Rankia España
Acceder
Blog Aprender a Operar
Aprende a mejorar la rentabilidad de tus inversiones, con criterio

¿Porqué es tan dificil comprar barato y vender caro?

¿Cuantas veces habremos oído, o dicho, “si este valor, o índice bajase hasta este punto me lo compraba, y luego cuando ocurre no hacemos nada”?

Cuando realizamos nuestro análisis, a la hora de decidir donde nos gustaría tener la opción de comprar, y/o vender, nuestras inversiones en el mercado, las realizamos sobre un escenario concreto, el del momento actual.

¿Qué ocurre cuando el valor que estábamos queriendo comprar alcanza la zona de precios que antes nos parecía un “chollo”?

Pues que el entorno ya no es el mismo, ese escenario en el cual escogimos nuestro punto de entrada ya no existe, ha cambiado. Por desgracia, cuanto mejor es la oportunidad de compra, peor es el aspecto que muestra la situación que nos rodea, más riesgo latente se percibe y más incertidumbre hay en el mercado. Basta con ir a un gráfico histórico de cualquier índice de renta variable y localizar las zonas de mínimos, que a la larga, han sido buenas oportunidades de compra durante las últimas décadas, para ver que lo que ocurría entonces, no invitaba precisamente a invertir en bolsa.

Del mismo modo que cuando surgen las buenas oportunidades de compra el entorno es tan hostil, cuando habría que vender, la sensación de euforia suele estar presente, y cierto sentimiento de avaricia se apodera del inversor, y piensa que “al ritmo que crecen mis beneficios cada semana, puedo estirar y aguantar un poco más la posición antes de venderla”.

¿Qué hay que hacer entonces? Por desgracia no creo que haya una respuesta única a esta cuestión. Dependerá del perfil de cada inversor. Según el grado de aversión o apetencia por el riesgo que tenga cada uno, el momento de entrar al mercado se presentará más o menos apetecible en cada instante. Mientras que a un inversor arriesgado le pueda tentar una valoración muy baja como argumento de compra, pese a que la situación parezca lejos de solucionarse. Para otro inversor con más aversión al riesgo, preferirá esperar a que el escenario tenga visos de solucionarse antes de comprar, aunque ello implique entrar al mercado con un potencial de subida menor, porque parte de la recuperación ya se ha producido.

  1. #1

    Tito11934

    pues si asi es la vida. Pero que facil seria hacerlo a toro pasao.
    Un saludo.

  2. #2

    Pablo Gil

    en respuesta a Tito11934
    Ver mensaje de Tito11934

    Desde luego, yo he estado presente en todos y cada uno de esos momentos del gráfico, y te aseguro que no era precisamente un entorno en el que apeteciese invertir. Incluso te diría que no hubiese sido prudente hacerlo, porque en muchos de ellos no era obvia la solución, ni cuando llegaría. Como ves en el gráfico, en algunos casos la crisis duraba meses solo, pero en otros llevo varios años. En general, el movimiento acaba con una "capitulación" del inversor, es decir cuando un porcentaje elevadisimo del mercado avandona la esperanza de rebote y liquida la mayor parte de su cartera. Cuando ya no hay posiciones abiertas, (o son pequeñas), es cuando cualquier estabilización de la crisis produce la reentrada de los compradores.
    Un saludo

  3. #3

    Pelos sr

    No lo hago nunca, pero quizá, para eliminar ese componente de avaricia o pánico, un inversor a largo plazo debería utilizar OPCIONES. (Pero sin apalancarse).
    Hace poco me comentaba un entendido: todos sabemos que los 4 euros, o 4 y pico, son a medio plazo un buen precio para santander... sin embargo cuando llegó a ese preco !no compré! (pánico, aun bajará más , etc, etc)
    ¿Por qué no tener una opción que te obligue a comprar a 4.5 euros, pro ejemplo?, en un mercado estable?? si este precio nos parece rezonable... ingresamos por la opción y si se da la circunstancia.... compramos las acciones, sí o sí.... (por ello lo de tener cuidado con el apalancamiento, por si tenemos que tragarnos todas las acciones). Y a su vez.... nos podemos plantear un precio de salida, que nos obligue a vender sí o sí al precio que estimamos previamente como bueno .
    No es una estrategia que domine.... pero me parecería bastante interesante aplicarla.
    ¿qué opina de ello?
    Un saludo

  4. #4

    Pablo Gil

    en respuesta a Pelos sr
    Ver mensaje de Pelos sr

    La idea es buena, pero implementarlo no es fácil. Me explico. Las opciones se compran y venden a un plazo determinado. Las más estandar, y liquidas, coinciden con los vencimientos del mercado de futuro, (cada tres meses: marzo, junio, septiembre y diciembre). El precio de las opciones está determinado por varios factores (se les llama las "griegas", porque son Beta, Theta, Vega, etc). Cada una de dichas variables importa, ya que una mide el tiempo que falta hasta el vencimiento de la opción, otra mide la volatilidad o riesgo del mercado, otra la sensibilidad del movimiento del valor en funcion de lo que hace el mercado, etc. A nivel particular no es fácil decidir como y cuando implementar una idea concreta en opciones. Puedes optar por ser comprador de la misma, en cuyo caso "gastas" dinero en tener la opcion de compra o venta (se le llama "prima de la opción"), o puedes ser vendedor de la misma, en cuyo caso recibes "la prima", pero estás obligado a vender si se da la situación en que el comprador quiere ejercer su derecho a comprar. Cuales son las dudas más comunes:
    * ¿A que plazo lo hago?
    * ¿Y si tengo la opción de compra pero el valor no alcanza mi nivel y vence mi opción?
    * ¿Me compro otra y vuelvo a gastarme el dinero en la "prima"?
    * ¿Es mejor comprar la opción a muy largo plazo para que haya más probabilidades de que pueda ejercer mi opción...pero entonces es más cara no? Si
    * ¿Y si espero a comprar la opcion a que el precio del valor (Santander por ejemplo) este llegando a la zona que me interes, a 4.5 ? ...entonces la volatilidad se habra disparado y la probabilidad de que la opcion se ejecute es alta, lo cual hace que el precio de la prima sea muy elevado.
    Creo que si conoces a alguien que controle un poco de opcione,s y tienes la idea clara de que quieres hacer, y cuando crees que va a ocurri,r es una buena alternativa, pero no es facil decidir, y gestionar esa posición. Gracias por tu comentario.

Autor del blog

  • Pablo Gil

    Pablo Gil fue socio fundador de BBVA&Partners Alternative Investments en 2001, y encargado de la gestión cuantitativa en los fondos con estilo “market neutral financiero” desde entonces hasta 2013. Cuenta con más de 25 años de experiencia en gestión directa en mercados de capitales. Anteriormente fue director del departamento de análisis técnico del Banco Santander. Fue profesor asociado de Análisis Técnico y Cuantitativo en el CEU Business School desde 1992 hasta 1997.

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar