¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El búho del mercado

La inversión y el cortoplacismo

Como en un casino. Apostar ahora y en unos pocos segundos saber si multiplicamos nuestra "inversión" o si la mala suerte nos ha jugado una mala pasada. Para mí esto es en lo que se ha convertido la inversión en la actualidad.

 

Hasta cierto punto parece lógico, ¿por qué esperar un año, cuando puedo ganar lo mismo en un mes? Nadie en su sano juicio querría esperar sin ser estrictamente necesario, así que, ¿están locos los inversores a largo plazo?

También es posible que su formación financiera y conocimientos sobre los mercados sean inferiores a los de los inversores a corto plazo, y que por lo tanto, no hayan encontrado la forma de ganar en plazos cortos de tiempo y por ello estén obligados a buscar los beneficios en el largo plazo. Esto podría ser una explicación coherente, no lo hacen porque no pueden. Esto me recuerda a la lucha del análisis técnico contra el fundamental, si parece tan evidente que en unos pocos minutos de análisis (tirando por lo alto) podemos saber si el mercado subirá o bajará con su consiguiente plusvalía, ¿cómo puede haber gente que haga un sesudo y largo análisis de las cuentas de una empresa y de su entorno esperando obtener plusvalías, como mínimo, varios años después? ¡Que alguien se lo explique a García Parames! Parece que está totalmente equivocado de filosofía de inversión. Él, y todos los inversores que le dan su patrimonio. Están locos estos romanos.

Otra explicación que se oye con frecuencia es que los fondos de inversión y gestores estrella están siempre invertidos y muy a largo plazo para así cobrar más comisiones de gestión, y que por ello han extendido esta estrategia. Vamos que es todo una especie de montaje para esquilar a los inversores.  Qué cosas, con quien creéis que se frotan más las manos los brókers, ¿con los inversores intradia, o con alguien que compra y no vuelve a operar en 3 años? Pues con los fondos pasa lo mismo, a más rotación mayor TER, que a veces nos olvidamos de que lo que importa no es la comisión de gestión, sino el TER final del fondo, que incluye todos los gastos. Así que nuestro querido Buffet cobraría mucho más si estuviera comprando y vendiendo como un poseso, que esa comisión no la paga él, pero en cambio a los fondos sí que les ceden parte de la misma. ¿Y si invierte a largo plazo porque piensa sabe que es lo mejor?

Además, una parte de nosotros aún cree en la cultura del pelotazo, y sin duda en los mercados se refleja en el corto plazo, sobre todo con el uso de apalancamiento. Los sistemas intradia y operativas orientadas a predecir que sucederá en un breve espacio temporal hacen que aparezca en nuestra mente la idea de conseguir una gran plusvalía de forma instantánea, que mediante una inversión a largo tardaríamos años en conseguir. La facilidad para apalancarnos fomenta la idea de conseguir enormes rentabilidades con una única operación y así convertirnos en los más listos de la clase, que han conseguido en unas horas lo que muchos en varios años. Los profesionales también saben que existen los CFDs y podrían usar apalancamientos mayores, entonces ¿por qué no hay fondos con rentabilidades como esas de nuestros idílicos sueños? Una vez más, nuestro ego y afán de ser los mejores nos juegan una mala pasada.

Un motivo que, a mi juicio, fomenta el cortoplacismo es la asociación de un factor habilidad con ganar en el corto plazo, mientras que eso no ocurre con el largo. Lo explico:

Los operadores en espacios cortos de tiempo se montan sus teorías y estructuras mentales necesarias para justificar una operación, por lo que si ese día el mercado está de su lado, son héroes que han predicho lo que iba a suceder en el mercado. En cambio si se equivocan tiran de la mítica frase "esto es un juego de probabilidades, no siempre se acierta". Pero la frase "me he equivocado" no se oye mucho.

Por otra parte, si inviertes a largo y tus previsiones sobre una empresa se cumplen y llega al precio objetivo que habías establecido, el acierto no es merito tuyo, dado que a largo plazo la bolsa sube y el tiempo jugaba a tu favor. En cambio si te equivocas en tus previsiones, creedme que todo el mundo tiene claro que te has equivocado y no hay justificación posible. Si ganas es el mercado, que siempre sube, y si pierdes el burro eres tú. 

Actualmente el mercado se compone principalmente de jugadores y no de inversores, personas que miran números cambiar de verde a rojo esperando acertar por "intuición" que color será el siguiente en salir, sin plantearse en ningún momento si tienen una forma de jugar que les dé una ligera ventaja. La autocomplacencia es un punto muy importante para la gran extensión del cortoplacismo. Si preguntas a jugadores de casino, como de la ruleta, la mayoría o ganan o se quedan "cuenta con paga". Lo curioso de todo es que los que miramos desde la barrera tenemos la certeza de que ambos, o están perdiendo ya, o acabarán perdiendo.

No quiero que me malinterpreten, hay estrategias con visión a corto y medio plazo con buenos resultados, a donde quiero llegar es al peligro mental y económico de las estrategias cortoplacistas para no profesionales. Los inversores novatos pueden caer con gran facilidad en las estrategias de alta rotación de cartera, operativa intradia etc, donde nuestra cartera sufrirá únicamente riesgo intrínseco (de nuestra habilidad, que al empezar es inexistente). Una de las máximas que se repite hasta la saciedad es que a largo plazo los mercados son alcistas. Bueno pues al no tener habilidad (o muy poca), nuestra arma principal es captar esa tendencia, ni más ni menos. Si salimos del mercado, luego nos ponemos cortos, entramos cuando nos rota, etc. nos arriesgamos a eliminar dicha tendencia principal, lo que condenará nuestra cartera. Una frase de Peter Lynch resume esto: “No sé si los próximos 1.000 puntos del Dow Jones serán hacia arriba o hacia abajo, pero estoy seguro de que los próximos 10.000 serán hacia arriba”.

Hay algunos inversores a largo plazo (5-10 años) que pierden, siendo la razón principal de dicha pérdida una excesiva concentración en unas pocas inversiones. Si seleccionamos una cartera eficientemente diversificada, con varios mercados presentes y con una gestión de capital, tenemos papeletas de que nos vaya bien si el mercado es alcista (cosa que a mayor plazo temporal, más probable es). En cambio, he visto gente operar a corto plazo, usando además productos como CFDs, futuros u opciones, que pierden constantemente, año tras año. Suba o baje el mercado, eso es indiferente. Debemos tratar de hacer un ejercicio de introspección y averiguar si operamos con tanta frecuencia por nuestro "sistema de inversión" o por una necesidad interna, por no saber estar quietos y necesitar operar, como un ludópata que necesita apostar.

El aspecto mental es fundamental para distinguir si es mejor apostar en plazos temporales cortos o invertir a largo plazo. Debemos tratar de investigar en nuestras emociones y forma de ver los mercados, para diferenciar si estamos moviendo nuestra cartera, comprando y vendiendo por una necesidad operativa real (es necesario y óptimo hacerlo), o si por el contrario, tenemos la necesidad de realizar una apuesta para saciar al ludópata que tenemos dentro. Graham insistía en los beneficios de la paciencia y en la necesidad de irnos a dar un paseo cuando veamos que el cuerpo nos pide operar si o si.

La paciencia es una gran virtud en los mercados, por tres motivos principales:

-Si fuéramos capaces de hacer una inversión que consideramos buena y no mirarla durante meses, nos ahorraríamos gran cantidad de estrés y de disgustos. Creedme, el mercado te lo puede hacer pasar muy mal.

- El tiempo vale su peso en oro. Algo que se menosprecia es la cantidad de tiempo que "ahorra" un buy & hold frente a un inversor de corto plazo. Por su forma de operar, un cortoplacista necesita hacer operaciones con frecuencia, y ese tiempo también tiene un precio.

- Todos los estudios concluyen que uno de los factores determinantes para la rentabilidad final de la cartera son las comisiones soportadas, y a más nos movamos y operaciones realicemos mayor serán las comisiones a final de año.

En definitiva, vayamos a lo simple, si se sabe que el mercado a largo plazo es alcista, no nos compliquemos la vida. Podemos coger un sistema de inversión probado, fiable y sencillo de aplicar, o lanzarnos al vacío y adentrarnos en una montaña rusa de emociones como es el corto plazo, de la cual no sabemos si saldremos con más o menos dinero que al principio. Si se dice que a corto plazo el mercado es esquizofrénico es por algo, así que si podéis evitarlo, no caigáis en su locura.

 

  1. #1

    Gonzalo Loayza

    Muchas gracias por tu post, el cual encuentro muy aleccionador. Creo que lo que mencionas es una verdad más grande que un elefante y como muchas veces sucede, la mayor parte de la gente no lo ve. De acuerdo a mi experiencia, considero que la manera de ganar en la bolsa es a través de una estrategia que probadamente funcionado en el pasado y teniendo un horizonte de largo plazo. De esa manera, como lo mencionas, nos beneficiaremos de la tendencia alcista de los mercados a largo plazo y de las fuerzas del interés compuesto.

    Estrategia es la clave y conseguir una que funcione en el corto plazo resulta muy difícil. Durante año y medio trabajé para un fondo en USA y junto con 4 colegas más, nos encargábamos de las operaciones de corto plazo. Realmente, sólo una estrategia, de todas las que utilizábamos, resultó consistentemente exitosa, y sólo para dos pares de activos.

    A la larga, es mucho más conveniente, desde todo punto de vista, implementar una estrategia de largo plazo, utilizando esquemas probadamente exitosos. Las oportunidades de corto plazo aparecerán sin darte ni cuenta. Saludos.

  2. #2

    Neutral Investor

    en respuesta a Gonzalo Loayza
    Ver mensaje de Gonzalo Loayza

    Hola Gonzalo,

    Efectivamente, yo siempre insisto con ir a lo fácil y usar lo que se sabe que funciona. No veo la necesidad de complicarse la vida con sistemas a corto plazo (o intradia) donde mucha gente casi ni llega a comprender que son exactamente esos indicadores y donde no tienes una rentabilidad final de referencia a largo plazo.

    Pero claro, las ansias de ganar rápidamente junto con lo frustrante que puede ser tener que esperar 3-5 años provocan que hagamos experimentos, y ahí esta el peligro de verdad.

    Saludos

  3. #3

    Comstar

    Cuando existía el imperio español, el dinero era oro, y la minería exagerada de oro con esclavos del nuevo mundo era imprimir dinero. Lo hacían con el sueño de riqueza infinita. Lo que consiguieron fue llenar de oro las calles y se vino la inflación, y con el espíritu gastón de Felipe II se vino la deuda que aumentaba más rápido de lo que sacaban oro, no la riqueza infinita.

    Los banqueros de EUA se creyeron muy listos y crearon la Reserva Federal. En lugar de depender de la minería iban a imprimir dólares que ya podían ser hasta electrónicos, sin papel. la idea era que existiera un casino de apuestas para enterrar ese dinero que pudiera ser inflacionario. podían imprimir todo el dinero del mundo y gastarlo y al final quedaría enterrado en el cofre de tesoro financiero.

    Entonces se imprime dinero, se usa para algo en la economía real y luego se entierra, o esa era la idea. El `problema es que para mantener el dinero enterrado tienen que inventar juegos dentro del cofre financiero que sean más rentables que la economía real, la de la calle, para mantener enterrado el dinero, porque de lo contrario, el dinero inunda las calles, y ya hay suficientes dólares enterrados para una hiperinflación planetaria.

    El problema que hay es que para lograr esa rentabilidad dentro del sarcófago, tiene que imprimir dinero, y comprar el dinero falso en balances, activos tóxicos, a los fabricantes del fraude de Ponzi del sarcófago. Y por eso tanto QE y rescates.

    Esto crea el problema de que el sistema financiero se empieza a convertir en un succionador neto de dinero, un enterrador de dinero, que seca la economía real con juegos especulativos en que ahora solo los algotraders irán a ganar dinero. Es un game over de gentes que juegan poker, hasta que solo queda un ganador, y cuando solo quede uno no habrá dinero en la economia real, y poco antes de eso viene un game over del sistema económico mundial.

    El otro problema es que los recursos decaen exponencialmente y los intereses crecen exponencialmente. Esto significa que o le hacen un anexo al planeta, o empiezan a promover la carrera espacial privada. Si no hacen ninguna de las dos, heredaremos la Tierra a las cucarachas.

Autor del blog

  • Neutral Investor

    Aprendiendo y disfrutando, que lo bonito no es la meta sino el camino.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar