Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
7 recomendaciones

Los Tres Lenguajes de la Política

 

Many extremists listen only to one another. They live in self-reinforcing information cocoons. (How to Humble A Wingnut by Cass R. Sunstein[1])

 

En los cinco años que llevo escribiendo este blog jamás he hablado de política ni de partidos y tampoco lo haré ahora, es una de mis reglas. Este post va de Ciencia Política y de un modelo que, aunque sigue siendo hipótesis, puede ser de utilidad para mejorar el actual impasse en el que se encuentran muchos partidos políticos de todo el mundo, pero sobre todo para disminuir la polarización que existe entre los feligreses simpatizantes de las diferentes corrientes políticas.

No quiero romper esa regla que para mí es de Oro. Por lo tanto, aquellos que creíais que este iba ser un post para verter vuestras frustraciones/logros o para indicar quién es el bueno, el malo o el feo de la película, por favor absteneos. Realmente no es necesario pavonear nuestros sesgos cognitivos aquí porque existen lugares más apropiados como los bares, Facebook y Twitter.

 

Los Tres Lenguajes de la Política  es un librito escrito por el economista Arnold Kling con apenas 54 páginas. Pero no os dejéis engañar, la verdad es que son 54 páginas llenas de información muy interesante y extremadamente útil. He leído libros con mucho mayor número de páginas que al final podrían haberse escrito en una sola.

 

Al inicio del libro hay una pequeña encuesta para delinear cuál podría ser nuestra afiliación política dominante dentro de tres corrientes que el autor define como Progresistas, Conservadores y Libertarios. Obviamente el autor se está refiriendo a USA pero las lecciones y herramientas que nos brinda pueden ser aplicables a cualquier país.

 

A continuación Kling explica su modelo para identificar y tratar de entender a estas tres corrientes. Para él cada una de ellas tiene su propio lenguaje y sus propias reglas heurísticas. Si somos capaces de identificar sus lenguajes y sus reglas entonces también seremos capaces de al menos entenderlos por más que no estemos 100% de acuerdo en sus puntos o métodos.

 

“When people speak the language of your dominant heuristic, they easily earn credibility with you. When people use a different language, they have more difficulty earning credibility.”

 

Entendernos es el primer paso para comenzar a negociar y salir de este impasse en el que nos encontramos. Si somos capaces de negociar entonces estamos aceptando al otro como igual en lugar de etiquetarlo como inferior, desinformado, irreflexivo, inmoral, intransigente, etc. Negociar implica dar el beneficio de la duda y mantener una mente abierta.

 

“Learning the other political languages might help us to have conversations instead of shouting matches.”

 

Según el autor los tres lenguajes se pueden distinguir porque:

 

  • Los Progresistas tienden o están más cómodos al describir el mundo en términos de Opresores Vs Oprimidos.
  • Los Conservadores tienden o están más cómodos al describir el mundo en términos de Civilización Vs Barbarismo.
  • Los Libertarios tienden o están más cómodos al describir el mundo en términos de Libertad Vs Coerción.

 

Las noticias, los debates, argumentos, acusaciones y enfrentamientos que frecuentemente tienen los políticos hacen mucho sentido si los analizamos y estudiamos desde esta perspectiva. Pero también hace mucho sentido el comportamiento de sus seguidores y la polarización que estamos viviendo. De hecho hay otro libro muy bueno que Kling menciona (The Big Sort: Why the Clustering of Like-Minded American is Tearing Us Apart) y que describe el fenómeno de la polarización donde la gente cada vez se está agrupando y conviviendo únicamente con personas que piensan igual que ellos.

 

“The net result is that by reading their favorite pundits, people's understanding of issues is actually narrowed and reduced. Consider three goals that a political pundit might have. One goal is to open the minds of people on the other side. Another goal might be to open the minds of people on your own side. A third goal might be to close the minds of people on your own side. Nearly all of the punditry that appears in the various media today serves only the third goal”

 

 

Otro tema interesantísimo que el autor aborda es el de los sesgos que afloran cuando hablamos o analizamos cuestiones políticas. La cuestión para entendernos mejor no sólo es comprender el lenguaje de las otras corrientes sino también darnos cuenta de los sesgos de los que somos presa porque muchas veces son ellos los que nos hacen satanizar o calificar de irracional a quien no comparte nuestra visión o descalificar taxativamente opiniones y argumentos rivales y diferentes.

 

“Our natural inclination is to engage in motivated reasoning. That is, we are disposed to treat facts and analysis as credible when they speak the language of our dominant heuristic, while we seek reasons to dispute or dismiss facts and analysis that speak a different language. If we want to shift from motivated reasoning to constructive reasoning, then we have to resist the inclination to give critical scrutiny only to facts and analysis that threaten our beliefs. We should give some benefit of the doubt to contrary evidence. Moreover, we should be as eager to poke holes in analysis that speaks to our dominant heuristic as we are to poke holes in contrary analysis.”

 

 

Supuestamente la Política es el arte de hacer lo imposible posible mediante la negociación. El problema de una visión maniquea y de superioridad moral es que tal y como colgó Jesse Livermore en su twitter, la regla de supervivencia política se reduce a hacer lo que sea y a toda costa con el fin de no perder el poder y esto causa un conflicto destructivo porque impide la negociación entre iguales y el compromiso.

 

A todos nos gustaría que nuestro partido gobernara y que sus decisiones se aprobaran y sus propuestas no fueran rebatidas o que sus intenciones nunca fuesen cuestionadas. El problema de todo lo anterior es que se parecería mucho al Totalitarismo y ya sabemos que eso no termina bien el 99% de las veces. Sería como si nuestro equipo de futbol siempre jugara contra 11 peleles que están pagados para siempre fallar y perder la bola. ¿Os gustaría ver un partido así? A mí la verdad No.

 

“What learning the other languages can do is enable you to understand how others think about political issues without having to resort to the theory that they are crazy or stupid or evil.”

 

No todo lo que yo quiero se va a lograr a como yo lo quiero y cuando yo lo quiero, pero algo es mejor que nada, sobre todo si ese nada es destructivo y al final quedaré peor de como estaba. Los políticos han creado políticas públicas y éstas a su vez han creado intereses protegidos y éstos se han atrincherado en el status quo del rent seeking.

 

“treating people who use other heuristics as reasonable is likely to prove a less stressful and more productive way of approaching politics than treating the other heuristics as heresies that must be stamped out.”

 

Aprender y comprender el lenguaje de las otras corrientes políticas no hará que les demos la razón en todo ni nos hará conversos, simplemente abrirá nuestra mente a la negociación y a la posibilidad de que existan temas y situaciones donde las reglas heurísticas de las otras corrientes describan o solucionen mejor el problema.

 

“You tend to see your self and the groups you belong to in shades of gray, but others and their groups as solid and defined primary colors lacking nuance or complexity.”

 

Algo que me gustó mucho del libro y que pocas veces encuentro en otros fue la honestidad del autor porque desde un principio y a través de la lectura aclara los sesgos y tendencias que el mismo tiene y hasta califica de incompletos o erróneos algunos argumentos que su corriente política predilecta suele hacer, la Libertaria.

 

Al final la lección que yo he obtenido es que no se trata dejarnos convencer por la corriente política “rival”, ni siquiera se trata de ser empático con ella ni de dar como ciertas o válidas todas sus razones, simplemente se trata de ser pragmáticos para poder comunicarnos, negociar y salir de este atascadero en el que nos encontramos donde por cada paso hacia delante se dan cinco hacia a atrás porque cada quien habla diferentes “lenguajes”.

 

Todo esto me recordó a un libro que leí recientemente y que aunque está centrado en la Ciencia y la importancia de los Buenos Fracasos, tiene un pequeño párrafo que habla sobre Política y sobre la falta de Buenos Fracasos en ella. Entiéndase como Buenos Fracasos aquellos que a pesar de ser fallos o errores nos han llevado a descubrir cosas nuevas y a entender mejor otras. En política la mayoría de los fracasos y errores son de los malos y dañinos y esto puede ser causado porque cada partido junto con sus seguidores han decidido que sólo ellos poseen la Verdad y la autoridad moral e intelectual para sacarnos del atolladero. El resto son una panda de memos, iletrados, manipulados. Tal vez sea sí (aunque lo dudo), pero desgraciadamente tenemos que negociar con aquellos que no quieran aceptar nuestra Santa y Total Voluntad porque los tiempos en los que desaparecían aquellos que no estaban deacuerdo ya han pasado, o al menos eso quiero pensar.

 

““Politics has certainly become a winner take all game. The original ideas of pluralism associated with liberal democracies and legislative deliberations have all but vanished in favor of the fervor of one true path. Voters have become believers not choosers, and alternatives are dispatched with smug righteousness. There are still sides and one can choose to be this or that (I would have said conservative or liberal, Democrat or Republican, but these terms have lost their meaning and are only labels for belonging to a particular party line that believes completely in its supremacy). These days joining a side merely means spouting their slogans. There is no good failure in politics or governing. Thus the mess.””

Failure: Why Science Is so Successful by Stuart Firestein

 

NOTAS:

[1]Para los interesados en evitar la Polarización y el Group thinking os recomiendo el libro How to Humble a Wingnut and Other Lessons from Behavioral Economics de Cass Sunstein. Es muy pequeño pero muy divertido.

  1. #7
    Wenomeno

    Muy buenas, yo siempre he visto la política en el eje moderados-extremistas. La verdad es que, opinando sobre casi cualquier cuestión, hay un rango de posturas que son razonablemente aceptables, y en muchos casos, uno ni siquiera tiene una convicción firme de cual puede ser la mejor. A mí, personalmente, entre gente moderada no me parece tan difícil llegar a acuerdos.

    Luego están los extremistas a los que les resulta imposible entenderse, salvo en la conspiranoia. Es curioso, como tanto la extrema derecha e izquierda, creen en las hordas judeo-masónicas que conspiran para controlar el mundo, hoy le llaman Club Bilderberg y Goldman Sachs, pero es el cuento de siempre.

    El otro día un amigo me comentaba, que el enfoca las cosas en el eje jóvenes-viejos, se le encendió la bombilla con los resultados del Brexit y las elecciones.

    1 recomendaciones
  2. en respuesta a Comstar
    #6
    Gaspar

    jejeje pues mas bien creo que eso es lo que los políticos hacen. No sé si a eso le podamos llamar política porque al final cuando la bola de nieve es demasiado grande entonces sí comienzan a negociar y a hacer política.

    Saludos

  3. en respuesta a Trapero
    #5
    Gaspar

    Jeje lo de conversos iba en ambos sentidos, ie, no es necesario ni convertirnos ni tratar de convertir al otro.

    Tal vez ha sido un error mio y me he expresado mal, pero el autor nunca menciona ni insinúa la manipulación. La idea es abrir nuestra mente y comenzar a comunicarnos mejor sin la necesidad de estar de acuerdo en todo y sin la necesidad de convertirlos a nuestra causa ni reedecuarlos pacientemente ;)

    la forma en que el autor lo expresa es así: "to take a more charitable view of those with whom they disagree."

    Gracias por la genial aportacion de Browne!!!

    saludos y un abrazo

  4. #4
    Solrac

    "Realmente no es necesario pavonear nuestros sesgos cognitivos aquí porque existen lugares más apropiados como los bares, Facebook y Twitter."

    Jo jo jo, que gran frase. La de veces que he pensado "Y a mí que coño me importa" al ver escrito: "pues yo voto a Pepito", juas juas.

    ¿Sabes cómo se llaman los humanos que votan en cada proceso electoral según les convenga o crean necesario y no demonizan necesariamente otras opciones a las que no apoyan?

    Se llaman "seres de ficción".

    Un abrazo.

    1 recomendaciones
  5. #3
    likuta

    Totalmente de acuerdo. El interés general requiere negociación y ésta es imposible sin cesiones. Lamentablemente en España se da en contadas ocasiones y los demócratas tolerantes acaban siendo como los que intentan separar en las peleas y reciben "andanadas de h." de todas partes.

    1 recomendaciones
  6. #2
    Trapero

    La oposición Civilización vs Barbarismo que hacen los conservadores también podría expresarse como "lo conocido vs lo desconocido", o "lo seguro vs lo inseguro". Chesterton tenía una frase muy buena sobre eso: "El mundo está dividido entre conservadores y progresistas. La labor ['the business'] de los progresistas es seguir cometiendo errores, la labor de los conservadores impedir que puedan corregirse errores".
    .
    Escribes: "Aprender y comprender el lenguaje de las otras corrientes políticas no hará que les demos la razón en todo ni nos hará conversos, simplemente abrirá nuestra mente a la negociación y a la posibilidad de que existan temas y situaciones donde las reglas heurísticas de las otras corrientes describan o solucionen mejor el problema".
    Es un comienzo, pero el problema que yo le veo es que si solamente aprendemos los conceptos y categorías mentales ajenas para negociar, nuestra actitud probablemente será percibida por el otro como un intento de manipulación. La manipulación tiene un aroma inconfundible que todos detectamos inmediatamente y nos pone en guardia. La única manera de evitar que nos perciban como alguien que va a colocar su mercancía es precisamente deponer sincera y totalmente nuestros planes de manipulación y renunciar a querer "convertir al otro".
    .
    Así lo explicaba otro libertario:
    "Tiene que haber una manera de ser libre sin tener que desear que ocurra un milagro. Tiene que haber una manera para que un individuo pueda cambiar las cosas sin tener que convertir al resto del mundo a su causa [...] No es necesario sumarse a una gran campaña para reconstruir la sociedad en la que vives, ni tienes que reeducar pacientemente a cada persona con la que tratas [...] Puedes ser libre sin cambiar el mundo. Puedes vivir tu vida como quieras vivirla - sin importar lo que otros decidan hacer con sus vidas"
    (Harry Browne - How I Found Freedom in an Unfree World)
    .
    .
    PD: Si a alguien le interesa el tema y se maneja bien en inglés, aquí hay dos largas entrevistas al autor del libro:
    http://www.ivoox.com/the-three-languages-of-politics-audios-mp3_rf_5261996_1.html
    http://www.ivoox.com/kling-on-the-three-languages-of-politics-audios-mp3_rf_6807546_1.html

    1 recomendaciones
  7. #1
    Comstar

    "La politica es el arte de postergar los problemas, esperando que algún día se vuelvan irrelevantes" - diálogo de la película Red Tails

    1 recomendaciones
Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar