7

Capitalia Familiar

En absoluto. En una democracia madura y seria, con unos líderes políticos con sentido de Estado y un cálculo político más allá de la aritmética partidista, la suma de escaños del PP y del PSOE (213) daría una amplísima mayoría de gobierno de concentración nacional sobre la base del diálogo y el consenso (a la que podrían sumarse también los 40 escaños de Ciudadanos).

Pero Rajoy no es Angela Merkel ni Pedro Sánchez es Sigmar Gabriel, ni en Alemania tienen que cargar con el peso de una Susana Díaz.

Así que, con estos políticos y sus intereses partidistas, los resultados electorales de ayer dejan a una España efectivamente ingobernable o, en el mejor de los casos, con un gobierno en debilidad y permanentemente coaccionado.

Una coalición de gobierno del bloque de izquierdas parece impensable, salvo suicidio político del PSOE en favor de Podemos. La formación de Pablo Iglesias exige la convocatoria de un referéndum por la independencia en Cataluña que el PSOE no acepta y que, de hacerlo finalmente, le pasaría una factura letal en el resto del territorio nacional. La reforma de la Constitución que también exige Podemos es por otra parte inviable dado el juego de mayorías tanto en el Congreso como en el Senado (en el que además el PP ha mantenido su mayoría absoluta).

Por tanto, en ausencia de un acuerdo de gobierno de concentración nacional entre el PP y el PSOE, España está abocada a varios meses al menos de parálisis de gobierno e incertidumbre política que, previsiblemente, acabará desembocando en la celebración de unos nuevos comicios, con las consiguientes implicaciones negativas para las perspectivas de recuperación de nuestra economía y la estabilidad de nuestro sistema financiero.

En este contexto, no podemos sino abundar en la que viene siendo nuestra recomendación desde hace ya años: minimizar al máximo posible la exposición al riesgo España. 

  1. #9
    23/12/15 21:03

    Que gracioso: "aritmética partidista", "cálculo electoralista", ... Yo creo que el autor sabrá mucho de inversiones, pero del sentido profundo de la democracia no tiene ni idea. Esa aritmética es un reflejo de la sociedad española.

    Está claro que los defensores del status quo lo van a defender con uñas y dientes. Y ahora además exigen al PSOE a que les eche una mano, basandose en una supuesta 'altura de miras' que no es más que una milonga para seguir gobernando. El PP jamás lo haría si la situación fuera al revés.

    Y para colmo ahora hasta se aplaude que los 'poderes fácticos' nos sometan. ¿Democracia para qué, existiendo un poder superior? Que se junten Goldman Sach y la Otan y decidan y ya está.

  2. en respuesta a Berkaloff
    -
    #8
    23/12/15 18:56

    El PPSOE hoy es como el chavismo. Tratará de mantenerse en la silla, pero el poder real que le daba el ciudadano, lo habrá perdido. Y es cosa de tiempo antes de que el PPSOE y el madurismo toquen fondo, pero lo harán. No pueden ir en otra dirección a menos que se preocupen por ayudar al ciudadano de verdad, pero la costumbre hará que no lo hagan.

  3. #7
    23/12/15 18:53

    La idea catastrofista frente a un cambio de tendencia suele ser la norma, porque el cambio empuja miedo.
    Pero miro al PSOE que endeudó al España con el FMI para rescatar bancos, y al PP que tomó medidas para empeorar el paro, y me pregunto si realmente hay alguien que lo pueda hacer peor. Es como haber tocado fondo y tener un cambio de tendencia.

    ¿Habrá doble suelo? En ese caso al menos se ha detenido la caida.

    Para mi humilde opinión, la señal es positiva, porque el electorado envía el mensaje a los políticos que indican la fractura del bipartidismo. La fractura no es sinónimo de algo malo, simplemente un estado de transición, algo así como cuando se fracturó el muro de Berlin. Era un muro que no servía para nada bueno, igual que el PPSOE.

    Igual que el electorado rompió el muro en Venezuela y Argentina, así también lo han hecho en España. No lo veo tan malo. ¿Cuál es el riesgo de España? El resigo sería que no haya tocado fondo, pero para eso se requiere que los que se esfuerzan por hundir, logren su propósito. Y eso no parece tan viable hoy, al menos desde mi punto de vista.

  4. #6
    22/12/15 19:49

    !Qué bien! El PSOE y el PP, van a hacer política, por primera vez, desde la transición.

  5. #5
    22/12/15 19:46

    Hace 5 años que le digo a todo el mundo que el próximo año 2016 será un buen año. Que echen el curriculum y que esperen lo mejor. Predije la crisis a nivel de mis amigos y conocidos, y me daba vergüenza ser tan pesimista; pero no lo que nunca imaginé es que fuera tan profunda y tan larga.

    Entonces fui pesimista, ahora me permito ser optimista, en contra de lo que todos piensan. De hecho ahora sería bueno invertir; pero sin prisas. NO en la fase más agitada sino, a lo largo del año, en cinco tandas, dejando posiblemente la última sin realizar, pues me gusta volver a casa con un cartucho de más.

  6. #4
    22/12/15 19:39

    Cuando nos encontramos con una situación difícil como esta, tendemos a pensar en lo peor...; pero es eso lo que no suele pasar (hay excepciones) Estoy seguro de que habrá un acuerdo entre PP y PSOE, tras un "baile" del último para quedar bien. No saldrá elegido Rajoy en la primera convocatoria, y es lo que pretende toda la oposición y da por descontado.

    Eso sí, quedará un gobierno que se tachará de débil, con ataques furibundos de los partidos minoritarios y mociones de censura que no irán a ninguna parte.

    PP y PSOE mirarán con lupa las encuestas para deshacer ese gobierno; pero casi agotarán la legislatura. Pedro Sánchez tendrá que moderar su ira y aprender a mantener las formas, pues no es a los publicistas que le asesoraron en campaña los que van a ser consultados.

    Detrás de todos los partidos están los Poderes Fácticos (USA, Europa, la Banca...) etc que no financian a los suicidas.

    Llegada esta fecha del año, recomiendo a mis amigos que escriban en un papel sus grandes temores, que lo metan en un sobre con su nombre por fuera, que lo cierren y lo pongan donde lo encuentren el año siguiente... Verán entonces que NINGUNO de sus temores se hizo realidad.

    Las situaciones muy graves nos pillan desprevenidos y terminamos por aceptarlas, por graves que sean. Y esta no lo es.

    Lo sensato sería ponerse a pensar, bajo estos parámetros, en cómo estaremos dentro de un año. Sin pasión y sin miedo.

    La llamada crisis actual, ya esta descontada por los partidos, incluso antes de las elecciones. Delante de nosotros se pegan y por detrás hay mucho entendimiento, y seguro que pronto llegarán a besarse. Lo he visto mucho en mi vida profesional.

  7. #3
    21/12/15 22:06

    La clave la distingo en los intereses partidistas y creo que siempre lo ha sido, hasta podría decir que de alguna manera u otra durante el tiempo de la legislatura la oposición sea el partido que sea tergiversen el voto al ciudadano , no se si lo explico correctamente. Asimismo es muy triste lo que escribes si nos vemos expuestos a una pronta celebración de unos nuevos comicios. Mientras que la ciudadanía solo desea observar de una vez por todas como poco se solucionan o resuelven las deficiencias u ofensas en España.
    Saludos

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar