Tic, tac, tic, Trump... el contador de la bomba de la deuda ya está en marcha

2 respuestas
Tic, tac, tic, Trump... el contador de la bomba de la deuda ya está en marcha
Tic, tac, tic, Trump... el contador de la bomba de la deuda ya está en marcha
#1

Tic, tac, tic, Trump... el contador de la bomba de la deuda ya está en marcha

La bomba está cebada. Como nunca. Porque jamás ha habido más deuda que ahora, consecuencia de las expansivas políticas monetarias con las que los bancos centrales han combatido la crisis. Faltaba algo o alguien que activara el contador que la puede hacer explotar. Y la en las elecciones de Estados Unidos amenaza con ser ese detonante.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) lo expuso bien claro en el monitor fiscal que difundió en octubre: el mundo navega sobre un océano de deuda de 152 billones de dólares -unos 139,5 billones de euros-, equivalentes al 225% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial. Nunca ha habido tanta, de ahí que el organismo multilateral emplazara a "usarla sabiamente". Porque es consciente de : un auténtico "armageddon" financiero.

O un apocalipsis financiero, como previno el economista jefe de Arcano, Ignacio de la Torre, en un informe, también con ribetes proféticos en este momento, . "Nos encontramos ante la mayor burbuja de bonos soberanos de la Historia", diagnosticaba. Y describía crudeza lo que podría ocurrir con su estallido: "Una corrección no sólo provocaría intensas pérdidas entre muchos inversores, entre ellos algunos sistémicos como aseguradoras y bancos, sino que presentaría enormes consecuencias negativas en la valoración del resto de los activos (bonos corporativos, bolsas y activos reales)".

El mercado ha "comprado" que Trump fabricará inflación y más déficit; y, en consecuencia, se ha lanzado a vender bonos

Para La Torre, una vez asumida la existencia de esa burbuja, mezcla de deuda vieja -la que aún viene de antes de la crisis- y de deuda nueva -la surgida en los últimos años al calor de las expansivas políticas monetaria de los bancos centrales-, de lo que se trata es de saber qué pasará con ella. Y sólo caben dos opciones: un ajuste gradual de los precios... o un estallido abrupto.

...Y LLEGARON LAS VENTAS

Hasta ahora, todo indicaba que la balanza se iba en inclinar en un sentido u otro en función del acierto con el que los bancos centrales desmantelaran las expansivas medidas aplicadas durante la crisis. Al fin y al cabo, si ellos han cebado la bomba, con los incentivos de los tipos de interés más bajos de la historia, la abundante liquidez que han volcado en el sistema y sus billonarias compras de deuda en el mercado, también deben ser ellos los artificieros. Si los banqueros centrales lo hacían bien, sin sustos, de manera gradual y preparando al mercado, crecerían sus opciones de éxito. Si se equivocaban, la bomba estallaría.

Pero desde el martes se ha colado en la fiesta de la deuda un "invitado" inesperado. El nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Tras el desconcierto inicial, los inversores no han tenido dudas: . Y así lo han hecho, con el consiguiente repunte de los rendimientos, que suben cuando el precio de los títulos baja. En el caso del bono estadounidense a 10 años, su rentabilidad ha saltado del 1,85% al 2,15%, el nivel más alto desde enero. Lo onda expansiva ha alcanzado igualmente a Europa, donde la rentabilidad del "bund" alemán ha dejado atrás los niveles negativos para escalar hasta el 0,30%, algo que no se veía desde marzo, y donde la del bono español ha subido hasta el 1,50%, la cota más alta desde la ola de pánico que el Brexit provocó en junio.

"La brújula más clara en estos momentos en el mercado es la renta fija. Es el único activo que ha mostrado un comportamiento inequívoco desde que el triunfo de Trump estuvo claro", subraya el analista financiero Juan Ignacio Crespo. Y argumenta: "Ha interpretado la situación a la perfección. Entiende que los estímulos en infraestructuras y las bajadas de impuestos prometidos por Trump incrementarán el déficit público, al menos en lo que respecta al corto plazo. Combinando este escenario con la subida de la inflación derivada del proteccionismo y el encarecimiento de las materias primas, la consecuencia no es otra que lanzarse a vender los bonos estadounidenses". Esta secuencia incluso ya ha sido bautizada por el diario británico "Financial Times" como "Trumpflation".

"EL DETONANTE DE ALGO SERIO"

Esta reacción incrementa el riesgo de que la detonación de la bomba de la deuda no sea gradual, sino abrupta. "Es el comienzo de algo más y el detonante de algo serio", avisa Crespo. Henry Kaufman, antiguo economista jefe de Salomon Brothers que se ganó el sobrenombre de "Dr. Doom" (Doctor Catástrofe) por sus pesimistas previsiones y que previó con acierto el trastazo que la deuda pública sufrió en la también convulsa década de los 70, coincide en el cambio de escenario propiciada por el triunfo de Trump. En su opinión, representa "un movimiento tectónico" en la economía mundial, declaró al Financial Times. "Diría que la tendencia secular de los tipos de interés a largo plazo va a ser ahora al alza", añadió.

O lo que es lo mismo, la irrupción de Trump amenaza con prender la mecha de un problema que no ha provocado él, el de la inmensa deuda estimulada estos años por los bancos centrales y su promesa de una normalización tranquila, pero que sí puede deflagrar su llegada. Porque en caso de que los tramos largos de la curva de rentabilidades de la deuda soberana sigan subiendo, los problemas se propagarán por todos los activos y por todo el mundo.

El efecto dominó de un repunte masivo y rápido de la rentabilidad de los activos libres de riesgo sería imparable. Afectaría a la deuda corporativa, las acciones, los activos inmobiliarios y las divisas. Habría que recalcularlo todo; con súbitos ajustes a la baja en los precios

El efecto dominó será imparable. Si a los países les sale más caro endeudarse, algunos de ellos verán cómo retornan las dudas sobre su solvencia y contemplarán cómo a las empresas y a los hogares de esos países también les saldrá más caro endeudarse o refinanciar sus compromisos financieros, sin olvidar eso de que en el mundo hay más deuda que nunca; si la rentabilidad de los activos libres de riesgo -que es como se conoce también a la deuda soberana-, los inversores recalibrarán a su vez todas sus métricas y exigirán más rentabilidad a la deuda corporativa -de nuevo, más costes de financiación-, a las acciones de las compañías cotizadas y a los activos inmobiliarios; si la deuda estadounidense se vuelve más rentable y más atractiva, y más aún en un entorno de incertidumbre económica y tentaciones proteccionistas, el dinero saldrá de los mercados emergentes en busca de esas nuevas mayores rentabilidades de los mercados más desarrollados, con la consiguiente presión bajista sobre sus divisas, cuya caída complicará que las empresas nacionales puedan pagar la deuda contraída en dólares; si la rentabilidad de los bonos soberanos sube se debe a que su precio baja, con lo que los inversores que los posean, entre los que sobresalen los bancos, las aseguradoras e inversores institucionales como los grandes fondos de pensiones, sufrirán las correspondientes pérdidas en sus carteras, con el correspondiente riesgo de que alguno protagonice un nuevo "accidente" financiero... En resumen, que al margen del espejismo de que el , lo cierto es que los movimientos de las últimas tres sesiones en los mercados financieros internacionales tienen mucho más peligro de lo que parece.

Mientras tanto, . Si ya tenían difícil salir con éxito del laberinto monetario en el que ellos mismos se han metido en últimos años, en caso de que esa sacudida siga adelante tendrán que revisar sus planes. Por ahora, el repunte de los rendimientos alivia uno de los efectos más problemáticos de sus políticas, el de los tipos negativos, puesto que en la última semana hasta un billón de dólares en bonos ha vuelto a terreno positivo, pero en caso de prolongarse les enfrentará a nuevos desafíos. Porque pueden quedarse muy por detrás del mercado y, por tanto, tener que actuar a remolque de los acontecimientos. Con el consiguiente riesgo de equivocarse por llegar tarde o de precipitarse por querer recuperar la iniciativa.

Toda esta maquinaria es la que se ha puesto en marcha en apenas unas horas tras la victoria de Trump. Por ahora, no pasa de ser un anticipo de lo que puede llegar a ser. Todo dependerá de las políticas y las medidas que Trump termine aplicando realmente. Ahí se verá realmente si el mercado de renta fija ha acertado de pleno. O se ha precipitado. Por ahora, el contador ya está corriendo en un mundo cebado de deuda.
http://www.ecobolsa.com/noticia/mercados--tic-tac-trump-pone-en-marcha-el-contador-de-la-bomba-mundial-de-deuda.html

#2

No mandan los gobiernos, sino los mercados. Dont worry, la nieta de Trump estudia mandarín

Vaya¨, alguien se ha dado cuenta que en algunos sitios mandan los mercados y no el gobierno, que está casi atado de pies y manos.

Que no se preocupen tanto los fanaticos de Trump, que tampoco tienen que pensar mucho, porque Trump tiene la solución a través de su nieta, hija de una heredera del imperio Trump.
----------------------------
Por qué nieta de Donald Trump es una sensación viral en China

Tiene tan solo cinco años de edad, pero podría ser la mayor victoria diplomática de Donald Trump en China.

Un video de su nieta, Arabella Kushner, recitando poesía china se ha convertido en un fenómeno viral en todo el país.

Durante su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, Trump no tuvo más que duras palabras para Beijing.

Sin embargo, el dominio de la niña del mandarín está siendo interpretado por algunos como una señal oculta de la afinidad de Trump con el país.

En el video, hay varios elementos tradicionales chinos, el vestido de Arabella y elementos decorativos, como la letra china para la felicidad.

"Arabella quería tener una fiesta de #ChineseNewYear antes de ir dormir, el pasado domingo por la noche", escribió la hija de Trump, Ivanka, en un post a principios de este año. "Ella se vistió de arriba abajo e interpretó canciones y poemas para Jared, Joseph y para mí".

Ivanka dijo a la revista South China Morning Post hace cuatro años que su hija estaba estudiando mandarín con una niñera china.

http://cnnespanol.cnn.com/2016/11/15/por-que-nieta-de-donald-trump-es-una-sensacion-viral-en-china/
----------------------------------------
CHINA TIENE COGIDO A ESTADOS UNIDOS POR DONDE MÁS LE DUELE, POR LOS BONOS

China, el gigante asiático, el Enemigo Rojo a abatir y neutralizar ¡quién lo iba a decir! se ha convertido en el principal tenedor extranjero de deuda pública de Estados Unidos, superando a Japón. China, el gigante asiático, el Enemigo Rojo a abatir, protagonista de diversos roces con la primera economía mundial, ha acaparado 585.000 millones de dólares en bonos estadounidenses, frente a los 573.200 millones que acumula Japón. De enemigo a socio amigo en las cosas del dinero. O mejor dicho, más que socio, porque China tiene en sus manos buena parte de la deuda pública de Estados Unidos.
----------------------------------------
Sin embargo, una de las respuestas más sorprendentes ha venido a través de un tuit de uno de los medios controlados por el Partido Comunista chino. A pesar de tratar los comicios como una noticia de segundo nivel, el diario 'Global Times' se descolgó con un editorial en el que afirmaba que lo que piensan los norteamericanos sobre la victoria de Trump es “ahora puedo ir al baño tranquilo […] ya no tendré que compartirlo con un hombre que cree ser una mujer”, en referencia a las políticas relativas al colectivo LGBT llevadas a cabo por la Administración Obama.

http://blogs.elconfidencial.com/mundo/mondo-cane/2016-11-14/trump-estados-unidos-china-democracia_1289476/

Un saludo

#3

No mandan los gobiernos, sino los mercados. Dont worry, la nieta de Trump estudia mandarín

España pierde el diferencial positivo de inflación tres años después

El primer impacto de este alza de precios se traducirá en un menor poder adquisitivo para empresas y hogares.

Al margen de las previsiones oficiales y privadas, los datos de octubre revelan que la tendencia deflacionista ha tocado a su fin. El petróleo, principal elemento que impulsaba a la baja los precios, se ha estabilizado y ya recoge subidas en tasa anual. El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizó en octubre a una media de 46,74 euros, cuando un año antes lo hacía a 44 euros, lo que supone un incremento del 6,1%.

http://cincodias.com/cincodias/2016/11/15/economia/1479197296_572188.html

Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar