Carta a los Argonautas agosto

2
 
Queridos Argonautas: 

El 16 de Diciembre de 2010 inició su camino el fondo anterior con un valor liquidativo de 10€ por participación. A 30 de Noviembre de 2018 representaba una ganancia del +38,23% sobre el valor inicial y desde el 1 de Diciembre de 2018 hemos continuado la ruta en el fondo GESTION BOUTIQUE VI ARGOS (en adelante “Argos”). A 31 de Julio el valor liquidativo- histórico- es de 16,790589€ (o, en liquidativo del GESTIÓN BOUTIQUE VI ARGOS: 120,985637€) lo que deja la rentabilidad histórica en +67,90% y en el año 2021 en +10,95%. El mes de Julio ha sido negativo para mercado el español, nuestra referencia. El Argos lo ha hecho mejor que éste pero hemos recortado ligeramente el valor liquidativo si comparáis con la Carta anterior. Al igual que en otras ocasiones los movimientos a corto plazo sólo sirven de distracción. La situación sigue complicada y por ello seguimos concentrados en el margen de seguridad y lo que os pueda insistir en la disciplina inversora sigue siendo fundamental. 

La siguiente tabla compara el valor liquidativo del Argos con los principales índices: 
IBEX 35 
Ibex35 con div 
IGBM TOTAL 
S&P 500div 
EuroStoxx50 div 
ESFERA I ARGOS 
De inicio a 31-7-2021 
-13.33% 
+40.80% 
+47.71% 
+338.43% 
+98.81% 
+67.90% 

 
Si hacemos la comparación viéndola en euros, tenemos que 100.000 euros invertidos en los índices o en Argos serían a esa misma fecha: 
 
IBEX 35 
Ibex35 con div 
IGBM TOTAL 
S&P 500div 
EuroStoxx50 div 
ESFERA I ARGOS 
De inicio a 31-7-2021 
86.667,73 
140.795,42 
147.708,75 
438.428,02 
198.813,02 
167.905,89 


 
COMENTARIO GENERAL 

“Para nosotros el test principal es la calidad de crédito, no invertir en empresas que necesitan continuo acceso a los mercados de capitales. O donde los clientes u otras partes relacionadas con la empresa pueden cortar relaciones sin coste o con muy poco. Eso ha sido el grueso de las pérdidas permanentes. Con los bajistas siendo tan poderosos, casi cualquier compañía puede ser hundida si necesita acceso continuado a los mercados de capitales. Incluso compañías como Goldman Sachs o GE. Hemos evitado esas compañías y hemos permanecido estrictamente ligados con compañías que tenían una posición financiera extremadamente sólida. En las operaciones ordinarias, las compañías pueden sufrir daños permanentes porque pierdan penetración en el mercado. Eso no son factores financieros. Estamos sujetos a ello. Y eso no ha ocurrido. La mayoría de las empresas que han sufrido pérdidas permanentes- Countrywide, Indiemac, incluso Goldman Sachs- ha sido porque ellas necesitaban un acceso relativamente continuado a los mercados de capitales. Eso no encaja en nuestro estilo. Lo primero que miramos es quedarnos con compañías que cuentan con posiciones financieras super fuertes.” 

Martin J. Whitman- 26 Marzo 2009 Whitman Briefing Book-2009, pág. 3 
“Aunque los mercados son generalmente racionales, ocasionalmente hacen locuras. Discernir las oportunidades que entonces se nos ofrecen no requiere de gran inteligencia, una licenciatura en economía o familiaridad con la jerga de Wall Street como alfa o beta. Lo que los inversores necesitan es la habilidad de despreciar tanto los pánicos como los entusiasmos y concentrarse en unos simples fundamentales. La voluntad de parecer poco imaginativo durante un periodo de tiempo sostenido- o incluso parecer un chalado- es también esencial.” 

Warren Buffett Carta a los accionistas de Berkshire Hathaway, 25 Febrero 2018 
“En BostonOmaha, hemos ido muy lejos para construir y mantener una fuerte posición financiera y para explicar por qué elegimos mantener una fuerte posición de liquidez, usar el mínimo de deuda, rehusar ofrecer garantías corporativas a las filiales y, generalmente, llevar el negocio con la expectativa de que la incertidumbre es la única certeza. 

Al mismo tiempo que el mundo comenzaba su cierre, con la NBA suspendiendo su temporada 2020, seguido por la NCAA, la PGA y una cascada de otros más, BostonOmaha cerró su adquisición de AireBeam, pagando en efectivo y comprometiendo millones en nuevas inversiones para una línea enteramente nueva de negocio. La fortaleza de balance es un antídoto poderoso contra la volatilidad del mercado, y el por qué preferimos mantener significativas cantidades de efectivo en vez de deuda. 

Esto no significa que los negocios de BostonOmaha no se vieran afectados. Lo fueron.” 

BostonOmaha 2020 Annual Letter to Shareholders 

Es como si toda una generación, o grupos dentro de nuestro país, hubieran rechazado la Revolución Americana y prefirieran la Revolución Francesa. La guillotina era la cultura de la cancelación definitiva. La Revolución Francesa no perduró, porque sus cimientos eran erróneos. Pese a todos los defectos de América, nuestros fundadores nos dieron un sistema que permitía la flexibilidad, el crecimiento y el cambio. 

Pero esa flexibilidad requiere discusiones abiertas en la plaza común. Las posiciones competidoras no necesitan ser aceptadas, pero deben ser permitidas. 

No es una cuestión de si regulamos Facebook, Google (Youtube), o Twitter. Ya lo hacemos. Les otorgamos excepciones bajo la Sección 230 de la Communications Decency Act, que no se aplican al New York Times o a Fox News (por ejemplo). Las empresas de medios están sujetas a  
reglas sobre la calumnia y el libelo, falsas informaciones de forma deliberada, etc. Ellos se auto censuran para evitar sanciones legales. Es un proceso complicado y lleno de triquiñuelas. En este aspecto, yo también opero bajo la misma normativa pues soy persona regulada. Han sido más de unas pocas veces a lo largo de los años en los que me he preguntado ¿Puedo decir esto? 

Creo que Zuckerberg o Dorsey deben ser capaces de hacer lo que quieran con sus empresas. Pero si “Nosotros, el Pueblo” les otorgamos excepciones legales de tal forma que no son responsables de lo que la gente escribe, ¿eso también les da la libertad de censurar a unos y no a otros? ¿Censurar alguna información o posicionarla en los buscadores? ¿Meter en la lista negra algunos pensamientos? ¿Permitir a algunos individuos anónimos decir cualquier cosa que quieran sin importar lo calumnioso o erróneo que sea? 

Neil Howe revisó el borrador de esta carta. Aunque soy escéptico sobre las leyes anti- monopolio, él ofrece un punto importante: 

Si es una industria competitiva, ¿a quién le preocupa si alguna plataforma individual censura lo que desee- o a los clientes de dicha plataforma, ya puestos? Debería haber infinidad de otras plataformas parecidas. Pero si no, entonces es probablemente un monopolio y debería ser tratado con la política anti- monopolio. 

En mi opinión [me niego a escribir IMO, nota mía], la industria no es competitiva para nada- tiene masivas e infinitas economías de escala y permite un inconsciente poder de establecer precios, en todo el proceso hasta la discriminación de precio a compradores individuales. Así que pienso que la ley anti- monopolio debe ser revivida del como en que se le puso en los 80 de Reagan y Bork. Por supuesto es sólo mi opinión. Pero no puedes tenerlo todo. No puedes lamentarte de la cultura de cancelación en las plataformas y a la vez, permanecer agnóstico sobre si este es un tema anti- monopolio.” 

John Mauldin- Thoughts From The Frontline, Jul, 3- 2021 

En la sección “Varios”, tenéis la comparativa frente a los índices desde que hemos cambiado de navío, aunque seguiré dando más importancia al histórico de largo plazo

Este mes de Julio ha sido algo raro, por así decir, han seguido subiendo los mercados europeo y americano y ha recortado España. Como sabéis- e intento recordaros en cada Carta- estos movimientos a corto plazo no son realmente importantes, ni indican ninguna tendencia. La volatilidad, el movimiento en tiempo real de los precios de las acciones o de los bonos en los mercados cotizados, es inherente a ellos y sólo representa las ganas de comprar o de vender de unos cuantos millones de inversores a lo largo de todo el planeta. 

Sus decisiones pueden ser determinadas por muchos factores, unos por expectativas de que las empresas- o los mercados en general- van a seguir subiendo y desean aprovecharse en el corto plazo; otros porque tienen su estrategia, que considero adecuada, de invertir cada mes, pase lo que pase, haga sol o caigan rayos y truenos, pues su objetivo no es el próximo final de año sino dentro de varias décadas. Otros estiman que ya han ganado suficiente- sea mucho o poco-, otros al contrario, que ya han perdido suficiente y creen que no deberían haber invertido jamás en bolsa. Otros necesitan el dinero que tenían invertido en los mercados para otras necesidades del mundo real (o físico, como contrapunto al financiero) y precisan realizar liquidez... otros, afortunados, han recibido un dinero extra y precisan colocarlo en algún sitio que les genere más que la inflación. Y, esto es  
importante, todos ellos, en algún modo pueden estar acertados o equivocados... pero es su decisión y de ella dependen los movimientos a corto. 

Por supuesto, algunos de ellos tratarán, antes de realizar ningún movimiento, de analizar el valor de tal o cual empresa y a ellos, en general, podemos encontrarlos dentro del mundo value. No es sinónimo de certidumbre ni de éxito... y en los últimos años muchos pueden verse algo confiados por la facilidad que están encontrando consiguiendo determinadas rentabilidades, otros se mantienen firmes con vistas al largo plazo, pues las cosas siempre pueden torcerse, y prefieren no invertir en según qué cosas. Ambos, también, en cierto modo pueden estar en lo cierto o equivocados a su vez. El problema es que la medición en tiempo real de lo que los “mercados” están haciendo “ahora”, afecta mucho a la mentalidad de los inversores y es complicado rehusar jugar a ese juego. Por eso siempre os recuerdo que lo importante es el largo plazo y mantener el rumbo inversor. 

La cita inicial y la de BostonOmaha están, por supuesto, relacionadas. Whitman nos recordaba la importancia de invertir en empresas con una solidez financiera importante, BostonOmaha nos indica que ellos hacen lo mismo en las empresas en las que invierten y consigo mismos, por lo que es una buena muestra de que, en líneas generales, seguimos el consejo de Whitman: BostonOmaha es empresa en nuestra cartera del Argos. Pero, no siempre supone un problema invertir en empresas que no tengan una posición financiera “tan sólida”. Hemos tenido situaciones así en el pasado- recuerdo ahora ArcelorMittal- y ha funcionado estupendamente. Y seguramente tendremos más situaciones así- más frágiles que el común de nuestras empresas- en el futuro. Lo que quiero indicaros con esto no es que Whitman esté equivocado, sino que ser flexible es un punto muy importante a la hora de invertir. 

Como sabéis, siempre os he comentado que mi intención básica es invertir vuestro dinero en empresas tipo compounder, es decir aquellas en las que podemos esperar que, a largo plazo, sean capaces de hacer crecer su valor intrínseco a buen ritmo y, con ello, el precio de su cotización le seguirá de una forma más o menos pareja, no igual. Esto lo podemos ver en Ferrovial, por ejemplo, o en la propia historia de Berkshire Hathaway. Sin embargo, aunque este sea el foco principal, también os he dicho que, cuando no encuentre al precio que quiero ese tipo de empresas, buscaré empresas mediocres, tipo net-net, cuyo precio esté tan bajo comparado con su valor intrínseco que el margen de seguridad nos permita optar a rentabilidades más que razonables. Y luego en renta fija, o en operaciones de arbitraje, o en liquidez pura. No me entendáis mal, Whitman también hacía algo parecido, simplemente cada inversor tiene un “toque” particular y su cartera, queramos o no, refleja en parte dicho estilo individual. Todos sabemos cómo debe bailarse un bolero... simplemente a la hora del baile con la chica, algunos somos un poco más gansos que otros. 

Respecto a BostonOmaha, admirable empresa en nuestra cartera y cuyo futuro es aún mejor que su actual presente, es importante recordar el mensaje final: en la crisis causada por el confinamiento, incluso las mejores empresas sufren o se ven afectadas de una forma u otra. Eso es normal. Quizás en esta crisis en particular, algunas empresas hayan hecho su Agosto, pero no será así en todas y cada una de las crisis que vendrán en el futuro. Eso no existe, sólo en los sueños más húmedos podemos esperar seguir en el Paraíso Terrenal como si la Caída del Hombre no se hubiera producido. Estamos en un valle de lágrimas, y éstas, a veces tocan a todos en algún momento u otro. Lo importante no es si, como os suelo decir con una analogía marinera, nos mojamos en la tormenta, sino si nuestro velamen sigue siendo útil, el timón no está roto, las vías de agua son reparables y tenemos la ruta clara. Lo importante es salir de la tormenta y aprovechar la misma, en lo posible, para reforzar nuestra nave. BostonOmaha lo hizo. 

 
La cita de Buffett, aunque corta, es muy relevante pues recuerda las verdades más firmes del mundo de la inversión. No es una cuestión de un coeficiente intelectual deslumbrante (recordad el caso del Mensa Investment Club tal y como os escribía en el libro El lemming que salió raro- Ed. Eje Producciones Culturales, 2012- en el capítulo titulado “Suave como visón- That touch of mink”), ni de tener una licenciatura ni de hablar como los “financieros”- que, lamentablemente, en España, cada vez nos estamos volviendo más idiotas y más espanglish. La cuestión, en sí, es de carácter, de entender cómo funcionan los mercados, de saber qué estamos comprando, tener la paciencia adecuada cuando las cosas no nos van bien- salvo al “cuñao”, que siempre le sale todo fenomenal- y mantenerse firmes cuando las aguas vienen turbulentas. Los “simples fundamentales” de los que habla Buffett dependen, en realidad, de cada empresa. Para algunas lo importante es vigilar su ratio de endeudamiento y su ROE, para otras es la solidez financiera de su balance y su pago en dividendos, otras será importante el equipo directivo y su decisión sobre el exceso de efectivo que tienen, otras la forma en que manejan sus inversiones y adquisiciones... pero en realidad, al final son cuatro datos importantes sobre una determinada empresa a la que venimos siguiendo a lo largo de los años y que entendemos su funcionamiento. No se necesita en todas usar una hoja de cálculo complicada o con muchos detalles... generalmente es al revés, entendemos mejor una empresa y, con ello, comprendemos mejor su valor intrínseco cuando somos capaces de ceñirnos a unos pocos datos sobre la misma. 

En cambio, mientras eso es relativamente fácil de conseguir, no lo es la parte final de la cita: la capacidad de aguantar siendo el raro, el zoquete, el ridículo... la capacidad de aguantar el que nos estén diciendo que estamos equivocados. ¡A veces lo estaremos, desde luego! Pero no será siempre y no será lo habitual; si somos capaces de centrarnos en conocer las empresas, a veces meteremos la pata. Con suerte una en cada ocasión, pero a veces, las meteduras de pata vendrán en compañía de otras y entonces parecerá que “hemos perdido el toque”, que nos hemos quedado obsoletos, que ya no sabemos invertir, que ahora somos imbéciles redomados y... ¡qué se yo! Sin embargo, no será así... y esos momentos de desajuste respecto al mercado o de otros inversores, será un momento excelente para invertir. 

Ha llegado el turno de la última cita y ésta, os aviso, será algo más filosófica y tiene relación con mi último libro- al que esta cita viene a confirmar, en parte- Value Investing: Austria vs Salamanca (Ed. EOLAS, 2019), que espero que pueda presentar en Rankia- Valencia y en Madrid en Octubre o Noviembre, pues tuvimos que suspender la presentación debido a la pandemia del año pasado. Ya os avisaré para que podáis asistir. 

Esta cita de Mauldin es realmente importante. No está relacionado el tema con la inversión de una forma directa- no nos da consejos de inversión en una empresa, ni nos dice cómo analizar un bono corporativo, etc-, pero sin embargo sí tiene su relación, indirecta, con el mundo de la inversión y de la economía (de hecho, la Escuela de Salamanca no estarían muy contentos con esta deriva actual de los acontecimientos por sus implicaciones morales que, a fin de cuentas, era lo que les movía a razonar- y lo han hecho mejor que nadie). 

La economía y las finanzas, la inversión es una actividad realizada por los seres humanos- unos más humanos y otros más brutos-, y por ello, su actuación se ve involucrada casi siempre o como mínimo en las decisiones más importantes por los aspectos morales de su decisión. Esto es así, va con el Hombre y cuando insistimos tanto en el tipo de directivos que nos gusta tener al frente de nuestras empresas no sólo nos estamos refiriendo a máquinas sin sentimientos que se dedican exclusivamente a ganar dinero. Eso pasaba en los años 80, con la figura de los yuppies, Gordon Gekko  
recomendando comprarse un perro en vez de tener un amigo y cifrando la vida en “o millonario o nada”. Y mucho de ese espíritu sigue presente en el sector financiero como os he comentado en otras ocasiones debido, sobre todo, a los incentivos perversos y a la propia debilidad del ser humano. Como explico en el libro, la libertad del Hombre es un don para poder elegir el Bien, no simplemente “elegir”, y dicha voluntad se halla dañada... de ahí que las decisiones del Hombre puedan resultar tan problemáticas a nivel moral en más de una ocasión.



Esto, por cierto, es uno de los errores de Mises y su “acción”, que no es tal sino simple “praxis” materialista como si todas las decisiones del Hombre fueran tan inocuas o neutras a nivel moral como decidir comerse un Whopper o un Big Mac; no... también hay otras decisiones que conllevan cómo tratamos a los demás y que, por tanto, tienen implicaciones morales, que es, precisamente, lo que no contempla Mises por un utilitarismo del que Hayek terminó renegando pues le llevaba al socialismo. Pero de dichos errores beben los que Mauldin critica en la cita. 

Cuando habla de que, al menos una generación, ha decidido elegir la Revolución Francesa frente a la Americana se equivoca por poco, pues aunque la Francesa fue mucho más destructiva, menos complaciente y comprensiva, menos tolerante con las discrepancias, la Americana tampoco sale de rositas. Pero claro, puestas una al lado de la otra es como el oro olímpico y la no clasificación para los Juegos. La diferencia entre ambas es brutal en los inicios y, desde luego en su desarrollo. Pero el fallo de ambas tiene que ver con sus inicios ideológicos, que son comunes, aunque entre ellas se hayan desviado hacia lados distintos de la ideología, los errores fundamentales los llevan consigo. 

Cuando habla de que los fundadores de Facebook o Twitter “deben ser capaces de hacer con sus empresas lo que quieran” (entendido dentro de la ley, claro), es un planteamiento que ellos se han tomado al pie de la letra y basándose en algo que forma parte de dicha ideología: “mira tu propio interés, que te dejen hacer, que dejen pasar, y...el mito de la mano invisible: aunque mi comportamiento no sea edificante, el “mercado” como un nuevo dios, hará salir al Bien del Mal y todo quedará no sólo arreglado, sino mejor”. Y claro... hacen lo que les da la gana y lo que a ellos les interesa para su propio interés, censurando- de ahí la “cultura de la cancelación”- a quien les viene en gana, sea usted, yo o el Presidente de EEUU. Es entonces cuando los fallos de la ideología quedan al descubierto y entonces, los más moderados entre los defensores de la misma, se llevan las manos a la cabeza y dicen, como Ortega y Gassett, cuando vio que la Segunda República que él contribuyó a traer no resultaba en lo que esperaba: “no es esto, no es esto”. Claro que no era esto, ni lo que prometía la ideología, ni lo que se suponía debíamos esperar del capitalismo- que es mejor defender el sistema de libre empresa o libre mercado y no específicamente el “capitalismo” como tal- , ni es lo que esperaban de la mano invisible. 

Repito el mensaje principal del libro y que tiene mucho que ver con esta cita y sus consecuencias: hay que defender la libertad, no el liberalismo que no son lo mismo. Como advirtió el Papa León XIII- perdonadme los no católicos, pero sin pedirle a nadie que crea sí le pido que, al menos, escuche: 

La causa de este prejuicio [se refiere al prejuicio en contra de la Iglesia por pensar que esté en contra de la libertad, nota mía] reside en una errónea y adulterada idea de la libertad. Porque, al alterar su contenido, o al darle una extensión excesiva, como le dan, pretenden incluir dentro del ámbito de la libertad cosas que quedan fuera del concepto exacto de la libertad

Nos hemos hablado ya en otras ocasiones, especialmente en la encíclica Inmortale Dei, sobre las llamadas libertades modernas, separando lo que en éstas hay de bueno de lo que en  
ellas hay de malo. Hemos demostrado al mismo tiempo que todo lo bueno que estas libertades presentan es tan antiguo como la misma verdad, y que la Iglesia lo ha aprobado siempre de buena voluntad y lo ha incorporado siempre a la práctica diaria de su vida. 

S.S. Papa León XIII (negritas mías) Carta Encíclica Libertas Praestantissimum (gracias a Daniel Marín por ella) 

No os engañéis pues Mauldin está en lo cierto, la capacidad de estos directivos de hacer lo que quieran, incluso cercenar la libertad de aquellos que no comulgan con sus planteamientos, no se lo han ganado, se les ha otorgado, se les ha concedido y ellos, con esa libertad que es un inmenso poder, en vez de hacer caso al tío Ben de Peter Parker- Spiderman, ya sabéis- de que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, lo que han hecho con ese gran poder es abusar de él de forma irresponsable. Muchos liberales, al ver esto han empezado a dejar de defender a quienes estaban defendiendo sólo meses antes. El derecho de calumnia, que ningún liberal moderado aceptaría (Hayek, por ejemplo), sin embargo ha sido defendido por otro de los grandes popes liberales: Murray N. Rothbard lo defendía en su erradísimo libro sobre una ética liberal, entre otras sandeces, con perdón. He insistido muchas veces en que aquellos que piensan que es posible mantenerse en una línea moderada en esta ideología están equivocados. Si se mantienen en la parte moderada NO es por coherencia con la propia argumentación de la ideología, sino por sus propios convencimientos morales o por su propia cosmovisión del Hombre- que casi siempre deriva de la religión. 

Si realmente pretenden ser consecuentes y coherentes con dicha ideología ésta les termina llevando hacia donde estamos yendo y que critica Mauldin con razón, y aún mucho más allá. En el libro explicaba que, incluso el propio Rothbard que es de los más extremistas en su argumentación, aún se quedó corto... el razonamiento le lleva aún más allá. Y en ese más allá no se encuentra el paraíso liberal prometido, sino el Horror. 

Creo que para un inicio de Agosto, ha sido más que suficiente materia para reflexionar y pensar. Os incluyo la cartera completa incluyendo los pesos de cada título.



 
Algunas Operaciones 

Empecemos hablando de una de nuestras empresas en cartera, la fabulosa GARMIN que ha presentado recientemente sus cuentas del segundo trimestre y merece la pena echarle un vistazo para entender porqué está teniendo tan buen comportamiento en bolsa. 

En primer lugar hay que tener en cuenta que este segundo trimestre goza de una ventaja comparativa, ha de hacerse respecto al segundo trimestre del año pasado cuando lo peor de la pandemia había asolado las economías mundiales, por lo que los porcentajes de “mejora” respecto al año que viene no hay que tenerlos como algo fácilmente repetible en el futuro. Sin embargo, sí es importante ver que la empresa logró salir más fortalecida de dicha crisis y que está recuperando terreno y manteniendo tanto sus márgenes como su calidad, lo que es una estupenda señal de cara al largo plazo pues permite incrementar el apego de los clientes a sus productos y servicios y, con ello, facilitar la capacidad de incrementar precios y márgenes resultando en un crecimiento del valor intrínseco de la empresa.
 


 
En estas tres gráficas podemos ver la evolución y las perspectivas de GARMIN para este año. Por un lado, como decimos, ha salido reforzada de la crisis y por otro lado, mientras los segmentos tradicionales van recuperando forma, los nuevos están teniendo una aceptación estupenda, lo que les está llevando a asumir un beneficio para este año superior al que inicialmente estimaron. No es que me preocupe mucho este tipo de estimaciones a corto plazo, pero sí es indicativo de que las perspectivas que tienen basadas en los datos reales actuales son más optimistas de lo inicialmente previsto. Eso es suficiente para seguir confiando en esta magnífica empresa. 

Un comentario sobre CLARUS que os la refresqué el mes pasado y publicó su segundo trimestre.


 
Al igual que la que decíamos en la comparativa trimestral de GARMIN, en este caso es parecido: parece más de lo que debemos esperar debido al bajo nivel del trimestre equivalente del año pasado. Y sin embargo, pese a ello, los resultados presentados demuestran que la evolución de la empresa es espectacular- y en bolsa ya hemos más que doblado la inversión inicial. De la misma forma que los resultados son buenos, incluyendo reducción de deuda- que no era mucha-, las estimaciones para el futuro han sido mejoradas, lo que, insisto, no es lo más importante en sí cuanto lo que suponen como evolución de los negocios según la visión del equipo directivo. La adquisición que realizaron hace dos meses de la australiana Rhino-Rack es un complemento estupendo para el resto de la cartera de negocios de CLARUS y supone una nueva vía de generar valor en el largo plazo, por lo que estimo que su valor intrínseco se ha visto reforzado- pero de momento, aún no lo incluyo dentro de la gráfica comparativa entre el valor intrínseco y el valor liquidativo. 

Respecto a BOSTON OMAHA, podemos decir que su comportamiento está siendo, más que satisfactorio, espectacular. El dúo directivo está creando una empresa con diferentes áreas de negocio, todas ellas basadas generalmente en negocios con una fuerte capacidad de enviar un fuerte flujo de efectivo a la matriz y, desde luego, siguen contando con una fabulosa solidez financiera pues, como indican los dos CEO en la carta anual, prefieren contar con suficiente liquidez para poder aprovechar las oportunidades que se presenten. 

Y se presentan. 

El año pasado, que como sabemos fue un año muy complicado, los directivos no se quedaron quietos sino que además de procurar la solidez de las filiales existentes y de generar facilidad de crédito para esa situación, aprovecharon para invertir el capital captado en tiempos mejores- como ellos dicen, su política es captar liquidez cuando no es necesario, de esta forma la tendrán disponible cuando realmente lo sea. 

No sólo fue la incorporación de AireBeam y Utah Broadband y lo que supusieron de entrada de lleno en un nuevo modelo de negocio con amplios márgenes y clientes bastante fieles (son la división de la instalación de fibra óptica en el mundo rural), y además, otro nuevo centro de generación de futuros flujos de caja para nuestra empresa es BOAM- BostonOmaha Asset Management. Logic Commercial Real Estate, donde BostonOmaha BOMN tiene un 30% de posición, ya le ha generado, vía dividendos, más que el dinero que invirtieron en adquirir esa posición

Respecto a la división principal- Link Media, letreros de carretera- siguen incrementando su cuota de mercado adquiriendo nuevas plataformas, lo que es una enorme ventaja de cara al futuro pues precisamente ahí se encuentra una gran barrera de entrada, dado que las adquisiciones de nuevas plataformas vienen con grandes sumas de depreciación y que son superiores al coste de mantenimiento de las mismas, las cosas no pueden ser mejores.

 
La filial que veis nuevecita en 2020, Yellowstone Acquisition Co., es, en realidad, un SPAC creado por BOMN para poder invertir en nuevas adquisiciones. Y saben hacerlas... un ejemplo: La filial Dream Finders Home, que figura dentro de las inversiones minoritarias en esa gráfica, ha empezado a figurar dentro de la sección de General Securities pues ha salido a cotizar. BOMN tiene un 5.6% del capital de esta filial y en su día invirtió $10 millones. Actualmente, esa sola inversión tiene un valor de mercado de $100 millones (que no está reflejado en la gráfica de la carta del 2020). 

BostonOmaha es una auténtica joya que nos seguirá dando grandes alegrías en el futuro y no puedo más que disfrutar y recomendaros disfrutar con los proyectos que Adam y Alex, los dos co-CEOs, están planteando. 

Varios 

El nivel de liquidez actual es el 21,81% y 20 empresas, aunque serían 19 si recordáis lo que os he comentado de CAMBRIA Automobiles. Contamos con unos 180 argonautas de toda España y unos 8.000.000 euros bajo gestión. 

En los últimos días se han incorporado unos tres nuevos argonautas gracias a uno de vosotros- Raúl, no te escondas - con pequeñas aportaciones mensuales y un objetivo de muy largo plazo, por ejemplo un nuevo argonauta de 13 años. Es un placer contar con argonautas tan comprometidos con la marcha del fondo como sois vosotros, de verdad que no hay forma de encomiar suficientemente el apego que sentís por el que es “vuestro” fondo. 

El valor liquidativo de este Argos respecto al valor intrínseco que hemos calculado y tenéis en la última gráfica es equivalente a comprar un billete de cien euros por 61,98€, lo que supone adquirir las participaciones del Argos (recordad, a partir del 11 de Diciembre de 2019 GESTIÓN BOUTIQUE VI ARGOS) con un significativo margen de seguridad. Por cierto, he preferido ajustar la rentabilidad al valor liquidativo anterior -para seguir con el histórico tradicional de largo plazo-, pero el valor liquidativo oficial del GESTIÓN BOUTIQUE VI ARGOS es diferente como podéis comprobar al ver vuestra posición. 
 
Para aquellos de vosotros que tenéis curiosidad en ver cómo nos estamos comportando desde que estamos en el fondo actual, la comparativa con los índices- y siempre con dividendos brutos reinvertidos, obviamente- es la siguiente: 
 



Por cierto, algunos de vosotros me pedís información sobre cómo daros de alta en el nuevo fondo en Andbank/MyInvestor; hasta que no me faciliten un enlace para poderos dar de alta ligados a mí, es preferible que contactéis conmigo en la dirección de correo electrónico que tenéis abajo. 

Como siempre agradeceros nuevamente vuestra confianza y apoyo continuado. 


  1. en respuesta a Peroga
    -
    #2
    13/08/21 15:21
    Buenas tardes Peroga, muchas gracias por tu comentario. Vamos con las respuestas que, seguro, no serán tan interesantes como las preguntas.
    Sobre los índices, aunque lo he explicado en otras ocasiones, si me pasas por privado tu mail te envío la Carta de Noviembre 2015 en la que lo detallaba un poco más. Básicamente el tema de usar índices globales sólo porque el fondo pueda invertir o esté invertido en empresas de muchos países es algo que tiene más que ver con la industria de fondos que con los inversores en realidad. Cuando lo expliqué, comentaba que cuando Buffett comenzó les dijo a sus inversores en el partnership que aunque su índice de referencia para batirlo era el Dow Jones (entonces, luego lo cambió al S&P500), con dividendos brutos, su cartera no tendría mucho que ver con dicho índice. Pabrai ha tenido situaciones en las que no ha tenido ni una empresa en EEUU y sin embargo ha seguido comparándose con el S&P500 (con dividendos brutos); Robert Vinall ha tenido una experiencia similar, invierte en todas partes pero se compara contra el Dax. El motivo no es que mi cartera se parezca al índice (incluyo el S&P500 y el Eurostoxx50 con dividendos brutos ambos, sólo a modo de indicación, no para seguirlos), sino que debo tratar de batir al índice por defecto que tendrían los inversores españoles y que, nos guste o no, es el Ibex35- con dividendos brutos, claro. Sólo sigo la referencia de Buffett y demás, no la de la industria. Cuando el Ibex me vencía (año 4 desde el inicio), nadie se fijaba en si el Ibex era representativo de mi cartera. Ni lo era entonces, ni tiene por qué serlo. Eso es cosa de la industria como digo... cuando convenzan a Buffett, Pabrai y demás de que deben seguir sus consejos, entonces quizás cambie yo también... pero veo difícil que les hagan mucho caso. ;)

    Sobre el tema "liberal"... veamos, lo primero no es mi tesis- aunque lo defiendo, claro. Cuando empecé a leer sobre la escuela austríaca me parecía que era correcto y demás, y por otro lado defender la libertad es bueno en sí mismo. La libertad es una buena cosa... o lo parece. El problema es cuando empiezo a ver cosas que no me encajan... y generalmente, son todas referidas al plano moral. En el libro comento un par de temas más económicos- por ejemplo la teoría subjetiva del valor- en la que indico que tienen más razón los Escolásticos que no los austríacos desde la óptica del value (que es lo que veo en el mundo real), pero principalmente mis problemas son de índole moral. Ya que hablas de Rallo, he comentado en varias ocasiones que, aunque es una persona estupenda lo poco que he coincidido con él, creo que cometió un error enorme con su libro- conjunto a Braun- de "El liberalismo no es pecado", pues con ese título que parece trata de responder al  "El liberalismo es pecado" del padre Sardá i Salvany que se va a reeditar, afortunadamente, la respuesta se queda en nada... pues no responden- no pueden- a ninguna de las acusaciones fundadas que hace el sacerdote del siglo XIX.

    El problema, como digo es que se trata de defender la libertad, no el liberalismo, que no son coincidentes ni representan lo mismo. El problema es que la buena fe de muchísima gente entiende que "liberalismo" es igual a defender la libertad, sin preguntarse jamás si lo que es la libertad en realidad es lo mismo que defiende el liberalismo. No lo es. En teoría, con suerte podré volver a Rankia en Octubre/Noviembre y podríamos tener una charla sobre el libro y estos temas y podríamos profundizar algo más que en este mensaje... pero en cualquier caso, tienes mis datos de contacto (te los he pasado) y podemos seguir este asunto cuanto quieras.
  2. #1
    13/08/21 13:44
    Buenas tardes Miguel,

    Son muy interesantes tus cartas mensuales por las reflexiones y citas que incluyes. En cuanto al Fondo, los resultados son satisfactorios aunque la comparativa con los índices americanos (que es la referencia para cualquier fondo de renta variable que no se limite a las acciones de un país) o con un índice global tipo MSCI,  deja a muy pocos fondos por encima y alienta la preferencia por la gestión pasiva si te incorporas en los inicios de ciclo. Por eso, pienso que quizás sería conveniente que además de la rentabilidad incorpores alguna medida de volatilidad en tus comparativas.   

    Por otra parte, a mi me resultaría muy atractivo si Rankia o cualquier medio organiza un debate sobre tu tesis en relación al componente "moral" que no incluyen los economistas austriacos en sus postulados. Quizá te podrías enfrentar a algún representante de estas opiniones como Juan Manuel Rallo por ejemplo, y no sé si a raíz de tu libro esto ya se ha dado. Entiendo que en general los liberales (teoría y práctica superior para mi a otras tanto en el plan político como económico) sitúan sus límites en el respeto a la Legislación y a los  derechos/libertades de cada persona más que en un concepto moral que depende de las creencias particulares de cada uno. Gracias por la carta y un saludo.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar