Malas prácticas de la banca en las transacciones en divisas

Malas prácticas de la banca en las transacciones en divisas

 

En los últimos 14 meses, hemos analizado la operativa bancaria de más de 100 clientes españoles en cuanto a compra / venta de divisas. Es importante destacar que aquí hablamos de compra / venta con entrega física de divisas, es decir para pagos a proveedores extranjeros o para repatriar ingresos de fuera, cosa que difiere completamente del trading online “especulativo” y que tiene unas condiciones totalmente diferentes.

Al realizar estos análisis, hemos podido identificar como la banca se aprovecha del desconocimiento del mercado de divisas por parte de muchos clientes, de la imposibilidad que éstos tienen para acceder a datos de mercado en tiempo real, o simplemente se vale de muchos trucos para cobrar comisiones desorbitadas a la vez que hace correr riesgos innecesarios a sus clientes.
Malas prácticas de la banca en las transacciones en divisas

1. Comisiones escondidas y engañosas

Primero de todo, muchos bancos argumentan “no hay comisión” o “es gratis”. Evidentemente, eso no es del todo verdad. Los bancos compran divisas en el mercado interbancario, donde participan únicamente instituciones financieras; y tras ello las venden a sus clientes con el mayor margen de beneficio posible. Veamos más en detalle dónde y cómo los bancos esconden sus comisiones y de qué importes estamos hablando.
 
La mayoría de las empresas ordenan sus transacciones en divisas a través de su sucursal bancaria, sea por teléfono, por fax o (cada vez más) a través de la Web del banco. Habitualmente, el gestor afirma que no hay comisiones, que el servicio es gratuito o habla de comisiones muy ajustadas. La verdad es que la sucursal cobra generalmente una (pequeña) comisión de intermediación mientras la mayor parte de la comisión la cobra la mesa de tesorería “a escondidas”. La mesa de tesorería del banco es quien compra las divisas en el mercado interbancario. Habitualmente, son las grandes empresas con cuantiosas transacciones en divisas quienes tratan directamente con la mesa de tesorería. Aun así, la única manera para poder negociar y tener precios ajustados es teniendo acceso a datos de mercado en tiempo real (con un terminal Bloomberg, Reuters o similar que cuesta alrededor de 1.500 € al mes) para poder contrastar precios, cosa difícilmente accesible para las PYMEs.
 
Un ejemplo real de un cliente del sector médico de Barcelona, con una facturación de 43 Millones € en 2011, quien compra 4,5 Millones $ al año para importar material de EE.UU.: la sucursal le ofrece un tipo de cambio EUR/USD de 1.2831, argumentando que se trata del tipo “de mercado” (no negociable) y hablando de una transacción gratuita sin comisiones mientras en este mismo tipo de cambio el banco ha incluido una ¡comisión encubierta que alcanza 2.3%! En otras palabras, el tipo de cambio real en ese momento era de 1.3126 y no de 1.2831. Al operar con Kantox, este cliente ha ahorrado más de 71.280€ de comisiones bancarias a lo largo del año 2011.
El caso más desorbitado que hemos visto está relacionado con una ONG cuyo banco es uno de los 3 mayores de España. Tiene operaciones en divisas por valor de 160 Millones $ al año y paga ¡más de 2 Millones € de comisiones bancarias! Al empezar a operar con Kantox en 2013, ahorrará 1,9 Millones € que podrá dedicar a su verdadero papel, ayudar a necesitados.
 
Tratad siempre de contrastar el tipo de cambio ofrecido por el banco con datos de mercado en tiempo real.
 

2. Productos sofisticados altamente arriesgados

La Banca se enorgullece también de poder ofrecer a sus clientes productos “sofisticados” infravalorando los riesgos incluidos en ellos y con el único objetivo de cobrar más comisiones.
Un ejemplo real de un cliente del sector electrónico de Madrid, con facturación de 25 Millones € en 2011, quien vende 1,8 Millones $ al año al recibir pagos de sus clientes Americanos; su gestor le aconsejó comprar un “acumulador con barrera americana desactivante” dado que el cliente iba a cobrar pagos recurrentes en USD durante 12 meses. El cliente no se quería arriesgar y buscaba asegurar hoy el precio de venta de esos cobros en USD. En lugar de comprar un seguro de cambio o una opción para cada cobro, el propio banco convenció al cliente de que esos productos son caros y que se puede fijar un tipo de cambio mejor con un producto estructurado, pero siempre que el cliente asuma el riesgo de que el tipo EUR/USD baje por debajo de la barrera (en este caso la cobertura queda cancelada). En otras palabras, con un producto así, la empresa se protege contra un pequeño movimiento adverso del tipo de cambio pero no contra una catástrofe que puede hundir sus ingresos... lo opuesto a lo que se busca cuando se trata de cubrirse. Resultado: ¡el cliente perdió más de 44.520€!
Pero aquí no se acaba, con este tipo de producto sofisticado, la Banca oculta 7 aspectos clave:
  1. El riesgo alto de perder la cobertura: existe el riesgo de quedarse sin cobertura a la mínima que el tipo EUR/USD cruce la barrera establecida.
  2. La falta total de transparencia: no hay ninguna referencia a cotizaciones objetivas para determinar si la barrera ha sido cruzada. Eso lo determina el banco
  3. Los costes de cancelación: se trata de un producto OTC (Over The Counter) que no cotiza, así que resulta difícil cancelarlo de manera anticipada. Además, cancelarlo resulta muy caro y el banco no menciona este coste que el propio banco determinará
  4. La ausencia de remuneración: los USD acumulados por la empresa a lo largo del año no son remunerados por el banco.
  5. La gestión contable: se trata de coberturas sin certeza (desactivantes). Al tener la opción vendida, no pueden ser tratados de cobertura contable.
  6. Las comisiones cada vez que se solicita sacar divisas de las acumuladas: suelen ser entre 15 - 30 euros por operación.
  7. La liquidación por diferencia: pocas veces el banco explica al cliente que si no consume el volumen pactado a lo largo de la cobertura, el banco le obligará a pagarle la diferencia entre el precio pactado y el precio aplicable (otra vez calculado por el banco) al vencimiento del periodo de cobertura.
Ese producto resulta ser una opción exótica (Barrier Option with Knock-out) cuya valoración resulta muy compleja. La gran mayoría de las empresas no pueden averiguar que el tipo de cambio corresponde realmente a un precio de mercado. Por otra parte, muchos bancos no estructuran esos productos sino que revenden productos creados por bancos de inversión anglosajones dando lugar a un verdadero entramado de comisiones. Estos productos se podrían comparar fácilmente con las hipotecas en Yenes o Francos Suizos ofrecidas a particulares en los últimos años: se crea una denominación atractiva para el producto (los bancos son expertos en marketing), se presentan las ventajas del producto... y se esconden los riesgos.
 
Tened mucho cuidado con los productos siguientes (o combinaciones): Forward KO o Plus; Forward Americanos, Túnel; Cilindro; Acumulador; Seguro de Cambio Desactivante, Abierto o Flexible.
 

3. Artimañas para incrementar comisiones

Por fin, a lo largo de los más de 100 análisis que realizamos y que incluyen más de 9 bancos y cajas, es decir casi toda la industria bancaria española, hemos detectado trucos muy habituales que usan para maximizar beneficios a coste del cliente:
  1. No mencionar la hora precisa de la operación para usar el tipo del cambio más desfavorable al cliente (y más favorable al banco) durante ese día. Eso es un verdadero fraude y varios bancos americanos han sido multados por usar la misma práctica durante años.
  2. Mencionar un tipo de cambio con sólo 2 decimales, por ejemplo 1.31, mientras la norma son 4. De esa manera, la banca “juega” los terceros y cuartos decimales para aumentar su comisión. Y ofrecer un cambio con 6 decimales mientras había una comisión del 2%!!
  3. Mencionar un día de valor diferente del día de la operación, de manera que se complica el análisis de coste por parte del cliente.
  4. Mencionar un tipo de cambio atractivo pero irreal. Es decir, cuando un cliente llama al banco previamente a realizar la operación, se le comunica un tipo de cambio muy competitivo (sin comisión) que difiere totalmente del tipo que le ofrecerán algunos minutos después al cerrar la operación.
Aseguraros de que el comprobante de la transacción menciona la fecha precisa (21/12/2012 a las 14:31:24) y el tipo de cambio con 4 decimales (1,3216).
 

4. Comisiones por transferencias internacionales

A la banca le encanta cobrar por todo y en particular por transferencias internacionales, generalmente de manera (muy) excesiva y automática. 6 ejemplos:
 
  1. Cobrar comisiones por recibir divisas en una cuenta en divisas. No se debería cobrar por eso bajo ningún pretexto. Otra cosa es cobrar una cuota anual de mantenimiento de una cuenta en divisas o pagar “medio SWIFT”.
  2. Cobrar entre 15 EUR y 80 EUR por un SWIFT cuando en realidad vale 10 USD.
  3. No explicar al cliente que los bancos Europeos que ofrecen cuentas en divisas utilizan un banco “correspondiente” (por ejemplo en EE.UU.) quien les proporciona esas cuentas y que siempre repercute el coste de ese banco sobre el cliente. El coste por operación puede ser de más de 50€.
  4. Mencionar un precio aplicable desorbitado y aplicar un precio real bajo para dar la sensación al cliente que tiene buenas condiciones mientras en realidad el precio aplicado debería ser de “0”. A uno de nuestros clientes, le mencionan un precio aplicable de 268,27€ para realizar una transferencia de 45.000€ y le aplican un precio de 1,8€, dándole la sensación de que es muy barato... cuando debería ser gratuito!
  5. Retener ingresos en divisas y abonarlos más tarde. En algunos casos, el banco argumenta que se debe a que el cliente no ha mencionado la partida estadística relacionada con la transacción, aunque las 2 cosas no tienen absolutamente ninguna relación directa. A uno de nuestros clientes, le retuvieron más de ¡200.000 USD durante 9 días!
  6. Hacer el devengo 3 días antes de la fecha de compra de la divisas.
 
Negociad absolutamente todas las comisiones y plazos relacionados con transferencias internacionales y no dudéis en pedir reembolsos, en muchos casos funciona.
 
 
 
 
 
  1. #6
    01/04/13 15:06

    Ya que ha salido el tema sería interesante hablar de cual es la mejor forma de pago en compras tipo amazon o ebay en divisas diferentes a la nuestra.

  2. #5
    01/04/13 10:07

    Todo lo que dices son verdades como puños.
    La Banca actualmente engaña a sus clientes en muchas vertientes. Hay muchos jueces que ya han abierto los ojos y están fallando a favor de los clientes, vease Preferentes, Swaps, Estructurados, Hipotecas Multidivisa, Claúsulas suelo, etc..
    Como siempre el Banco de España y la CMNV, mirando hacia otro lado.

  3. #4
    06/02/13 16:14

    Un artículo muy interesante más pienso que los bancos creo que son los más vigilados primero para que no les roben y segundo supongo que no van a robar ellos. Más aún por las cuenta que les trae sabrán cuidar lo mejor posible a sus clientes, no sea que al final muchas personas que en sí las hay, no depositan su dinero en ninguna entidad más bien lo invierten en lo que más les apetece o lo guardan por ejemplo en las caja de los zapatos.
    Saludos

  4. #3
    05/02/13 23:11

    Como bien comenta Cajero malencarado, el mercado de divisas es absolutamente libre. Por tanto, puede que la banca quiera ganar lo suyo, pero me niego a creer que una empresa con unas ventas de 43 Millones de euros le cuelen una comisión del 2,3% porque... ¿Para que tiene un director financiero?

    Si estoy de acuerdo en que los derivados que vende la banca sobre divisas como el comentado en el post son productos OTC de extrama complejidad y que si es cierto que el cliente dificilmente sabrá valorar. Son basura financiera para sacar mayores comisiones, sin duda.

    Al final, todo el mundo va a lo suyo: A sacar su tajada. ¿Kantox es una ONG? Creo que es mejor que Kantox se dedique a hablar de las ventajas y hechos diferenciales de su producto que de las trafullas de la banca. La mejor forma de demostrar que algo es bueno es explicarlo y sin poner ejemplos que, en algún caso, son claramente exagerados.

    Si Kantox tiene un gran éxito, quizás algún día trasciendan las posibles artimañas de Kantox para incrementar sus márgenes de beneficio. Después de todo, todo el mundo trabaja para sacarse los duros. ¿Es ilícito querer ganar más? Creo que no.

  5. #2
    05/02/13 22:12

    Con la banca hemos topado, amigo Sancho; como bien comentas sólo son especialistas en marketing, porque en el resto llamarles ladrones me parece poco, se supone que cuando uno contrata un profesional es para que favorezca los intereses del cliente(que para eso cobra) aquí esta banda hace todo lo contrario de cualquier código deontológico y fuera de toda ética profesional. Me permito poner un enlace para que vean la rentabilidad de los fondos de pensiones en los últimos diez años(otro atraco más y van.....).

    http://juanst.com/2013/02/05/decada-perdida-fondos-pensiones-dic-2001-dic-2011/

  6. #1
    05/02/13 20:39

    No existe el cambio oficial de divisas, hay un Libre Mercado total.

    Lo mismo, mismito lo hacen otros negocios. No se porqué el banco ha de ser menos sinvergüenza que el fontaneroo el frutero o el cirujano.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar