1
Creo que es un excelente momento para aclarar varios mitos y puntos sobre este gran inversionista.

Todas las historias de éxito tienen muchas variables más de las que se mencionan y otras tantas que no podemos ver. Muchos momentos en donde las cosas fueron difíciles y siempre se necesitó de unas cuantas pizcas de suerte. Pensar lo contrario o que existe una receta para lograrlo es caer en la Falacia Narrativa.

Tampoco podemos leer un par de libros y pensar que hemos descubierto el santo grial y la receta secreta para que nos vaya bien, tener buenos rendimientos y ser exitosos. O pensar que con eso ya lo sabemos todo y entendemos todo. O que lo que leímos es el mismísimo Evangelio y verdad absoluta. En este mundillo, tal y como dijo Campoamor (y después Jarabe de Palo), todo depende del cristal con que se mire. Y parafraseando a San Graham las cosas que funcionaron ayer pueden ya no funcionar Mañana. Pensar lo contrario sería caer en el efecto Dunning Kruger (pensar que sabemos mucho de un tema, pero realmente no lo entendemos bien).

Qué hizo que Swensen obtuviera geniales Rendimientos para Yale?

1. Tener solo el 10% en activos tradicionales. Esto incluye acciones, ETFs y Bonos.

2. Muchísima investigación

3. Préstamo de Valores

4. Activos poco líquidos, pero no ilíquidos.

5. Una Estrategia clara creada ad hoc para los objetivos, necesidades, perfil y horizonte del Endowment de Yale.

6. Tener enormes cantidades de dinero disponible que te dan acceso a tratos y oportunidades fuera del acceso de la mayoría.

7. Tener una red de conexiones enorme gracias a ser Yale y a todos sus Exalumnos.

8. Invertir en activos y Estrategias no tradicionales y alternativas seleccionados de forma individual a través de una gestión activa (nada de ETFs). Por ejemplo, adquisiciones apalancadas, recursos naturales (spot y con coberturas con derivados), inmuebles, hedge funds, etc.

Al igual que con todos los Super Inversionistas, la mejor lección que podemos tomar No es copiarles la receta porque ellos están en circunstancias, contextos, ingresos, horizonte temporal, objetivos y necesidades muy diferentes a nosotros.

La Mejor Lección es entender su Proceso y tropicalizarlo a nuestra situación. Parte importante del Proceso de Swensen era ir contra corriente.

  1. #1
    14/05/21 18:06
    Pues que triste noticia, porque ha sido un compañero de viaje en el camino de la inversión. Siempre le he admirado.

    Siempre nos dijo, al inversor minorista, que no intentásemos invertir como el lo hace en el endowment de Yale. Nos dejo dos libros que escribió tras muchos años de éxito.

    1.  Unconventional Success: A Fundamental Approach to Personal Investment libro dedicado al inversor minorista (2005) y el cual recomiendo su lectura. Y
    2.  Pioneering Portfolio Management: An Unconventional Approach to Institutional Investment, Fully Revised and Updated dedicado al mundo institucional. Igualmente interesante su lectura como inversor minorista, pero le sacarán más provecho los institucionales (2009).

    Su cartera recomendada  de David Swensen al inversor minorista con su ponderación de activos se puede replicar mediante productos de gestión pasiva (de echo recomienda el uso de productos de bajo coste como los de Vanguard).

    Es decir, un 50% en el mercado global, un 20% en REITs, 15% en TIPs de duración intermedia, y un 15% en bonos de duración intermedia.

    La cartera de de inversión de Yale-Endowment, con la que túvo tanto éxito, es muy distinta y nos dijo que no intentásemos de replicarla, porque básicamente "debemos conocer nuesras limitaciones como inversores".
    El(Ellos) disponen de medios (investigación, inmensas cantidades de dinero, y pueden permitirse las contratación de las mejores "mentes"; además de contratar a partners con los que se asocian de tal modo que si pierden ellos dinero, pierden dinero igualmente los partners (a eso lo llamo alineación de intereses).

    Habría que estudiar en detalle el modelo de inversión de Yale-Endowment. Yo tan solo he visto algunos años sus informes anuales, y he podido constatar un porcentaje entorno a un 30% en inversiones alternativas (privat equity, Timber, etc.).

    Uno de los pilares del éxito (a mi juicio), es que las nuevas clases de activos proceden (se germinan) de la investigación académica. Una vez disponen de sus propios estudios académicos y observan algo novedoso, lo ponen en práctica. Swensen y su equipo han acertado. Una vez que éstos pioneros de las clases de activos demuestran buenos resultados a tres años, comienzan a entrar en dichas inversiones el mundo institucional, que una vez invertidos éstos, sacan al mercado minorista productos de inversión. Como siempre, el inversor minorista es el último eslabón en la cadena (es lo quería dejar claro).

    Que triste noticia,
    Valentin

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar