¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog ETFs - PM
ETFs y panorama mundial

Lo que aprendí perdiendo 1 millón de dólares

Most people who think they are investing are speculating. And most people who think they are speculating are gambling.

 

La semana pasada tuve la fortuna de estar en una reunión con colegas y yo puse sobre la mesa el tema de GOWEX. Después de relatar mis percepciones sobre el comportamiento de las masas, uno de ellos me corrigió y dijo que no es necesario pertenecer a la muchedumbre (crowd) para comportarse igual a ella, que incluso estando totalmente solo en el polo norte una persona puede mostrar comportamientos similares, como son: impulsividad, tomar decisiones por instinto y emociones, comportamientos extremos e irracionales, irritabilidad y falta de escepticismo o autocritica.

 

Según él, hacer esta distinción nos ayudaría a evitar el contagio incluso cuando los únicos contagiados somos nosotros mismos, ie, a veces actuamos como borregos sin siquiera pertenecer a una manada o sin que ésta exista. Como conozco muy bien a quien estaba hablado no me creí que toda esta teoría fuese inventada por él, así que le pregunté dónde la había leído. Me dijo que lo había leído en un libro publicado en los 90s, me lo recomendó mucho y lo compré para Kindle.

 

El libro es: What I Learned Losing a Million Dollars de Jim Paul y de hecho lo acabo de terminar. El autor relata el camino de su genial y terrible experiencia como trader de commodities al llegar a la cima y después perderlo todo y terminar endeudado. Aunque Jim Paul es un trader las conclusiones son también aplicables para inversores o cualquier operación en Bolsa y es que los comportamientos que el ser humano expresa cuando sufre este tipo de pérdidas monetarias o cuando tiene una posición perdedora dentro del mercado, son muy similares en todos nosotros. De hecho cuando uno lee el libro siente que le están leyendo la mente o incluso que está reviviendo los momentos de alguna posición perdedora, o al menos eso me ha pasado a mí y al amigo que me recomendó el libro.

 

 

Ahora creo recordar que Nassim Taleb ya había escrito alguna referencia de este libro en el Cisne Negro, aunque según las reseñas editoriales de amazon fue en Antifrágil. Después buscaré con tiempo, pero la opinión de Taleb es: One of the rare noncharlatanic books in finance, y la verdad es que ha dado en el clavo porque la mayoría de los libros sobre Bolsa e Inversiones (y tengo que aceptarlo porque yo he escrito reseñas de algunos) hablan sobre lo que uno debe hacer para ganar dinero, pero el problema es que si realmente fuese tan fácil como leer un libro entonces todos ganaríamos dinero y es obvio que eso no pasa. En cambio este libro no habla de las muchas formas que existen de hacer dinero en la Bolsa, que de hecho muchas de ellas se contradicen, sino de lo que hay que hacer para no perderlo y es curioso porque en este tema muchos Grandes Inversores tienen similitudes. Tal vez por eso me ha gustado tanto porque su análisis se enfoca precisamente en las cosas que No debemos hacer y que debemos evitar, pero que desgraciadamente hacemos con frecuencia y a veces sin darnos cuenta.

 

Uno de los grandes problemas que señala el autor es que somos propensos a personalizar las ganancias y los éxitos, y esto nos lleva a pensar que somos unos genios y que nuestra sola presencia o participación es la causa directa de esas ganancias y éxitos, cuando la verdad es que pudo haber sido suerte o una combinación de eventos y nosotros por casualidad estuvimos en el momento correcto y el lugar correcto. Comenzamos a crear nuestra propia narrativa para racionalizar nuestros éxitos y justificar nuestras pérdidas y una vez que hemos tomado nuestro propio koolaid, es muy difícil desintoxicarnos. Lo anterior explica muy bien porque a veces no es bueno que uno comience ganando la primera vez que invierte, porque nuestro cerebro nos puede engañar y hacernos pensar que somos invencibles y que nuestro análisis es infalible, esto pasa con mayor frecuencia en los mercados alcistas, donde casi cualquier cosa que compremos sube después de un periodo corto de tiempo, por eso dicen: Don't confuse brains with a bull market.

 

Una buena racha de éxitos no implica que seamos los mejores. Una mala racha de fracasos tampoco implica que seamos los peores. Lo que es mejor o peor es el proceso que utilizamos y la forma en que lo aplicamos. Debemos aprender a distinguir entre suerte y habilidad, aunque a veces la línea no es clara. Del mismo modo que una moneda puede caer 20 veces seguidas en cruz gracias al azar, nosotros también podemos tener una racha prolongada de éxitos/fracasos, por eso lo importante es enfocarse en el proceso de inversión y su correcta aplicación y no ver únicamente los resultados. Lo importante es cómo reaccionamos y manejamos las pérdidas y las ganancias.

 

El libro es genial porque explora todos los sesgos psicológicos que sufrimos y que ocasionan nuestras pérdidas. La mayoría de las veces no nos damos cuenta que nuestro cerebro nos engaña y cuando alguien nos lo menciona nuestra primera reacción es defensiva porque así estamos programados desde fábrica, pero leyendo la experiencia de un extraño con quien nos sentimos identificados por la situación de sus pérdidas y que además identifica sus sesgos y fallos en retrospectiva, entonces es más fácil que nosotros veamos también los nuestros e iniciemos una auto-evaluación sin estar a la defensiva por la crítica de alguien más.

 

A todos nos gusta leer historias de éxito, pero esas historias son realmente outliers y la probabilidad de repetirse es pequeña. Si leemos a Bezos (fundador de amazon) nos dirá algo totalmente diferente a Jobs. Si leemos a Buffett, dirá muchas cosas opuestas a Soros. Si leemos a Klarman dirá cosas diferentes a Dalio o Tudor. Y es que en la realidad existen muchas formas de ser exitoso y no hay una receta. En cambio las formas en que uno puede fracasar y tener una vida miserable son realmente pocas y se parecen mucho. Por ejemplo, para educar bien a un hijo o tener un buen matrimonio habrá miles de consejos y opiniones como hijos y matrimonios hay en el mundo, pero si lo que quieres es educar mal a un hijo o tener un mal matrimonio, las opciones se reducen radicalmente. Esto es a lo que Charlie Munger se refiere cuando habla de Invertir, de ver las cosas de atrás para adelante.

 

Cuando todos te digan lo inteligente eres, te aplaudan, te miren con admiración y todo vaya estupendamente bien, ese es el momento preciso para encender todas las alertas y caminar con pies de plomo. Ese es el momento para hacer una auto-crítica severa y objetiva de nosotros mismos y nuestro proceso. Ese es el momento cuando debemos ser más escépticos de nosotros mismos.

 

Ni debemos tomar las perdidas personales ni tampoco las ganancias. Ni las perdidas nos hacen brutos ni las ganancias nos hacen genios. Debemos analizar ambas con objetividad y para no dejarnos engañar por nuestro cerebro que usualmente confunde ganancias con genialidad y olvida las pérdidas. Lo mejor es ver las ganancias con confianza pero con sano escepticismo, mientras las pérdidas las vemos como lecciones para mejorar nuestro proceso y aplicación. Si hacemos lo contrario (ver las ganancias pensando que todo lo que hicimos estuvo bien, soy un genio y minimizando la influencia de la suerte) corremos el riesgo de tomar nuestro propio kooliad y dejar que nuestro cerebro nos engañe con mayor facilidad. Si busco cualquier tipo de excusa (por muy válida que sea) para justificar mis pérdidas, entonces corro el riesgo de que mi cerebro intente hacer lo mismo en la siguiente ocasión sin que yo me dé cuenta, incluso si la excusa no es válida porque lo hará de forma automática, y por lo tanto no aprenderé ni haré el intento por mejorar mi proceso. Entre más obstáculos pongamos a nuestro cerebro para disminuir sus engaños que vienen de fábrica, mejor nos irá en nuestras inversiones.

 

 

Creo que me he extendido de más con la reseña pero es que realmente me gustó mucho el libro, muchísimo y me ha hecho reflexionar bastante acerca de cómo enfrentar las pérdidas (y mi ego porque a veces parece que van de la mano) y cómo identificar los comportamientos que a veces me convierten en un borrego solitario irracional, porque creedme, todos hemos pasado por esto y lo peor es que a veces no nos damos cuenta.

 

Mis frases favoritas que han sido demasiadas, por eso escribiré 6 en vez de 3:

 

So, why a book on losing? Because, there are as many ways to make money in the  markets as there are participants but relatively few ways to lose, and despite all the books on how to make money in the markets, most of us aren't rich!

 

So not only did I think I was neat, but a lot of other people did, too. I thought I was different and somehow better than other people; like I had some sort of Midas touch. I might have thought it was true, but it wasn't. Little did I know that all the times I thought I was good, I had only been lucky… The successes in my life had given me a false sense of omniscience and infallibility. The vast majority of the successes in my life were because I got lucky, not because I was particularly smart or better or different. I didn't know it at this point in the story, but I sure as hell was about to find out.

 

Why is it is so important to learn how not to lose? Because when people lose money in the markets, they usually look for a new approach how to make money. Obviously, the previous method was defective; it's never the investor's or trader's fault. Given the myriad of how to methods, you could spend a lifetime trying, and failing, to make money with each one because you don't know how not to lose. On the other hand, if you learn why people lose and thereby control losses, profits will follow. Basically, what I found is that there are as many ways to make money in the markets as there are people in the markets, but there are relatively few ways to lose money. When I say lose here, I don't mean that there won't be any losses. You don't win every point in every game in every set in every match in tennis; you win some and you lose some. There will be lots of losses, just as there are losses in any business. Former Citicorp CEO Walter Wriston said that a lender who doesn't have loan losses isn't doing his job. And it's the truth. Trying to avoid taking losses altogether is the loser's curse. But the losses you are trying to avoid are the ones for which you hadn't made allowances, the ones which sneak up on you and the ones which ultimately put you out of business.

 

Emotions per se cannot be avoided. Emotionalism, on the other hand can, and should, be avoided. Emotionalism is decision-making based on emotions. The entity which best describes emotional decision-making is the crowd.

 

pearls of trading wisdom are more easily repeated than implemented. Repeating maxims, as if mere verbalization will activate the underlying principles, will not work… Memorizing and repeating cliches is easy; grasping their underlying principles is more difficult.

 

people's tendency to exit profitable positions and keep unprofitable positions. It's as if profits and losses were a reflection of their intelligence or self-worth; if they take the loss it will make them feel stupid or wrong. They confuse net-worth with self-worth.

 

There are two kinds of reward in the world: recognition and money. Are you in the market for recognition, congratulating yourself for calling every market move ahead of time and explaining the move after the fact, or are you in the market to make money? Are you more interested in the psychological reward of gold stars than the financial reward of gold coins? Are you trying to be right or to make money? Are you motivated by the prophet motive or the profit motive?[1]

 

 

De los 16 libros que llevo leídos este año, sólo 4 han obtenido 5 estrellas (25%), éste es uno de ellos. Me ha gustado tanto que también lo he encargado en tapa dura.

 

 

 

NOTAS:

[1]What I Learned Losing a Million Dollars

 

 

 

 

Guía de ETFs publicados
Lista de libros mencionados
Este blog está escrito y editado por su autor. En ningún momento expresa el punto de vista y sentir de Rankia. Puedo cometer errores, malinterpretar la información o no coincidir con la idiosincrasia, opinión y juicio del lector. El autor de este blog no está siendo compensado al proporcionar ninguna opinión sobre productos, servicios, websites o cualquier otro rubro con excepción de libros a través del programa de afiliados de Amazon. No soy experto ni estoy certificado. Nada de lo escrito aquí debe interpretarse como recomendación para iniciar cualquier tipo de operación financiera. El lector deberá hacer su propio “due diligence”.
  1. #1

    Solrac

    Cuando todos te digan lo inteligente eres, te aplaudan, te miren con admiración y todo vaya estupendamente bien, ese es el momento preciso para encender todas las alertas y caminar con pies de plomo. Ese es el momento para hacer una auto-crítica severa y objetiva de nosotros mismos y nuestro proceso. Ese es el momento cuando debemos ser más escépticos de nosotros mismos.

    Sólo por esta frase ya merece la pena guardar tu artículo. Enhorabuena maestro.

  2. #2

    Gollumbueno

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    De entre todo el contenido, me ha pasado igual que a tí Solrac, ese párrafo se ha quedado resonando en mi cabeza, realmente esta frase es para guardar, recordar, y no olvidar nunca; la emocionalidad nos puede jugar tanto malas como buenas pasadas.

    Magnífico artículo.

    Como decía Anthony Hopkins en "Tierras de Penumbra":

    "La experiencia es una maestra brutal"

    Hace 20 años que ví aquella película, y aquella frase no se me olvidará jamás.

  3. #3

    Futurama

    Lastima que no este en Castellano este libro, buen articulo.

  4. #4

    Siames

    GF este post me parece oro puro. La ultima cita (self woth vs making money) es algo que he pensado muchas veces que ha sido la razon por la que he cometido errores cuando he invertido con conocidos o amigos en las mismas empresas. El leerlo aqui escrito por otra persona me ha resultado revelador.

    Espero que el libro me guste tanto como a ti! Gracias

  5. #5

    Gaspar

    en respuesta a Solrac
    Ver mensaje de Solrac

    Hombre acá todos somos maestros y aprendices, lo malo es que el pago por entrar en Bolsa a veces resulta caro.

    Saludos

  6. #6

    Conanbab

    Desconozco si es una idea innata equivocada que siempre pienso o no,igual el fracaso o el éxito esta subordinado a la dispersión.Si pensamos que debe existir un valor medio sobre las cosas en el mundo y que ha su vez lo creamos nosotros con nuestras elecciones.Si operamos 10 veces puede que las 10 operaciones sean de resultado negativo,a grosso modo si operamos 10.000 veces dudo mucho todas sean negativas y quizás la mitad sean positivas con otra mitad negativas aproximandonos al valor medio.La covarianza suba/baje tiende al equilibrio en el muy largo plazo en sucesos independientes,podría ser también muy parecido en sucesos dependientes o condicionados por el sujeto o sujeto mas otras variables ajenas a el?
    Entonces para ganar sólo nos quedaria el aumentar el número de operaciones hasta llegar al +.
    Bye.

  7. #7

    Lancastergate

    Tremendo GFierro. El libro será de 5 estrellas, pero tu artículo no se queda atrás.

    Por cierto, justo ayer comencé a un fragmento de Antifrágil para mi blog que compartió el autor en Facebook, pero me esta costando horrores, creo que lo mejor va a ser comprarlo en español, leerlo y sacar conclusiones. ¿Tú lo has leído?

  8. #8

    Rebel in the Fdg

    Enorme artículo. Lástima que mi inglés no sea lo bastante bueno como para leerlo.

    Cuando estudiaba psicología me explicaron, al hilo de esto, el concepto de "ilusión de control"; un mecanismo psicologico relacionado con la sensación de creernos capaces de controlar fenomenos y sucesos que son en ralidad aleatorios, cayendo por momentos en la euforia e incuso en la sensación de invencibilidad.

    También en relación con este tema está el apredizaje conductista, amplisimamente investigado por Skinner y sus colaboradores y probado en laboratorio. Iniciamente se pensó que la mejor manera de consolidar una conducta era que esta estuviera siempre seguida por una recompensa para el sujeto (por ejemplo, ante la conducta de hacer una operación en bolsa, ganar dinero). Pero posteriormente se comprobo que una conducta se hace mas resistente si el patrón de recompensas es irregular; es decir, unas veces se obtine recompensa y otras no, de forma que en la búsqueda de esta recompensa que no se recibe mediante un patrón preestablecido, hace que la conducta se repita mucho más.

    Este es el patron que se utiliza, por ejemplo, en la estructura de premios de las máquinas tragaperras. Si combinamos los dos elementos (ilusión de control+aprendizaje conductista), se entiende desde un punto de vista mental que un trader con cierta tasa de exitos en sus operaciones se encuentre en una situación que prácticamente le exige ser un "superheroe psicologico".

  9. #9

    Albertorui

    Maravilloso articulo.
    Para tenerlo en cuenta en todos los aspectos de la vida.
    Gracias.

  10. #10

    Gaspar

    en respuesta a Conanbab
    Ver mensaje de Conanbab

    Lo que dices podría suceder para eventos independientes, pero si alguien necesita 10.000 operaciones para quedar break-even, ie, acercarse a la media, entonces mejor que deje de jugar a la Bolsa y meta su dinero en un fondo indexado porque está claro que no posee ninguna habilidad y si restamos las comisiones y costes la única verdad es que ha perdido dinero.

    Para eventos dependientes y/o condicionados (bayes) no es igual en relación a la reversión a la media. Aquí la distribución sigue, en la mayoría de los casos, la ley de la potencia que es "similar" al cuadrante I de la grafica 1/x

    Aumentar el numero de operaciones con el propósito de llegar a la parte de la distribución donde ganaríamos dinero, únicamente servirá si tenemos la HABILIDAD de ganar dinero en Bolsa, de lo contrario sería como lanzar una moneda al aire (50/50) y peor aun porque restando comisiones y costes quedaríamos en números rojos. Para periodos largos de tiempo y en ámbitos como la Bolsa, no sirve la conclusión de tu última línea porque la distribución no es Normal (ni en los comportamientos del precio, ni en los comportamientos de los inversores) y además, como ya dije antes, sin HABILIDAD, lo único que pasará es que después de una racha buena, será muy difícil volver a lograrlo y con el tiempo esa ganancia se desvanecerá precisamente porque no hay HABILIDAD; y cuando haya una rahca mala, no seremos capaces de sobrevivir.

    Saludos

  11. #11

    Gaspar

    en respuesta a Lancastergate
    Ver mensaje de Lancastergate

    No, la verdad es que no lo he leído. De Taleb solo he leído el Cisne Negro. He visto conferencias donde habla del tema de su libro pero nada mas.

    Saludos

  12. #14

    Lancastergate

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Al final caí y me estoy leyendo el libro. Me está gustando tanto que le voy a dedicar mañana una entrada con el prólogo traducido. Gran recomendación, Gfierro.

  13. #15

    mariodebcn

    Este libro lleva ya algún tiempo en mi wishlist. Lo cierto es que no hay nada como la experiencia para avanzar mejor y más fuerte. Libros como éste nos permiten aprender sin tener que vivir la experiencia en nuestras carnes.
    Por cierto, buen artículo. Da gusto leerlo.

    Un saludo.

Autor del blog

  • Gaspar

    La economía esta para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar