Perspectivas para 2019: ¿son realistas las expectativas de rentas de los inversores?

Schroders

Mantener el nivel de rentabilidad alto y sostenible sigue siendo una de las principales prioridades para los inversores en 2019, pero será difícil de encontrar, incluso cuando aumenten los tipos de interés.

  • Los inversores siguen apuntando a niveles ambiciosos de ingresos.
  • Los tipos de interés están aumentando en muchas economías desarrolladas, pero parecen estar por debajo de los niveles anteriores a la crisis y, a menudo, por debajo de la inflación
  • Los inversores que buscan rentabilidades más altas y sostenibles pueden necesitar invertir a largo plazo, y aceptar que su capital está en riesgo

Perspectivas para el 2019

Parece que la rentabilidad seguirá siendo el foco principal para los inversores de cara a 2019. Los resultados del Estudio Global de Inversión de Schroders muestran que el nivel promedio de rentabilidad que los inversores buscan ha aumentado del 9% al 10%. Este es un objetivo ambicioso.

El desafío para el futuro es que las fuentes tradicionales de rentabilidad no pueden satisfacer las necesidades de los inversores. En el pasado, los inversores podían obtener niveles decentes de rentabilidad con un riesgo limitado para su capital depositando sus ahorros en bancos y bonos del gobierno.

Eso ha cambiado desde la crisis financiera, y los rendimientos de los activos de menor riesgo, como el efectivo y algunos bonos del gobierno occidental, son mucho más bajos de lo que eran antes de 2008. Como consecuencia, existe un desajuste entre las expectativas de los inversores y la realidad del panorama de inversión actual.

Es cierto que los tipos de interés están aumentando o al menos parecen haber tocado fondo en muchas economías desarrolladas. Sin embargo, a largo plazo Schroders cree que los tipos de interés a nivel mundial no volverán a los picos anteriores a la crisis. Así, prevé que se establezcan en niveles que aún harán que los depósitos bancarios y los bonos del gobierno sean una fuente de rentabilidad poco atractiva para algunos inversores.

Como resultado, señala Schroders, los inversores pueden encontrarse con la siguiente situación: invirtiendo en productos que se ajusten a su perfil de riesgo y les permitan mantener su dinero seguro, será muy difícil obtener la rentabilidad que están buscando, incluso si bloquean su dinero por mucho tiempo. Es más, si ajustan el capital invertido a la inflación, su rendimiento podría ser casi nulo o incluso negativo en algunos casos.

Por ejemplo, en el Reino Unido ha habido mucho ruido acerca del lanzamiento por parte de Goldman Sachs de un banco minorista llamado Marcus, que ofrece una tasa de depósito del 1,5%. Sin embargo, la gestora de activos recuerda que la inflación en Reino Unido es actualmente del 2,4%. Es extraño encontrar tanta emoción sobre una oportunidad para, en efecto, "perder dinero", ya que la inflación erosionará el valor en términos reales de esos ahorros, añade.

Por tanto, el efectivo y otros activos como los bonos del gobierno, no serán la respuesta adecuada para esos inversores que busquen generar rentas. Sin embargo, el mismo estudio mencionado anteriormente reveló que los inversores aún mantienen el 25% de sus activos en efectivo.

En este contexto, ¿cuáles son las alternativas? Para los inversores que buscan rentabilidades más altas, cada vez es más complicado. Ahora necesitan buscar otras alternativas de inversión para satisfacer la rentabilidad que buscan. Y el abanico de posibilidades de inversión es tan amplio que puede resultar estresante.

Para empezar, tendrán que elegir entre entregar su dinero a expertos en inversiones o intentar invertir ellos mismos directamente. En ambos casos, el valor de las inversiones y las rentabilidades derivadas de ellas pueden subir o bajar y los inversores pueden no recuperar las cantidades invertidas originalmente. Además, aunque existe una gran variedad de oportunidades de inversión que ofrecen rendimientos potenciales mucho más altos, estos vienen con (en general) un riesgo mucho mayor. En este contexto: ¿cómo saber cuáles se ajustarán a las necesidades de cada uno? Otra opción sería invertir ellos mismos. Aunque esta alternativa es completamente viable, pueden estar condicionados a una  lista restringida de opciones y posiblemente carecer de la experiencia necesaria para realizar el análisis exhaustivo que esta elección requiere.

La búsqueda de rentabilidad es también una cuestión de expectativas. Es posible que los inversores deban reducir sus expectativas de ingresos en un entorno de tipos de interés y rendimientos más bajos. Por ejemplo, el rendimiento del dividendo en las acciones globales es de alrededor del 2,5% (a noviembre de 2018). La obtención de rentabilidades más altas y sostenibles implicará asumir un mayor riesgo (especialmente en términos de volatilidad). Además, los inversores deberán seguir invirtiendo durante un largo período de tiempo, indica la firma británica, ya que esa es la única forma en que se pueden recuperar las caídas a corto plazo.

En resumen, si bien los tipos de interés podrían estar aumentando en 2019, los inversores deben ir más allá de los ahorros en efectivo para alcanzar sus metas de rentabilidad.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar