras grandes y pequeñas. Efecto que no es exclusivo de dicho territorio pero que a nosotros solo nos ha sucedido allí.

Tema complejo que os ha obligado a accionar con todo lo que tenemos, que realmente no es mucho, y que no genera soluciones inmediatas, ya que el Patronato se cierra en banda a reconocer cualquier tipo de error. Evidentemente el impacto ha sido grande, y explicar un tema así a un consejo es muy complejo.

Simplemente indicar que para que te puedan embargar algo las Administraciones publcias deben acudir al procedimiento ejecutivo o apremio, lo que implica al margen de denegar la suspensión solicitada, dar plazo para el pago o la suspensión con garantía (automática), que se debe notificar al domicilio social o al indicado en el escrito de recurso, luego deben notificar la providencia de apremio, y una vez pasado el plazo concedida en está, proceder a embargar el bien , notificando fehacientemente el mismo embargo. Pues de TODO esto se han olvidado totalmente.

Finalmente, indicar que aunque a veces miramos por encima del hombro a países de Latinoamérica, de África o de Europa del Este, sus Administraciones a veces ofrecen mayor seguridad jurídica que la Administración local y muchas autonómicas españolas -auténticos territorios comanches- y ya no digamos, como ha sido otro asunto que me ha obligado a desatender el blog cuando tienes temas con la Administración central francesa, que una vez superado el trauma -que lo es- de darse cuenta que el que "corta el bacalao" no es francés, generan una buena confianza y cumplen estricta y escrupulosamente con las normas. Y cuando tienes razón y has hecho las cosas bien te la dan.

A ver si puedo escribir algo sobre el IRPF y el cierre fiscal antes de que los temas "huelan".
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar