Libertad financiera y tasa de ahorro

8
Recientemente se ha venido publicando en la prensa que la tasa de ahorro de los españoles está en máximos históricos. Estrictamente la tasa de ahorro es el porcentaje de los ingresos que destina una persona para el ahorro. Así, si uno gana 1000€ al mes y destinan 200€ mensuales a su capital de ahorro tendrá una tasa de ahorro del 20%. En el gráfico adjunto podemos ver como efectivamente a partir de la crisis dicha tasa se dispara. Como vemos, con anterioridad a la crisis teníamos una tasa de ahorro constante en torno al 11% mientras que actualmente ya alcanzamos un 18% de media. Parece que el aumento de la incertidumbre crea una sinergia de reducción del consumo que a la vez retroalimenta y contrae más las ventas, sobretodo de los productos más prescindibles.




Bien, si nuestro objetivo es ahorrar debemos tomar como referencia la tasa media con el objetivo de que nosotros estemos por encima de esa media. Mi objetivo es estar por encima del 20% a ser posible en el 25% lo cual es una cifra que está más que bien, como vemos. Naturalmente según los ingresos será posible alcanzar una determinada tasa o no. Yo cuando vivía aun con mis padres podía mantener tasas de más del 50% ahora si llego al 25% ya me puedo dar con un canto en los dientes bien es verdad que también mis ingresos son mayores por fortuna. Pero esa es la idea, marcarnos un objetivo e intentar ser firmes con él. Si hace falta apretarnos el cinturón un mes para mantener la tasa en los valores fijados pues se hace. Puede parecer ridículo pero si perdemos la disciplina el dinero se nos escapará sin remedio y cuando nos vayamos a dar cuenta apenas habremos ahorrado una miseria.

Poseer una buena tasa de ahorro es clave en las fases iniciales del plan ya que la principal contribución a la acumulación de nuestro capital será precisamente debido a dicha tasa. Cuando por fin alcancemos la tan ansiada libertad financiera el ahorro dejará de ser una dificultad ya que la rentabilidad de nuestro capital por si sola producirá un ahorro incluso mayor que el procedente de nuestro sueldo. Podremos en ese momento replantearnos nuestra situación vital... o bien trabajar menos o incrementar un poco nuestro tren de vida sin perder de vista que hay que mantener la acumulación creciente de capital. A menos que ya estemos jubilados, momento en el cual ya lo que nos interesa es disfrutar de lo ahorrado.

Pero, ¿porqué la disciplina del ahorro nos va a ayudar a conseguir la libertad financiera? Porque nos enseña a no necesitar tanto para vivir. Es una idea importante, difícil de digerir para muchos y que explica porque hasta ahora la tasa de ahorro se ha mantenido en niveles tan bajos hasta la crisis. La sociedad de consumo nos enseña a necesitar en todo momento más y más cosas. A no pensar en el mañana, pensar solo en el hoy. A tenerlo todo ya, aunque haya que endeudarse, y lo que es peor aun que no lo necesitemos en absoluto. Conviene tener claras las ideas al respecto y no perder la perspectiva. No queremos acumular un capital para luego vivir como reyes. Si eso es lo que pensáis entonces es que no tenéis el mismo concepto que yo de libertad financiera. A menos que las cosas nos vayan muy pero que muy bien, partiendo de los capitales que partimos difícilmente haremos una fortuna a corto plazo como ya vimos en la entrada anterior. Acumular una gran cantidad de capital que rente y nos de de vivir no nos va a dar riqueza. Es posible que mejore nuestro tren de vida sustancialmente pero tampoco nos hará vivir como marajás. Conviene tenerlo claro. Lo que nos va a dar es tiempo que es el bien más preciado que tenemos. Tiempo para no tener que depender ni siquiera de un trabajo.

Se que sonará un poco tópico pero la mayor riqueza no es la material sino la espiritual. El dinero lo podemos cambiar por riqueza material, comprando cosas, o por riqueza espiritual comprando tiempo. Con ese tiempo podemos hacer lo que realmente nos gusta hacer y no lo que estamos obligados a hacer para vivir. Evidentemente que la compra de bienes materiales siempre estará ahí y que una mayor riqueza monetaria nos lo va a permitir pero siempre con moderación, ese es mi punto de vista y no se si todos lo compartís.

El punto al que quiero llegar es que nuestras necesidades materiales serán las que marquen realmente el momento en el que alcanzaremos la libertad financiera. A más necesidades y deseos más lejos la tendremos. Por eso, tan importante es que aprendamos a manipular nuestro dinero y a gestionar las finanzas como a reprimir nuestros deseos inmediatos. Lo queremos todo, pero hemos de entender que todo no se puede tener y hemos de saber medir qué nos podemos permitir y qué no. Hay una variable muy útil para medir el coste real de un objeto o servicio o lo que sea que vayamos a intercambiar por dinero. Midamos cuanto tiempo nos habría costado acumular esa cantidad de dinero. Si ahorrábamos 400€ al mes un televisor último modelo de 800€ nos supone 2meses de ahorro. Es bastante, por no decir mucho. ¿Realmente vale la pena cuando los hay de excelente calidad y a mitad de precio? El dinero es solo un medio nos da la equivalencia entre nuestro tiempo y los bienes materiales. Lo que a ti te costaría años conseguir un piso nuevo por ejemplo, otro lo conseguiría en apenas 6 meses. Pero él está a otro nivel el sí se lo puede permitir excepcionalmente, ¿pero nosotros? ¿Hipotecarnos a 30 años? A mi por más que me lo expliquen me parece muy fuerte meter 30 años de nuestra vida por un bien material, aunque sea una casa.

El momento en el que cada uno alcance su libertad financiera será pues diferente y dependerá de como haya aprendido a vivir. Si somos capaces de ser plenamente felices ingresando 3.000€ mensuales en cuanto estemos percibiendo una cantidad mayor que esa ya podríamos empezar a plantarnos. En ese momento podemos ir por dos caminos. O buscar un incremento material de nuestra calidad de vida, yendo aun más allá no solo ganando tiempo sino incrementando esa rentabilidad a un nivel millonario. Pero esto nos costará esfuerzo también no lo olvidemos. La otra posibilidad es más tranquila y sosegada. Alcanzada dicha meta simplemente nos acomodamos, reducimos nuestro tiempo de trabajo, nos dedicamos a lo que nos guste hacer y reducimos el riesgo en nuestras inversiones al mínimo. Dejamos una cierta tasa de ahorro sí pero renunciaremos a seguir incrementando indefinidamente el capital. Tampoco debemos ser sus esclavos, la acumulación sin ningún objetivo no lleva tampoco a ninguna parte más que a gastar el tiempo en hacer dinero. Nosotros queremos el tiempo para nosotros, no lo olvidemos.
  1. #8
    Anonimo
    02/12/09 15:09

    Es una dato importante Antonio. La ley fiscal comtempla esa posibilidad con la única condición de que, obviamente, se justifique que el dinero se dedica a la compra de una vivienda. El problema es que los bancos, que son muy cucos, NUNCA te informan de esto. Yo mismo estuve 1,5 años con una cuenta vivienda que rentaba al 1.75% y al enterarme cambie a un depósito al 6% (hace año y medio en Cajamar).

    Esta claro que eres tu el que tiene que mover el culo para sacar rentabilidades interesantes, porque si esperamos que nos saquen las castañas del fuego....

    Gracias Tito, por tu comentario. Me parece muy acertado y a ti, Zaratutra, por supuesto.

    Rubén

  2. #7
    02/12/09 14:14

    Correcto, Antonio. Eso mismo comenté en el post de "sumideros de dinero" muy de pasada. Realmente la cuenta vivienda no es necesaria ya que la deducción es por ley. Así que si uno compra una vivienda se la aplicarán. De todas maneras creo que de cara al año que viene van a reducir las deducciones pero vamos, al que quiera comprar le aconsejo que lo haga con una buena entrada sino no vale la pena porque vas a acabar pagando 2 veces más. De todas maneras, hoy por hoy y tal y como esta el tema prefiero clarísimamente alquilar a comprar. Estamos en este mundo para vivirlo un poco no para quedar esclavizados al banco todo el resto de nuestros días. Es mi opinión.

  3. #6
    Anonimo
    02/12/09 14:02

    Saliendome un poco del tema que estaís comentando pero algo relacionado. Se puede utilizar cualquier producto financiero como "cuenta vivienda", es decir, se puede acceder a las deducciones fiscales, sin tener una "cuenta vivienda". Ese nombre (cuenta vivienda) es un nombre comercial, se puede usar para ese fin, una cuenta remunerada o un depósito, simplemente indicandolo en la declaracion de la renta.

    Es un dato importante, porque las "cuentas vivienda" tienen rentabilidades mucho más bajas que otras cuentas remuneradas o depósitos.

  4. #5
    01/12/09 23:19

    Hola Rubén, como bien dice Tito todo depende de como lo veas. Si estas dispuesto a seguir con la casa o volver al alquiler. Está bien lo que has hecho para empezar porque te da unos ingresos necesarios. Vender la casa por desgracia y tal y como está el mercado será con pérdidas muy probablemente pero con seguridad pagarías la deuda de golpe y recuperarías parte de lo gastado. Luego te podrías ir de alquiler y quedarías libre de deudas. Otra opción puede ser alquilar otra habitación más si eso te es posible. Durante tiempo nos han vendido que tener casa y coche nos daba libertad y más bien parece que es todo lo contrario y tu historia me reafirma en mi opinión. Rubén hagas lo que hagas tendrás que pensártelo bien porque es una pena que tu capacidad de ahorro quede tan mermada por culpa de la dichosa casa pues desde luego tus condiciones laborales y de ingresos parecen ser las óptimas para desarrollar un buen nivel de vida.

    Si te digo mi opinión yo me desharía del piso y me pondría a ahorrar con el turbo puesto. Porque viviendo solo, sin cargas familiares ni coche... vamos que está cantado. Ponerte a rentabilizar a tope el capital y aprender todo lo que puedas sobre como invertirlo bien y luego cuando tengas un buen capital ahorrado pues ya lo valoras. Quizá para entonces ni siquiera quieras volver a comprar porque querrás seguir rentabilizando ese capital. Ánimo con lo que sea que hagas.

    Para tito: Gracias intento hacerlo lo mejor posible y que sean útiles para el máximo de lectores posible. Solo pienso que mi experiencia en estos últimos dos años en parte adquirida gracias a mi padre quien también ha sido un ahorrador empedernido. Efectivamente no se trata de privarnos de todos los placeres sino solo de racionarlos y no permitir que los excesos mermen nuestra economía. Hemos de ser conscientes de nuestras posibilidades.

  5. #4
    Anonimo
    01/12/09 21:53

    Bueno Ruben si alquilas alguna habitación más te puede salir lo comido por lo servido, y si no estás contento con el gasto en el que te has metido puedes intentar vender aunque pierdas algo. Incluso puedes alquilar todas las habitaciones y tu irte de alquiler a otro lado, todo es cuestión de hacer números.
    la verdad que es una pena lo que te ha pasado, muchas veces las desgravaciones solo valen para hacer cosas o comprar cosas que posiblemente no quieres, pero bueno hecho hecho esta, ahora a buscar solución que seguro que la tienes.

    Respecto al post felicitarte zaratustra porque es un lujo tener un post diario de esa calidad, en mi opinión no debes esperar a tener la libertad financiera para dedicar tu tiempo a lo que quieres si no que debes intentar lograr la libertad financiera haciendo lo que te gusta , lograr la libertad no debería ser un peregrinar por el desierto esperando llegar al oasis soñado.
    un saludo

  6. #3
    Anonimo
    01/12/09 18:34

    En primer lugar, muchas gracias, Zaratrustra por tu rápida respuesta. Es verdad que no me expliqué correctamente. Te cuento que cuando contraté la hipoteca la tenia al 4.1% (Enero 2009) y después de la revisión en Agosto bajo al 2.2% con lo cual bajo de 900 euros a 700 euros aprox al mes, lo que hacen un total de 9.600 euros, de los cuales no llega a 3.000 euros el capital que he amortizado, siendo el resto intereses. Casi un 70% aproximandamente durante los 10 primeros años. Los gastos que tengo al mes son aprox 200 euros (comunidad, electricidad, agua caliente, etc). Y piensa que tenemos el IBI (400 euros/año). La casa costo 245.000 euros y, como era un piso de segunda mano, he tenido que gastar aprox. 4000 euros en adecentarlo antes de entrar a vivir (acuchillar, pintar, instalación eléctrica, gastos varios).

    Por otro lado, decidi alquilar la plza de garaje (90 euros/mes) y la habitación (300 euros/mes). He puesto cerradura en cada habitación e hice un examen exhaustivo del inquilino. Claro, he podido tomar esta decisión porque vivo solo, sin cargas familiares y SIN COCHE (que es una ruina).

    Por último, efectivamente podría amortizar capital de 1500 en 1500 euros!, pero, he aquí la cuestión, no he conseguido en todo un año amortizar nada!. Ojo, no me estoy quedando, me siento un privilegiado por mi sueldo y sobre todo porque mi trabajo es vocacional, pero estoy preocupado por donde me he metido, pensando que voy a estar 35 AÑOS pagando y al final mi piso me habra costado 450.000 euros aprox!!!! Toda la vida trabajando para un piso. Por eso, estoy investigando otras maneras, si es mejor vender, ganar una plusvalia al piso y llegar al ahorro que tu planteas con tus fases y si decido comprar en un futuro poner encima de la mesa un buen dinero y tener una hipoteca mas asequible! y no 200.000 euros que tengo ahora.

    Intentaré hacer una radiografia a estos pequeños gastos que dices, porque es verdad que si me gusta tomarme mi cafe para desayunar y de vez en cuando cenar en un restaurante, etc!

    Gracias por todo. Seguiré echando un vistazo a tu blog de vez en cuando y, por que no, comentando las jugadas. hasta la prox ;-)

    Un saludo

    Rubén

  7. #2
    01/12/09 17:28

    Hola Rubén. Pues sí la verdad es que los intereses son un palo de los gordos. Lo hecho hecho está y veo que has tomado medidas al respecto y eso es bueno, al menos en tu situación. Una muy buena decisión sería renunciar del todo al coche si es que realmente no lo necesitas. Además así alquilas tu plaza de aparcamiento lo cual es rentabilidad por partida doble. Muy bien hecho. Veo también que has asumido un decisión mucho más drástica, alquilar una habitación con lo que conlleva poner a un desconocido en tu casa. Respecto a los números que haces, veamos, por lo que me dices pagas 10.000€ al año en hipoteca no? Dividido entre 12 a mi me salen 833€ mensuales que has pagado en lo que va de año. Bastante mas de los 680 que comentas. Luego tengo la duda de tus ingresos de alquiler dices ingresar 400€ por la habitación, y por el aparcamiento? Los 400€ son en total? Asumire que pagas 800 y cobras 400 es decir que solo pagarías 400€ descontados de tus 2000 netos quedan 1600 que no está nada mal. Tienes además la suerte de ser funcionario por lo que tu trabajo es seguro. Si puedes optar a hacer algunas oposiciones y subir de nivel eso sería lo bueno. De todas maneras con estos 1600€ y teniendo en cuenta que no tienes coche vas a poder ahorrar bastante diría yo, aunque desconozco si tienes familia a tu cargo y que gasto tienes. Lo primero de todo es, como ya dije, más abajo que empieces por hacer tus cuentas no solo con la hipoteca sino con todos tus gastos por ridículos que parezcan ponte a anotarlos todos en algún sistema de contabilidad casera yo os he pasado una hoja de cálculo de plantilla pero por aquí algunos compañeros han sugerido otros programas alternativos. Lo importante es que empieces a anotarlo todo y ver donde puedes reducir gastos porque eso es lo fundamental. Tener una hipoteca es mejor evitarlo para mi gusto pero si se tiene tampoco es el fin del mundo y menos en tu caso. Intuyo que tu hipoteca no es flexible no? O sea no puedes amortizar más rápido el valor esta fijada a ese plazo y punto no? Porque si fuera así el ahorro te podría servir para acelerar su pago. Siento no poder ser mucho más concreto pero los datos que me das tampoco me lo permiten.

    Resumiendo: Analiza tus cuentas al detalle, reduce en lo posible los gastos, abajo he hablado bastante de ello. Luego si logras tener capacidad de ahorro te recomiendo que lo gestiones siempre buscando la máxima rentabilidad. En el próximo post hablaré de depósitos y cuentas remuneradas o sea que quizá te interese saber qué hay por ahí para situar tu dinero de forma segura, sin riesgos y al menos rentando algo. En un futuro no sabemos como estará el precio de los inmuebles pero por ahora la cosa no pinta muy bien pero quien sabe, de todas formas yo no apostaría mucho por un nuevo boom inmobiliario.

  8. #1
    Anonimo
    01/12/09 15:01

    Zaratrustra, enhorabuena por tu blog. Muy buena iniciativa.;-)

    Quería comentarte un tema de mi economia familiar. Agradecería de corazón tu opinión. Hace 5 años que trabajo. Durante 4 años estuve ahorrando con una cuenta vivienda el máximo, es decir, 9000 + 1200 (beneficio fiscal), lo que hizo un total de 40.000euros. Claro, el 4º año tienes que comprar un inmueble y en eso estaba cuando el gobierno anunció dos años más de prórroga aunque sin beneficios fiscales. El caso es que al final compré un inmueble interesante en el centro de una ciudad con garaje. El precio es interesante pero la situación me preocupa porque tengo una hipoteca asequible 680 euros (gano 2000 netos y soy funcionario), pero es a 35 años. Y esto pagando 40.000 euros!!!! Lo que ahorro ahora ha sido para pintar, acuchillar el parque y comprar cosillas para el piso pero me preocupa que haya pagado despues de un año 10.000 euros de los cuales solo hayan sido 3.000 para amortizar. Es decir, 7.000 euros de INTERESES!!!!! Como dices, esto es un locura, pero son las reglas del juego y yo me comprometi a jugar cuando abrí la cuenta hace 5 años.

    ¿Que he hecho? Alquilar la plaza de garaje (hace 10 meses me quede sin coche y de momento no lo necesito para trabajar) y alquilar una habitación (cerca de 400 euros al mes de ingresos por el alquiler).

    Me puedes dar tu opinión de donde y como debería orientar mi economia?. Te lo agradezco.

    Rubén

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar