Análisis fundamental vs. análisis técnicos: formas de entender la inversión que se complementan

2 recomendaciones
¿Cómo saber en qué valor invertir?

Una pregunta muy importante y a la vez difícil de responder.

Evidentemente siempre habrá una parte de decisión personal. Al final, por diversas razones algunos sectores nos pueden interesar más que otros. Sin embargo, nuestras decisiones siempre tienen que estar fundamentadas en unos criterios objetivos que las apoyen. Por mucho que nos pueda interesar el sector energético, si no está realizando inversiones para dejar de lado los combustibles fósiles y apostar por las energías renovables… mal camino llevamos.

¿Y cómo podemos afinar más nuestras inversiones? De entre toda la maraña de empresas y valores, ¿cuál debemos escoger? Estas preguntas las intenta resolver el análisis financiero. Sin embargo, hoy queremos centrarnos en los dos tipos principales de análisis que se utilizan en la inversión: el análisis fundamental y el análisis técnico. ¿Qué ofrece cada uno? ¿Son excluyentes? ¿Cuál es mejor? Hoy en nuestro blog te ofrecemos todas las respuestas.

Diferencias del análisis fundamental y el análisis técnico

El análisis fundamental se basa en el análisis de toda la información disponible, tanto de la propia compañía como de la economía en general, para conseguir mediante el cálculo del valor intrínseco de una empresa tratar de anticipar cuál será su comportamiento en bolsa.

Se basa en que el mercado es ineficiente, buscando beneficiarse de las diferencias entre los conceptos valor y precio, dado que a largo plazo tienden a converger. Si el valor real de una compañía es mayor que su precio de mercado, la compañía está minusvalorada y por lo tanto el inversor comprará esperando obtener una rentabilidad. 

Por su parte, el análisis técnico trata de identificar tendencias (alcistas, bajistas o laterales) y operar en base a ellas. Es el estudio de la acción del mercado, principalmente a través de gráficos, con el propósito de predecir las tendencias de precios. Dicho análisis posibilita la identificación y optimización de las oportunidades de compra y venta a través del conocimiento del mercado, utilizando los gráficos y el análisis cuantitativo.

Análisis fundamental: el estudio de la información financiera

Existen dos métodos de análisis para la determinación del valor de las empresas a través de criterio fundamentales:

  • Ánálisis Top-Down
El enfoque Top-Down toma las decisiones de inversión partiendo de las variables más globales para ir descendiendo progresivamente hasta las más específicas. Por lo tanto, comenzará por analizar la situación económica global del momento, en primer lugar a nivel mundial, para pasar a analizar economías individuales, que nos parezcan afines a la estrategia a seguir. El siguiente paso sería la elección del sector o sectores que presenten un mayor atractivo para al fin seleccionar empresas concretas en las que invertir. 

  • Análisis Bottom-Up
El enfoque Bottom-Up parte de la selección de oportunidades de inversión en empresas concretas, para luego analizar el sector y el entorno económico nacional, y finalmente el global. Es decir sigue una metodología inversa a la del enfoque Top-Down.

Debido a la globalización de los mercados, cada vez más inversores optan por un análisis Top-Down a la hora de tomar decisiones de inversión. Lo cierto es que, difícilmente, un valor experimentará un recorrido alcista de larga duración cuando un sector o una economía se encuentra en recesión.

Análisis técnico: el estudio de los gráficos 

Existen tres premisas de especial relevancia para el análisis técnico:

  1. El mercado incorpora todas las informaciones o expectativas de los agentes. Por lo tanto, con el análisis técnico solo necesitamos un gráfico para obtener una recomendación, en contraposición con el análisis fundamental.
  2. Los precios en mercado se mueven por tendencias.
  3. La historia se repite, y esto es lo que nos permite identificar figuras de precios.
Podemos elaborar distintos tipos de gráficos que nos permitirán en cada caso diferenciar las oportunidades de compra o venta. Los inversores a corto y medio plazo utilizarán gráficos con datos intradiarios o diarios, mientras que los inversores a largo plazo utilizarán gráficos con datos semanales o mensuales.

La tendencia es la dirección que siguen los precios del mercado. Habitualmente el comportamiento de los precios no es lineal, sino que muestran altos y bajos, con unos máximos y mínimos sucesivos que se conocen como picos y crestas, respectivamente. La dirección que se suceden estos picos y crestas determina la tendencia:

  • Tendencia alcista: La sucesión de picos y crestas cada vez mayores

  • Tendencia bajista: La sucesión de picos y crestas cada vez menores

  • Tendencia lateral: Los picos y crestas se desarrollan en horizontal

Las tendencias se clasifican también según su duración, aunque esta clasificación es subjetiva para cada inversor: tendencia principal o primaria (para plazos superiores a un año), tendencia secundaria (de 3 semanas a varios meses) y tendencias menores o de corto plazo (de un día a varias semanas). Llegados a este punto, hay que aclarar dos conceptos derivados del de tendencia:
  • Soporte
  • Resistencia

Un soporte es un nivel donde un precio a la baja encuentra un suelo para detener su caída. Es decir, el interés de compra es suficientemente fuerte como para superar el interés de venta. Se identifica con un punto de compra.

¿Cuándo una tendencia es alcista y cuándo es bajista?

Se considera que una tendencia es alcista cuando cada mínimo o soporte es superado por el siguiente y cada resistencia está situada a un nivel superior que la anterior. Por el contrario, una tendencia es bajista cuando cada soporte está por debajo del anterior y cada nivel de resistencia también es inferior a la anterior.

Un hecho bastante aceptado es que un soporte roto con fuerza se convertirá en la próxima resistencia en la siguiente corrección. En el mismo sentido, una resistencia superada al alza se pasará a ser el posible soporte de la corrección a la baja siguiente.
Una línea de tendencia es una línea recta que une los sucesivos mínimos o soportes, si se trata de una tendencia alcista, o sucesivos máximos o resistencias si es bajista. Dado que una tendencia en movimiento tenderá a continuar la dirección del movimiento, una vez proyectada la tendencia los precios suelen rebotar en esa línea.

Además, con gran frecuencia, una ruptura de los precios de esa línea de tendencia es un aviso de que se va a producir un cambio de tendencia. Las líneas de tendencia también invierten su condición cuando son significativamente traspasadas.

Cuando una línea de tendencia alcista es perforada a la baja, pasa de ser una línea de soporte a convertirse en una línea de resistencia para la siguiente recuperación de los precios. En una línea de tendencia bajista sucede lo contrario: pasa de ser una resistencia a convertirse en una línea de soporte para nuevas caídas de precios. La eficacia de los soportes o resistencias dependerá en gran medida de los siguientes factores: 

  • Horizonte temporal: Cuando mayor haya sido el tiempo que el valor haya soportado dicho soporte o resistencia, mayor será su fortaleza.
  • Volumen de contratación: A mayor volumen con que el valor confirma el soporte o resistencia, mayor fortaleza.
  • Número de veces que haya sido tocado: A mayor número de veces que se ha respetado, mayor fortaleza.

Análisis fundamental + análisis técnico = combinación ganadora

Llegados a este punto, te habrás podido hacer a una idea de en qué consiste cada uno de estos análisis y lo que aportan a la hora de valorar una inversión. Por tanto, te habrás dado cuenta que la única opción ganadora es contar con las herramientas que nos aportan los diferentes métodos, es decir, la información fundamental y el estudio de los gráficos del análisis técnico. 

No es cuestión de quedarse con una de las dos vertientes de análisis, sino de coger las fortalezas que tiene cada una de ellas para luego realizar nuestras inversiones con una mayor seguridad. De igual forma, recuerda siempre que el análisis no es una ciencia exacta y que el mercado no siempre se comporta como debería. Así que ten siempre presente que tienes que encontrate cómodo con las inversiones que realices. 
¡Sé el primero en comentar!
Blog oficial en Rankia de:
2 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar