Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Berbis Swap
El mundo de las divisas y las finanzas internacionales

¿Como pido finanicación a mi banco?

Quién más quien menos habrá escuchado, e incluso, sufrido en sus propias carnes que la banca ha echado el cerrojo o que ha cerrado el grifo. Lo cierto es que mes a mes el número de hipotecas concedidas baja, y lo hace también el capital prestado. Conocer qué es lo que puntúa en estos momentos de forma positiva a la hora de solicitar un crédito es clave para saber si nuestro perfil se ajusta a las condiciones que ahora exigen las entidades bancarias.

Los umbrales de concesión de créditos



La llave para acceder a un crédito no tiene nada que ver con al suerte ni con el azar, ni mucho menos con al disposición de soportar jornadas de negociación entre entidad o cliente. Los requisitos que el cliente debe cumplir para que la entidad le otorgue un crédito han sido desde siempre los mismos, pero lo que la crisis ha provocado ha sido un cambio en los umbrales de esos requisitos. Ahora las entidades son mas exigentes.

Probablemente el cambio más representativo se ha producido en os limites del capital prestado. Adiós a las hipotecas que rondaban el 100%, o incluso superaban el valor de tasación del inmueble.

Para que no hagamos cálculos erróneos y no nos llevemos una sorpresa ante la negativa de la entidad, debemos interiorizar que será muy difícil que el capital prestado pueda superar el 75% del valor de tasación del inmueble.

¿Somos solventes? Ahí está la clave



La morosidad crece y llega a cuotas que no se alcanzaban desde hace 13 años. Tanto es así que en estos momentos las familias y empresas españolas deben más de lo que tienen ahorrado. ¿Qué efecto produce esta situación en bancos y cajas?. Miedo. En estos momentos, a las entidades les da más miedo que nunca conceder créditos. De ahí que otro de los parámetros que haya cambiado con respecto a épocas anteriores sea el de los niveles de solvencia del solicitante.

Un error muy común es el de asociar la palabra solvencia con la cantidad de ahorros que podamos tener depositada en los bancos. Obviamente tiene que ver, pero también con las rentas presentes y estables, y con nuestra capacidad para generar ingresos futuros.

La calidad de nuestros contratos también puntúa



Las entidades bancarias se han vuelto cautelosos y prudentes (a buena hora...) y sólo prestan el capital a las personas que tras pasar el examen del Departamento de Riesgo aprueban. Para elaborar el veredicto, las entidades tienen un porcentaje como horizonte el 40%. Esto es, que para hipotecarnos no dediquemos más del 40% de nuestros ingresos mensuales en el pago de las cuotas de préstamo. La calidad de los contratos y el futuro laboral de los solicitantes también pasa por la lupa de la entidad. Quienes tengan un contrato indefinido, bien remunerado y sin visos de que su puesto vaya a peligrar obtienen una mayor puntuación (por ello todos queremos ser funcionarios...).

El papel del avalista habia permanecido durante años guardado en el olvido, pero con la crisis vuelve a cobrar protagonismo. Se trata de la persona que asume el compromiso de hacer frente a los pagos de la hipoteca en caso de que sus titulares incumplan con la obligación de pago.

El endurecimiento de las condiciones no es algo ajeno para el avalista; de hecho, las exigencias financieras se trasladan a esta figura también. Para ello, las entidades pueden solicitar las nominas, la última declaración de la renta, o la entrega de avales patrimoniales que aseguren que el avalista podrá responder con bienes y con liquidez suficiente al pago de la hipoteca en caso de que la situación de la persona a la que avala lo requiera.

Nuestro historial crediticio



Otro de los requisitos que hay que cumplir es el tener un buen expediente crediticio. Lo que se revisa son los prestamos que se han tenido, y sobre todo si hemos sido buenos pagadores o arrastramos impagos. Figurar en los registros de morosos, ASNEF o RAI, no es algo que puntúe de forma positiva. Ante la duda, conviene comprobar que nuestro nombre no aparezca en ningún listado , y en caso de que así sea tratar de que lo eliminen, siempre y cuando hayamos liquidado las posibles deudas pendientes.

Hay otro elemento no determinante, pero si influyente: la relación y vinculación que se tenga con al entidad a la que se solicita el crédito. La cantidad de años que llevamos siendo clientes y la contratación de otros productos financieros, nos pueden hacer subir la nota.


¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap
¿Te ha resultado interesante? Suscríbete vía email o RSS a Berbis Swap

  1. #1

    Anonimo

    Solvencia es la clave

  2. #2

    Anonimo

    Hola!. Yo soy una víctima del Scoring-Rating, ya que últimamente hasta para pedir un portatil de 1.200€ con los ICO me sale el Scoring alto y lo han tenido que enviar a estudiar a riesgos. Os explicaré mi caso brevemente porque según he leído en el blog igual lo mejor será que cambie a un banco que no tenga historial mío.Soy autónoma desde hace tres años y con dos ejercicios fiscales cerrados en beneficios. Soy clienta del banco muchísimos años más. Mis beneficios y facturación van a mejor. Aunque mi realidad es conseguir cobrar lo suficiente para pagar y que no me sobre.Pero sigo siendo Scoring de alto riesgo. Tengo la hipoteca de mi piso con ellos al 70% del valor hipotecado. Años atrás pasé malos momentos económicos, nunca llegué a la justicia, tan solo descubiertos, cuotas impagadas y alguna vez en el Asnef por importes inferiores a 1.000€ durante poco tiempo, pero ahora ya no estoy en ninguna lista...mi pregunta es, es este historial el que me está afectando para mal en mi scoring? sería mejor mi scoring si me fuese a otro banco donde no tienen historial mío? o este historial aparece por todas partes? os agradecería una contestación porque me lleva frita el Scoring para pedir cualquier credito..muchísimas gracias

Autor del blog

  • Berbis

    La cita: El éxito es conseguir lo que se desea. La felicidad es apreciar lo que ya se ha conseguido

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar