Mejores inversores de la historia: Seth Klarman

Mejores inversores de la historia: Seth Klarman

 

BIOGRAFÍA Y TRAYECTORIA PROFESIONAL

 

Nacido el 21 de mayo de 1957 en la ciudad de Nueva York, Seth Andrew Klarman, es un inversor multimillonario estadounidense, administrador de fondos de cobertura y autor del famosísimo libro Margin of safety.

 

Su padre era economista en la Universidad Johns Hopkins y su madre era trabajadora social psiquiátrica. Ya desde muy pequeño quedo claro que su futuro estaría ligado a las finanzas, cuando tenía cuatro años redecoró su habitación para que coincidiera con una tienda minorista, poniendo etiquetas de precio en todas sus pertenencias y dando una presentación oral a su clase de quinto grado sobre la logística de comprar una acción. Con 10 años, compró su primera acción, una acción de Johnson & Johnson con la cual con el paso del tiempo triplicó su inversión inicial, la lógica detrás de la compra de la acción fue que había usado muchas tiritas (producto de la compañía) durante sus primeros años. A los 12 años, llamaba regularmente a su corredor para obtener cotizaciones de acciones.

 

Asistió a la Universidad de Cornell en Ithaca, y a pesar de que le interesaban las matemáticas eligió dedicarse a la economía. En 1979 se graduó magna cum laude en economía con especialización en historia. Después de graduarse, trabajó durante 18 meses antes de decidir ir a la escuela de negocios. Se matriculo en la Escuela de Negocios de Harvard, siendo compañero de clase con Jeffrey Immelt , Steve Burke , Stephen Mandel , James Long y Jamie Dimon. Después de graduarse, fundó The Baupost Group con el profesor de Harvard William J. Poorvu y sus socios Howard H. Stevenson, Jordan Baruch e Isaac Auerbach.

En febrero de 2008, tras el colapso de AIG y Lehman Brothers, invirtió mucho en los mercados, llegando a comprar 100 millones de dólares en acciones y otros activos por día. Si bien el mercado estaba a la baja debido a las secuelas de la crisis, compró muchos valores y bonos en dificultades.

 

Un buen ejemplo de ello fue la participación en una nueva empresa de biotecnología llamada FacetBiotech, a un coste promedio de 9$ por acción. En ese momento, FacetBiotech tenía 17$ por acción en efectivo neto. Tras una serie de intentos de adquisición hostil por parte de varias empresas de la competencia, el fondo de Klarman terminó ese año con un aumento del 27%.

 

Durante sus primeros años al frente de Baupost, se propuso invertir solo en empresas que no eran ampliamente aceptadas por la comunidad de Wall Street; haciendo hincapié en gestionar el riesgo y utilizar el margen de seguridad. Es un inversor muy conservador y, a menudo, tiene una cantidad significativa de efectivo en sus carteras de inversión y a pesar de sus estrategias poco convencionales, siempre ha logrado altos rendimientos.

 

ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN

 

Klarman no es un inversor que se caracterice por apostar un único activo, invierte en acciones value, deuda estresada o liquidaciones, pero lo que si hace es permanecer fiel a sus ideales y su estrategia. Suelen ser valores baratos atendiendo a medidas tales como: precio-valor contable, PER, Precio-cash flow y rentabilidad por dividendo. También evalúa positivamente la compra de acciones por parte de los directivos, así como la recompra de acciones propias por parte de la compañía. Los principales principios de su filosofía de inversión son:

 

  • Primero evalúa el riesgo

 

Nuestro protagonista evalúa el riesgo de cualquier inversión que vaya a efectuar antes de pensar incluso en los retornos. Prefiere asegurar una ganancia del 10% sin posibilidad de pérdida que una del 15% en la que exista alguna posibilidad de pérdida de capital. Pocos inversores son tan cuidadosos respecto al riesgo como Klarman. Dedica una parte de sus fondos a comprar opciones put que le protejan ante una posible caída del mercado en su conjunto, limitando un poco los retornos que obtiene, pero consiguiendo a cambio una especie de póliza de seguro que le protege ante una caída del mercado.

 

  • Vendedores motivados

 

Intenta aumentar las posibilidades de batir al mercado, buscando situaciones que haya fuera de la compraventa normal en el mercado secundario. La peculiaridad que busca es lo que él denomina vendedores motivados, que son aquellos que venden por razones no económicas. La ocasión más clara en la que esto ocurre es cuando una acción es expulsada de un índice.

Puesto que los fondos indexados suelen replicar a un índice, cuando una acción es seleccionada para formar parte del S&P 500 tiene que ser adquirida por estos fondos, dichas acciones suben en precio en anticipación de las múltiples órdenes de compra que se efectuaran después del anuncio, y como únicamente puede haber 500 acciones en el índice, cuando una nueva acción entra en el índice otra sale. Las acciones que salen del índice son vendidas por vendedores motivados, que no miran a los fundamentales sino al mero hecho de que esta acción ahora está fuera del índice.

 

Otras ocasiones en las que nos encontramos con vendedores motivados son:

 

SPIN-OFF: Cuando una compañía se deshace de una división de la misma y empieza a cotizar en el mercado como una nueva empresa independiente. Normalmente a los accionistas de la compañía original se les otorgan acciones de la nueva empresa de forma proporcional a su participación en la original. Muchas veces los grandes fondos de inversión que forman partes del accionariado desean deshacerse de la participación en una nueva y pequeña compañía que no aportará mucho al rendimiento total del fondo, sin atender a los fundamentales del nuevo negocio.

 

Declaraciones de quiebra: Puesto que las declaraciones de quiebra pueden llegar en diferentes situaciones, muchas de ellas ofrecen la posibilidad de obtener beneficios para el inversor que posee la experiencia y la habilidad para desenmarañar la letra pequeña y estimar cual podría ser el beneficio en esa situación. Además, las grandes instituciones financieras no tienen permitido ser accionistas de entidades en quiebra con lo que venden los valores en el mercado, generando buenas oportunidades de inversión.

 

Propiedades inmobiliarias en las manos equivocadas: Muchas veces las entidades financieras ejecutan las garantías y se encuentran con inmuebles de deudores que no han podido hacer frente a sus deudas. Como no han escogido estar en ese negocio normalmente estas compañías buscan deshacerse rápidamente de estos activos generando también oportunidades de inversión.

 

  • Falta de compradores

 

Klarman no tiene miedo en acudir a mercados extranjeros cuando la presión compradora empieza a aumentar. Fue comprador de carteras del Resolution Trust Company a principios de los 90 cuando pocos inversores estaban interesados. A medida que las ventas aumentaron y nuevos compradores entraron en el negocio, él lo abandonó.

 

  • Catalizadores independientes del mercado

 

El truco está en invertir en situaciones con un riesgo limitado que recompensarán al inversor con un alto retorno independientemente del nivel del mercado.

 

Los bonos de compañías en quiebra, pueden encajar en estos requisitos. Los precios de estos valores se encuentran en horas bajas, los pagos de intereses actuales están detenidos o devengados, y hay inseguridad respecto a si se repagará el principal y cuándo. Klarman y otros inversores en este tipo de deuda necesitan estar seguros de que la deuda que compran está respaldada por unos activos con valor suficiente para ser pagados. Pero una vez que lo han determinado, sus retornos dependerán más de cómo se lleve a cabo el proceso de bancarrota que de los vaivenes del mercado.

 

Klarman busca situaciones que están fuera de la atención del resto de inversores para ganar más que la tasa libre de riesgo. Por ejemplo, las liquidaciones que siguen un calendario marcado por la compañía, producirán una serie de pagos durante un largo periodo de tiempo, y el inversor debe evaluar tanto la seguridad del pago como el valor temporal de cada porción del mismo. Con cada inversión, cuanto más seguro sea el retorno, más baja la recompensa.

 

LIBROS PUBLICADOS

 

Seth Klarman es el autor de del libro más caro jamás escrito sobre inversiones, actualmente los libros nuevos se cotizan alrededor de los 1000 € y las ediciones de coleccionista pueden rondar los 6000€.

Se trata de uno de los mejores libros sobre Value Investing y basado en el margen de seguridad, donde todo inversor puede obtener una alta posibilidad de éxito con un riesgo limitado.

 

 

FRASES CÉLEBRES

 

En la inversión, como en la mayoría de cosas, a la gente le gusta lo que es popular, moderno, excitante y le desagrada lo aburrido, marginal e impopular. Les gustan los activos que han estado subiendo y evitan los que han estado cayendo.

 

La inversión, cuando parece más fácil, es cuando es más difícil.

 

La bolsa es la historia de ciclos de conducta humana responsable de sobrerreacciones en ambas direcciones.

 

A corto plazo el mercado es una máquina para votar, pero a largo plazo es una máquina para pensar.

 

Los inversores de éxito suelen permanecer impasibles, permitiendo que la codicia y el miedo de los demás jueguen a su favor.

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar