Qué es la inversión ESG: Tendencias y visión Macro

Qué es la inversión ESG: Tendencias y visión Macro

En este post vamos a ver de la mano de Luciano Diana (Pictet) que es la inversión ESG, tendencias del sector y una visión Macro. En el post también se explica cómo seleccionan las empresas el equipo de gestores de Pictet. Disfrutar del post.

Inversión ESG
Inversión ESG


Tendencia actual de la inversión ESG

La incorporación de factores ASG (ambiente, sociedad y gobernanza) al proceso de inversión permite capturar todo lo que resulta material para una compañía, que, más allá del análisis financiero, el inversor debe conocer. Su valor añadido consiste en complementar la perspectiva de inversión tradicional, como una lente de aumento. De hecho forma parte del amplio concepto de inversión y capitalismo responsable.

Al respecto creemos que la exposición a las tendencias ambientales ofrece a los inversores rentabilidades atractivas ajustadas al riesgo, independientemente de la etapa del ciclo económico.

El caso es que las primeras definiciones de inversión medioambiental eran demasiado estrechas. Hace diez o 15 años se trataba de energías renovables, lo que conllevaba volatilidad y modelos de negocio no necesariamente fuertes. Sin embargo, desde entonces, el panorama ambiental ha cambiado, pues las energías renovables son rentables tras años de innovación tecnológica y reducción de costes. Además, con la creciente conciencia sobre desafíos ambientales y continua innovación tecnológica, las tecnologías y productos para servicios ambientales se han expandido mucho más allá del ámbito de energías renovables.

Actualmente, para que una empresa sea considerada en nuestra estrategia Global Environmental Opportunities no basta con que sea responsable. Debe ofrecer una solución eficiente en cuanto a uso recursos naturales, calidad ambiental o control de la contaminación. Es la ASG 3.0.

Potencial de crecimiento de las empresas ESG

Además, se han acelerado varias mega tendencias en este escenario de pandemia, incluyendo la sostenibilidad. Ahora el público tiene una idea más clara de la relación entre salud humana y medio ambiente. De hecho observamos fuerte demanda de inversión medioambiental, pues la expectativa de crecimiento del correspondiente universo sigue siendo muy superior al índice mundial.

Además, en tiempos de turbulencias, Todos estos planes van a ser catalizadores de miles de millones de dólares de inversiones públicas y privadas en infraestructuras “verdes” y tecnología medioambiental, lo que genera la perspectiva de mayor crecimiento económico, nuevas oportunidades de inversión y restablecimiento del medio ambiente.

Según un estudio reciente, diez millones de dólares invertidos en tecnología verde pueden proporcionar 80 puestos de trabajo, frente a 25 de la energía fósil. De hecho, la electrificación y la digitalización de sectores enteros de la economía como el transporte, fabricación, edificios, construcción, está a punto de acelerarse. Esto beneficiará a proveedores de soluciones disruptivas en energía renovable, eficiencia energética y economía desmaterializada. El peso de este último segmento se ha ido incrementando desde la creación de la estrategia.

Hay que tener en cuenta que el impacto medioambiental de estas tecnologías va a ser cada vez más claro. 2020 ya ha sido el segmento de mejor comportamiento y actualmente supone el mayor peso en la cartera, especialmente en cuanto a compañías de software para I+D de grandes clientes y fabricantes de equipos para semiconductores.

Pilares esenciales de la ESG
Pilares esenciales de la ESG


Además, es probable que las empresas que contribuyen a un entorno más limpio vean una demanda robusta, especialmente las que reducen los efectos negativos de la contaminación para la salud y ayudan a prevenir enfermedades y reequilibrar la relación entre seres humanos y la naturaleza.

Estrategia de inversión en acciones ESG

Ahora bien, el problema al que se enfrentan los inversores es que no existe un método universalmente aceptado para medir la huella ambiental de una empresa. Gran parte de la auditoría ambiental que se leva a cabo es demasiado subjetiva o de alcance demasiado estrecho. Así, saber cuánto carbono emite una empresa es útil, pero no da la imagen completa.

La falta de normas universales deja la puerta abierta al “eco-lavado” por parte de las empresas y gestores de inversiones.



Por ello identificamos entre las cien industrias globales aquellas de menor huella ambiental, así como proveedores de soluciones medioambientales según el marco científico de nueve límites medioambientales de la Tierra de Stockholm Resilience Centre, que excluye la parte de más riesgo de la economía: emisiones de CO2, acidificación de los océanos, contaminación química, cambios de uso del suelo, agotamiento de suministros de agua dulce y biodiversidad, entre otros.

En concreto, tenemos en cuenta la huella medioambiental completa de cada empresa a lo largo de todo el ciclo de vida de sus productos o servicios. En los vehículos eléctricos, por ejemplo, no se trata sólo de las emisiones resultantes de la fabricación del coche, sino también las emisiones generadas (o ahorradas) durante su uso hasta el final de su vida útil.



La estrategia se puso en marcha en 2014 y el proceso de inversión, demostrado a lo largo de décadas, es común a todos nuestros fondos temáticos. En el equipo somos tanto gestores como analistas, llevando a cabo nuestras propias investigaciones, con la colaboración de otros equipos temáticos de inversión de Pictet AM, como agua, energías limpias y madera, con los que intercambiamos ideas con frecuencia. La pureza enlaza con el tema.

Los factores ASG se integran en el proceso de inversión para determinar el peso de las empresas. Partimos del universo de 40.000 en todo el mundo. En un primer paso analizamos sí son compatibles con los límites planetarios. Eso deja automáticamente fuera a los sectores de combustibles fósiles, compañías químicas, grandes empresas industriales y materias primas y reduce nuestro universo a 4.000 empresas.

A partir de aquí identificamos las empresas que proporcionan soluciones ambientales relacionadas con los límites planetarios de una manera significativa, calculando su nivel de pureza.

Así es como nos centramos en 400 empresas que muestran al menos 20% de exposición a al menos una solución ambiental. Tras el análisis fundamental el resultado es una cartera concentrada de 50 posiciones, reflejo de nuestras mayores convicciones. Es un proceso de inversión muy diferente al de seleccionar las mejores de su clase o aplicar criterios ASG.

Preferimos modelos de negocio defensivos y evitamos las partes más cíclicas de la economía. Nuestra selección muestra mejores perfiles ASG que las carteras convencionales, con empresas mejor gestionadas. Integramos factores ambientales y sociales, apoyados por proveedores de datos y análisis de controversias.

En conjunto históricamente en torno a 95% de las empresas en cartera está formada por los “buenos ciudadanos del mundo”. Al analizar la calidad de la gestión de la empresa integramos factores de gobernanza. Además, ejercemos el derecho al voto y, en su caso, dialogamos con las empresas.

También evaluamos el impacto de los productos y servicios empresariales en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas por encima del índice MSCI ACWI promedio. Pictet Global Environmental Oppor- tunities muestra una mayor exposición a “Consumo y Producción Responsable”, “Industria, Innovación e Infraestructura”, “Agua Limpia y Sanitaria” y “Acción Climática”.
Proceso de inversión en empresas ASG
Proceso de inversión en empresas ASG
Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar