PIB y Gini

0 respuestas
    #1
    Feinmann

    PIB y Gini

    PIB y Gini

    Esta era una entrada obligada, después de prometer que me comería mis zapatillas si esta crisis no concluía con una progresión de las rentas del capital sobre las del trabajo y, por consiguiente, un aumento de la injusticia social (los capitalistas tienen la costumbre de ser rico, mientras que los que sólo poseen el fruto de su esfuerzo, tienen el frecuente vicio de ser pobres). Vamos a mostrar el marcador del partido obreros-capitalistas. En primer lugar, el gráfico de la participación de las rentas del capital en el PIB. Creo que no precisa mucha explicación. El PIB puede calcularse de tres formas distintas, todas ellas deben dar por supuesto el mismo resultado: como flujo de oferta, de consumo y de rentas. En este caso nos interesa fijarnos en este último, el cual se desgrana en tres componentes, rentas del trabajo (salarios), rentas del capital (intereses, dividendos, beneficios empresariales, rentas por activos inmobiliarios…), e impuestos a la producción e importaciones (podríamos decir, rentas que percibe el Estado). Los datos los podéis encontrar en el INE, INEbase –> Cuentas Económicas –> Contabilidad Nacional de España –> PIB a precios de mercado (es decir, que no me los invento, son los datos oficiales) Como resumen de una década (2000-2010), podemos concluir: Las rentas del trabajo han bajado del 49,5% al 48,2% del PIB. Es decir, los trabajadores perciben menos parte de la riqueza generada. Las rentas del capital han aumentado su participación en esta riqueza de un 40,5% a un 43%, lo cual es la consecuencia lógica de dejar operar a un sistema capitalista, que es por definición el que valora el capital por encima de los otros factores de producción (materias primas y trabajo). Los impuestos sobre la producción e importaciones han bajado de un 10% a un 8,8% en su participación en el PIB, consecuencia lógica de las políticas neoliberales emprendidas por el gabinete económico del P$O€ de adelgazamiento y subfinanciación del Estado, para dejar más espacio a la empresa privada. ¿Cuales son las consecuencias? Evidentemente, si los trabajadores reciben cada año menor porción del pastel de la riqueza nacional y los capitalistas más, y si el Estado, que cada vez recauda menos dinero, no es capaz de corregir esta deriva del capitalismo (e incluso la fomenta, con una fiscalidad y subvenciones regresivas)…la conclusión absolutamente necesaria de estas políticas económicas que favorecen a la burguesía no puede ser otra: un aumento de la desigualdad y la injusticia social. Tomo como medida de la desigualdad en una sociedad el indicador más extendido, el Coeficiente de Gini, pero hay otros. A mayor coeficiente de Gini, mayor desigualdad (DE INGRESOS, si hiciéramos una medida no con las rentas sino con la propiedad, saldría mucho más extremada). Gini=0 supone una sociedad absolutamente igualitaria (todos ganan lo mismo) y Gini=1 lo contrario, que 1 persona se apropia de toda la riqueza de un país y el resto no ganan absolutamente nada. Aquí se computan tanto las rentas del trabajo como del capital. Bien, veamos la evolución de la desigualdad en España: Los datos están tomados de Eurostat, pues el INE no muestra (o no soy capaz de localizar) más que años sueltos. Son, de nuevo, datos oficiales que, si hubiera alguna manipulación, sería para suavizar esta tendencia. Es evidente, tras una reducción de la desigualdad con la mejora del empleo, el aumento de la masa salarial y su presión al alza sobre los salarios, el crecimiento de la burbuja (del cual se beneficiaron principalmente las clases altas que tenían capital para invertir) provocó que esta tendencia hacia una sociedad más igualitaria se frenase. El pinchazo de la burbuja, que afectó principalmente a los trabajadores, con un aumento del número de desempleados y una presión a la baja en el kilo de mano de obra (materia prima abundante), hizo repuntar la desigualdad perdiendo rápidamente todo el terreno ganado. Pero no sólo fue la crisis, fue la respuesta del gobierno a la crisis, favoreciendo a los individuos más ricos, que fundamentalmente reciben sus rentas del beneficios de sus inversiones, frente a la masa de trabajadores. Irónicamente, la llegada del P$O€ al gobierno (Abril del 2004) puede relacionarse claramente con un aumento de la desigualdad y una prevalencia de las rentas del capital sobre las rentas del trabajo. Cuando afirmo que el gobierno del P$O€ fue más neoliberal que el gobierno del PP, al menos en las legislaturas del aznarato, no quiero hacer ninguna broma. En materia económica, el P$O€ adelantó al PP por la derecha, pisando el arcén. Estos gráficos son prueba de ello y, dentro de unos meses, podremos ponerle la guinda de la última vuelta neoliberal del gobierno, el infausto 2011. Aún considerando la crisis como inevitable (que si bien tuvo causas exógenas se manifestó con especial virulencia en España debido a su desequilibrio especulativo en el sector inmobiliario, cuyas responsabilidades tienen un claro matiz político), las consecuencias de esta crisis se podrían haber repartido de forma más equitativa, si no más justa haciéndolas recaer sobre aquellos que mayor culpa tuvieron, y más se beneficiaron de la burbuja. No fue así, y como demuestran estos gráficos, y estoy seguro seguirán demostrando las cifras del 2011 cuando sean publicadas, la crisis la han pagado los trabajadores, y de entre ellos las clases más pobres, abriéndose aún más la falla que separa la masa de trabajadores de la aristocracia económica. La conclusión que podemos obtener de dos legislaturas del P$O€, aún a falta de conocer los datos de su último año, es que dejaron un país más injusto, una sociedad más desigual, que cuando llegaron. ¿Cuánto de desigual? Comparándola con el resto de países europeos, sólo nos superan las provincias bálticas que fueron los laboratorios del neoliberalismo más puro del FMI: Letonia y Lituania, las primeras piezas en caer del tablero europeo al embate de la crisis (mientras que nadie habla de la resiliencia mostrada por los países más igualitarios y con un Estado del bienestar más desarrollado ¿derrochadores?, las escandinavas y centroeuropeas, las primeras en volver a crecer). Hemos adelantado en 2010 a los tradicionales campeones de la injusticia, Portugal, Reino Unido, Grecia e Italia!!! El mapa de la desigualdad en Europa queda tal que así: De un vistazo rápido podemos deducir que la desigualdad no es sinónimo de mayor riqueza y prosperidad, como quieren hacer creer los apóstoles del capital, sino bien al contrario. Son las sociedades más desiguales y con un estado social menos desarrollado las que peor comportamiento han tenido frente a la crisis, además son las que cuentas con economías menos productivas y mayor tolerancia del gobierno con la corrupción y el fraude fiscal, además de otros muchos problemas sociales asociados a la desigualdad (en los comentarios hay más enlaces interesantes).

¿Aún no eres usuario de Rankia?

Somos más de 660.000 usuarios

Regístrate y podrás:

  • Guardarte contenidos y usuarios
  • Participar en promociones especiales
  • Publicar mensajes en Foros y Opiniones
  • Participar en el Juego de Bolsa

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar