Las grandes empresas públicas españolas suspenden en transparencia al rendir cuentas al ciudadano

1 respuesta
Las grandes empresas públicas españolas suspenden en transparencia al rendir cuentas al ciudadano
Las grandes empresas públicas españolas suspenden en transparencia al rendir cuentas al ciudadano
#1

Las grandes empresas públicas españolas suspenden en transparencia al rendir cuentas al ciudadano

Las grandes empresas públicas españolas suspenden en transparencia al rendir cuentas al ciudadano

Un informe de TI-España afirma que el grado de información sobre el destino del dinero que manejan es “manifiestamente mejorable”.

Un informe de Transparencia Internacional-España (TI) revela que el nivel de transparencia de las 45 grandes empresas públicas españolas es “manifiestamente mejorable”, según un comunicado de esta organización no gubernamental dedicada a combatir la corrupción. El estudio sirve para comprobar que cuando un ciudadano quiere saber en qué se gastan su dinero las grandes multinacionales de nuestro país suelen encontrarse con una serie de trabas burocráticas que lo impiden y que arrojan dudas sobre la limpieza en la gestión. Además, confirma por qué algunas de las grandes empresas españolas de gestión pública se han visto salpicadas por sonados casos de corrupción en los últimos años.

El informe revela que las empresas públicas españolas analizadas –cuya propiedad y control pertenecen mayoritaria o totalmente al Estado–, obtienen una nota media general de 45,3 sobre 100, por lo que no llegan al aprobado y necesitarían “aumentar su actual nivel de apertura informativa y rendición de cuentas a la sociedad española”. 

[...]

#2

Las privatizaciones, las puertas giratorias y el Canal de Isabel Segunda

Sobretodo en lo referente a su privatización poniendo amiguetes.

----------------------------------------------

AENA será privatizada. Así lo ha anunciado este viernes en Consejo de Ministros el Gobierno de Mariano Rajoy.

La lista de empresas públicas que el actual Gobierno del PP ha querido privatizar, aunque solo sea parcialmente cediendo porcentajes al capital privado, es larga. Renfe (en el que ya se han anunciado cambios), Loterías y Apuestas del Estado (en punto muerto), Paradores Nacionales (que finalmente no lo ha sido), Puertos del Estado o incluso Correos están en el punto de mira.

Algunos planes de privatización están más avanzados que otros, que están parados o han sido descartados, como el mencionado de Paradores. Además, el Gobierno contempla diversas desinversiones en empresas participadas por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), como IAG (compañía resultante de la fusión de Iberia y British Airways), Ebro Foods o Red Eléctrica de España (REE).

El objetivo del Gobierno con las privatizaciones, como ya se adelantó hace un par de años, es ingresar 30.000 millones de euros, una cantidad nada desdeñable que aliviaría el déficit público, uno de los caballos de batalla de esta legislatura. Los porcentajes de venta y el dinero recaudado dependerán de algunas variables, como la situación de los mercados, la demanda de compra que haya y la valoración que se otorgue a las empresas.

En España, los planes de privatización comenzaron a mediados de los años 80, con Felipe González en el poder. Desde entonces se han privatizado más de 120 compañías, que han proporcionado unos ingresos aproximados de 45.000 millones de euros, según la Sociedad Española de Participaciones Patrimoniales (SEPI). Felipe González inició el camino (1982-1996) Bajo el mandato socialista de González, el Estado llevó a cabo cerca de 80 operaciones de privatizaciones, que dejaron en las arcas públicas 13.200 millones de euros (ver lista).

Se privatizaron pequeñas o medianas empresas que no tenían tamaño suficiente para competir en el mercado. Aunque también hubo grandes privatizaciones, como las firmas automovilísticas SEAT y ENASA (ahora integrada en Iveco), o Trasatlantica (transporte marítimo) y Marsans (Viajes). Un estudio de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Oviedo señala que el Gobierno socialista ejecutó dos tipos de privatizaciones: las totales de empresas no rentables (como el caso de Hytasa) o de firmas "en las que el Estado no debía estar para favorecer su viabilidad económica, como Seat". Felipe González también comenzó "privatizaciones parciales de empresas rentables que únicamente perseguían recaudar recursos financieros", como en los casos de Endesa, Repsol, Argentaria o Telefónica. Ese Ejecutivo gestionó 16 Ofertas Públicas de Venta de acciones (OPVs), que permitió la salida a bolsa de estas empresas y que produjeron unos ingresos de 10.200 millones de euros. Aznar, el que más recaudó (1997-2004)

Aznar se deshizo de las joyas de la Corona: Endesa, Tabacalera (ahora en Altadis), Repsol, Telefónica, Argentaria o Gas Natural, algo que ya había iniciado su predecesor en el cargo. Solo un año después de ganar las elecciones, en 1997, el PP empezó a vender. Bajo su mandato, pasaron a manos privadas las principales compañías de sectores de gran importancia en la economía española, como electricidad, gas, petróleo, transporte, telecomunicaciones... en total se privatizan unas 50 empresas, que dejan unos ingresos de 30.000 millones de euros, de los que más de 22.000 millones corresponden a OPVs.

En 1996, el déficit era del 5,5% y la deuda pública ascendía al 67,4%. Según el estudio de la universidad de Oviedo antes citado, con Felipe González los ingresos anuales obtenidos por las privatizaciones solo representaron un 10% del déficit, mientras que en los años 1997 y 1998 (con Aznar) la proporción aumentó hasta un 60-75%, "lo que contribuyó a la reducción del déficit y de la deuda pública y a hacer posible que España cumpliera el requisito de Maastricht de reducir el déficit fiscal por debajo del 3% del PIB".

No todos están de acuerdo con este supuesto milagro económico de Aznar, ya que las privatizaciones suelen sirven para reducir el nivel de deuda pública pero no el déficit estructural, ya que solo producen ingresos en el año de la venta.

Aznar, el rey de las privatizaciones, encontró luego acomodo en una de las empresas que privatizó, Endesa.

Como mucho otros expolíticos. Zapatero, sus pocas privatizaciones no fructificaron (2004-2011) Zapatero (PSOE) es el que menos ha privatizado, sobre todo porque la gran mayoría de los planes que puso en marcha ya en el final de su mandato no se llegaron a concretar.

A finales de 2010, por ejemplo, el Ejecutivo socialista anunció la gestión privada de los aeropuertos de Madrid y Barcelona y la privatización parcial del 30% de Loterías del Estado. Dos medidas con las que pretendía ingresar 14.000 millones de euros. En septiembre de 2011, el Gobierno sacó a Bolsa el 30% de Loterías, pero tuvo que suspender días después esta operación "porque no se daban las condiciones de mercado". Rajoy y sus planes para AENA, Renfe, Loterías... (2011-) Rajoy planteó desde el comienzo de su legislatura privatizaciones para hacer caja y aliviar el abultado déficit público.

La última en llegar ha sido la de AENA, que será privatizada en un 49%, de forma que el 28% se colocará en Bolsa a través de una oferta pública de venta (OPV) y el 21% restante se licitará para un núcleo estable de accionistas seleccionados mediante un proceso de concurrencia. La privatización de AENA ya fue anunciada hace un par de años, pero de momento no se había hecho pública. El valor de AENA está actualmente entre 12.000 y 16.000 millones de euros, una tasación inferior a los 19.000 millones en que ya fue valorada por primera vez en 2011 por At Kearney, cuando se intentó adjudicar en concesión los aeropuertos de Barajas y El Prat.

Por otro lado, otro de los grandes servicios públicos que hay en España, en ferroriviario, también está cambiando progresivamente hacia una mayor liberalización. El objetivo del Gobierno de Rajoy, desde el comienzo de su mandato fue que Renfe se dividiera en cuatro compañías, cada una de ellas con una línea de negocio bien distinta: tráfico de pasajeros, mantenimiento de trenes, tráfico de mercancías, y gestión del parque de trenes y material rodante de la compañía. Esta división estaba incluida en el plan presupuestario 2013-2014 que el Gobierno remitió a la UE en agosto de 2011. Este viernes, tres años después, el Consejo de Ministros ha aprobado que una compañía privada entre a competir con Renfe en la prestación de servicios de transporte de viajeros en trenes de Alta Velocidad (AVE), según anunció la ministra de Fomento, Ana Pastor. Con esta medida, el Ejecutivo rompe el histórico monopolio de Renfe en tráfico ferroviario de pasajeros e inicia la "progresiva" liberalización de este sector. Otra de las privatizaciones que estaban en la cartera del Ejecutivo era la de Paradores Nacionales, una empresa pública deficitaria y que durante los últimos tiempos ha afrontado problemas muy serios de liquidez. Pese a todo, y pese a los primeros planes de Rajoy, el ministro Jose Manuel Soria anunció en 2012 que Paradores no se privatizará, aunque explicó que podría haber una gestión privada indirecta en algunos hoteles si así se contribuye a mejorar su situación. De momento esta gestión todavía no se ha hecho efectiva,

En cuanto a Loterías y Apuestas del Estado, su privatización ha estado también en la agenda del Gobierno. La criticó cuando estaba en la oposición, la valoró seriamente cuando llegó al Gobierno y ahora parece que está en punto muerto. Aunque los ingresos han bajado en los últimos años (la crisis hace que la gente juegue menos), la empresa deja a las arcas públicas unos 2.700 millones de euros al año.

Correos y Puertos del Estado también están sobre la mesa, aunque de momento nada se sabe. 

--------------------------------

Red Eléctrica inicia los trámites para crear la fundación en la que quiere recolocar a su presidente

https://www.eldiario.es/economia/Red-Electrica-fundacion-recolocar-presidente_0_465804081.html

Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar