Rankia España
blog Buscando precios de compra
Valoración de acciones realizada por Bdl333

El “favor” envenenado de China

El primer ministro chino, Wen Jiabao, está haciendo una ronda de visitas por diferentes países europeos, y en todos los lugares que visita los políticos locales le piden lo mismo: que acelere la apreciación del yuan frente al resto de divisas internacionales, para que el resto de países seamos más competitivos, podamos exportar más y así equilibrar un poco la balanza comercial. Pero el único compromiso que parece que le están arrancando es el de comprar deuda de los países que visita y además comprar deuda de los países periféricos europeos que tan necesitados estamos de compradores de deuda. Hace unos días decía que iban a comprar deuda griega, ayer la noticia era que continuarían comprando deuda española.

Lógicamente este compromiso de compra de deuda no es altruista sino que va acompañado de una contrapartida por la que los países beneficiados se comprometen a comprar o mejor dicho seguir comprando productos chinos, aunque ahora parece que están pidiendo que se compren también productos de más alta tecnología.

Supongo que los políticos, que tienen las miras puestas en el corto plazo, estarán encantados ya que les resuelve el problema del alto coste financiero que estaban alcanzando las nuevas emisiones de deuda. A mayor número de peticiones menor tipo de interés pagado por la misma deuda.

El problema se presenta en el largo plazo, ya que con esto lo único que conseguimos es que el gobierno baje la guardia, no se acometan las reformas estructurales que ya deberíamos estar tomando, aumentar el déficit comercial, y aumentar también el ya alto endeudamiento de las empresas españolas y del Estado.

China no nos está haciendo ningún favor comprando deuda, se lo hace a ella misma. Nosotros lo que necesitamos es ser más competitivos con respecto a los otros países y así poder exportar más y reducir nuestra balanza comercial y nuestra deuda. Los favores que en realidad lo único que consiguen es aumentar nuestro nivel de deuda no los necesitamos para nada.

Si ya estamos lo suficientemente endeudados con Alemania, Francia y otros países europeos… ¿para qué queremos añadir otro acreedor más a la lista? si al final nos van a machacar para que les paguemos lo que les debemos.

Saludos.

Nota: Para ver el indice de las empresas publicadas pinche aqui

  1. #1

    Alejperez

    Los que nos envenenan no son los acreedores, sea China o Alemania, sino los políticos que nos endeudan hasta las cejas...

    2 recomendaciones
  2. #2

    Comstar

    Creo que esto ayudará a explicar mejor la situación: La guerra EUA vs China, propuesta por Krugman

    Cambien a EUA por España y eso será lo que obtendrán. Es que los chinos no quieren una moneda fuerte para no pasar lo mismo que vive Japón. EUA y Europa quieren una moneda fuerte como país financiero y creen que ser rico es "tener dinero", y China quiere ser país productor y lo que le interesa es "ganar dinero". Y allí es de donde viene El horrible dilema: Inflación o desempleo. China prefiere la inflación, porque tiene una cultura que absorbe muy bien la inflación. Europa y EUA prefieren el desempleo.

  3. #3

    Daniel Bravo

    en respuesta a Alejperez
    Ver mensaje de Alejperez

    Es como decir que la culpa de la gente super-hipoteca es de los bancos. El banco presta dinero, pero si te has comprado una casa que no podías pagar la culpa es tuya.

    Con los países pasa lo mismo.

    Saludos!

  4. #4

    Madoz

    Depende de cómo se mire y lo que interese.
    Pero el endeudamiento principal español no está sucediendo ahora, sino que ahora es más público, porque el endeudamiento viene sucediendo años atrás.
    Antes eso se veía bien y síntoma de que confiaban en nosotros y su devolución y ahora que es menor con diferencia, se ve mal.
    En pleno crecimiento desmesurado pasado, no era políticamente correcto criticar esto, pero ahora se pone de moda la critica a contracorriente de las dos primeras potencias económicas.
    Repito la drogadicción dura del sistema, viene de atrás y esto es un sustitutivo o metadona, para dejarlo.
    Para algunos que no tienen ni idea, del tratamiento al drogodependiente, dirán que es mejor crear un shock en el sistema de deuda, para que reviente todo con el efecto en cadena.
    Buen tratamiento, si el drogodependiente la palma con un paro cardiaco, menos carga para los demás y ya no hay necesidad de tratamiento, esto aunque DISMINUYA la dosis, como viene pasando.
    Antes se decía que era porque los mercados no confiaban en la deuda pública, ahora se critica al prestatario, avanzamos en que lo del impago fue un engaño y seguirá siéndolo para obtener más rendimiento.
    Comstar como buen internacionalista, entiende el dilema, de que las políticas actuales de estímulo, exportan la inflación a China, pero el engaño a la opinión pública de los ahorradores compulsivos, está en que China lo hace para evitar una crisis financiera, porque ha vivido allí el resultado del ahorrador obsesivo-compulsivo.
    Un saludo

  5. #5

    Fvcalter

    Lo que pasa que China tiene una cantidad enorme de billete verde ($) en su poder, y como la FED no para de imprimir, el dragón rojo teme que se davalue demasiado el dolar y se quede con el culo al aire, por eso no para de comprar deuda, y no solo española.

    Los chinos, o la cultura de los chinos, es siempre a largo, nunca piensan a corto, y la pregunta es ¿Saben algo los chinos que nosotros no sepamos sobre USA?

    UN SALUDO

  6. #6

    Juanff

    Otra forma de potenciar la economía nacional y Europea sería apoyando al mercado interior, y aquí también entran en juego los gobiernos de la UE y EE.UU. Coordinado su política monetaria y comercial contra China se cerrarían sus dos grandes mercados, ya que la balanza comercial esta muy desequilibrada a favor de China se vería forzada a negociar. Los grandes perdedores serian aquellas empresas que se hubiesen deslocalizado hacia China.

    S2

Autor del blog

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar