Hay que sacar ahorros de cajas intervenidas ¡YA!

0 respuestas
Hay que sacar ahorros de cajas intervenidas ¡YA!
Hay que sacar ahorros de cajas intervenidas ¡YA!
#1

Hay que sacar ahorros de cajas intervenidas ¡YA!

¿Por qué no hay que tener el dinero en bancos intervenidos?

El otro día, el pasado viernes, al salir del programa de Canal Sur TV "Tiene Arreglo" donde colaboro, dos compañeras contertulias, me preguntaron inquietas sobre la necesidad de retirar sus ahorros de las entidades financieras ante un posible corralito; o en caso de mantenerlo en que entidad estaba más seguro.

En estos tres días se ha producido el rescate del sistema financiero por la UE, lo que sin dudas a corto plazo va a suponer un pequeño alivio para nuestra banca, rebajando la presión de los mercados. Pero no nos olvidemos que si el sistema precisa de hasta 100.000. millones de euros es porque no los tiene, los necesita imperiosamente y con urgencia, hay que devolverlos con los intereses correspondientes en un plazo y unas condiciones aún a determinar; y de esa obligación de pago respondemos todos a través de nuestro Gobierno. Si ese dinero no es bien utilizado, y el rescate no se hace eficientemente nuestro estado será finalmente intervenido y en unas condiciones muy duras que pagaremos todos los españoles.

Antes de ese rescate, yo les recomendé a estas amigas que diversificaran los ahorros pues la situación era crítica y el fondo de garantía de depósitos estaba sin un duro, y el Estado último garante de los depositantes no podría él solo hacer frente al saneamiento global de la banca; y que ojalá Europa efectuara el rescate como así ha sido.

En cuánto a la pregunta de en qué Banco está más seguro; les indiqué que en principio en todos los españoles por igual (no ING, ni Banco Espíritu Santo) al estar 100.000 euros por ahorrador y entidad cubiertos por el Fondo de Garantía (FGD). Pero sólo en principio. Si el estado puede llegar a ser intervenido (ahora y a corto hay menos probabilidades), el Fondo no podría hacer frente a cubrir esos posibles agujeros, con lo cual los Bancos sanos, fuertes y solventes que aún tenemos dan más garantía: la del estado y la de la propia Entidad. Muchas de ellas tienen ahora mucho más crédito y liquidez que el propio Estado. Por tanto el dinero está más seguro en buenas entidades.

Pero además, y partiendo que al final fuera el FGD el que nos dé tranquilidad a todos los ahorradores por igual y que igual de seguro está el dinero en uno que en otro banco, los españoles tendrían que ser lo suficientemente conscientes y sensatos para tomar una decisión drástica y de sentido común:

Entre entregar mi dinero a una entidad insolvente, quebrada, mal gestionada, y que va a desviar miles de millones de euros de nuestros presupuestos a su salvamento en vez de a otras necesidades de la ciudadanía, o dejarlo depositado en un banco serio, solvente, con liquidez que no sólo no nos resta dinero a nuestros proyectos de país, sino que son los que cubren con sus aportaciones el FGD que nos asegura todos nuestros ahorros y los posibles boquetes de otros bancos y cajas, la decisión de los españoles debe ser clara.

Estas grandes entidades también son los únicos que prestan dinero a empresas y particulares y permiten que nuestra economía no encalle del todo.

En fin sus ahorros déjeselo a quién se lo merece, y corra a quitárselo a malos gestores. A quién le prestaría usted su dinero a un sobrino serio, formal, solvente o al golfo, tiraduros, que siempre está pidiendo, y no tiene oficio ni beneficio. Quién la hace que la page; no seamos condescendientes con los corruptos y los ineptos.

Pues este es el caso. Premie con su confianza a quien se lo merece, y no a quien casi nos ha llevado a la ruina.

Lógicamente no podemos dejar caer a ninguna entidad, pues nos llevaría a un corralito. Esas entidades tienen que desaparecer y su negocio volcado a entidades solventes, serias y con liquidez.

Mantener sus estructuras o su mera existencia no tiene ningún sentido, son un pozo sin fondo. Mantener directivos en cajas de ahorro en pérdidas y donde se han inyectado miles de millones de euros que cobran más de 600.000 euros al año; continuar con consejos de administración donde sindicalistas, políticos y otros personajes ajenos al oficio de banca disfrutan de privilegios, dietas y sueldos de postín; mantener en sucursales en pérdidas directores sin atribuciones con sueldos de más de 50.000 euros o mucho más, empleados sin responsabilidad por cantidades similares y un buen número de empleados sin oficio ni beneficio, meros cajeros o comerciales de “nada” con sueldos superiores a los 25 y 30.000 euros al año es un auténtico disparate en una empresa rescatada, subvencionada, en pérdidas y sin futuro.

La sociedad no puede permitir esto con lo que está cayendo.

El sistema financiero español no necesita un rescate necesita una reconversión.

Simplemente hay que liquidarlas, cerrarlas y volcar su negocio a otra entidad seria y saneada, y que haga BANCA. Y de eso sólo tienen la culpa ejecutivos y mandos sin oficio; directores generales docentes o políticos sin categoría ni habilidad para estos puestos; sindicatos vergonzosos y empleados sumisos, cobardes y condescendientes. Funcionarios del miedo.

100.000 millones de euros en ayudas de Europa para salvar sólo el 30% del sector bancario son tanto como lo concedido a Grecia para su rescate nacional. El problema es como se devuelve si se invierte en negocios no rentables.

Limpieza, cueste lo que cueste; nos jugamos el futuro del país. Apliquemos la ayuda a entidades serias y no a mercadillos financieros catetos y provincianos, como son el 90% de las cajas de ahorro de este país. Invirtamos la ayuda en banca productiva, bien gestionada; cerremos entidades sin futuro, y el dinero volverá a fluir para nuestros negocios. Dejar el dinero a entidades en quiebra, sólo les sirve a ellas, nunca a nuestra sociedad.

Retiren el dinero de esas entidades y dejen que las gestionen banqueros y bancarios con oficio: Banco Santander, BBVA, Bankinter, Banco Sabadell, Banesto, Unicaja... todos saldremos ganando.

Por último, para los particulares: el dinero está igual de garantizado en una buena entidad financiera que en una en quiebra; pero piensen por favor, quién se merece su confianza y dónde debemos dejar nuestro dinero, en manos de buenos gestores o de indolentes que no saben ni hablar en público, y saben de banca lo mismo que el portero de mi edificio.

Alguno de ellos recomendó no hace mucho a sus directores y empleados que si veían a alguien no estar a la altura de las circunstancias que soltaran lastre y que lo dejaran caer, pues que tomen nota y se apliquen su propia medicina. Son un lastre ellos y todo su equipo, que se vayan y sin cobrar multimillonarias indemnizaciones, y sus acólitos, jefes de departamentos, territoriales, zonas y otros que les han seguido sus pasos, si sienten un poquito de vergüenza ajena (cosa que ddo).

“ Banca Rota. La historia de una venganza” con misterio e intriga, crímenes relata muchas de las pequeñas miserias y personajillos que pueblan nuestra banca actual. ¡Así nos va!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar