Tesis de Inversión en Danone

2
Análisis de Danone presentado en el informe de Octubre del fondo Trea European Equities




Aunque Danone sea una orgullosa empresa francesa, lo cierto es que el origen es español. El primer yogurt de la marca fue elaborado por Isaac Carasso en el barrio barcelonés del Raval, para combatir los problemas intestinales que muchos niños padecían a principios del siglo XX. El producto cuyo nombre proviene de la abreviatura de su hijo Daniel (Dan) pronto se convertiría en un producto de éxito gracias, en parte, a ser proveedor oficial de la casa real y ser considerado por Ilya Metchnikoff, premio Nobel de Medicina, un producto que alargaba la vida. Posteriormente, empezó su singladura internacional, Estados Unidos y Francia principalmente. En 1953 se fusionó con el fabricante de quesos Gervais y en 1973 con el grupo de envases de vidro francés BSN, quien en 1994 cambiara el nombre a Groupe Danone y desde 2009 ya solo Danone.

Entendiendo la historia, entendemos que las fusiones, adquisiciones y desinversiones sean parte del ADN de la empresa[1]. De aquí las continuas partidas de ajustes que vemos en las cuentas de resultados.

Hoy día la empresa cuenta con tres segmentos, donde es líder en todos y cada uno de ellos:

  • EDP (Essential Dairy & Plant-Based) (52% de las ventas): Aquí encontramos principalmente los productos frescos diarios (yogures, la leche y los lácticos de origen vegetal (leche de soja, avena…). En este segmento la empresa tiene más de 100 productos y vende en más de 120 países.
  • Specialized Nutrition (30% de las ventas): se engloban los productos que van desde nutrición Recién Nacidos (leche y complementos) hasta nutrición médica.
  • Water (18% de las ventas): aquí engloba desde agua embotellada hasta aquadrinks, que son bebidas en base a agua para competir con las bebidas gaseosas.
 

Con este abanico de productos y con esta cuota de mercado sería de esperar que el kilo de beneficio cotizase entre 17 y 22x como sus competidores General Mills, Unilever o Nestlé. Pues no, cotiza a 12x. Será entonces que está muy endeudada. Pues tampoco, con 2,5 veces el EBITDA paga la deuda neta, mientras que sus competidores están entre 1.7x y 3x. Lo que ocurre es que en estos últimos años no han ido alcanzando los objetivos que se han ido proponiendo y el mercado parece haber perdido la confianza. Eso, junto con el hecho de que parte de su negocio se vea perjudicado por las restricciones impuestas por el coronavirus, la cotización se ha resentido.

 

Pero vayamos por partes.

 

EDP ha sido el talón de Aquiles de Danone. Aunque los precios hayan subido más de un 40% en los últimos diez años, la bajada de volúmenes ha mermado el crecimiento del segmento. Esto se debe a los problemas de crecimiento en el segmento de yogures. Por un lado, Activia que desde 2013 ha tenido crecimientos negativos hasta estabilizarse en 2018[2]. Y por otro el consumo de yogurts en EEUU que ha disminuido un 4% anual desde 2016[3]. A pesar de todo, la cuota de mercado no ha disminuido, incluso General Mills (Yoplait) ha ido renunciando[4] en arañar cuota a Danone. Además, la parte de derivados de origen vegetal está ganando atracción por el público. Ya no se vende en la sección de comida medicinal del supermercado, sino en la estantería al lado de la leche / yogures. En parte a la nueva tendencia: el flexitarianismo. Una nueva palabra para definir a las personas vegetarianas pero que no tienen problemas o remordimientos cuando, esporádicamente, toman comida de origen animal.

 

El segmento de nutrición especializada ha sido un viento de cola. Con márgenes operativos del 25% y crecimientos tanto en precios como en volúmenes. Cabe remarcar que, aunque en China el número de nacimientos ha pasado de 20 millones al año a 14,5 en estos últimos 20 años, amamantar a niños menores a 6 meses ha pasado del 70% al 20%. Es decir, los niños que toman biberón han pasado de 6 millones a 16 (5% anual).

 


Danone siempre ha defendido que aguas es un segmento de crecimiento, y se demuestra tanto en la capacidad de subir precios como en la de incrementar volúmenes. Ellos remarcan que más del 50% de la población no bebe suficiente agua y el 46% toma bebidas con demasiados azúcares.

En resumen, Danone es una empresa con buenos negocios, con capacidad de reinversión del 10%, con poca deuda, líder en sus segmentos, sentadas en las tendencias actuales de alimentación saludable y comprometida con el bienestar de sus proveedores (agricultores).

 

Valoración

Aquí, igual que en la elaboración de leche de origen vegetal, hemos de separar el grano de la paja. En finanzas siempre hemos subrayado que el grano es el flujo de caja generado. En los últimos 6 años no ha parado de crecer, pasando de 1.200 en 2014 a unos 2.500 el año pasado.  Pero ahora ha venido el coronavirus y ha provocado que consumamos menos agua embotellada (menos turismo) y menos comida fuera (menos yogures). Pero de nuevo, esta situación se disipará. Además, la empresa ya ha remarcado que espera multiplicar las ventas de alimentos de origen vegetal por 3 hasta los 5.000 millones de euros. A esto hay que sumar acciones propias por valor de 1.600 millones e inversiones en empresas cotizadas por valor de 2.000 millones más.

 

 

Conclusión, un margen de seguridad del 54% si lo comparamos con la cotización de finales de octubre (30.730 millones de euros).

¿Y si el mercado ha separado más granos que paja en su proceso de valoración?

“No se trata de ser mejor que otra persona, se trata de ser mejor de lo que eras el día anterior”. Ferran Adrià.



  1. en respuesta a Estanflación
    #2
    03/12/20 11:28
    Bueno, estan haciendo un ajuste tremendo de personal ahora debido a que no están en la senda de los beneficios según dijeron.
  2. #1
    02/12/20 21:03
    Danone, una de esas empresas que está en el día a día y nunca reparas en ella como posible accionista. Me ha gustado el artículo. La verdad es que es una empresa blue chip, súper estable que crece lento pero seguro, lo que pasa es que el covid la ha abaratado bursátilmente mucho injustificadamente.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar