Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo evitar las trampas de valor?

6 recomendaciones

¿Oportunidad de inversión o trampa de valor?

La inversión es una disciplina que requiere conocimientos y una cierta formación para poder practicarla. Así, nos encontramos a inversores inexpertos que tratan de obtener rentabilidad por su cuenta, y que suelen cometer errores, como comprar acciones de una compañía cuando su precio está subiendo para venderlos posteriormente en cuanto comienza a caer. Como vemos, esta estrategia no es precisamente exitosa ni eficaz.

Trampas de Valor B&H

Por otro lado, también podemos hallar a inversores que solo adquieren títulos cuando estos están a un precio muy reducido, confiando en que suban después y que esta operación les otorgue una gran rentabilidad.

Sin embargo, el éxito no siempre está en comprar cualquier acción a un precio muy reducido, puesto que podemos encontrarnos con una acción cuyo precio subirá poco y nos va a dar una rentabilidad mínima; o ante un caso de trampa de valor: un título de bajo precio en un negocio que podemos considerar infravalorado, cuando realmente está cotizando por encima de su valor intrínseco y las acciones aún no han encontrado suelo.

Las trampas de valor son uno de los errores más comunes entre los gestores con filosofía de inversión en valor, que pueden errar en su valoración y análisis de la compañía, y adquirir sus acciones, guiados por la esperanza de rentabilidad provocada por dicho fallo.  Encontramos principalmente dos orígenes a los problemas de estas empresas:

  • Problemas coyunturales: estos se deben a una circunstancia concreta que afecta a la empresa, pero que puede ser pasajero. La compañía puede recuperarse tras el paso del tiempo.
  • Problemas estructurales: son problemas de mayor calado y que provocan un mayor daño en la base de la compañía o en su modelo de negocio. Suele resultar muy complicado escapar de este tipo de adversidades.

Pese a que existan estos problemas, no siempre es sencillo identificarlos, lo que puede llevarnos a considerar que el precio que vemos es bajo y que la compañía parezca infravalorada, aunque la realidad de la empresa sea la contraria y que sus títulos estén por encima de su valor intrínseco.

Es tarea del inversor revisar continuamente su tesis de inversión, para mantener bien claro su criterio y exigencias, de manera que sea más sencillo identificar este tipo de trampas y descartar caer en ellas. También es importante realizar un análisis fundamental de la compañía, minucioso, sin dejar aspectos en el aire, para tomar en cuenta toda la información posible antes de tomar la decisión de realizar o no la operación.

Si tenemos claros nuestros criterios de inversión, somos exigentes con ellos y realizamos análisis fundamentales minuciosos de las compañías en las que nos planteamos invertir, seremos capaces de esquivar las trampas de valor y detectar aquellas oportunidades de inversión que nos permitirán obtener una buena rentabilidad, que será mayor, presumiblemente, en el largo plazo. Como decía Warren Buffett, “si no te planteas tener una acción por diez años, no deberías tenerla ni por diez minutos”. La paciencia también es clave para obtener éxito en nuestras inversiones, permitiéndonos rectificar siempre que veamos una oportunidad mejor, o que la operación realizada finalmente no era la ideal.

Como hemos comentado, es importante que los inversores sepan realizar un análisis fundamental exhaustivo y que tengan su filosofía de inversión y sus criterios claros. Es por esto que la formación y el conocimiento de la materia son especialmente importantes a la hora de adentrarse en esta disciplina.

No hay fórmulas infalibles para evitar las trampas de valor, por ello diversificar siempre es una de las mejores opciones, además de que si caemos en una trampa de valor, esa diversificación de nuestros activos hará que el impacto sea menor en el total de nuestra cartera.

También podemos confiar nuestro dinero a profesionales del sector, como los socios de Buy & Hold, que acumulan más de 80 años de experiencia en la gestión de activos financieros y cuyos primeros partícipes ya han conseguido triplicar el capital que les confiaron.

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Sitios que sigo
6 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar