¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

Lecciones de 2015

 

 

Otro año más ha pasado volando y por más que hayamos desperdiciado o usado parte de nuestro tiempo ineficientemente, siempre podemos aprovechar estos últimos días para reflexionar sobre las lecciones que hemos aprendido y los errores que hemos vuelto a cometer. ¿Qué cosas nuevas nos enseñaron los mercados (y la vida)? ¿Qué cosas No hemos sido capaces de entender o aceptar a pesar de tantos tropiezos?

 

¿Han sido mis expectativas o metas demasiado optimistas y altas? ¿No sería mejor bajarlas y plantearme algo más conservador? ¿O tal vez cambiar a un enfoque paso-a-paso en lugar de querer dar saltos de 10 metros? Ahorrar es difícil y una de las muchas razones es porque los beneficios los disfrutará mi Yo del futuro. Ese Yo del futuro es alguien desconocido para mí y por lo tanto le tengo el mismo aprecio y empatía que a cualquier desconocido. Lo mismo va para hacer ejercicio o comer sano o tener mejores hábitos o leer más libros o pasar más tiempo de calidad con los seres queridos o gastar menos, etc. Siempre hay un “pero” o una excusa por más que sean actividades prioritarias porque la verdad es que: no son urgentes; y no son urgentes porque los beneficios los cosechará ese desconocido Yo del futuro, ya sea el Yo del siguiente año, el Yo del siguiente mes o incluso el Yo de la siguiente semana. Por eso en lugar de querer comenzar saltando 10 metros, mejor comenzar paso-a-paso. Por ejemplo, en lugar de plantearme ahorrar 24 mil euros en los siguientes 20 años (1.200 euros anuales), algo que podría parecer una tarea difícil, abrumadora y hasta desmotivante para algunos, mejor poner la meta de ahorrar 100 euros mensuales este siguiente año. En lugar de querer salir a correr un maratón, mejor tratar de completar 20k a buen ritmo y tiempo. En lugar de querer bajar 10 kilos y matarme de hambre o excederme en el ejercicio, mejor ir a por los primeros 3 kilos.

 

Metas pequeñas pero constantes y con incrementos graduales crean hábitos fuertes y dan a nuestra mente la recompensa de corto plazo que tanto necesita. Además así evitamos que el músculo de nuestra fuerza de voluntad se agote antes de recibir los beneficios. Una vez que las cadenas del hábito sean demasiado fuertes para ser rotas, entonces podremos plantearnos metas a más largo plazo y más extremas[1].

 

Metas pequeñas podrán sonar mediocres para algunos de vosotros, pero recordad que en la vida al igual que en las inversiones, reconocer nuestros límites es el primer paso para mejorar y avanzar. Obviamente el cumplimiento de nuestras metas depende mucho de nuestro entorno, por lo tanto debemos modificarlo de tal forma que nos ayude y nos facilite las cosas.

 

En fin, creo que me he desviado un poco de las lecciones que quería escribir, pero esto es lo que pasa cuando uno deja a las palabras fluir.

 

 

#1 Sigue a los grandes inversores, pero no olvides llevar tu propio mapa.

Cuando filtramos compañías por medio de los 13F de grandes inversores y los reportes trimestrales de las gestoras, primero debemos identificar si su forma de invertir y filosofía es más o menos similar a la nuestra. Además de considerar si nuestro horizonte temporal en dicha inversión coincide con el de ellos.

 

Por ejemplo, el abuelo Buffett tiene acciones de Coca-Cola para toda la vida ¿Puedo yo darme el lujo de tener esa acción para toda la vida (y me refiero en las buenas y en las malas)? Él ya obtuvo la mayor parte de sus beneficios y crecimiento de Coca-Cola en los 90s (10 bagger). ¿Tengo la necesidad o la ilusión de recibir beneficios y crecimiento iguales a esos del pasado? El abuelo Buffett ya es rico y por lo tanto existe una diferencia que él mismo ha mencionado al invertir cuando ya se es rico y al invertir cuando uno quiere llegar a serlo ¿En qué etapa estoy yo?

 

No sólo es necesario tener incentivos y objetivos alineados, también es necesario entender muy bien el rationale o la tésis detrás de la compra y haber hecho nuestro propio análisis e investigación. Parafraseando a Pabrai, si no lo entendemos o si no logramos descifrarlo, por mucho que nos guste la idea es mejor pasar.

 

Esta es una lección que he reafirmado este año cuando estaba caliente por comprar VRX porque grandes inversores Value la tenían en cartera y seguían apostando por ella. Al final no la compré porque a pesar de que entendía el negocio había muchas cosas que se me escapaban y no confiaba en mi valuación. Esto no quiere decir que cuando lo entiendo todo y confío en mi valuación entonces siempre acierto. Nada más lejos de la realidad. De hecho para ser honesto siempre habrá cosas que se me escapen y muchas más que no entienda, y por más que confíe en mi valuación también tengo que comer un poco de humble pie de vez en cuando[2]. Por eso es que el 60% de mi portafolio de valores está en una cartera quasi-bogle para al menos evitar errores que me cuesten demasiado y poder llegar a la meta en las mejores condiciones posibles. Además, como ya sabemos que soy bastante burro e ignorante en muchas cosas de este mundillo, entonces San Bogle me protege un poco contra eso.

 

Las siguientes 4 preguntas son personales y me han ayudado mucho a la hora de decidir si compro o no acciones individuales. Es una lástima que tengan poco tiempo en mi checklist y aunque sé que no me librarán de todas mis estupideces, al menos tengo la confianza de que las reducirán. Yo no las inventé, más bien son derivaciones gracias a las ideas de Mohnish Pabrai, Mariko Gordon, Guy Spier y Ted Weschler.

 

¿Existirá la empresa en 10 años?

¿Si la empresa desapareciera de la noche a la mañana, habría alguna perturbación en la Fuerza?

Si hoy compro acciones y mañana su precio cae 50% ¿qué haría, vendería o compraría más?

¿La compañía añade o resta Valor al consumidor? Si hace lo último entonces lo más probable es que en un futuro también reste valor a los accionistas.

 

Todo lo anterior sobre entender la tesis de inversión y tener una filosofía similar e intereses alineados también aplica para aquellos que gustan de comprar Fondos de gestión activa. Hay que estar muy convencidos y alineados para no saltar del barco en los peores momentos con la ilusión de librarnos de las caídas porque entonces también nos perderemos los rebotes. Hay demasiada evidencia empírica ( III, III) que muestra cómo los partícipes de Fondos de gestión activa que han tenido geniales retornos durante las últimas décadas no han podido cosechar la totalidad de esos beneficios precisamente por estar entrando y saliendo, saltando de uno a otro. Esto es así porque los inversores tienden a comprar más durante las subidas y tienden a vender en las caídas y se pierden los rebotes iniciales que son los más importantes. A esta diferencia entre los Retornos del Fondo y los retornos del inversor (llamados dollar-weighted returns) se le conoce como behavior gap, y que en pocas palabras es el resultado negativo de andar saltando de un Fondo o ETF a otro intentando hacer market timing. NO dudo que algunos puedan hacer market timing satisfactoriamente, pero la terrible verdad es que la mayoría NO puede hacerlo sobre todo si agregamos los costes friccionales y comisiones.

 

Este behavior gap también existe para los inversores indexados de Fondos y ETFs, pero la realidad indica que es mucho menor si lo comparamos con los fondos de gestión activa. ¿Por qué? No lo sé con exactitud, pero tal vez una razón pueda ser que los inversores indexados saben a lo que se enfrentan y al estar más convencidos de la filosofía y sus intereses alineados con sus productos pues entonces es más fácil estarse quieto. Tal vez es más fácil entender y convencerse de la filosofía de un producto indexado que de la filosofía de un Fondo de gestión activa, la cual a veces ni el mismo gestor es capaz de explicar en palabras simples o la abandona parcialmente en los momentos más difíciles. Además hay más intereses alineados en el caso de los indexados.

 

 

#2 Concentra tus energías y tiempo en las cosas que están dentro de tu control y que realmente son importantes para ti

Esta lección también es una reafirmación de la que ya he escrito, pero que ahora he estado tratando de aplicar en mi blog. No ha sido fácil ya que siempre surge la tentación de querer escribir sobre la última meme de las noticias y la geopolítica. Es difícil controlar esa alta autoestima que uno tiene sobre uno mismo, sus opiniones y sobre nuestro conocimiento y entendimiento de las complejidades del mundo. Por eso siempre que tengo el impulso de escribir sobre cosas que están fuera de mi control o sobre cosas que realmente no son prioritarias en mi vida o sobre temas donde tengo opiniones fuertes pero no necesariamente informadas, entonces mejor releo el siguiente extracto cuyo origen es la sección 4b de las reglas del foro bogleheads:

b. Non-actionable (Trolling) Topics

 

If readers can't do anything with the content of a topic other than argue about it, it does not belong here. Examples include:

US or world economic, political, tax, health care and climate policies

conspiracy theories of any type including oil price manipulation

discussions of the crimes, shortcomings or stupidity of other people, whether they be political figures, celebrities, CEOs, Fed chairmen, subprime mortgage borrowers, lottery winners, federal "bailout" recipients, poor people, rich people, etc. Of course, you are welcome to talk about the stupid financial things you have done.

 

Aunque yo agregaría religión a la lista anterior, quiero aclarar que lo anterior no significa que esos temas sean inaceptables en los comentarios de mi blog. Todos los lectores tienen absoluta libertad para hablar y preguntar de ellos en mis posts. Mi intención es simplemente limitarme a mí [3] al escribir sobre ellos en mi blog porque sé que invariablemente surgirá una discusión que muy rara vez llevará a algo productivo y que sólo me quitará el tiempo valioso. No tengo nada en contra ni peyorativo sobre los que escriben u opinan sobre estos temas[4], de hecho creo que son una parte importante y necesaria, pero yo ya tengo demasiado de este tipo de discusiones en mi curro y con mis amigos y conocidos y extraños. Honestamente no creo necesitar más ya que mi ración semanal está más que saciada. Además, en el caso de llegar a necesitar de la catarsis, nutrición o entretenimiento que este tipo de temas e intercambios suelen dar, siempre habrá muchos espacios (y en Rankia hay varios)[5] que son más apropiados que mi blog y donde puedo opinar a placer cuando me sobra tiempo.

 

Creo que el extracto anterior también aplica a las preguntas que un inversor debería evitar en la mayoría de los casos o los temas por los que no debería angustiare demasiado. En lugar de caer en la ilusión de percepción asimétrica y pensar que sabemos lo que Yellen hará, mejor concentrar nuestros esfuerzos y tiempo en hacer una buena asignación de activos, en escoger y entender los índices que mis productos siguen, en revisar las comisiones y demás costes (en porcentaje y en euros) que estaré pagando. Por mucho que yo supiese lo que la FED o Buffett o la economía hará, todavía me faltará saber cómo reaccionarán los mercados a esas noticias, y después entender cómo afectará esa reacción a mi cartera.

 

No quiero sonar arrogante ni condescendiente, pero gracias a que he limitado mi tiempo en los temas anteriores que están fuera de mi control y que realmente no son muy productivos para mí por ahora, entonces este año he podido correr casi 2 mil km, he podido rodar casi 6 mil km, he podido nadar casi 100 km, he leído 41 libros, he leído casi 300 papers, he leído más de 2.500 artículos, terminé un proyecto en mi curro antes de tiempo y diseñé dos más, tomé 3 cursos (tejido de punto, pastelería y break dance), estoy obteniendo buenas notas en mi Master, pasé más tiempo de calidad con mis seres queridos y amigos, estoy aprendiendo Kendo y Aikido, he visto poco menos de 200 películas y series, pude jugar en línea[6] poco menos de 200 horas, pude escribir poco menos de 50 posts en mi blog. No he ganado medallas ni premios, pero me siento muy contento con la gestión que hice de mi tiempo.

 

 

#3 Añade Disonancia y Aleatoriedad en tu Vida

 

El post se está alargando, así que esta es la última y nos vamos. Dejo el resto de las lecciones para otros posts. De hecho en el siguiente post hablaré de algunas otras que aprendí de unos libros que leí este año.

 

El ser humano es un animal muy curioso y lleno de sesgos mentales. Como resultado de nuestra evolución de miles de años han aparecido ciertas necesidades y comportamientos que son innatos y de los que a veces no somos del todo conscientes. Uno de ellos es nuestra necesidad y anhelo de Pertenencia a un grupo. Esta pertenencia nos da la ilusión de seguridad dentro del rebaño y es algo que portamos con orgullo. Además de hacernos creer que tenemos cierta superioridad moral y/o intelectual frente a los demás.

 

Los hay quienes pertenecen a la tribu de los austríacos o de los keynesianos, de los de derecha o izquierda, de los bogleheads o los market timers, los Value o los traders, del Barça o el Real Madrid. Los hay devotos del oro y sus detractores, los que quieren más libre mercado y los que quieren más regulaciones; los hay negacioncitas y conspiranóicos, catastrofistas y los llamados preppers, los hay evolucionistas y “creacionistas”; están los denominados a sí mismos peakoleros y también los que piensan que así como dejamos atrás a la edad de piedra sin acabarnos las piedras, así también dejaremos atrás a la edad del petróleo.

 

El problema en sí no es nuestra necesidad inconsciente de Pertenecer a un grupo porque todos pertenecemos a alguno o a varios. El problema es No leer o buscar y tratar de entender opiniones contrarias, diferentes o incluso disparatadas. El problema es desecharlas o desacreditarlas taxativamente. Recordad que lo importante muchas veces no es el crítico ni la crítica, sino lo criticado. El crítico puede ser un patán y la crítica una bazofia, pero siempre es bueno volver a revisar y desafiar constantemente. Así es como hemos avanzado.

 

El problema es No tener la humildad necesaria para aceptar que en cuestiones diferentes a las matemáticas nadie posee la verdad absoluta por más que las cosas sean “tan obvias para nosotros”. Recordad que por 250 años tomamos como verdad la Teoría de Gravedad de Newton hasta que nos dimos cuenta que no predecía la posición exacta del Planeta Mercurio y entonces llegó la Teoría de la Relatividad de Einstein. Por esto es que todo descubrimiento, resultado, idea o teoría siempre es tentativa y No definitiva. Si esto sucede en la Física que es lo más exacto que tenemos después de las Matemáticas y con Newton que ha sido una de las mentes más brillantes de la humanidad, entonces imaginad qué puede pasar en el resto de las ramas del conocimiento y con el resto de mortales como nosotros.

 

Es posible que nosotros estemos errados o que el otro lo esté, pero también es posible que ambos o todos estemos errados. También hay que recordar que aparte de ciencia, a lo largo de nuestra evolución hemos necesitado de ese “no sé qué, que qué sé yo” metafísico, cultural y ficticio para poder avanzar incluso cuando a veces hayan significado retrocesos temporales, pero sin esas vicisitudes y contradicciones, o enfrentamientos y desacuerdos simplemente no hubiésemos despertado de nuestro letargo y las cosas serían muy diferentes.

 

Todo lo anterior se resume en nuestro sesgo de confirmación, groupthinking y polarización que surge cuando hablamos, nos reunimos, platicamos, seguimos y leemos a personas que piensan muy similar a nosotros. El problema de compartir casi siempre nuestras opiniones con personas que piensan igual a nosotros y que comparten las mismas creencias, ideas o argumentos, o leer mayoritariamente opiniones y textos afines a nuestra tribu, es que al final sólo osificamos nuestra mente y hacemos su caparazón más duro e inflexible a nuevas ideas y al cambio, siendo ambos Constantes en la Vida y el Universo.  

 

Hay varios estudios empíricos[7] que muestran que mientras más leemos opiniones que confirman nuestras ideas y mientras más nos asociamos con personas de mentalidad similar, entonces nuestras ideas tienden a polarizarse y al final acabamos con versiones extremas y dogmáticas de una idea que al inicio no era tan radical. Aquí no existe el “eso a mí no me pasa” o “yo soy muy racional” o “yo estoy arriba del promedio y soy muy inteligente así que soy inmune”. Esto nos pasa a todos sin querer queriendo e incluso a veces de forma deliberada y premeditada. La cuestión es que nadie está libre porque es algo que traemos de fábrica.

 

Lo peor es que esto permea muchas otras áreas y nos hace caer en muchos otros sesgos que no ayudan en lo más mínimo a nuestro proceso de pensamiento. Esto está muy relacionado con el sesgo de consistencia y compromiso del que hablé el año pasado.

 

¿Cómo combatimos algo que traemos de fábrica? Añadiendo más disonancia y aleatoriedad a nuestra vida, admitiendo el desacuerdo y la ambigüedad, aceptando la incertidumbre, el caos y la cacofonía diaria de la vida. Buscar actividades y personas que nos hagan salir de nuestro círculo de comfort y den un nuevo aire y perspectiva a nuestra rutina.  Leyendo cosas con las que estamos en desacuerdo o que están fuera de nuestro círculo de competencia e interés, pero leerlas a conciencia y hacer el esfuerzo por entenderlas y ponernos en los zapatos del otro en lugar de sólo buscar las fallas y discrepancias y verlo desde nuestro punto de vista.

 

Como yo soy muy diligente pues me inscribí a un curso de pastelería y a otro de tejido de punto. Creo que ambos son bastante aleatorios y disonantes en la vida de un jovenzuelo economista de 27 años. Además he comenzado a leer cosas y a ver películas que usualmente no me atraen mucho y también a tratar de conocer personas muy diferentes y fuera de mi círculo. No creo que este tipo de cosas den resultados inmediatos y de hecho ni siquiera sé qué tipo de resultados dan. Supongo que tendré que esperar y ver qué pasa mientras abrazo a la disonancia y a la aleatoriedad.

 

Ahora sí me despido, no sin antes desearos un Feliz y Valiente Año!!!

 

 

 

NOTAS:

[1]No digo que algunos no podáis comenzar con las metas extremas y de largo plazo desde un principio, pero en la vida al igual que en las inversiones no todos podemos estar arriba del promedio.

[2]Puedo hablar de mis aciertos pero esos se cuidan solos. Son los errores los que debo tener más presentes. Este año mi humble pie ha sido Rusia y MT.

[3] pero no limitar a los demás porque ellos y vosotros están fuera de mi control y yo no tengo ninguna autoridad para restringir la libertad de nadie.

[4]Yo mismo he escrito y opinado sobre muchos de ellos.

[5]Lastima que el amigo Claudio Vargas haya desactivado su cuenta.

[6]Aunque jugar video juegos sea una estupidez y pérdida de tiempo para muchos, para mí no lo es. Así es este tema de subjetivo.

[7]Slovic, Kahan, Sunstein, Kahneman, Ariely

 

 

 

 

 

Guía de ETFs publicados
Lista de libros mencionados
Este blog está escrito y editado por su autor. En ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no está siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. No soy experto ni estoy certificado. Nada de lo escrito aquí debe interpretarse como recomendación para iniciar cualquier tipo de operación financiera. El lector deberá hacer su propio “due diligence”.
  1. #2

    Favatares

    Muy bueno, sobre todo lo de la aleatoriedad y el bloqueo vital derivado de la autoconfirmación. Además de productivo puede ser divertido. Me lo voy a aplicar a mí mismo. Gracias.

  2. #3

    Monday

    Hombre, ese estilo de cursillo es muy bueno para ligar con tias. :)

  3. #4

    Sergicasoliva

    Muchas gracias por todo lo que nos enseñas. Gran inspiración para terminar el año.

  4. #5

    Ramon Sanchez Casas

    Hola Gaspar,

    Gracias por el articulo.
    Muy bueno como siempre
    Y como siempre algo "espeso" (aunque los tienes peores).
    A ver si para este año te apuntas a un cursillo de técnicas de facilidad cognitiva y nos deleitas con post ligeros y amenos.... ;)

    El segundo punto me parece el mas importante y acertado.
    Pero es el tercero del que te quería hacer un pequeño comentario.

    Pienso que debemos ver las ideas mas como una sugerencia que nos ofrece nuestro cerebro que como una verdad revelada y debemos rechazar las opiniones e ideas que giran en torno a "verdades reveladas" porque en su mayoría no son fruto de la racionalidad. Por eso si te crees en posesión de la "verdad revelada" y te juntas con gente " a la que se le ha revelado la misma verdad" pues puedes acabar creyendo en abducciones alienígenas, en fenómenos paranormales o en gráficos de cotizaciones que dan dinero ¡Oops perdón, que estoy en Rankia! XDDD

    Felices fiestas y enhorabuena por el articulo.

Autor del blog

  • Gaspar

    La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar