¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El búho del mercado

Pautas para no liarla al comenzar a invertir

A la hora de comenzar a invertir todos hemos cometido fallos de muy sencilla solución con una serie de pautas a seguir. Esto nos llevará a evitar sustos importantes a la hora de comenzar a invertir y gestionar nuestro patrimonio.

 

Tengo unos ahorros, quiero invertir y no hay nadie que me lo pueda impedir. Sé que puedo distinguir una buena empresa del resto, ganar pasta y así de paso tener alguna historia que contar a mis colegas. La estampada es inminente.

En este post quiero compartir los consejos que considero clave para no obtener unos resultados catastróficos al iniciarnos en el mundo de la inversión. Con una serie de pautas daremos un salto de calidad en la curva de aprendizaje ahorrándonos bastantes sustos. Al grano:

Hay vida más allá de las 5 grandes:

Es muy habitual ver carteras que únicamente se componen de: Santander, BBVA, Repsol, Telefónica y/o Iberdrola. Son las empresas de toda la vida, que tienen la confianza de muchas personas y que trasmiten la sensación de “inversión segura”. Seguramente vuestros abuelos tenían unas cuantas acciones de alguna de ellas. No importa la situación de estas empresas o el momento en el que nos encontremos, son la primera compra que hace la mayoría de los inversores novatos. No digo que sea una mala compra, pero quizás investigando un poco encontremos alternativas mejores en el resto del mercado. Por cierto, de seguras no tienen nada.

Falsa seguridad del dividendo:

Al inversor iniciado se le repite hasta la saciedad que lo importante es la rentabilidad por dividendo de la acción y se le omite un dato importante, la cotización baja en la misma medida que el dividendo percibido. Repito, cuando SAN o BBVA pagan un dividendo de, por ejemplo 0.05€, eso se resta automáticamente del precio de cotización. Vamos que cuando ves que te han ingresado 50€ en dividendos, no has ganado nada, porque eso equivale a la disminución de valor de las acciones que posees. Es como cambiarse el dinero de un bolsillo (lo invertido) a otro (la liquidez). Bueno peor, porque el estado se lleva su tajada en impuestos.

Evitar la inversión únicamente en el mercado doméstico:

El Ibex 35 copa casi la totalidad de las carteras. Esto significa que únicamente estamos soportando el riesgo sistemático de España y que si el entorno nacional va mal, toda nuestra cartera se irá al traste. Muchos estaréis pensando: “no me aclaro ni con el Ibex, voy a invertir fuera de España”. Vale, es cierto, pero seguro que pensando un poquito encontramos alguna empresa de la que nos fiemos que no pertenezca al mercado nacional. ¿A alguien le suena Coca-Cola?

¿100% en acciones? No padre:

Existen varias opciones que nos harán la vida mucho más sencilla que invertir solo en  bolsa. Los fondos de inversión o los ETFs. Estos dos productos eliminan gran cantidad del riesgo que soportamos si nosotros mismos elegimos las acciones de nuestra cartera. Yo recomiendo que las carteras estén compuestas en un 70-80% por fondos de inversión activos o ETFs (dependiendo de la visión sobre el debate de la gestión activa vs pasiva) y que un 20-30% este compuesta por las acciones que a nosotros nos gusten. Muchos tienen la sensación de que si entran en fondos o ETFs no están “invirtiendo” ellos mismo, pero esta es, sin lugar a dudas, la mejor opción para todo el que se inicia hasta que cogemos el rodaje suficiente como para lanzarnos a analizar y comprar acciones.

No solo la renta variable es invertir:

Tenemos infinidad de posibilidades fuera de la renta variable, como deuda de países, deuda de empresas (corporativa) o híbridos dentro de la gestión alternativa. Estos productos podrían satisfacer las necesidades de muchos inversores y es algo que no todos se paran a contemplar. En el panorama actual la renta fija no da nada, pero esto es algo temporal. Por ahora las otras posibilidades son la gestión alternativa vía fondos de inversión o la renta fija high yield. Tampoco hay que tener miedo a tener el dinero en una cuenta a la vista, es mejor no invertir que mal invertir.

No creernos los reyes del mambo:

Los iniciados (y profesionales) se sobrevaloran constantemente. Ahora mismo hay infinidad de dudas sobre la gestión activa, lo que significa que, de media, los supuestos “profesionales” del sector no son capaces de batir al mercado. ¿Lo podría hacer un novato? La suerte puede ayudar en el corto plazo, pero no a largo. Hay que tener cuidado con venirnos arriba si el merado está de nuestro lado un par de veces. Te pone en tu sitio aun más rápido. Hasta que tengamos una experiencia amplia debemos evitar jugarnos (que no invertir) la mayor parte de nuestro patrimonio. Ante la duda, indéxate y no trates de hacer filigranas invirtiendo en Carbures o Abengoa.

Diversificar, pero lo justo:

Elige productos diferentes. Repito, diferentes. Comprar 8 empresas del Ibex de sectores diferentes no es estar diversificado. Dedicar una parte a renta variable española, otro a deuda corporativa o soberana (vía fondos), algo de retorno absoluto… un poco de cada. La cosa es evitar la concentración en una sola fuente de rentabilidad. Si ponéis todo en acciones del Ibex, con bastante seguridad caerá todo a la vez y eso es justo lo que queremos evitar.

Tampoco hay que abusar, a más productos tenemos en cartera más difícil es separarnos del mercado y más costes soportaremos. No por tener 50 productos en una cartera estará mejor diversificada que una de 6. Depende del capital, pero yo recomiendo tener entre 6 y 10 productos en cartera, ni mucho más ni menos.

Evitar drogas duras:

Efectivamente, cuidado con los derivados. Todas las grandes estampadas que he visto en mi vida han sido fruto de la inversión en derivados. Bastante tenemos al principio con la duda de invertir en renta variable o renta fija como para ponernos con estos productos. Ni en pintura, por favor. Ni opciones, ni futuros, CFDs, ni nada que se salga de acciones o deuda de empresas.

Olvidar el apalancamiento:

Hay vende biblias gurús que recomiendan apalancarse para así maximizar el rendimiento de nuestro patrimonio. Bajo ningún concepto hagáis caso a esta gente. Solo los profesionales o gente con muchos años de bolsa a sus espaldas deberían usar esto. Si queréis meter unos euros que tengáis sueltos, por probar, perfecto, pero nada de hacer una cartera con apalancamientos. Una caída fuerte del mercado os podría hacer perder todo. No importa lo que ganéis si acertáis 3 o 4 veces con apalancamiento, el día que os comáis un ciclo bajista se lo llevará todo por delante.

Nada de trading:

Tiene glamour, parece fácil y rápido, hay videos en youtube de gente que lo hace y “famosetes” que dicen que es el santo grial. Olvídate. Al empezar hay que comprar y mantener, bastantes difícil es para muchos ganar a largo como para estar acertando que hará el mercado a corto o medio plazo. Habrá operadores con experiencia y sistemas probados que lo hagan y batan al mercado, si, pero no es lo recomendable para alguien que se acaba de iniciar. Antes de ir en moto debemos saber ir en bici.

Alcista o liquidez, nada de bajista:

Repetir conmigo: a largo plazo el mercado es alcista. Sigo con el punto anterior, nada de intentar predecir al mercado. Lo prudente es invertir a largo plazo, y a largo  el mercado es siempre alcista, sobre todo si estamos bien diversificados. Así que las opciones son estar invertidos si tenemos buenas expectativas y si nos sentimos cómodos estando invertidos, o en liquidez. Hay que evitar situaciones difíciles al empezar, y lo sencillo y práctico es comprar y mantener.

Ante la duda, indéxate:

Sigue al mercado, la mayoría de las veces es la mejor de las opciones. Haz una cartera variada, un índice de renta variable EEUU, algo de Europa, España, añade algunos fondos de renta fija y siempre deja un poco en liquidez para irte de rebajas si hay caídas. Es bastante más probable que ganes dinero indexándote vía ETFs o con algún fondo de inversión que seleccionando tu mismo las acciones. Recordemos que aquí el objetivo final no es tener razón, ni acertar con la empresa que mejor se comportará. El objetivo final es a final de año ganar dinero, simple y llanamente. La humildad hace más sencillo este camino.

Estas son, a mi juicio, las pautas que ahorrarán sustos y problemas a los iniciados ( y no tan iniciados). Ire actualizando el post si me vienen a la meten más pautas que puedan hacer la vida más facil a los que nos dedicamos a este mundo.

  1. #1

    Ausias Fuster

    En prácticamente todo estoy muy de acuerdo con los consejos que expones. Gran artículo.

    Saludos

  2. #3

    Juliancho

    Totalmente de acuerdo, cada día estoy mas de acuerdo con invertir en ETF de Indices (SP 500, Europa, Emergentes) mediante Dollar Cost Averaging y dejar en liquidez sobre cuatro años de gastos para vivir y si mientras vas comprando todos los meses los mismos importes, si ves una bajada brutal tipo 2008/1929/1987 meter un año de gastos.
    En la crisis del 2008 que probablemente es la mas grande de la historia el SP500 no bajo mas del 45%.

  3. #4

    munyozsan

    Buenos días.

    Me parece un artículo realmente didáctico e interesante.
    Si acaso añadiría que un inversor debería conocerse a si mismo y no ser infiel a su perfil. Cosa de sentido común pero que no es tan fácil de llevar siempre a rajatabla.

    Es decir, si tienes una estrategia que te ha funcionado durante años, si en un momento determinado no te funciona, ten paciencia, no te vuelvas loco y cambies todo de golpe porque seguramente vuelvas a meter la pata. Las pérdidas son una parte más de la inversión en Bolsa y hay que saber convivir con ellas. Las pérdidas, si estás haciendo las cosas con sentido, no son más que la antesala de los beneficios.
    Esto no quiere decir que si hace 5 años compraste unas acciones y actualmente las sigues teniendo en negativo, estés tranquilo. Ni mucho menos. Eso es auto engañarse.

    Y por último, cuando comento lo del perfil me refiero a no querer arreglar en el corto plazo lo que se "ha estropeado" en el largo. Seguramente no lo hagamos bien pues no es el estilo habitual de nuestra inversión.

    Saludos,

  4. #5

    Ramon Rapaz

    en respuesta a munyozsan
    Ver mensaje de munyozsan

    Muy buen artículo, lo recomiendo. Pero lo de invertir en fondos de gestión activa, yo, que sé menos que vosotros, no se lo recomendaría a nadie. Siempre, siempre, siempre gestión pasiva. En cuanto a lo de que a la larga siempre ganas, que se lo pregunten a los que invirtieron en el Nikkei en diciembre de 1989, cuando estaba por encima de los 39.000 y hoy, casi 27 años después, está a menos de 17.000. Si te metes a invertir, tienes que saber que puedes perder a largo plazo, aunque no sea lo normal y haya métodos para disminuir las probabilidades. Otra cosa que yo creo que falta explicitar que siempre se deben minimizar los gastos, especialmente los de compra/venta y custodia. Recurrir a tu banco para comprar/vender y mantener no es una buena opción normalmente

  5. #6

    Neutral Investor

    en respuesta a Ramon Rapaz
    Ver mensaje de Ramon Rapaz

    Hola Ramon,

    Entiendo tu defensa de la gestión pasiva, de hecho en el post digo que debemos usar ETFs o Fondos activos dependiendo de nuestra opinión ya que es algo bastante personal. Pero ante la duda, lo mejor es indexarse mediante gestión pasiva.

    En cuanto a lo de Nikkei, de ahí viene la importancia de la diversificación y evitar concentrar todo en el mercado domestico. La cosa es captar la evolución de la renta variable global y minimizar sustos tanto a corto (volatilidad de un mercado en concreto) como a largo (situaciones como el Nikkei).

    Saludos

  6. #7

    Ramon Rapaz

    en respuesta a Neutral Investor
    Ver mensaje de Neutral Investor

    Gracias por tu respuesta. Lo que nos lleva a que comprar todas las acciones de un índice tan famoso como el Nikkei no es diversificar lo suficiente, aunque parezca mentira. Yo personalmente tardé años en darme cuenta de ello. Andan por ahí páginas que te dan la correlación que hay entre índices o productos, pero éstas cambian frecuentemente. Aparte, en la diversificación yo incluiría las fechas, es decir, no comprar todo de golpe. Asigna una cantidad para cada año o, como mucho, semestre y vence la tentación de comprarlo todo hoy. Otra cosa, pones "todo en acciones, no padre", quizás se podría poner también: "todo en renta variable, no padre", condicionar el máximo a la edad que se tiene.
    Si te da la impresión que te estoy corrigiendo es que no trasmito bien. Tu post es mágnifico y por supuesto, mucho mejor del que yo hubiera hecho. Enhorabuena.

  7. #8

    Neutral Investor

    en respuesta a Ramon Rapaz
    Ver mensaje de Ramon Rapaz

    Toda aportación es bienvenida Ramon! Efectivamente, entrar de golpe con todo es otro fallo frecuente, no hay nada mejor que entrar por partes junto con las aportaciones periódicas para eliminar el efecto timing. Además, es el mejor sistema para, sin darnos cuenta, acumular un buen capital para la jubilación.

    Saludos!

  8. #9

    clapas

    en respuesta a Neutral Investor
    Ver mensaje de Neutral Investor

    Muy buenos consejos, espero que los principiantes tomen buena nota.

    En mi caso, me siento más cómodo en el mercado español porque la mitad de las empresas me suenan de verlas por la calle, y puedo tener una impresión directa.

    Saludos,

  9. #10

    Netman

    Gran artículo. Todo esto debería formar parte del sentido común al empezar a invertir.

Autor del blog

  • Neutral Investor

    Aprendiendo y disfrutando, que lo bonito no es la meta sino el camino.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar