Rankia España Rankia Argentina Rankia Brasil Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Deutschland Rankia France Rankia Italia Rankia México Rankia Perú Rankia Polska Rankia Portugal Rankia United Kingdom Rankia USA
Acceder
 

El problema de la deuda, los tipos de interés y la inflación.





Introducción. 


No somos conscientes de las implicaciones negativas que tiene el colosal tamaño de la deuda mundial. Tantos años de supresión de tipos han engordado la deuda pública global, al calor de las políticas complacientes, donde los gobernantes solo tenían que prometer dádivas (subvenciones o ayudas) a todos los sectores de la población y los BC se encargaban de la financiación  a coste cero.

Como este maravilloso sistema ha durado mucho tiempo, el tamaño de la deuda pública ha superado límites infranqueables. Las consecuencias las vamos a sentir en los próximos años.

Todo iba bien, hasta que la inflación apareció. Primero era "transitoria" y no se le hizo caso. Luego alcanzó cotas muy elevadas y tocaron a rebato, elevando agresivamente los tipos de interés, en un intento de sofocar lo que se creía eran consecuencias de la invasión de Ucrania y su efecto sobre los precios energéticos.

Tras muchos meses, la inflación finalmente ha empezado a trasladarse a los salarios y se ha enquistado en la inflación subyacente, sin alimentos ni energía. Los BC decidieron emprender una ronda QT, con la intención de eliminar parte del balance de la deuda. Es decir,  no solo dejaban de utilizar la impresora para comprar deuda emitida por los gobiernos (QE), sino que además empezaban a desprenderse de parte de la deuda adquirida (no venden en el mercado, sino que no renuevan los vencimientos, reduciendo el balance).

Los precios energéticos han caído con fuerza, reduciendo las tasas de inflación, pero el incremento de los salarios ha conducido a una inflación estructural más alta. La consecuencia es que los tipos de interés oficiales no van a descender, hasta que esta inflación subyacente ceda y termine por bajar.

Pero como están comprobando los actores interesados, hay más problemas.

El primero es que el endeudamiento sigue creciendo a buen ritmo. Y la necesidad de financiación de los estados es mayor que nunca. No solo se debe encontrar comprador para renovar los vencimientos de deuda (que son considerables), sino que también hay que atender las nuevas emisiones de deuda, procedentes de los déficits estatales. Y nos encontramos con que los BC en lugar de formar parte de la solución, están en el lado contrario, reduciendo su balance. Esto solo significa un cosa, presión alcista para los tipos de la deuda pública.


EE.UU.


En el caso americano vemos como el crecimiento de la deuda ha sido mucho más rápido que el del PIB. sobre todo desde el año 2000. Y el movimiento que dio comienzo a un alza de la deuda imparable, fue el final del patrón oro, que limitaba por razones evidentes, la impresión de dinero sin límite.  



En este punto entra el tamaño de la deuda. Es tan grande que una pequeña subida de los tipos , dispara el pago por intereses. En EE.UU., es posible que el pago de intereses suponga  un 4-5% del PIB en 2024. Lo que quiere decir que hemos llegado al punto de no retorno. 

Un 5% del PIB puede suponer 1,2 billones de dólares. Y el estado, con un déficit perpetuo, se ve obligado a emitir deuda para pagar los intereses, incrementando de nuevo la deuda y entrando en un círculo vicioso de difícil solución. 

La oficina de presupuestos del congreso norteamericano emitió un informe en 2020, pronosticando el déficit previsto hasta 2050 (simplemente aplicando las políticas actuales y los compromisos adquiridos).

El gráfico es significativo, mostrando un déficit previsto creciente y perpetuo. El déficit primario apenas se incrementa, pero el pago por intereses se dispara, siguiendo el incremento de la deuda.

En una revisión posterior, se centró en el déficit hasta 2033, empeorando notablemente el pago por intereses (al recoger el impacto de la inflación en los tipos de interés).


"En las proyecciones de CBO, el déficit asciende al 5,3 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2023. (Los déficits y gastos se han ajustado para excluir los efectos de los cambios que ocurren en el momento de ciertos pagos cuando el 1 de octubre cae en fin de semana). Los déficits fluctúan durante los próximos cuatro años, con un promedio de 5,8 por ciento del PIB. A partir de 2028, crecen de manera constante; el déficit proyectado en 2033 es del 6,9 por ciento del PIB, significativamente mayor que el 3,6 por ciento del PIB que los déficits han promediado en los últimos 50 años."


 Esta dinámica conduce a un incremento en la presión de los bonos a más largo plazo, que hasta el momento, no reflejan el mismo impacto que la deuda a corto plazo.

 https://wolfstreet.com/2023/06/26/longer-term-treasury-yields-to-rise-amid-flood-of-issuance-while-fed-foreign-buyers-us-banks-unload-short-term-yields-already-surged/


"Los rendimientos del Tesoro a largo plazo han sido mucho más bajos que los rendimientos del Tesoro a corto plazo durante un año, ya que la Fed impulsó al alza sus tasas de política a corto plazo, pero el mercado del Tesoro se ha negado a seguirle el juego y los rendimientos del Tesoro a largo plazo han sido lentos. en seguir. Pero este fenómeno ahora enfrenta vientos en contra masivos.

Los mercados van a tener que absorber una avalancha de letras del Tesoro (valores del Tesoro con vencimientos de un año o menos) en los próximos meses, estimadas en algo cercano a $1 billón, ya que el Tesoro está tratando de recargar su cuenta corriente agotada, el Tesoro Cuenta General, al mismo tiempo que cubre mayores salidas y menores ingresos fiscales ( discutimos esto más recientemente aquí ). Esto ha sido objeto de burlas en una serie de anuncios del Departamento del Tesoro que siguen empeorando."...

"Podría resultar en un "vacío de demanda" que se resolvería con rendimientos más altos para valores de mayor vencimiento, según Bank of America, citado por Bloomberg. El rendimiento resuelve todos los problemas de demanda, y los rendimientos a largo plazo han sido mucho más bajos que los rendimientos a corto plazo, con el Tesoro a 10 años actualmente en 3.71%

Los mayores rendimientos a largo plazo necesarios para atraer suficientes compradores para vender la avalancha de pagarés y bonos harían más pronunciada la curva de rendimiento y empujarían al alza otras tasas a largo plazo, como las tasas hipotecarias y las tasas que las empresas tendrían que pagar para vender nuevos bonos."

Sector inmobiliario USA.


Como termina diciendo el artículo de Wolf Richter, la subida de los bonos a largo empujará también al alza, los tipos hipotecarios y las tasas de las empresas.La presión sobre el sector inmobiliario es enorme. Pasar en poco tiempo de un tipo del 3% al  7%, supone una elevación impresionante del pago inmobiliario.


https://wolfstreet.com/2023/05/31/that-was-fast-mortgage-rates-re-spike-to-7-range-as-it-sinks-in-that-the-fed-wont-cut-rates-anytime-soon-mortgage-applications-plunge-to-1995-levels-investors-pull-out/






La primera consecuencia clara es el desplome de la solicitud de hipotecas para comprar una casa a niveles de 1995.





Pérdidas en los Bancos Centrales.

Para complicar las cosas, los BC están en graves pérdidas, como consecuencia de comprar bonos negativos (en Europa) y mantenerlos hasta el vencimiento. Pueden incluso necesitar ayuda.


https://www.eleconomista.es/economia/noticias/12341533/06/23/el-bundesbank-aleman-podria-necesitar-un-rescate-para-cubrir-las-perdidas-por-la-compra-de-bonos-del-bce.html   

"El Bundesbank alemán podría necesitar una inyección de dinero público para cubrir las pérdidas de los bonos adquiridos en el marco de los programas de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE), según el auditor federal alemán. "Sería de esperar que el Estado recapitalizara el Bundesbank a través del presupuesto", afirman los funcionarios en un informe recabado por medios como Bloomberg o el Financial Times. El Ministerio de Finanzas ya ha dicho que no está de acuerdo con esa conclusión.

El banco central alemán registró un beneficio nulo el año pasado y retiró 1.000 millones de euros en provisiones para riesgos después de que las fuertes subidas de tipos en la zona euro chocaran con años de compra de bonos. El organismo dijo en marzo que las pérdidas empeorarían en los próximos años y podrían no estar totalmente cubiertas por las provisiones ya constituidas, que entonces ascendían a 19.200 millones de euros, junto con los 2.500 millones de capital que le quedaban."


Desdolarización.


 
En medio de esta debacle (aún sin cuantificar), los compradores potenciales de deuda pública fuera de Occidente (China, India, Oriente Medio) están inmersos en la creación de su propia moneda (BRICS), lo que sería una auténtica bomba. No solo dejarían de financiar los déficits occidentales sino que impulsarían la venta de sus materias primas en otra moneda distinta al dólar o el euro, lo que podría socavar todos los cimientos del sistema dólar vigente desde después de la segunda guerra mundial. Tampoco podemos mirar para otro lado, cuando el fenómeno de la desdolarización avanza rápido.

https://fortune.com/2023/06/25/dollar-reserve-currency-brics-brazil-russia-india-china-south-africa/


"Con el 88% de las transacciones internacionales realizadas en dólares estadounidenses y el dólar representando el 58% de las reservas mundiales de divisas , el dominio mundial del dólar es indiscutible. Sin embargo, la desdolarización, o la reducción de la dependencia de una economía del dólar estadounidense para el comercio y las finanzas internacionales, se ha acelerado tras la invasión rusa de Ucrania.

Los países BRICS han estado llevando a cabo una amplia gama de iniciativas para disminuir su dependencia del dólar. Durante el año pasado, Rusia, China y Brasil recurrieron a un mayor uso de monedas distintas del dólar en sus transacciones transfronterizas. Irak, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos están explorando activamente alternativas al dólar. Y los bancos centrales han tratado de cambiar una mayor parte de sus reservas de divisas del dólar al oro .

Todas las naciones BRICS han criticado el dominio del dólar por diferentes razones. Los funcionarios rusos han estado defendiendo la desdolarización para aliviar el dolor de las sanciones. Debido a las sanciones, los bancos rusos no han podido utilizar SWIFT, el sistema de mensajería global que permite las transacciones bancarias. Y Occidente congeló las reservas de 330.000 millones de dólares de Rusia el año pasado.

Mientras tanto, las elecciones de 2022 en Brasil restituyeron a Luiz Inácio Lula da Silva como presidente. Lula es un defensor de los BRICS desde hace mucho tiempo y anteriormente buscó reducir la dependencia y la vulnerabilidad de Brasil al dólar. Ha revitalizado el compromiso del grupo con la desdolarización y habló sobre la creación de una nueva moneda similar al euro .


"El dólar como moneda de reserva mundial, ha ido descendiendo desde el 85% alcanzado en los setenta.





https://www.midasgoldgroup.com/news/us-dollar-losing-world-reserve-currency-status/


"El dólar estadounidense ha sido la columna vertebral de la economía mundial durante décadas. La constante necesidad y demanda de dólares estadounidenses permite que el gobierno de los EE. UU. tome préstamos a costos más bajos. Ha permitido que EE. UU. imprima dinero y exporte gran parte de esa inflación a otros países. Esa tendencia está cambiando a medida que el dólar estadounidense está perdiendo su estatus de moneda de reserva, ya que otros países están haciendo deliberadamente más negocios fuera del dólar y en sus otras monedas, como el euro o el yuan. Este cambio lleva tiempo, pero sin duda nos dirigimos en esa dirección de menos transacciones en dólares estadounidenses y más transacciones de productos básicos sin pasar por el dólar estadounidense. Más países están considerando la deuda y la moneda de EE. UU. como tóxicas con todas las deudas y obligaciones de EE. UU. pendientes."




Devaluación encubierta.


Si el poder de compra del dólar ya está minado por la inflación y ahora empieza a tener competidores, el pago de la deuda corre peligro si el dólar sigue devaluándose. La extrapolación al euro es automática, al compartir problemas similares.

 





Y si el dólar está perdiendo poder adquisitivo, no digamos el resto de las monedas (en los últimos años).









 
Conclusión.


Las dinámicas en la inflación y las subidas de tipos de interés apuntan a una situación muy parecida a la vivida en la década de los setenta, con un ciclo creciente de la inflación. Los precios de la energía se han reducido tanto que han contribuido a hundir la inflación, pero dejando la inflación subyacente demasiado alta para bajar la guardia.

 Los subida de los salarios ha tomado el relevo y el consumo no desciende lo suficiente, presionando la inflación sin alimentos ni energía. La situación de los BC es complicada y dudo que con pleno empleo (más o menos en Occidente), los bancos centrales sean proclives a reducir tipos, aunque la inflación disminuya.

  Una segunda fase alcista para la energía y las materias primas, pondría mucha presión en las subidas de tipos. El petróleo está en déficit, sobre todo en la segunda parte de 2023.

https://www.rankia.com/blog/economia-petroleo-geopolitica/5938581-entramos-deficit-permanente-petroleo





El cobre, como principal materia prima de la transición energética, puede sufrir fuertes presiones alcistas, por exceso de demanda y falta de oferta.


https://www.zerohedge.com/commodities/billionaire-mine-owner-warns-copper-market-headed-train-wreck-supply-woes-emerge


Otro fenómeno alcista (incluso consecuencia de segundas rondas o un nuevo incremento de la energía) de la inflación sería la puntilla para un sistema excesivamente endeudado, cayendo en la trampa de la deuda, al tener que emitir deuda para pagar los intereses.


La alternativa es una severa recesión, que reduzca los precios por hundimiento de la demanda.

¿Susto o muerte?.


La solución a un problema crónico de este calibre es siempre difícil. Eliminar los déficit, crecimiento del PIB muy por encima de la deuda, sería lo ideal, aunque entra dentro de la fantasía, después de tantos años de alegrías presupuestarias y financiación gratis.

El problema de la energía supone cambiar el sistema de arriba a abajo. Dependemos de los combustibles fósiles más de lo que creemos. No solo, como piensa la mayoría de la gente, consiste en cambiar al vehículo eléctrico, sino que necesitamos una revolución. Por ejemplo, este artículo nos habla de la otra dependencia, habitualmente no conocida.

https://time.com/6175734/reliance-on-fossil-fuels/


"Las sociedades modernas serían imposibles sin la producción a gran escala de muchos materiales hechos por el hombre. Podríamos tener una civilización próspera que proporcione abundante comida, comodidades materiales y acceso a una buena educación y atención médica sin microchips ni computadoras personales: tuvimos uno hasta la década de 1970 y logramos, hasta la década de 1990, expandir economías, construir infraestructuras necesarias y conectar el mundo en aviones de pasajeros sin teléfonos inteligentes ni redes sociales. Pero no podríamos disfrutar de nuestra calidad de vida sin la provisión de muchos materiales necesarios para incorporar la miríada de nuestros inventos.

Cuatro materiales ocupan el lugar más alto en la escala de necesidad, formando lo que he llamado los cuatro pilares de la civilización moderna: el cemento, el acero, los plásticos y el amoníaco se necesitan en cantidades mayores que otros insumos esenciales."




Al final la transición energética no deja de ser pasar de un sistema basado en elementos escasos como el petróleo a otro sistema con  materiales igualmente poco abundantes como el cobre. Con el agravante adicional de la necesidad de utilizar el petróleo para extraer el cobre, formando dos cuellos de botella en uno.


No sabemos si seremos capaces de conseguir esa transición, manteniendo al mismo tiempo, una calidad de vida aceptable y un crecimiento continuo para impulsar aquellas sociedades  sub-desarrolladas que están en pleno florecimiento. Lo que es seguro es que el camino elegido hasta ahora, no nos lleva a buen puerto. Tampoco sabemos si existe otro camino alternativo, aunque sea mucho más difícil de transitar, que consiga el objetivo.

En eso estamos.

Frente a esta opinión minoritaria, existe otra corriente ampliamente extendida.

Proyecta el caso de la deuda como una parte del trayecto. Si la deuda ha crecido durante cincuenta años, ¿por qué no puede seguir creciendo otros cincuenta, sin que pase nada?.

La transición energética es la solución y si existe escasez de un elemento, se sustituye por otro semejante y problema resuelto.

Y la desdolarización son castillos en el aire. Los americanos tienen ejército para meter en vereda aquel que decida salirse del itinerario establecido.

Para el resto de los problemas, la tecnología proveerá de las soluciones adecuadas en cada momento, como siempre lo ha hecho.

El resultado de esta posición es que la confianza del consumidor no desciende. Frente al hundimiento de este indicador en 2008 (fue clave), ahora sigue en posiciones muy cómodas. No solo existe confianza en la economía, sino también y sobre todo, persiste una fe ciega en el manejo de cualquier crisis por parte de la FED y el resto de BC.






    Con esta confianza, los mercados no caen y eso todavía refuerza aún más la confianza. No hace falta mirar los fundamentales, si la bolsa va bien, la economía no puede hacerlo mal.

 
[Lo que debería hacernos reflexionar en este caso es que si el consumo no cae, los BC van a tener muy difícil bajar los tipos y renovar la barra libre de la liquidez. Alguien tiene que ceder y los mercados aún no lo han digerido.]

El punto débil de esta opinión mayoritaria es la inflación.


Tanto en EE.UU.,



 
como en Europa,




  el estallido inflacionario ha sido espectacular y no tenemos equivalente hasta los años 80. No se puede despreciar este movimiento pensando en un próximo control y de su resolución (alcista o bajista) en los próximos años, depende gran parte de la evolución económica occidental. 

El grado de endeudamiento hace que sea imprescindible vigilar este indicador, por su influencia e impacto en los tipos de interés. Incluso existe el pensamiento referido a la necesidad de mantener un poco de inflación (controlada) para ayudar a diluir la deuda a lo largo del tiempo. 

 
Simplificando estas dos opciones contrapuestas, para mi es como elegir la pastilla azul (y permanecer en Matrix) o la roja (saliendo de un sistema irreal, donde el dinero no tiene valor y se crea a voluntad). 

Solo una opinión. 


Saludos.       
5
¿Te ha gustado mi artículo?
Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico
  • Dólar Estadounidense (USD)
  • Crisis
  • Euro
  1. en respuesta a Gamestop
    -
    #5
    24/07/23 17:10
    En Rankia hay una corriente de opinión que se significa a favor de la indexación en cualquier momento, aludiendo al hecho de una tendencia alcista de 120 años. Da igual si el momento es bueno o malo, a largo la ganancia es segura. 

    Este tipo de artículos advierte sobre la posibilidad de una fuerte recesión que situaría en mal lugar, al inversor que se indexa ahora.

    Estoy de acuerdo que un valor particular no tiene que seguir al mercado y puede subir a contracorriente, pero este comentario no es el objetivo del post.

    Saludos.  
  2. en respuesta a Quark1
    -
    #4
    Gamestop
    24/07/23 16:53
    Estos profetas están todos sesgados por el mismo patrón. 

    Se fijan en el mercado (sp500, nasdaq...) Pero no se fijan en las empresas.

    Un inversor con dos dedos de frente se fija en la valoración de la empresa. A mi que más me da que la bolsa suba o baje, me importa que suban o bajen las empresas que yo compro.

    Lógicamente si compras meta, Amazon,Google y Nvidia te vas a arruinar muy probablemente si las compras ahora.

    Pero que hay de relatech, de zynex etc miles de empresas que pasan desapercibidas y que el mercado no les afecta en nada. Puede bajar el sp un 50% y estás subir un 500%.

    Son unos pesados todos con que el mercado va a subir o bajar, a mi que más me da lo que haga, la bolsa no es eso
  3. en respuesta a Gamestop
    -
    #3
    24/07/23 16:44
    Claro que si.

    Lo mejor es recibir información, procesarla y operar según nuestra propia opinión.

    Nadie tiene la bola de cristal y 120 años de bolsa alcista, no aseguran lo que puede pasar mañana... ni hacia arriba, ni hacia abajo. 

    Solo una opinión.

    Saludos.
  4. #2
    Gamestop
    24/07/23 16:30
    Estos artículos me recuerdan a Pablo gil el nostradamus. Pero nostradamus del revés porque no da ni una.
    El dijo que salía al 100% de la renta variable con el SP a 3700. Cuidado al roto.

    Me encanta cuando el 90% de la gente está pesada con que esto se hunde. Entonces yo compro.

    Al final la inversión es afectada por el macro ( más engrandes empresas) pero yo compro empresas baratitas que si se hunde el mundo ahí seguiran
  5. #1
    28/06/23 12:21
    Ray Dalio explica en este artículo (muy interesante y completo), la parte central de mi exposición.

    https://time.com/6286449/ray-dalio-world-great-disorder/  

     

    Dónde estamos y lo que es probable que nos aguarde más adelante

    1. La Fuerza Financiera/Económica


    En los EE. UU., ahora estamos en la mitad de lo que llamo el ciclo de la deuda a corto plazo y también se conoce como el ciclo económico. Estos ciclos de deuda a corto plazo han durado 7 años en promedio, más o menos 3 años. Ha habido 12 1/2 de ellos desde que comenzó el nuevo orden monetario mundial en 1945. Entonces, ahora estamos a la mitad del 13 de los ciclos, en el punto del ciclo cuando el banco central ha restringido el dinero para luchar inflación que es justo antes de la deuda y las contracciones económicas que probablemente vendrán en los próximos 18 meses.



    También estamos en una parte tardía y peligrosa del ciclo de deuda a largo plazo porque los niveles de activos de deuda y pasivos de deuda se han vuelto tan altos que es difícil dar a los prestamistas-acreedores una tasa de interés lo suficientemente alta en relación con la inflación que sea adecuada para hacer que quieran mantener esta deuda como un activo sin hacer que las tasas de interés sean tan altas que dañen inaceptablemente al prestatario-deudor. Debido al crecimiento insostenible de la deuda, es probable que nos acerquemos a un importante punto de inflexión que cambiará el orden financiero. Dicho de otra manera, me parece probable que nos acerquemos a una reestructuración de la deuda/financiera/económica que conducirá a grandes cambios en el orden financiero.

    Más específicamente. Me parece probable que, debido a los grandes déficits, el Tesoro de EE. UU. tenga que vender una gran cantidad de deuda y parece que no habrá una demanda adecuada. Si eso sucede, conducirá a tasas de interés mucho más altas o a que la Reserva Federal imprima mucho dinero y compre bonos que devaluarán el dinero. Por estas razones, las condiciones de deuda/financieras podrían empeorar, quizás de manera muy significativa, durante los próximos 18 meses. 


    Saludos.

    PD. El artículo no tiene desperdicio y es Ray Dalio nada menos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Configurar
Rechazar todas
Aceptar