Resultados de la Cumbre Europea

Resultados de la Cumbre Europea

Tras conocer los acuerdos oficiosos resultantes de la Cumbre Europea se puede llegar a la conclusión de que ésta no será tan definitiva como se aseguraba.

No se producen avances importantes en la creación de Eurobonos (pese a que se sigue dejando la puerta abierta a estudios futuros) y tampoco se complace a las voces más optimistas que veían la posibilidad de que los acuerdos incluyesen la modificación de los estatutos del BCE para permitirle comportarse como la FED, y emprender una relajación cuantitativa, inyectando liquidez en el sistema. Pero tampoco se materializarán las expectativas mayoritarias que apuntaban hacia compras de mayor dimensión por parte del Banco Central en los mercados secundarios.

Sin embargo, la cumbre sí establece un prólogo de nuevas medidas, de las que, de momento, no se conocen detalles.

El BCE no será prestamista de último recurso, pero a cambio, se adelanta la puesta en marcha del ESM (Mecanismo de Estabilidad Europeo, dotado con 500.000 millones de Euros) hacia mediados de 2012, solapándose con el actual EFSF. Y se establece que el BCE será el encargado de gestionar ambos fondos, además de inyectar una cantidad cercana a los 200.000 millones de Euros en el FMI, involucrándole también a este respecto. Por su parte, China ha anunciado la creación de un fondo de 300.000 millones de dólares para comprar activos europeos y americanos.

Esta amalgama compuesta por distintos agentes (que precisa bastante concreción, pero tendría una gran envergadura), será la red de seguridad que soportará la crisis de deuda europea hasta su final. De los detalles de su puesta a punto, que requerirá futuras negociaciones, dependerá en buena medida el rumbo de los acontecimientos.

Las sanciones automáticas al incumplimiento de los límites de deuda y déficit, la potestad de la Comisión Europea para diseñar presupuestos, la sustitución del criterio de unanimidad por el de mayoría cualificada, la armonización de impuestos, la inclusión de tasas financieras a los bancos y la exclusión de estos en futuras reestructuraciones, o la no participación de Reino Unido y Hungría en los acuerdos, tienen una importancia menor.

 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar