Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Czechia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Indonesia Rankia Italia Rankia Magyarország Rankia México Rankia Netherlands Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia Romania Rankia Türkiye Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder

El dólar como moneda global: mitos y realidades.

Una de las cosas más recurrentes que se ha estado escuchando en las últimas décadas en el ámbito económico es la inminente llegada de la desdolarización, pero hasta ahora, el escenario que se ha podido ver ha sido completamente diferente. Si bien es cierto que la politización del dólar, a través de la imposición de sanciones financieras, así como los obstáculos económicos a los que se enfrentan algunos países, limitando la disponibilidad de dólares, han llevado a ciertas BRICS a alejarse del dólar, actualmente no hay un sustituto cercano para el greenback. En otras palabras, ninguna moneda es capaz de destronar al dólar a corto o medio plazo, ya que ninguna puede ofrecer todos los beneficios que el dólar proporciona.

 Los beneficios del dólar.

Para comprender los factores que respaldan el estatus del dólar como moneda global, es importante considerar los beneficios que este proporciona:

- El dólar y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos son ampliamente considerados como los activos refugio por excelencia. Durante períodos de incertidumbre económica o financiera, se espera que mantengan o incrementen su valor, protegiendo así la riqueza y minimizando las posibles pérdidas para los inversionistas.
 
- Los mercados onshore y offshore del dólar y los activos denominados en dólares, son altamente líquidos, profundos y amplios. Esto significa que los inversores pueden acceder a su dinero fácil y rápidamente con descuentos mínimos o impacto en los precios.
 
- El dólar es la principal moneda de reserva mantenida por los bancos centrales. En este sentido, el atractivo del dólar entre los inversores facilita y abarata la compra de la moneda nacional por parte del banco central en caso de ser necesario. Además, los dólares también son interesantes para los bancos centrales, ya que pueden utilizarse para financiar las balanza de pagos y proporcionar liquidez en dólares a los agentes económicos nacionales. La liquidez en dólares a nivel nacional puede ser relevante debido al número de bancos y empresas offshore que dependen del dólar para préstamos, transacciones y pagos. Solo en el caso del sistema bancario y según lo cuantificado por el BIS, los pasivos de los bancos no estadounidenses alcanzaron los $13 trillones en 2018.
 
- La mayoría de las inversiones transfronterizas y los activos financieros suelen estar denominados en dólares. Para entender esto, es importante tener en cuenta la cantidad de emisión de deuda pública y privada, así como la cantidad de valores de deuda denominados en dólares en circulación. Según las estadísticas de liquidez global del BIS a finales de 2022, la deuda extranjera denominada en USD ascendió a alrededor de $12 trillones, el 40% correspondiendo a los países emergentes y en vías de desarrollo.
 
- En cuanto al comercio internacional, el dólar es la principal moneda utilizada para denominar los bienes extranjeros. Según el BIS, aproximadamente la mitad del comercio global se facturó en dólares a finales de 2022. La única excepción fue Europa, donde el euro es dominante. Algunas de las razones por las cuales los exportadores no estadounidenses utilizan el dólar como moneda de transacción tienen que ver con las complementariedades estratégicas en la fijación de precios derivadas del tamaño económico y la integración en las cadenas de valor globales, el "network effect" (el valor del dólar aumenta debido a la gran cantidad de empresas que aún lo utilizan para el comercio), la inercia y los desincentivos para desviarse de las normas de la industria, los bajos costos de transacción y operación en dólares y la baja volatilidad de los tipos de cambio.
 
- A nivel macroeconómico, algunos analistas también mencionan que el papel del dólar y los activos denominados en dólares se explica por los flujos globales de capital y comercio. Para comprender esto, es necesario pensar en la existencia de economías importantes (China y Alemania entre ellas) caracterizadas por una débil demanda doméstica estructural que requiere de la existencia de superávits comerciales estructurales para vender todos sus excedentes de producción. En esencia, la existencia de superávits en la cuenta corriente, derivados de la balanza comercial, requiere la adquisición de activos extranjeros. Esta necesidad de activos extranjeros debe coincidir con la existencia de una o varias economías importantes dispuestas y capaces de mantener déficits comerciales permanentes para satisfacer las necesidades de los países con superávits. En este contexto, los países con superávits comerciales necesitan de la existencia de uno o varios países con déficits persistentes de cuenta corriente que se financien con capital externo, proveniente de los países con superávits comerciales. En el contexto del dólar, los países con superávits comerciales necesitan adquirir activos denominados en dólares para acomodar su enorme exceso de ahorro, financiando los persistentes déficits en la cuenta corriente de Estados Unidos. Un cambio en los patrones globales de comercio y ahorro requeriría cambios institucionales y económicos profundos que podrían ser disruptivos y políticamente difíciles en el corto plazo.
 
- Desde el lado fiscal, también es importante mencionar que en un mundo caracterizado por la escasez de activos refugio seguros, los inversores requieren de países que ofrezcan consistentemente una oferta abundante de activos seguros y líquidos como los Bonos del Tesoro. Al igual que con la persistencia de los déficits de cuenta corriente, las consideraciones político-económicas desempeñan un papel importante aquí, ya que la provisión de activos seguros a menudo se asocia con niveles más altos de deuda pública.
 
- Por último, los factores institucionales también juegan un papel importante al explicar el estatus del dólar. Entre ellos, es importante mencionar la existencia de un régimen de convertibilidad libre, la inexistencia de controles de capital, la credibilidad de la Reserva Federal (Fed) en cuanto a la estabilidad del dólar, el estado de derecho y la inexistencia de discriminaciones persistentes por parte de las instituciones legales estadounidenses (a pesar de la imposición de sanciones financieras), así como la existencia de área monetaria completa en Estados Unidos. Además, el papel de la Fed como prestamista de última instancia a nivel mundial (debido a la existencia y uso de swaps junto con las FIMA repo facilites) también respalda el estatus del dólar.

Particularidades de los principales candidatos para sustituir al dólar.

Si bien es cierto que el euro es la segunda moneda más importante, considerando la cantidad de reservas de divisas que poseen los bancos centrales y su uso como moneda vehicular para las exportaciones, la eurozona aún carece de ciertos factores institucionales cruciales que posee el dólar. Por ejemplo, la arquitectura del euro aún no está completa. Carece de una capacidad fiscal estructural de estabilización, que sea significativa desde un punto de vista macroeconómico, y de mercados de capital y bonos plenamente integrados. La falta de ciertas piezas en la arquitectura del euro tienen un impacto negativo en la liquidez y profundidad de los mercados financieros europeos, así como en la confianza de los inversores.

En cuanto al renminbi chino, algunos argumentan que los anuncios recientes de países importantes como Brasil, Francia y Arabia Saudita, junto con los acuerdos existentes con Rusia, Indonesia, Irán y Venezuela, podrían mejorar el papel del renminbi en la facturación y liquidación del comercio. Sin embargo, a pesar de estos avances, aún existen varias barreras significativas que limitan el potencial del renminbi como moneda global. Una de las barreras más importantes es la falta de convertibilidad de la cuenta de capital. Los residentes y extranjeros no pueden cambiar libre y fácilmente entre moneda nacional y extranjera debido a los controles de capital. Esta restricción reduce los incentivos para que los países mantengan reservas en renminbi, ya que no pueden comprar y vender fácilmente en el mercado.

¿Que esperar en el corto y medio plazo?

Como se ha argumentado previamente, el dólar no tiene actualmente ningún sustituto cercano a corto o medio plazo. Sin embargo, esto no significa que el dólar mantendrá su estatus indefinidamente. Dadas las recientes tensiones geopolíticas y los vínculos comerciales con China, es razonable pensar que el sistema monetario se dirige hacia un sistema multipolar en el que múltiples monedas desempeñan roles significativos como monedas de reserva, medios de pago internacionales y unidades de cuenta. La configuración de este nuevo equilibrio, probablemente definido por el dólar estadounidense, el euro y el renminbi, estará influenciada por las relaciones políticas y la proximidad geográfica entre los socios comerciales. 

Es importante mencionar también que varios acontecimientos pueden acelerar el establecimiento de este sistema multipolar. Estos incluyen la aparición de nuevas tensiones geopolíticas que erosionen el atractivo de una o varias monedas importantes, la respuesta de los bancos centrales a la era digital y el impulso ganado por ideas políticas que respalden el papel internacional de las monedas nacionales. En este contexto, vale la pena señalar la aparición de nuevas infraestructuras de pago, tales como el sistema SPFS de Rusia y el sistema CIPS de China, que buscan no depender del sistema SWIFT. Además, los anuncios recientes de la Comisión Europea y el Banco Central Europeo enfatizando un papel internacional más fuerte para el euro también pueden contribuir a esta evolución futura.







1
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  1. Nuevo
    #1
    29/07/23 15:11
    Ayudarnos mutuamente