Sorprendente reacción del mercado a la generosidad de Draghi.

Sorprendente reacción del mercado a la generosidad de Draghi.

El silencio mostrado por los miembros del BCE en los últimos días, absteniéndose de realizar ningún tipo de declaración pública, hacía sospechar que era difícil que Mario Draghi decepcionase hoy a los mercados.

Así, no sin grandes dosis de sorpresa, a las 13:45 se emitía un comunicado con las nuevas medidas que la Autoridad monetaria ha decidido emprender, sin esperar a la rueda de prensa para desgranarlas, como viene siendo habitual.

De esta forma, tres cuartos de hora antes de lo previsto, las cotizaciones de las Bolsas, bancos, bonos, Euro y Euribor explotaban con gran volatilidad bajo la misma lógica.

El BCE, tal y como estaba previsto, rebaja la tasa de depósitos hasta el -0,4%. El resto de acciones anunciadas, sin embargo, se han salido de lo que se descontaba.

La bajada de tipos nominales hasta el 0%, era tan poco esperada como poco útil.

La ampliación del QE en 20.000 millones mensuales ha coincidido con el rango más ambicioso que se barajaba, pero se ha visto compensado con la no prolongación de los plazos de compras. Aquí sí que se ha podido observar un punto de decepción.

El BCE va a gastar 20.000 millones más durante cerca de 10 meses (200.000 millones). Si hubiera ampliado seis meses más la duración del QE, la inyección hubiera sido de 360.000 millones adicionales.

También ha sorprendido la ampliación del rango de activos comprables, incluyendo los bonos corporativos de empresas no financieras con grado de inversión. Pero sobre todo, lo que más ha sorprendido ha sido el anuncio de la celebración de cuatro nuevas megasubastas dentro del programa TLTRO, dirigidas principalmente a compensar a los bancos por la extrema laxitud monetaria que tanto compromete su rentabilidad.

El nuevo cuadro de expectativas sobre crecimiento e inflación tampoco ha sido muy sorprendente, rebajando en tres décimas las primeras para este año (del 1,7% al 1,4%), y fuertemente las segundas (del 1% al 0,1%).

Pero si la globalidad de lo anunciado ha quedado fuera de lo previsto, más aun ha quedado la reacción final de los principales mercados a partir de las 14:45.

El Euro ha comenzado a subir con muchísima fuerza, pasando de 1,08 a 1,1150, en un ejercicio muy extraño marcado por la especulación y el cierre de posiciones cortas. Lo que ha desencadenado este movimiento parece haber sido una declaración de Draghi en la que no ha dado a entender que esté entre los planes del BCE utilizar tipos de interés negativos, pese a haber insistido en que seguirán utilizando todas las herramientas necesarias.

Parece que el mercado se ha quedado con el mensaje de que esta ya ha sido la última acción monetaria, y que este es el cénit de la generosidad del BCE.

La subida del EURO ha coincido también con una caída del petróleo, lo que ha castigado a índices como el DAX, que han arrastrado a todos los demás. Los bonos también han cambiado su evolución.

Con todo, no parece razonable el que más de un 4% separen los máximos de la sesión del cierre, sobreponderándose la conclusión de que va a resultar difícil ver más acciones en el futuro frente al ejercicio de generosidad mostrado hoy. Probablemente, en una segunda visión en las próximas horas, las Bolsas reconsideren su movimiento.

 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar